noviembre 01, 2014

La renuncia de Peña Nieto

Jorge Ramos Ávalos (@jorgeramosnews)
Reforma

Como periodistas estamos obligados a reportar que hay muchos mexicanos que están pidiendo la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto. No reportarlo sería mentir, hacerle el juego al gobierno o, peor aún, autocensura.

Miles han pedido su renuncia de la Presidencia en las múltiples protestas por la desaparición de 43 estudiantes y en las redes sociales. Los testimonios, los videos y los tweets ahí están. No estamos inventando nada. Así que hablémoslo.

¿Por qué piden su renuncia? Por incapaz, por no poder con la violencia que aterra al país, por los altísimos índices de impunidad y corrupción, por tener una política de silencio frente al crimen y, sobre todo, por la terrible y tardía reacción ante la desa- parición de 43 estudiantes en Guerrero.

Peña Nieto actuó con incomprensible indiferencia y negligencia: se tardó 11 días en hablar en público desde que ocurrieron las desapariciones; se ha negado a realizar una sola conferencia de prensa o una entrevista con un periodista independiente -de hecho, no ha respondido a una sola pregunta sobre el tema; y tuvieron que pasar 33 días para reunirse con los padres de los estudiantes desaparecidos. Todos errores. Eso es precisamente lo que un presidente no debe hacer nunca.

Un presidente nunca debe esconderse, y Peña Nieto se ha escondido. No ha querido dar la cara. Me ha tocado cubrir muchas crisis internacionales y los mandatarios, generalmente, salen en público, responden preguntas y toman responsabilidad de los hechos. No es el caso de Peña Nieto. Y cuando el presidente no preside y se achica, deja al país a la deriva.

En México los presidentes no renuncian. Hay muy pocos casos en nuestra historia. Se quedan seis años en el poder, pase lo que pase. Pero la Constitución sí contempla una salida.

El artículo 86 de la Constitución mexicana dice: "El cargo de Presidente de la República solo es renunciable por causa grave, que calificará el Congreso de la Unión, ante el que se presentará la renuncia". ¿Es "causa grave" lo que está pasando en México respecto a la inseguridad, impunidad e incapacidad para gobernar?

Datos. Una encuesta del INEGI confirma que el primer año de Peña Nieto fue peor que los últimos dos de Felipe Calderón. En el 2013 hubo 10.7 millones de hogares que sufrieron algún delito (33.9% de la población). Datos. El 67 por ciento de la población dice que vivir en su ciudad es "inseguro". Datos. El 93.8 por ciento de delitos no se denuncian, en su mayoría, por desconfianza a la autoridad. Datos. Hubo más secuestros en el primer año de Peña Nieto que en cualquiera de los seis de Calderón, según la Secretaría de Gobernación. Y el 2014 también viene mal. Ve aquí los datos oficiales http://bit.ly/1moTYql

¿Cuántos mexicanos quieren la renuncia de Peña Nieto? No hay, todavía, ninguna encuesta que se haya atrevido a preguntarlo. Lo cierto es que para millones de mexicanos Peña Nieto no ganó limpiamente la elección del 2012 y esa percepción de ilegitimidad complica su mandato. Además de tener una elección cuestionada y un apoyo minoritario -solo 38% del voto- ahora no puede con el puesto. Le quedó grande. Eso es grave.

Ante la violencia, Peña Nieto ha sido un presidente débil, huidizo. Prácticamente se esfumó ante la matanza del Ejército de 22 civiles en Tlatlaya y ante los muertos de Guerrero. Lejos quedaron los discursos triunfalistas por las 11 reformas y la construcción del nuevo aeropuerto capitalino.

Peña Nieto, desde luego, no va a presentar nunca su renuncia. Ni este Congreso -con sus complicidades y alianzas- se atrevería a sugerirla. El gobierno seguramente dirá que los pedidos de renuncia al Presidente son producto de un pequeñísimo grupo de radicales y resentidos. Pero eso no es cierto. Esto apunta a un vibrante y naciente movimiento cívico y democrático. La marcha al Zócalo del 22 de octubre fue una de las más grandes de este siglo en México. Imposible no verlo.

Es irónico que uno de los presidentes más jóvenes que ha tenido México haya perdido el apoyo de los jóvenes. Dudo que el Presidente pueda ir hoy a alguna universidad del país. El futuro ya le dio la espalda a Peña Nieto. Y no habrá viaje internacional sin protestas por las violaciones a los derechos humanos en México.

