octubre 27, 2005

Calderón: "tenemos todo para ganar"

Mariusa Reyes
BBC Mundo, México

"Voy por él (Andrés Manuel López Obrador -el favorito-) y le voy a ganar"
Felipe Calderón Hinojosa, candidato del PAN

El candidato del oficialismo para los comicios presidenciales del próximo año, Felipe Calderón Hinojosa, se mostró confiado en que ganará las elecciones presidenciales de 2006 y que logrará vencer al ex-alcalde de la capital mexicana, Andrés Manuel López Obrador, quien se mantiene como el favorito en los sondeos de opinión.
Calderón se reunió con corresponsales extranjeros por primera vez desde su triunfo en la tercera y última ronda de las elecciones internas del Partido Acción Nacional (PAN), realizadas el fin de semana.

"Voy por él y le voy a ganar", dijo Calderón de una manera contundente, al referirse a López Obrador. "Lo traigo en la mira, eso sí, tenemos todos para ganar".

El candidato del PAN dijo que tiene todo para ganar, porque "soy el único candidato que surge de un proceso democrático legítimo, el único que lo es a partir de los votos de los militantes de su partido y también el único candidato que cuenta clara, abierta y decididamente con el apoyo de quienes han sido sus contendientes internos, y eso me permite arribar con el pie derecho a una contienda presidencial".

Entre el pasado y el futuro

Calderón, un abogado y economista de 43 años que logró vencer en las internas de su partido al favorito del presidente Vicente Fox, Santiago Creel, señaló que lo que está en juego en los comicios de 2006 es una decisión para México entre el pasado y el futuro.


"El pasado por una parte es el PRI, el PRI autoritario, oscuro, corrupto", dijo. "El pasado también es el PRD. Un pasado económico que ya quebró al país varias veces", dijo.
Hablando del pasado y de estos partidos, los corresponsales quisimos saber cómo es que entonces Calderón se plantea buscar alianzas con personajes como Elba Esther Gordillo, ex-secretaria general del PRI y líder del poderoso sindicato de maestros.

"Parte de la estrategia que seguimos tiene que ver con una lógica muy simple: yo he ganado y he logrado ganar uniendo al PAN, y eso me permite tener una base de sustentación electoral para ir hacia adelante", dijo inicialmente para responder a la pregunta.

Agregó que para ganar la presidencia necesita una mayoría de votos, una base que incluya al PAN, pero que sea más amplia todavía, y es en esa lógica que se plantea hablar con todos los sectores y factores reales de decisión, y con todos los electores potenciales.

"Hay un segmento que tiene una importancia innegable que es el sector magisterial, el sindicato más grande de América Latina, con más de un millón y medio de maestros, que no sólo votan sino que tienen un liderazgo crucial en todas las comunidades de México sin excepción", explicó.

Con el gobierno

Felipe Calderón es un veterano militante del PAN, a quien muchos ven como un hábil y experimentado negociador político, que bien podría llegar a convertirse en un fuerte contrincante tanto para Madrazo como para López Obrador, pero especialmente para este último.


"Yo no tengo por qué pagar las culpas por pecados que yo no cometí y errores que no hice"
Felipe Calderón, candidato del PAN

A las preguntas de si la elección interna en el PAN fue más una especie de referéndum sobre el presidente Fox, Calderón dijo que "la verdad es que los militantes del partido decidieron a quién quieren de candidato y quién creen que puede ganar la presidencia por el PAN".
Calderón agregó que según las encuestas que manejaban internamente, los militantes más "foxistas" votaron por él.

Calderón, quien se desempeñó como Secretario de Energía del gobierno del presidente Fox hasta que decidió abandonar el cargo para dedicarse a hacer campaña interna sin el apoyo de éste, dijo que no necesita distanciarse de la gestión del actual gobierno panista para tener una clara opción de triunfo.

"No voy a hacer una campaña que confronte al gobierno de Fox, dijo Calderón. Al contrario, yo soy el candidato del partido que gobierna y como tal estoy en el derecho de aprovechar los logros que son muchos, que son más, que las insuficiencias del gobierno del presidente Fox".

Calderón agregó sin embargo que se sentía en una posición ventajosa, porque también puede evitar que el PAN y su candidato cargue con los costos políticos asociados a insuficiencias de este gobierno.

