octubre 18, 2005

La sombra del populismo ronda los comicios en 13 países de AL

( Redacción Mundo )

A su pueblo no lo deja votar, pero Fidel Castro tiene motivos para seguir con mucho interés la cascada de elecciones en Latinoamérica a partir de octubre: si en el cambio de milenio triunfó en Venezuela la revolución bolivariana, de la mano de su aliado, el ex general golpista Hugo Chávez, la primera década del siglo XXI podría arrastrar a países como Bolivia, México o Nicaragua hacia gobiernos izquierdistas de corte populista.

Esta posibilidad preocupa a organismos como el FMI, el Banco Mundial y la agencia de calificación Fitch, que este fin de semana alertaron sobre la posibilidad de que los futuros mandatarios “den al traste” los esfuerzos por estabilizar las economías de la región, si abandonan o no implementan las necesarias reformas para que progrese la región.

Las primeras elecciones, el 23 de octubre en Argentina podrían reforzar en el Parlamento el poder del presidente Néstor Kirchner, cuyo enfrentamiento con numerosas multinacionales instaladas en su país está ahuyentando a los inversionistas.

Focos rojos. En Venezuela, la oposición tratará de frenar la marea populista de su presidente Chávez, que pretende reforzar aún más su control sobre el Parlamento. La abundancia de petróleo del país y la promesa del gobierno de subvencionarlo a países de su entorno, podrían ayudar a Chávez a expandir su proyecto bolivariano.

Coincidiendo con las legislativas venezolanas del 4 de diciembre está previsto que los bolivianos acudan a las urnas para elegir presidente. Al frente de las encuestas va el líder indigenista Evo Morales, quien en su afán de nacionalizar todo el sector de hidrocarburos podría dejar en el aire millonarias inversiones internacionales, necesarias para optimizar la producción de petróleo y gas.

De confirmarse los sondeos, la mancha bolivariana llegaría al corazón de Sudamérica, aunque difícilmente traspasará la frontera chilena, donde los programas de estabilización económica han situado los niveles de bienestar de los chilenos a la cabeza.

El presidente socialista Ricardo Lagos mantuvo un gobierno de corte cercano a la socialdemocracia europea, modelo cuyo éxito piensan continuar tanto su candidata sucesora, Michelle Bachelet, como su rival derechista Joaquín Lavín.

Decepciones. En el gigante brasileño la llegada de Luiz Inacio Lula da Silva y su aura de “esperanza de la izquierda” se vio frustrada por la oleada de casos de corrupción dentro de su gobierno y de su Partido de los Trabajadores (PT), aunque lejos de querer tirar la toalla o realizar drásticas reformas tiene intención de presentarse para un segundo mandato en 2006.

Si el electorado brasileño responde como el de Perú, los escándalos no restan popularidad. De hecho dos símbolos de la corrupción y del populismo exacerbado, como son los ex presidentes Alan García y Alberto Fujimori, encabezan las listas de preferencia de su país.

Sus vecinos colombianos, que acudirán a las urnas en mayo del año que viene, apuestan, sin embargo, por una reelección de su presidente Álvaro Uribe, ya que aprueban su política de combate real contra el narcotráfico y la guerrilla, y mantiene relaciones sin complejos con Estados Unidos. Pero el actual mandatario, favorito en las encuestas, necesita primero una reforma constitucional para permitir un segundo mandato.

Finalmente, los comicios al norte del cono sur podrían devolver a los sandinistas al poder en Nicaragua, mientras que en México el hasta ahora único candidato presidencial a las elecciones de julio de 2006, Andrés Manuel López Obrador, proclama el populismo izquierdista como su modelo de gobierno, lo que alejaría al país de sus socios del norte para emprender una errática aventura de la mano de Chávez y Castro.

Daños colaterales
* FMI teme incertidumbre económica

Las diez elecciones presidenciales que se celebrarán en América Latina hasta 2006 crean incertidumbre ante los nuevos gobiernos que saldrán de las urnas y miedo a una espantada de los inversores, si los nuevos gobernantes aplican medidas populistas, según alertaron en la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial.

La agencia de calificación Fitch coincide con este análisis y destacó que la cercanía de las diferentes consultas agudizará la parálisis actual de las reformas económicas y hace “menos probable” que haya avances en la región. También alerta que continúa “fuerte” la tentación de las “soluciones rápidas” a la pobreza y la desigualdad ofrecidas por los “discursos populistas”.