Pedir la renuncia de Peña Nieto es, por ahora, solo un ejercicio de libertad y de protesta. Y como reporteros lo debemos contar. Cuando hay abusos de poder, el periodismo tiene que ser contrapoder.


@jorgeramosnews


Leer más: http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/editoriales/editorial.aspx?id=39483&md5=296cff127522cd5cf2b5dcca4e53d083&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe#ixzz3IdFXbSWB
Follow us: @reformacom on Twitter

agosto 05, 2013

Avanza la legalización-regulación de la mariguana

Rubén Aguilar (@RubenAguilar)
Consultor y profesor de la Universidad Iberoamericana
raguilar@eleconomista.com.mx
El Economista

La semana pasada en el sur y norte del continente se dieron pasos decisivos en el proceso de aprobación de la legalización-regulación de la mariguana. Se trata de una tendencia mundial que se propone sustituir el paradigma prohibicionista y punitivo que se impuso al inicio de los años 60, y que -es evidente- ha fracasado.

En Uruguay, los diputados aprobaron una legislación que legaliza-regula la producción, venta y consumo de la mariguana. Falta todavía la votación de los senadores, que será dentro de dos meses, y hay seguridad de que van a ratificar la decisión de los diputados.

De esta manera, Uruguay se convertiría en el primer país del mundo, estamos a 60 días de que eso ocurra, que legaliza-regula el conjunto de todos los pasos del proceso ligado a la mariguana, que era legal o se admitía su uso hace apenas 60 años.

La decisión de los congresistas uruguayos, que tiene el apoyo mayoritario de la población, cambia el estatuto de la discusión sobre la legalización-regulación de la mariguana en el mundo y, de manera muy particular, en América Latina. Echa por tierra una serie de mitos y tabúes que han estado presentes desde que inició el paradigma prohibicionista y punitivo.

El presidente del Uruguay, José Mújica, fue quien mandó la iniciativa de ley al Congreso de su país como una manera de hacer frente de mejor manera y con mayores instrumentos al problema de salud que implica el consumo de las drogas y también de la violencia que está asociada a ellas.

En Estados Unidos, Illinois se convirtió en el estado 20 en legalizar la mariguana para usos médicos. De ésos hay dos, Colorado y Washington, que también la han legalizado-regulado para usos recreativos.

El gobernador del estado, Pat Quinn, al hacer el anuncio de la nueva ley, dijo que estaba seguro de que la mariguana para usos médicos, como lo prueba la historia, pero también estudios médicos recientes, va a proporcionar alivio a la gente enferma que la utilice.

La nueva ley entrará en vigor en enero del 2014 y, según el Gobernador, tiene uno de los estándares más exigentes del país, que incluye la verificación de antecedentes de todo el personal que trabaje en los dispensarios donde se venderá la mariguana y la vigilancia constante en los centros de cultivo.

En el estado de Illinois, la ley contempla para los pacientes una lista de 30 padecimientos o enfermedades que son las que cubre el programa piloto de la mariguana médica que se va a desarrollar los próximos cuatro años.

México, más que otros países, entre otras cosas por los niveles de violencia y por la vecindad con EU, no puede seguir evadiendo discutir a fondo la posibilidad de la legalización-regulación de la mariguana. Es cierto que se empiezan a generar importantes foros de debate y que congresistas del PRD han asumido el tema, pero falta que se sumen las autoridades de todos los órdenes de gobierno.

julio 29, 2013

“Hacíamos encuestas a modo; AMLO dictaba las preguntas”

Todos en la campaña de 2012 veían como beneficio contar con Covarrubias, la “encuestadora propia”
A nadie le importaba la verdad, sino que le diera mejores números al tabasqueño, dice el consultor


La Razón
Julio 29, 2013

Mientras Andrés Manuel López Obrador criticaba que se amañaban las encuestas en su contra durante su campaña presidencial, él hacía los mismo con la empresa encuestadora Covarrubias. Le pedía sondeos a modo e incluso le dictaba las preguntas, aseguró Luis Costa Bonino, asesor de la campaña de AMLO a la Presidencia en 2012.

En un documento post scriptum al análisis que dio a conocer el pasado 9 de julio, el analista uruguayo, expone que en el equipo del político tabasqueño: “curiosamente todos consideraban una ventaja tener esta encuestadora ‘propia’. A nadie parecía interesarle la verdad o la información confiable, sino el hecho de que esta empresa nos concediera ‘mejores números’ que las otras”.

