abril 21, 2006

Pasión por México

Cartas del Lector / Los señores López

Reforma

"No pago para que me peguen", exclamó alguna vez el señor José López Portillo cuando dejó de insertar publicidad del Gobierno en medios que lo criticaban, curiosamente el dinero que "no pagaba" era del erario, es decir de todos los mexicanos, y no de su propiedad.

El nuevo señor López... Obrador, siguiendo la escuela de su mentor priista, hoy "paga para que lo acaricien", y con dinero de la campaña (que gran parte viene del erario, es decir, de todos nosotros) le encarga a Mandoki un "documental" que por ese simple hecho pierde cualquier valor de honestidad intelectual que pudiera tener.

El "documental" tiene el mismo valor que los spots del PAN y del PRI.

Alfonso Vásquez
Guadalajara, Jalisco

Confunde AMLO artículos de la Constitución

Jorge Ramos / Enviado
El Universal
Jalapa, Tabasco
Jueves 20 de abril de 2006

Después de que reprobara la agresión hacia los mineros en Lázaro Cárdenas, Michoacán, López Obrador mencionó que en su gobierno se beneficiará la democracia sindical "como lo señala el artículo tercero constitucional"

18:59 Al plantear Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, su proyecto en materia laboral, confundió los artículos constitucionales sobre educación y trabajo.

Después de que reprobara la agresión hacia los mineros en Lázaro Cárdenas Michoacán, López Obrador mencionó que en su gobierno se beneficiará la democracia sindical "como lo señala el artículo tercero constitucional".

"(En materia laboral, tengo dos planteamientos), el primero tiene que ver con la democracia sindical en la que los trabajadores puedan elegir libremente a sus dirigentes, que se termine la antidemocracia en los sindicatos y se establezca como lo señala el artículo tercero constitucional", dijo.

Sin embargo, dicho artículo hace referencia a la educación. Es el artículo 123 el establece la creación de empleos y la organización social para el trabajo.

Después agregó que en segundo lugar, propone la no intervención del gobierno en asuntos que conciernen a los sindicatos, pues el Estado no puede estar queriendo determinar la vida al interior de los sindicatos.

"El gobierno no se puede convertir en juez y decir en cuál sindicato hay democracia y en cuál no la hay; no puede decir el gobierno, mucho menos, quién debe ser el dirigente sindical".