junio 13, 2006

El Washington Post hace un breve e interesante análisis de la gestión de Vicente Fox

En inglés y español.

Para verlo haz click en la fotografía.

¿Piensas votar?




Cuñado incómodo

Sergio Sarmiento

“La verdad es raramente pura y nunca simple.”
Oscar Wilde

Más que lo que se dice, lo que realmente importa en los debates es la percepción de lo que se dice. En su confusa sintaxis, Andrés Manuel López Obrador dijo en el debate del 6 de junio que una empresa del “cuñado de Felipe, cuñado incómodo, tiene una empresa que le trabaja al gobierno, que ha recibido contratos precisamente de la Secretaría, mejor dicho del sector energético, cuando Felipe fue secretario, tuvo ingresos por 2,500 millones de pesos y no pagó impuestos”.

En entrevistas posteriores Claudia Sheinbaum, quien ha asumido la función de portavoz en la campaña de López Obrador como la tuvo en el Gobierno del Distrito Federal en el caso del segundo piso del Periférico, ha explicado que Andrés Manuel no dijo que la Secretaría de Energía o siquiera el sector energético hubieran dado contratos por 2,500 millones de pesos a las empresas de Zavala durante el breve periodo, ocho meses, en que Calderón fue secretario de Energía: de septiembre de 2003 a mayo de 2004. No, aclara Sheinbaum, eran dos afirmaciones distintas: una, que las empresas de Zavala recibieron contratos del sector energético (sin importar si Calderón era o no secretario de Energía); y dos, que esas empresas facturaron 2,500 millones de pesos sin pagar impuestos.

La información que tenemos disponible hasta este momento nos permite aclarar la sintaxis y los hechos. Sabemos ya, por ejemplo, que sí, que una empresa de Zavala sí tuvo cuando menos un contrato con Pemex Exploración, el cual fue, al parecer, por ocho millones de pesos. Sabemos también que esa empresa, Meta Data, fue comprada por Hildebrando, la firma de Zavala, en 2003. El contrato con Pemex Exploración procedía de 1997, pero se renovó en el 2003 cuando Calderón era secretario de Energía. Sabemos también que Calderón, como secretario, no tenía responsabilidad formal en los contratos de Pemex Exploración y que, al contrario del corporativo de Pemex, no era siquiera miembro del consejo de administración de esa paraestatal.

Sabemos que los contratos gubernamentales representan apenas un 10 por ciento de la facturación total de las empresas de Zavala. Sabemos que éstas se dedican al campo de la tecnología y del software, en el cual compiten principalmente con firmas extranjeras, y que han tenido un constante crecimiento desde 1987, su fecha de fundación. Sabemos que no le pertenecen solamente a Zavala sino que cuentan con otros socios, entre ellos el fondo de inversión internacional Advent. Sabemos también que las empresas del grupo son auditadas por una firma externa profesional y que están al corriente en sus pagos de impuestos. Sabemos que las empresas han tenido ingresos brutos por 2,500 millones de pesos, pero no en ocho meses de función de Calderón en la Secretaría de Energía sino a lo largo de muchos años, y que la mayor parte de éstos proceden de contratos privados. Sabemos también que en el 2005 la empresa central, Hildebrando, declaró ingresos iguales a sus gastos, pero que los resulta! dos estaban todavía siendo sometidos a auditoría externa en junio.

Claro que todos estos hechos son complicados y no pueden por lo tanto explicarse con facilidad en un minuto de televisión. Así, López Obrador continúa insistiendo en que Calderón entregó contratos indebidos a un cuñado incómodo y que éste, pese a tener ingresos multimillonarios, no paga impuestos. ¿Es indebido el contrato de Meta Data con Pemex Exploración? A primera vista no. El punto crucial es que el contrato es anterior a la compra de Meta Data por Hildebrando. Pero la Secretaría de la Función Pública debe determinar, de todas maneras, si la normatividad vigente habría impedido la renovación. Debe ventilarse también en qué condiciones se dio esta renovación.

En cuanto a la supuesta evasión fiscal, todo parece señalar que las empresas de Zavala no han hecho más que ajustarse a la legislación vigente. Eso no puede cuestionársele a ninguna compañía en el mundo. No deja de ser interesante que si se legislara la propuesta de tasa única que ha venido impulsando Calderón, la cual establecería un Impuesto Sobre la Renta que se aplicaría con pocas o casi ninguna deducción a los ingresos brutos de las empresas, seguramente las firmas de Zavala habrían tenido que pagar un mayor Impuesto Sobre la Renta independientemente de sus gastos.

Ahí está quizá el meollo del asunto. López Obrador tiene razón cuando dice que los ricos no pagan impuestos en este país. Ciertamente pagan menos de lo que deberían. Pero el problema es del sistema fiscal que permite que quienes tienen buenos abogados y contadores puedan reducir sus impuestos de manera legal. Quizá Andrés Manuel debería apoyar la iniciativa de tasa única que promueve Calderón.

Positiva gestión económica de Fox: analistas

Milenio
13 de junio de 2006

Especialistas coincidieron en que la economía mexicana, pese a factores persistentes como la pobreza y la inseguridad pública, presenta una "sana tendencia" hacia la consolidación y el crecimiento.