Recuerda que “apenas llegado a México, vi que el procedimiento por el cual se producían las encuestas era muy extraño. Casi todas las preguntas las generaba el propio Andrés(Manuel López Obrador). Éstas eran anotadas en unos cuadernos por sus secretarios. Luego se transferían a la empresa Covarrubias, que era la encuestadora oficial. Este hecho era conocido por todos, por propios y ajenos”.

Pero este trabajo no servía para hacer un análisis objetivo de la campaña, indica el autor del libro Manual de Marketing Político. “Las preguntas hechas por AMLO sólo tenían la función de confirmar sus prejuicios, porque sus cuestionarios estaban elaborados con preguntas que ya preestablecían las respuestas. Los secretarios, en cambio, anotaban presurosos las ideas de López Obrador, como si fueran los grandes descubrimientos de la sociología”.

Ante el cerco informativo que padeció AMLO, sobre todo en los resultados de los sondeos que siempre daban una amplia ventaja a Enrique Peña Nieto, Costa Bonino intentó explicarle la función: “Él no me contradecía, pero parecía pensar en otra cosa. En un momento dijo que iba a hacer una pregunta, para medir en su encuesta. Era sobre la inseguridad. Preguntaba al entrevistado si creía que había delincuencia porque la gente era mala, otras dos opciones que no recuerdo, pero que eran muy poco relevantes, o porque la sociedad era injusta”.

Ante el hecho de que López Obrador prefería los cuestionarios manipulados a su favor, el asesor en las campaña de François Mitterrand y Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros, concluye:

“Para mí los únicos números buenos eran los reales, fueran lindos o feos. Pero no pude obtener nada de esa, aparentemente feliz, sociedad entre AMLO y Covarrubias.”

Con resignación precisa, en ese plano también, tuvimos que tolerar, junto con Luis Mandoki, a que, si queríamos tener información, deberíamos conseguirla por nuestros propios medios”.

La relación de AMLO con Covarrubias, otro de los destapes que hace Costa Bonino.

junio 14, 2013

El PAN de mañana

Luis Felipe Bravo Mena (@LF_BravoMena)
Ex presidente nacional del PAN

“Que las verdades no tengan complejos,que las mentiras parezcan mentiras,que no te den la razón los espejos …”
Joaquín Sabina

Hace algunas semanas eclosionó una nueva crisis en el PAN. Quedó a la vista un complicado entramado de añejos problemas.En mi colaboración anterior (Amasar el nuevo PAN, 31/V/13) hice recuento de conflictos panistas en décadas anteriores. La institución salió de aquellas crisis con un nuevo vigor, lista para encarar nuevos retos y alcanzar mayores triunfos. Fue así porque a pesar de lo desgarrador de las confrontaciones y el dolor por el desencuentro entre compañeros, nunca estuvo en duda la decencia de los protagonistas.

En la crisis de ahora hay ingredientes que no estuvieron presentes en las otras. Estos males cancerosos deberán ser extirpados de las entrañas del PAN para poder regresar con la cara en alto a la plaza pública. Estoy seguro de que son mayoría los militantes blanquiazules que desean reedificar un partido digno y valiente. En ello finco mi esperanza para que de este trance el PAN emerja, una vez más, como el mejor partido de México. Enumero algunos de los síntomas patológicos que nos aquejan:

Tribalización. La “onda grupera” hizo su aparición en los comités panistas al calor de la conquista de alcaldías, gubernaturas y la administración federal. Luego degeneró en la multiplicación de tribus reclutadas con el poder de la nómina burocrática y la afiliación clientelista para asegurar votos en las asambleas y en los procesos electivos de candidaturas, para controlar consejos y comités. Se atentó contra el concepto de militancia libre, convencida y comprometida con los principios, lo que había sido siempre nuestra mayor fortaleza y nos diferenciaba del corporativismo practicado en otros partidos.

Desinstitucionalización. El imperio de las tribus debilitó la vida institucional. Los órganos de dirección y de deliberación dejaron de ser ámbito de comunicación, foro de debate y el espacio legítimo para definir la estrategia del partido. Todo se volvió negociación entre grupos. Los argumentos e ideas fueron sustituidos por intereses. Se debilitó la línea de mando hacia dirigentes locales, funcionarios y legisladores: el camino para que la tribu más inmoral convierta a la institución en una franquicia al alcance del mejor postor.

