febrero 21, 2006

Exhorta José María Aznar a votar por Calderón

EFE El Universal Martes 21 de febrero de 2006

Resalta el ex presidente español que durante la administración de Vicente Fox y el PAN se han abierto las puertas de México al cambio, al progreso y a la democracia

16:46 El ex presidente del gobierno español José María Aznar pidió a los mexicanos que voten en las elecciones presidenciales del 2 de julio por el Partido de Acción Nacional (PAN) y por su candidato, Felipe Calderón.

Durante un encuentro con el candidato del PAN, formación actualmente en el gobierno, el ex mandatario español (1996-2004) alabó las reformas emprendidas por este partido y por el actual presidente mexicano, Vicente Fox.

El triunfo de Fox en 2000, tras siete décadas de gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), abrió las puertas de México al cambio, al progreso y a la democracia, sostuvo Aznar.

El ex presidente y ex líder del Partido Popular (PP)aseguró que las reformas aplicadas durante el gobierno del PAN “devolvieron a la sociedad el papel protagonista en el desarrollo de México”.

Antes de la llegada del PAN, “México se vio sometido a un sistema que limitaba los derechos del individuo y los grupos sociales, corrompiendo la misión de defensa de los derechos y las libertades", según afirmó Aznar.

El ex mandatario instó a los mexicanos a avanzar para acabar con la pobreza, crear más empleo, mejorar en la educación y garantizar los derechos de los ciudadanos.

Para ello consideró que es necesario poner en práctica ideas sólidas como las que se encuentran en el PAN y en sus líderes.

”El PAN ofrece el mejor proyecto posible, apoyado por un gran partido, unido en torno al mejor candidato, con ideas solventes para que México avance", señaló Aznar.

Televisa 2006: enojos de AMLO; FCH ganó

INDICADOR POLITICO
Panel de conductores: Madrazo va rezagado
Por Carlos Ramírez

A Andrés Manuel López Obrador le ha comenzado a ganar el enojo, aún a costa de mostrar que su presidencia, en caso de ganar las elecciones, no será de conciliación como dice ser. Al final, el candidato presidencial perredista va a ajustar cuentas desde el poder con sus adversarios.

En cambio, el candidato que ha sabido proyectar una imagen de conciliación y de humildad es Felipe Calderón Hinojosa. En cambio, el priísta Roberto Madrazo no acaba de convencer de su sinceridad ni de sus proyectos.

Estos perfiles de los tres principales candidatos a la Presidencia de la República fueron expuestos durante el seminario de consejeros que realizó la presidencia de Televisa en Valle de Bravo la semana pasada. Los empresarios se enfrentaron a los candidatos, les hicieron preguntas y plantearon dudas. Al final se realizó un panel de los principales conductores de noticieros y ahí el resultado fue significativo: para consejeros y periodistas de Televisa, la disputa por la Presidencia será sólo entre López Obrador y Calderón Hinojosa, pues todos coincidieron en dejar muy rezagado al priísta Madrazo Pintado.

La reunión de Televisa tuvo, por cierto, un rasgo peculiar. Invitaciones a personalidades extranjeras, entre otras a un enviado de Bill Gates y a un ex alto funcionario de la CIA, la Agencia Central de Inteligencia de la Casa Blanca. Los periodistas y consejeros de Televisa quedaron sorprendidos cuando el ex funcionario de la CIA eludió todas las preguntas referidas a México y a América Latina. Para los tomadores de decisiones de la comunidad de los servicios de inteligencia de Estados Unidos la gran prioridad es Irak.

A una pregunta sobre los recursos naturales de México y Venezuela, el hombre de la CIA dejó cuando menos tres mensajes: al gobierno de Bush no le interesa el cambio político en América Latina, "el petróleo está en Irak" y China podría comerse todo el recurso energético del medio oriente y ser el amo del mundo dentro de cuarenta años. Para la Casa Blanca y la CIA, México y América Latina no existen.

Los periodistas y consejeros de Televisa trataron de aprovechar la presencia de los candidatos presidenciales. López Obrador llegó un día antes buscando reunirse solamente con Emilio Azcárraga Jean, pero tuvo que enfrentarse con los consejeros de Televisa, muchos de ellos importantes empresarios. Algunos consejeros tuvieron la impresión de que el candidato del PRD adelantó su visita a Valle de Bravo para eludir encuentros con algunos empresarios incómodos, sobre todo Roberto Hernández, dueño de Banamex, y Claudio X. González hijo.