Este diagnóstico llega justo cuando los organismos internacionales están encantados con las condiciones económicas de América Latina, lejos de los sudores de la crisis brasileña de 1999 o la argentina dos años después. AL crecerá un 4.1 por ciento este año, su inflación está controlada y la deuda está cayendo, pero los inversionistas temen a que los nuevos gobiernos den al traste con lo conseguido.

“El resultado de los comicios es una incógnita y no se sabe el rumbo económico que tomarán los nuevos mandatarios”, señala Fitch.

Para apoyar este informe, una encuesta de 2002 indicó que más de dos tercios de los latinoamericanos apoyarían un régimen autoritario, un porcentaje que la agencia califica como “perturbador”. Roger Scher, director de calificación en América Latina de Fitch, predijo que “de las elecciones no saldrán gobiernos con programas de reforma económica muy ambiciosos y enumeró como prioridades urgentes el sistema judicial y la reducción de la burocracia.

Sobre el caso mexicano, Fitch no hace predicciones, aunque advierte que únicamente elevaría la calificación de la deuda del país si de las urnas surge una mayoría que permita reformar los sistemas tributario y energético, a lo que se niega en rotundo el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Los comicios del 2005
Honduras / elecciones presidenciales
Disputa entre conservadores

La campaña para las elecciones del 27 de noviembre en Honduras ha sumado la participación de cinco partidos, de los que sólo los mayoritarios tienen posibilidad de ganar la presidencia: el sucesor del actual presidente de Honduras, Ricardo Maduro, saldrá entre Porfirio Lobo, del Partido Nacional, y Manuel Zelaya, del Liberal.

Ambas fuerzas políticas tienen más de un siglo de historia, son conservadoras y responsables en gran medida de lo que ahora vive el país, según la oposición minoritaria. Los otros tres partidos de izquierda que participarán en la contienda son minoritarios.

Las últimas encuestas dan un virtual empate entre Lobo y Zelaya. Ambos candidatos se han enfrascado en una batalla verbal que ha llegado hasta las ofensas personales, mientras los hondureños siguen sin conocer sus propuestas reales de gobierno.

Lobo, quien es presidente del Parlamento, ha representado su campaña con un puño cerrado con el que asegura que aplastará a los delincuentes. También aboga por la aplicación de la pena de muerte para casos como la violación de niños y mujeres que además sean asesinados.

Zelaya, quien fue ministro durante el Gobierno liberal de Carlos Flores (1998-2002), se inclina por la cadena perpetua, en vigor desde 1998.

Haití / elecciones presidenciales
País deshecho en manos de los mismos

El gobierno de Haití convocó elecciones para el 20 de noviembre, luego de que el mandato de Jean Bertrand Aristide acabara por la corrupción.

Aristide huyó a Sudáfrica en febrero de 2004, dejando al país al borde de una guerra civil.

Hasta ahora hay más de 40 aspirantes a ocupar el cargo, de los cuales, al menos diez no han cumplido todos los requisitos anunciados por el Consejo Electoral para su inscripción, com el religioso Gerard Jean Juste —postulado por el partido Lavalas, del ex presidente Aristide—, en la cárcel acusado de matar a un periodista, o el candidato del Partido Unidad Nacional, el ex dictador, Jean Claude Duvalier (Baby Doc) —quien tiene una demanda por el robo de 800 millones de dólares de los fondos del Estado— ha realizado su inscripción.

Baby Doc fue presidente en 1971, al morir su padre, Francois Duvalier, llamado Papa Doc, quien llegó al poder y se erigió como dictador en 1957. El panorama electoral en Haití está fragmentado, al igual que el país que no ha logrado levantarse de las tragedias naturales y del saqueo político.

Argentina / elecciones legislativas
Kirchner busca aprobación

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, se prepara para sus primeros comicios legislativos desde que llegó al poder en 2003, en lo que es considerado un "plebiscito" para su gestión

El reto para su partido, el Justicialista (PJ, peronista), es aumentar el porcentaje de votos con el que Kirchner llegó a la Presidencia —obtuvo sólo un 22 por ciento de los votos en la primera vuelta contra Carlos Menem, quien declinó participar en una segunda ronda—y afirmar así su liderazgo en el partido.