Desfiguración. El apetito desordenado por ganar elecciones, al que Efraín González Luna llamó “neurosis de la escaramuza”, impulsó la postulación de candidatos que son la antítesis de los valores cívicos del PAN. A menudo no se cuida la congruencia y coherencia debida entre candidato y partido. Con el criterio de preferir “al mejor posicionado en los sondeos”, sin detenerse a examinar cómo llegan esas personas a obtener la supuesta popularidad, abanderamos ex priístas, que de inmediato introdujeron sus métodos.

El PAN de mañana debe sanar de estos males. Los vamos superar recobrando la capacidad para imaginar el futuro. Restituyéndole al PAN su identidad, rechazando la tendencia a convertirnos en una mala copia del PRI. Para ello debemos reedificar las estructuras que se encuentran colapsadas liberándolas del tribalismo y tejer nuevas alianzas sociales no exclusivamente electorales.

Vamos a ganar las elecciones si imaginamos un partido y un México diferente con visión de futuro, capaz de hacer vibrar las almas del siglo XXI sin acarreos de falsos simpatizantes, sin pagar a nuestros activistas y representantes de casillas. Si actualizamos nuestro mensaje e innovamos las formas de participación con nuevas tecnologías.

Cuando triunfamos fuimos claramente ante los electores el partido de la libertad y de la familia, la fuerza de la democracia, el ejemplo de la política como servicio, no como negocio o vehículo de enriquecimiento. El PAN de mañana será propiedad de los ciudadanos, no de sus tribus. El PAN que volverá a ganar no será autorreferencial y rechazará valientemente la hipocresía, que es el lenguaje de los corruptos.

mayo 22, 2013

Violencia en Brasil

Rubén Aguilar (@RubenAguilar)
Consultor y profesor de la Universidad Iberoamericana
raguilar@eleconomista.com.mx
El Economista

El daño que provocó a la imagen de México la estrategia de guerra contra el narco implementada por el Presidente Felipe Calderón, que se agrava con la comunicación que hizo de la misma, es enorme y sigue presente. A todos los lugares donde viajo, la gente de todos los niveles sociales me pregunta por la violencia que se vive en México.

Recientemente en Brasil, un país todavía más violento que el nuestro, los conductores de taxi y también los compañeros académicos me preguntaban preocupados por la violencia que ocurre en México. Éstos se sorprendían cuando les comentaba que el problema existía y lo lamentábamos, pero que era menor al de su país. En el momento que el Presidente Calderón declara la guerra al narcotráfico, en diciembre del 2006, el índice de crímenes dolosos era de ocho por cada 100,000 habitantes y cuando deja el gobierno, en noviembre del 2012, de 24 por cada 100,000 habitantes. La fallida y fracasada estrategia de guerra provocó que en tan sólo seis años se triplicara el número de los asesinatos dolosos en el país. Según el Ministerio de Salud de Brasil, el índice de homicidios dolosos es de 27 por cada 100,000 habitantes. Si se considera el conjunto de la población, el número de víctimas por año fue de 54,030 del 2002 al 2010. Hoy la población total asciende a 200 millones. En México, con una población de 115 millones de habitantes, el promedio anual de asesinatos dolosos en el periodo del 2007 al 2012 fue de 10,000. En Brasil, la gran mayoría de las víctimas corresponde a la población negra y entre el 2002 y el 2010 fueron asesinados 272,422 de éstos, lo que da una media de 30,269 asesinatos por año en ese grupo mientras que el número de las víctimas de blancos fue de 14,047.

El número de blancos asesinados al año se redujo de 18,867 en el 2002 a 14,047 en el 2010. Así, en el 2002 morían asesinados proporcionalmente 65.4% más negros que blancos, pero en el 2010 había aumentado a 123.3 por ciento.