Algunos consejeros y periodistas de Televisa han narrado algunos datos bastante significativos de la reunión. López Obrador obligó a Azcárraga Jean a reorganizar la agenda en función de los tiempos del tabasqueño. El orador de Bill Gates fue desplazado varias horas para darle cabida al perredista. López Obrador llegó muy tenso. El conductor de la entrevista fue Bernardo Gómez, vicepresidente ejecutivo de Televisa y brazo operador de Azcárraga Jean. A Gómez le tocó hacer el interrogatorio del invitado con preguntas inteligentes pero muy precisas, duras.

Una de las preguntas que causó más escozor fue la relativa al plan de López Obrador para reactivar la economía desde la Presidencia de la República. El candidato presidencial perredista dijo que destinaría a ese objetivo lo que se ahorraría de bajarse el salario y el de sus principales colaboradores y el dinero que no iría a la corrupción. Uno de los consejeros le dijo que esa afirmación no era seria porque una reactivación de la economía necesitaría de variables más sensatas y de más liquidez. López Obrador llevó el tema al asunto de la austeridad y puso como ejemplo al presidente boliviano que acaba de bajarse el salario.

El banquero Roberto Hernández no se aguantó y le preguntó a López Obrador el por qué de sus acusaciones en contra del dueño de Banamex. "Soy su villano favorito", le dijo Hernández. Asimismo, le dijo que la cosa parecía personal, a pesar de que él había tratado de buscar un acercamiento. Delante de todos los consejeros y conductores periodísticos, Hernández le recordó a López Obrador aquella vez en que le pidió seis meses sin intereses en tarjetas de crédito para pagar la tenencia "y no le di un año".

López Obrador no se dobló. Le recordó la compra sin pagar impuestos. "Puede ser legal pero es amoral", le dijo el candidato presidencial. Luego le dijo al banquero que "este no es el sitio para discutir" y lo desafió a un debate donde quisiera. Luego Claudio X. González hijo le dijo si iba a dejar endeudado al país como el GDF y López Obrador saltó de su asiento y lo confrontó duramente, con enojo, dicen algunos consejeros que con rencor. Un consejero le preguntó: "¿qué puede esperar Televisa de López Obrador?" La respuesta, helada: "la aplicación de la ley". Un silencio se hizo en la sala.

Madrazo pasó sin pena ni gloria. Bernardo Gómez fue un entrevistador implacable. Le dijo al candidato priísta que qué iba a hacer con su falta de credibilidad, con su incumplimiento de compromisos; "nadie le cree", le dijo con dureza. Madrazo salió como pudo pero dejó una impresión de escepticismo.

El último fue Calderón Hinojosa. El panista, sensible, llegó y saludó de mano a cada uno de los cincuenta consejeros. Luego les pidió ayuda, les dijo que la campaña era difícil y lanzó una petición, ingenua, que cayó bien: "regálenme spots, ya no tengo dinero, ayúdenme". Calderón se movió entre los empresarios con sencillez pero sentido político. Tuvo gestos de humildad que algunos contrastaron con la arrogancia autoritaria de López Obrador.

Luego se realizó un panel de conductores de noticieros y programas periodísticos. Ahí la conclusión fue severa: la competencia final será entre dos candidatos, López Obrador y Calderón. Madrazo fue calificado de rezagado.

www.lacrisis.com.mx
cramirez@lacrisis.com.mx

Ve Krauze tendencia autoritaria de AMLO

Enrique Krauze opinó que el PAN ha pagado la factura de su novatez en el Gobierno

(se puede estar o no de acuerdo con esto pero es la opinión de alguien que considero respetable)

Ariadna García

Reforma Ciudad de México (21 febrero 2006).- Aunque el candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, se perfila como posible triunfador de las elecciones de julio, el perredista refleja tendencias autoritarias, consideró el escritor el historiador Enrique Krauze.

En el foro La Fuerza de las Ideas y el Futuro de América Latina, organizado por la fundación Rafael Preciado, opinó que si López Obrador gobernara al País la mayor preocupación estaría en que concentraría el poder en una sola persona y no en la Presidencia de la República.

"Preocupa que el triunfo del candidato del PRD conduzca a un viejo sistema político mexicano sin el equilibrio que tenía el PRI. La diferencia es que aquí todo el poder estaría concentrado en el Presidente", aseveró.

El historiador se refirió incluso al populismo que se vive en América Latina, como, por ejemplo, el caso de Hugo Chávez, Presidente de Venezuela.