Las elecciones para renovar el Parlamento se celebrarán el 23 de octubre en los que se renovará la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y un tercio de los 72 del Senado, donde el PJ tiene mayoría. Se espera que el PJ domine los comicios fácilmente, pues las encuestas dan 80 por ciento de aprobación a Kirchner.

Analistas consideran que la "madre de todas las batallas" será el distrito de Buenos Aires, donde se ubica 37.2 por ciento del padrón electoral. Ahí competirán por un puesto en el Senado la actual senadora justicialista Cristina Fernández, esposa de Kirchner, que encabeza las preferencias con 42 por ciento de intención de voto y su correligionaria, la diputada Hilda "Chiche" González, esposa del ex presidente Eduardo Duhalde (enemigo político de Kirchner) con 18 por ciento.

Bolivia / elecciones presidenciales

El presidente Eduardo Rodríguez anunció ayer una cumbre política para que se lleven a cabo las elecciones del 4 de diciembre, cuya realización fue puesta en duda por un fallo constitucional, que paralizó el proceso mientras no se redistribuyan los escaños según criterios de población.

La decisión del tribunal es un triunfo para las tesis del departamento de Santo Cruz, el más rico del país y menos indígena del país, que amenaza con la secesión si surge de las elecciones un candidato indigenista que aplique un programa de corte chavista.

Los temores de los santacruceños son fundados, puesto que todas las encuestas dan como favorito a Evo Morales, líder de la mayoría indígena y promotor de numerosas huelgas que han paralizado el país, en defensa de la nacionalización de los hidrocarburos.

De ganar las elecciones a su rival, el ex presidente Jorge Quiroga, el líder del Movimiento al Socialismo (MAS) anunció que haría frente a los compromisos de Bolivia con el FMI, una organización de la que dijo ha llevado a Bolivia a ser "una nación mendigo, y eso tiene que terminar".

Morales reiteró que si llega a la Presidencia boliviana despenalizará el cultivo de coca y desafío a organismos como el FMI y gobiernos como el de Washington, de los que dijo no aceptará nuevas "intromisiones" si llega a presidente.

Chile / elecciones presidenciales
Bachelet apuesta por hacer historia

Ricardo Lagos está pronto a terminar su sexenio, y con el mismo, el tercer mandato consecutivo de la coalición de izquierdas Concertación Democrática. Quién ocupará el sillón de La Moneda hasta el 2012 es la pregunta a resolver a menos de tres meses de las presidenciales en el país más exitoso de Sudamérica en cuanto a estabilidad socieconómica.

El 11 de diciembre celebran elecciones generales y los postulantes al sillón del Palacio de La Moneda son:
Michelle Bachelet del Partido Demócrata Cristiano (DC), Partido Socialista (PS), Partido por la Democracia (PPD) y Partido Radical Social Democrático (PRSD). Favorita por el momento con entre el 37 y el 47 por ciento. Ella podría hacer historia por ser mujer.

Joaquín Lavín y Sebastián Piñera suman a la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN). Lavín se encuentra en porcentajes que llegan al 18 y 23% y Piñera al 17 y 19%. Ambos, en el mejor de los casos, suman un 42% para su coalición, según los sondeos.

Venezuela / elecciones legislativas
Chávez y el deseo de perpetuarse

Las listas de candidatos para las elecciones legislativas de diciembre ya están listas y tanto oficialismo como oposición presumen que irán en bloques conjuntos.

Chávez ha manifestado que una victoria aplastante en la elección de diputados del 4 de diciembre es necesaria para recomponerse, después de que varios antiguos aliados se unieran a la oposición y socavaran su mayoría en la Asamblea.
El oficialismo controla el 53 por ciento del Congreso, pero para realizar modificaciones en la Constitución o en leyes que él considera “fundamentales”, tales como designar a las autoridades de los poderes electoral y judicial, se requiere el 72 por ciento de los votos.

La Constitución entró en vigencia en 1999, impulsada por Chávez. Entre las principales innovaciones está la extensión del mandato presidencial a seis años (antes cinco), con la posibilidad de reelección inmediata. El mandatario buscará la reelección en las elecciones del 2006.

El diputado opositor Carlos Ocariz denunció que “con toda seguridad allí plantearán la reelección presidencial para que Chávez se perpetúe en el poder”.

De la “ruptura” en la oposición Ocariz asegura que “rige la pluralidad y los candidatos son escogidos por consenso, mientras que en el oficialismo hay un sólo líder (Chávez) que levanta un dedo y decide por todos”.