El índice de homicidios dolosos en la población negra es de 36 por cada 100,000 habitantes y crece a más del doble en el segmento de edad entre los 15 y 29 años, cuando llega a 72 por cada 100,000 habitantes. Así, el índice de victimización de los jóvenes negros pasó de 71.7% en el 2002 a 153.9% en el 2012, que es dos veces y media más que en los jóvenes blancos, de acuerdo con el Ministerio de Salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que por arriba de 10 homicidios por cada 100,000 habitantes se está en situación de violencia endémica. Todos los estados de Brasil se encuentran en ese caso. En México, hoy menos de la mitad de las 32 entidades federativas está en esa condición y en el 2006 lo estaban sólo cinco o seis estados. En Brasil, las desigualdades regionales son muy marcadas y así, mientras que en los estados de Santa Catarina y Piaui la tasa de homicidio de los negros es de 13.3 y 15 por cada 100,000 habitantes en los estados de Ananindeau y Para es de 198.8 homicidios por cada 100,000 habitantes. El número de homicidios dolosos por 100,000 habitantes es ligeramente menor en México que en Brasil, pero ésa no es la imagen en la opinión pública de ambos países. El actual gobierno mexicano debe reducir los niveles de violencia, pero también cambiar la percepción que existe sobre la misma dentro y fuera del país. Son dos tareas urgentes y distintas.

febrero 27, 2013

'Perseo Nieto' por Paco Calderón



¿Qué hacemos con la Estela de Luz?

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

¿Habrá manera de construir un monumento en este país así nada más, como Dios manda, terminándolo a tiempo y sin que los costos se multipliquen exponencialmente?

Ya se habrán ustedes enterado de las “observaciones” de la Auditoría Superior de la Federación, estimados lectores. Registran, los auditores, toda suerte de irregularidades, desviaciones e ineficiencias en los festejos del Bicentenario y en muchas otras acciones realizadas en el sexenio del satanizado presidente Calderón. Por lo visto, que al país lo gobernara un hombre fundamentalmente honrado no hizo que los que trabajaban para él se contagiaran directamente de su honestidad. En todo caso, al antiguo primer mandatario de Estados Unidos (Mexicanos) se le podría imputar el pecado de omisión por haber consentido, así fuere de la manera más indirecta e involuntaria, raterías e ineptitudes.

Pero es que, encima, volvemos a tropezar con la misma piedra: en México es particularmente complicado hacer cualquier cosa, desde un aeropuerto hasta una presa hidroeléctrica, pasando por un parque eólico y un tren suburbano. Resulta así que no pudimos siquiera terminar el tal parque Bicentenario. Con lo sencillo que es plantar árboles y sanseacabó. Pero no: lo que hubiera debido ser una especie de Chapultepec en miniatura comenzó a devorar cada vez más y más recursos públicos, a lo tonto y sin control, hasta quedar, como tantas otras cosas, incompleto.

Ah, y luego la famosa y deprimente Estela de Luz, un proyecto que describe como ningún otro la cortedad de miras y la pequeñez de la gente que ha llevado últimamente las riendas en México: no hay monumento más ofensivamente mediocre que éste; parece adosado a otra estructura y la tal luz que despide ni siquiera se dirige hacia el paseo de la Reforma, la avenida más emblemática y más famosa de nuestro país, sino que se pierde hacia los lados, ignorando olímpicamente la perspectiva que va del castillo de Chapultepec hasta la figura del Caballito. Y pensar que costó las perlas de la Virgen. Madre mía…

febrero 26, 2013

Detienen a Elba Esther Gordillo

Sigue la info a través de Milenio.tv


Detienen a Elba Esther Gordillo, PGR la acusa de malversación de fondos

Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero.- El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer que la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo, fue detenida hoy en el aeropuerto de Toluca procedente de San Diego, California, por presunto lavado de dinero en el sindicato.

Detalló que "de 2008 a 2011 se desviaron recursos de cuentas de trabajadores de la educación a cuentas de personas físicas", afirmó Murillo Karam.

Las cuentas beneficiarias se hallaron a nombre de Nora Guadalupe Ugarte, Isaías Gallardo y José Manuel Díaz Flores, mencionó el procurador General de la República.

Asimismo, la Unidad de Inteligencia Financiera de SHCP detectó la operación de 2 mil millones de pesos de cuentas bancarias del SNTE, dice Murillo.

El 23 de febrero se ejerció la acción penal contra Elba Esther Gordillo, y se giró orden de aprehensión que hace unos momentos se ejecutó, declaró la PGR.

Murillo Karam señaló que los recursos de los trabajadores de la educación se usaron para pagar una tarjeta de crédito de la tienda Neiman Marcus por 2 millones de dólares a nombre de la líder del SNTE.

febrero 22, 2013

Reconcentración del poder

Luis Felipe Bravo Mena (@LF_BravoMena)
Analista político

El debate sobre la nueva Ley de Amparo y las especulaciones en torno a los límites que se impondrán a los poderes fácticos con las reformas educativa y de telecomunicaciones, despertó en algunos observadores el interés por descifrar cómo se está reconfigurando la Presidencia de la República.