Aseveró que éste es el caso más claro de lo que un populista autoritario hace con una nación.

Krauze dio a conocer su decálogo de lo que hace un populista, entre lo cual dijo que éste no usa sino que abusa de la palabra; habla con el público en forma constante y fabrica la verdad.

Además, continuó, utiliza de modo discrecional los fondos públicos; alienta el odio entre las clases, moviliza en forma permanentemente a los grupos sociales y desprecia el orden legal, entre otras cosas.

Respecto al Partido Acción Nacional, según Krauze, ha pagado la novatada de estar en el poder, pues la inexperiencia e imprudencia con que llegó a la Presidencia de la República lo ha llevado a cometer irresponsabilidades.

Consideró importante que el candidato panista Felipe Calderón aprenda a separar lo que es la Iglesia del Estado.

En el caso del Partido Revolucionario Institucional, comentó que sería difícil que triunfara en julio, al ser un organismo anquilosado y hundido en sus problemas internos, pero que aún conserva el poder residual, que es el voto duro.

El sol de Diógenes

Muy interesante trabajo de uno de los intelectuales de la izquierda mexicana, Marco Rascón, publicado en el diario (más perredista que de izqauierda) La Jornada.

Un día Alejandro Magno, atraído por la sabiduría de Diógenes, quien buscaba con su lámpara a los hombres que hablaban con la verdad, se dirigió al filósofo para decirle que le pidiera lo que quisiera y él se lo concedería en el acto. El emperador, quien esperaba escuchar la respuesta que quería oír, quedó atónito cuando el sabio sólo contestó: "Hazte a un lado, me estás tapando el sol".

¿Qué hacer con los candidatos que nos ofrecen la mitad de su reino, tal como Alejandro Magno ofreció a Diógenes, a cambio de creer que vienen a salvarnos?

Hoy a los electores se nos pide que votemos éticamente por lo que hemos creído, por lo que hemos dicho y por lo que hemos actuado. Más allá de la crítica se coloca al elector de voto duro frente a la pared y se le interroga: "¿votarías por el PRI o por el PAN?", y entonces, investidos de gran sabiduría y aguardando una respuesta como la que esperaba Alejandro Magno de Diógenes, se le exige que elija "lo menos peor", es decir, la mitad de su reino.

Hay que reconocer que éste es el razonamiento imperante de los intelectuales mexicanos y que difícilmente hay posibilidades de huir de esta lógica marcada por el sentido común de que si no votas por A o B, sólo te queda C. Atrapados sin salida, porque hemos sido parte de las vertientes que llegaron al PRD, porque tenemos parte de nuestra historia en ese partido, porque convencimos a compañeros, vecinos, amigos y familiares de incorporarse a él. No sufragar por el PRD sería antiético y contra nuestra propia historia. La responsabilidad de no ganar, de obstruir la llegada a la solución del país, es muy grande en caso de no votar éticamente y no dar el sufragio a los candidatos de "nuestro" partido.

Pero, ¿cuál es la responsabilidad de quienes reciben nuestro voto? ¿Cuál es la ética de los candidatos receptores de nuestro voto duro, ganado por la lógica formal de los intelectuales pendencieros que promueven el voto por el menos peor? ¿Cuál es la responsabilidad de los que argumentan que sólo hay C y que votar por lo menos peor viene a ser como un oráculo, un determinismo de tragedia griega?

Resulta que los votantes debemos ser éticos y votar no guiados por la razón ni la verdad, no siguiendo la luz de la lámpara de Diógenes, sino la fe. Debemos votar haciendo caso omiso de lo que vemos y cerrar los ojos ante definiciones del estilo: "¡Que se oiga fuerte y lejos (es decir, en Washington o los palacios de México): vamos a continuar en la globalización y vamos a mantener los criterios macroeconómicos!" "Hay que desideologizar la economía" (sic). "Y sobre el aborto, la eutanasia, las sociedades de convivencia, la píldora del día siguiente haremos una consulta".

Está bien que el "priísmo se quite con los años"..., al igual que la juventud, pero votar por el PRD significa votar por la refundación del PRI en el partido fundado desde la izquierda contra el Revolucionario Institucional.

Vamos a votar por salvadores de la patria que alcanzan ese pedestal, por el simple hecho de aparecer en un mitin junto a El, cuya tarea ha sido recorrer el país para implantar al PRI de los derrotados, un Tucom de tercer piso, como los nuevos profetas de cada estado. En Nayarit, Durango, Chihuahua, Coahuila, San Luis Potosí, Tabasco, Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur los candidatos "contra el neoliberalismo" son los que jamás levantaron una frase contra el neoliberalismo y sirvieron de segundones en todo tipo de políticas neoliberales.