"Yo no tengo por qué pagar las culpas por pecados que yo no cometí y errores que no hice", dijo.

Cambio de Época: Pase usted, Majestad

¿Para lograr el triunfo inmediato, vale más lanzarse a una lucha que pueda llevar a los contrarios al exterminio inmediato?
En la carta enviada por Manuel Gómez Morín a José Vasconcelos

Albino Rodríguez Carrillo

Por mas que el PRI intenta vender su gastada idea de mostrarse “democrático” y congruente con lo actual, lejos de esto se hunde cada vez mas, generando incluso, desconcierto dentro de su militancia. Habrá desbandadas que no tardan en presentarse ¡júrelo!

Gobernadores priístas empeñados en hacerle frente a dirigentes de su partido -¡cuidado!- convierten su reuniones en laboratorios políticos. De ese tipo de reuniones resultó agraciado Montiel, que lejos de entregarle a su partido una oportunidad realmente democratizadora, lo exhibió a hasta colocarlo como uno de los institutos políticos más anticuados del mundo, en cuanto a procesos internos. Además de ejercer el poder en esa forma, amenazan con seguir en el viejo modo para “designar” o “nombrar” dirigentes y candidatos.

Esta práctica no solo afecta al mismo PRI, preocupa además su conducta que entorpece la recuperación económica. Basta “echar un ojo” a las variantes que registrara la bolsa mexicana de valores durante el “exhibicionismo” que denostara este partido.

“La pena ajena invade a los ajenos” por el espectáculo que brindaron los actores priístas. Por un lado “el sueño Madrazo” apadrinado por Salinas, otro que soñó y se le cumplió. Por el otro bando, Montiel, que en lugar de presentar una candidatura fuerte y contundente, quedó como el “peor” de todos. Lo comenté en esta columna y lo sostengo: Jackson debió ser el candidato del PRI, pero los que en realidad integran el PRI no lo dejaron; y digo estos priístas porque precisamente decidieron no ejercer su derecho pleno de decidir quien dirigiera el CEN tricolor y otras mas; digo estos porque la “base” priísta sigue acostumbrada a que unos cuantos decidan por ellos, que pena les hace falta un “presidente al lado” para que todos caminen “derechitos”.

70 años de dedazos no se quitan fácilmente, pero la realidad es que no se miran esfuerzos serios y radicales que le permita al PRI colocarse como una opción para el país. Habrá que entender también que no tiene en su haber la cultura democrática y esto lo refleja a los cuatro vientos; mientras lo sencillamente entendible es que están casados con el dedazo o “dedazo disfrazado”, total que en materia democrática el PRI nada nuevo propone, al menos por ahora.

Para muchos priístas la “bajada” de Montiel obedece a la búsqueda de la unidad, mientras que para la gran mayoría no es otra cosa que el gran “descubrimiento” del oro escondido. Con toda seguridad hubo amenazas contundentes que llevaron a Montiel a victimarse en una rueda de prensa y conseguir una “salida decorosa” después del ataque a su persona y familia.

Preocupan dos cosas: La intención de regresar al poder por parte de este partido y por otro lado, el modo de manejar sus procesos. Aquellos priístas de cepa que en realidad son democráticos lamentan lo sucedido en su cede nacional, tal y como lo lamenta el país toda vez que ese partido no quiere adaptarse a los tiempos y se queda en lo “antigüito”. Para el análisis queda: Madrazo era presidente de su partido, después pre candidato, y ahora el candidato del PRI. ¿a dónde pretende este individuo llevar a México? Nunca pudo con sus “contras”, y eso que eran poquitos. ¿Qué le espera al país si este tipo llega a la silla? No es lo mismo dirigir un partido “alineado” que una sociedad con serias necesidades. Para el PRI, los pinos es todo el poder, todas las decisiones y todos los “cobros” ¡cuidado! esperemos que la conciencia mexicana lo impida y en el supuesto de que el tipo llegara, mexicanos y algunos priístas lo lamentaremos cada quien en su momento, claro, si se da esta remota posibilidad. Mientras tanto, pase usted, majestad Madrazo, tiene el camino libre... al menos por ahora.

Cheque usted. Por su tiempo, muchas gracias.

alroca6@hotmail.com