En menos de una semana se publicaron dos textos que abordan el tema y son representativos de una duda compartida entre los creadores de opinión, en la academia, en el sector empresarial y en la sociedad civil organizada.

El domingo pasado, en estas páginas Jorge Zepeda Patterson apuntó : “Tengo la impresión de que el grupo mexiquense-hidalguense que llegó al poder busca un proyecto transexenal de largo aliento…” para lo cual está configurando un nuevo entramado de alianzas político-económicas. Por su parte Sergio Aguayo (Reforma, 20/02/13) sostiene la hipótesis de un Presidente como “árbitro magnánimo” frente a los poderosos intereses que imperan en nuestro país.

El nuevo gobierno lleva 84 días en funciones, el 10 de marzo llegará a los 100. Tuvo un buen arranque, favorecido por una oposición constructiva que con el Pacto por México permitió privilegiar las coincidencias . En lo actuado hay de todo, luces que invitan al optimismo y sombras que generan fundadas preocupaciones.

Es claro es que el nuevo gobierno está reconcentrando el poder. El concepto de rectoría del Estado, antaño manejado como gemelo del presidencialismo, reapareció con fuerza en el lenguaje de los grandes planes gubernamentales, ya sea en educación como en el reordenamiento del territorio nacional. Los gobernadores, endeudados hasta el cuello y adictos a los recursos federales, han vuelto a su condición de subordinados del centro. Hasta les asignaron responsables del gabinete para pastorearlos.

¿Este nuevo poder que se está acumulando en Palacio Nacional aceptará someterse a nuestra precaria institucionalidad democrática? ¿O se trata de los primeros pasos para restaurar aquél absolutismo que decretaba impunemente, sin amparos y suspensiones que valieran, expropiaciones de tierras, asalto a periódicos, estatizaciones arbitrarias y “fraudes patrióticos”? Todo ello aderezado con un costoso culto al “señor Presidente”.

La transición democrática, restituyó a los diversos órganos y niveles del Estado porciones de poder que la Presidencia les había sustraído. A partir de 1997 el Congreso comenzó a ser un auténtico contrapeso al Ejecutivo. En los últimos años la Suprema Corte de Justicia gozó de independencia . Hubo federalismo como lo establece la Constitución. Se crearon estructuras autónomas: IFE, CNDH, IFE, INEGI, Banco de México. La sociedad civil mexicana se empoderó. Los ciudadanos ejercieron sus libertades . Surgieron organismos no gubernamentales de todo tipo y signo con capacidad para interpelar severamente a las autoridades. La libre empresa fue respetada

Esta redistribución del poder avanzó en los tres lustros pasados, se hizo a costa de las facultades constitucionales y meta constitucionales de la presidencia. Sus resultados, hay que decirlo, fueron ambivalentes e insatisfactorios.

No es sustentable una democracia sin demócratas. Churchill dijo que este sistema era el peor, a excepción de todos los demás. Entre esos está la democracia que se pervierte por la insuficiencia una cultura cívica sólida y debilidad en la ética ciudadana. En esas condiciones es colonizada y dirigida por una clase política fatua , populista y depredadora.

Ocurrió que los estados se convirtieron en feudos de gobernadores que ganaron el aplauso popular regalando dinero. Se expandió la plaga de legisladores narcisistas. Algunos grandes capitales y sindicatos se saltaron la ley a placer.

Frente a esto algunos justifican la reconstrucción del Ejecutivo Federal fuerte. Aplauden que se reconstituya como poder incontestable para que ponga orden y así se avance con firmeza en las reformas estructurales . Les atrae el modelo de los déspotas ilustrados del siglo XVIII. Les gusta la receta de orden y progreso de don Porfirio. Admiran el ultra capitalismo dictatorial chino. Es lo que recomiendan algunos teóricos proclives a imponer el progreso a la fuerza.

Se hacen ilusiones. Lamentablemente, para quienes así piensan hay una mala noticia transmitida una y otra vez por la historia, resumida en el famoso aforismo de Lord Acton: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Yo agrego, en la corrupción todo lo que se construye está sobre lodo movedizo, inestable y peligroso.