Vamos a votar por Ernesto Zedillo en su disputa por el poder con Carlos Salinas, que apoya al PRI de Madrazo contra el PRI de Andrés Manuel López Obrador. ¿Este es el contenido ético de nuestro sufragio? ¿Es ético recibir el contenido de un voto y transformarlo en traición? ¿No es de lo que se acusa a Vicente Fox: de haber recibido el voto ético de los ciudadanos por el cambio y haberlo convertido en el voto de la continuidad del régimen? ¿Es el voto por el PRI de López Obrador un voto ético de la izquierda mexicana?

El principal enemigo de López Obrador es López Obrador, quien hace campaña no para el 2 de julio, sino para victimizarse el 3 de julio. Es sospechoso que estando arriba en las encuestas, sus interlocutores no sean el país ni los problemas presentes y futuros, sino Fox y sus contendientes, que van abajo. López Obrador no puede hablar al país porque es un fenómeno hecho para llevar a México a la derrota, para que ganen los peores. Votar por el PRI de López Obrador es votar por el mismo conservadurismo de Felipe Calderón y el cinismo de Madrazo.

Por tanto: ser voto duro es antiético, porque los receptores de nuestro voto no son éticos. Uno puede cumplir su responsabilidad votando por las siglas que nos son cercanas, pero los beneficiarios del voto no son éticos, porque cada vez se alejan más de la referencia que usurpan y han ocupado. Para lo único que necesitan a la izquierda es para pasar la factura de las políticas derechistas que harán en su nombre.

El voto duro está en crisis; por eso pidamos, como Diógenes: háganse a un lado, priístas, nos están tapando el sol...

marcorascon@alcubo.com

10 razones para votar por Felipe Calderon

1 Tiene la capacidad y experiencia para ser Presidente de México

Es abogado egresado de la Escuela Libre de Derecho. Es maestro en Administración Pública por la Universidad de Harvard y maestro en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Entre 1996 y 1999 fue Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Ha sido representante por mayoría en la Asamblea del D.F. y Diputado Federal en dos ocasiones. En el Gobierno Federal, fue Director General de BANOBRAS y Secretario de Energía.

2 Da confianza

Él y su Familia no tienen ningún antecedente oscuro, ni en su vida privada y mucho menos en su vida pública.

3 Es un líder

Ganó la elección interna de su partido sin ser el candidato más cercano al presidente de la republica.

4 Promueve la transparencia

Desde que fue diputado fue uno de los principales impulsores de la Ley de transparencia, ahora de candidato presentó su declaración patrimonial y renunció al secreto bancario.

5 Propone un México con un modelo Sustentable

El partido que gobernó durante más de 70 años se benefició de la creación de pobreza pues sus votos los consiguen ayudando momentáneamente a la gente, el populismo es igual pues no tendría razón de ser si no hubiera pobreza. Felipe Calderón propone un modelo sustentable con objetivos claros para eliminar la pobreza en nuestro País.

6 No tiene comprometida su candidatura

Es el único candidato al que no se le ha relacionado con ex Presidentes priístas o líderes sindicales.

7 Sabe negociar, promueve la unidad

Es el único candidato que pudo llegar a obtener la candidatura de su partido sin rupturas al interior del mismo.

8 Garantiza el derecho a la libertad de Expresión

Felipe Calderón es una persona comprometida con la libertad de expresión, derecho que hemos ganado en los últimos años y no podemos permitir ni un paso atrás. Hace 6 años no se hubieran podido hacer señalamientos en torno a los hijos del Presidente como ahora se hacen. Gobernantes anteriores censuraban a los medios sometiéndolos o comprándolos tal y como lo hacen en países que ahora tienen gobernantes populistas.

9 Para México el Populismo significa retroceso

Tal y como lo dijo el ex Presidente José María Aznar en una reciente conferencia en el Tec de Monterrey "Se ha probado muchas veces el camino del populismo y siempre ha sido empeorar las condiciones de vida de los más débiles y esto genera una terrible frustración" por otra parte el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) venezolano admite que la pobreza pasó de afectar al 42,8% de la población en 1999 a afectar al 53% en 2004. Felipe Calderón reconoce que hay mucho por hacer en nuestro país, y tiene propuestas para sus promesas.

10 Garantiza estabilidad y crecimiento

Por primera vez en muchos años los mexicanos podemos planear a mediano y largo plazo, cuantos de nosotros tuvimos que interrumpir estudios por las crisis, llegar a la casa despedidos por recortes en el 94, cambiar de escuela a nuestros hijos por no poder pagar, pedir prestado por no poder llevar de comer a nuestras casas, y estos son sólo algunos de los ejemplos muchos la pasaron peor. Ahora volvemos a ver en el periódico que día a día la oferta laboral crece, tenemos acceso a crédito automotriz y de vivienda, no se ha devaluado la moneda, la inflación ha sido moderada, y pudiéramos estar mucho mejor si los legisladores de oposición hubieran gobernado para las personas que los eligieron y no para los intereses y ambiciones de los líderes de sus partidos.

¿Cumplir es su fuerza?

Capital Político, Adrián Rueda, El Universal

Muy seguro de sí mismo, Andrés Manuel López Obrador va recorriendo el país con la cantaleta esa de "cumplir es mi fuerza ", como si en verdad hubiera hecho un gran trabajo al frente del gobierno de la ciudad.

Nada más hay que preguntarle a los habitantes de Iztapalapa cuál fue la principal promesa de campaña con la que El Peje les pidió su voto y si en verdad les cumplió.

Andrés Manuel juró que Iztapalapa no volvería a sufrir por agua, y lejos de mantener siquiera el lodo que llegaba al oriente del DF, de plano se quedaron sin líquido durante su gobierno.

En Iztapalapa aún recuerdan cómo López Obrador se negó a dar dinero para una obra hidráulica que saciaría la sed de la zona, pero dijo que el dinero que tenía era para los segundos pisos.

Otra promesa fue que los automovilistas que pagaran placas nuevas las recibirían en tres meses; luego que en un año, si no echaría al titular de Setravi, Francisco Garduño; a tres años, lejos de irse Garduño sigue ordeñando panteras.

Una más de sus promesas incumplidas fue la de reducir los índices delictivos 15% anual hasta llegar a 45, o de lo contrario se irían el procurador y el jefe de policía.

Claro que los índices nunca bajaron, sino por el contrario. Se fue el jefe de policía, Marcelo Ebrard, pero por inepto; su relevo, Joel Ortega, se lavó las manos y se puso a administrar policías.

Del procurador Bernardo Bátiz ni se diga, por todos lados recibe goles, lo mismo de sus subprocuradores -sobre todo uno- que de los delincuentes. ¿Eso es cumplir?

Donde El Peje no tuvo máuser fue con su Ley de Austeridad, que limita a cinco asesores por dependencia y permite escolta sólo para el titular de la SSP y el procurador; para nadie más.

El artículo 10 prevé sanciones incluso penales para quien viole esta ley, pero a AMLO le valió, pues tenía seis asesores y usaba a Las Gacelas como escoltas. Y eso que era su ley.

En ese tiempo Andrés Manuel gastaba al menos 400 mil pesos del erario en salarios a sus asesores, según la nómina del gobierno del DF de ese entonces, donde se publicaron los nombres.

En la lista aparecían el fallecido Samuel del Villar, Ignacio Marván, Rogelio Ramírez de la O, José María Pérez Gay, José Guadalupe Zamarripa de la Peña y Beatriz Gutiérrez Muéller, esta última su prometida.

Finalizaba 2003 y lo curioso es que quien sobraba en la nómina era nada menos que Gutiérrez Muéller, quien tenía un sueldazo de más de 60 mil pesos por órdenes del jefe de gobierno. Pero era la primera dama y había que cobijarla.

Betty pasó de la Dirección de Difusión a asesora cuando Nacho Marván se lanzó como candidato plurinominal del PRD a la ALDF, posición que no obtuvo y regresó a su asesoría, sólo que no hubo ninguna baja, y la Ley de Austeridad impuesta por El Peje fue violada por su creador sin ningún remordimiento.

Andrés Manuel se queja de las pensiones a ex presidentes, pero no del sueldo de 66 mil pesos a su chofer y de la manutención de su novia; o los 66 mil para su particular, Alejandro Esquer .

Y después de lo ratas que salieron René Bejarano y Gustavo Ponce todavía se atreve a presumir de honestidad valiente. ¿De qué vive su equipo de campaña si todos son jefes de familia? ¿No cobran desde hace medio año y comen? ¿Hay nómina secreta?