Guatemala.- El desempeño de la macroeconomía bajo la administración del presidente de México, Vicente Fox, fue valorado de manera positiva y considerado ejemplar por analistas guatemaltecos, quienes a la vez señalaron retos sociales pendientes.

Especialistas coincidieron en que la economía mexicana, pese a factores persistentes como la pobreza y la inseguridad pública, presenta una "sana tendencia" hacia la consolidación y el crecimiento.

"El comportamiento de la economía mexicana es, de alguna manera, un ejemplo para América Latina", sostuvo el analista del influyente Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Hugo Maúl.

Explicó al respecto que "los resultados macroeconómicos de la gestión del presidente Fox son un claro ejemplo del compromiso de crecimiento con estabilidad de precios y de generación de condiciones para el desarrollo".

Maúl dijo que las autoridades mexicanas "han seguido una política económica que ha permitido la estabilidad, control de la inflación en un dígito y en general un manejo adecuado de las condiciones macroeconómicas".

Consideró que aún cuando México es un país exportador de petróleo, industria que genera un importante ingreso de divisas, "ha logrado que el peso no siga el mismo camino de otras monedas latinoamericanas".

Los altos precios internacionales del crudo "han generado una afluencia masiva de divisas para un país petrolero como México, pero sus autoridades han mantenido un control del valor de la moneda nacional".

"El camino de la apreciación (de una moneda nacional) no es conveniente porque cuando no se sustenta adecuadamente afecta de manera drástica a las exportaciones, entre otros factores negativos", indicó Maúl.

Por su tamaño, la economía mexicana es la primera en América Latina y la número 13 a nivel mundial. también es líder receptor de inversión extranjera directa en la región latinoamericana.

México está considerado como primer exportador entre las naciones latinoamericanas y el octavo en el plano mundial con un monto de aproximadamente 290 mil millones de dólares.

El país cerró 2005 con casi 75 mil millones de dólares en reservas monetarias internacionales, una marca histórica que se alcanzó en la actual administración, de acuerdo con datos del central Banco de México.

En opinión del especialista en temas económicos, en México "se ha podido sobrellevar los actores externos que impactan en el comportamiento macroeconómico con el desarrollo interno del país".

Otro aspecto relevante de la administración de Fox tiene que ver "con una consolidación de la parte del Nafta", como se denomina al Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte, establecido entre México, Estados Unidos y Canadá en 1994.

Sobre los esfuerzos infructuosos del gobierno mexicano de alcanzar un crecimiento de más d cuatro por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), Maúl dijo que "no alcanzar niveles altos de crecimiento sostenido es un problema general en América Latina".

El economista independiente Pablo Rodas dijo por su parte que al terminar su mandato de seis años, Fox dejará una economía estable, alejada "de los temores de antaño de grandes devaluaciones o descalabros económicos".

Estimó que la estabilidad macroeconómica y el rumbo correcto del crecimiento es resultado del trabajo conjunto de la banca central y el Ejecutivo, en especial de la adecuada gestión de la Secretaría de Hacienda.

Por la actual fortaleza de la economía mexicana, descartó además que se pudiera producir "una fuga de capitales como sucedía en el pasado apenas se daba el cambio de gobierno y aplicaba las primeras medias económicas".

Explicó que la vigencia del TLC con Estados Unidos y Canadá "sin duda ha estimulado la economía mexicana, y más de una década después se requiere de nuevos aires que restituyan la pérdida de competitividad en algunos sectores y productos".

A su vez, el analista del Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (Incep), Francisco García, hizo énfasis en que el alto nivel de popularidad con que acaba su gestión el presidente mexicano "es resultado de una economía sana y en crecimiento".

El coordinador de análisis del Incep manifestó que la estabilidad es producto "de la aplicación adecuada de la política macroeconómica y una coyuntura económica internacional favorable", relacionada con los elevados pecios del petróleo.

"Los índices de simpatía -arriba del 60 por ciento- con que termina el presidente Fox su mandato nos indica que en cierta medida la ciudadanía reconoce los esfuerzos de su gobierno por mantener una economía sana y de crecimiento del PIB", apuntó.

Resaltó que la economía mexicana ha comenzado a dejar la larga dependencia de los ingresos petroleros y desarrolla un sector exportador diversificado, que lo ubica como uno de los principales exportadores en el mundo.

García puntualizó, no obstante, que "el mejor rostro que puede presentar la bonanza de una macroeconomía estable y bien encaminada al crecimiento es una activa política social, de generación de empleos y de multiplicación de oportunidades para la población".

Denunciará PAN "lavado de dinero" a favor de AMLO

Jorge Teherán
El Universal
Martes 13 de junio de 2006

Acusan el secretario general adjunto de la dirigencia nacional panista, César Nava; el representante del partido ante el IFE, Germán Martínez, y el diputado Juan Molinar, que la campaña de López Obrador mantiene un esquema de financiamiento ilegal desde el gobierno del DF

El PAN anunció que presentará dos denuncias en contra del candidato presidencial del PRD, Andrés Manuel López Obrador, a quien acusa de delincuencia organizada, “lavado de dinero” y delitos electorales.

En conferencia de prensa, el secretario general adjunto de la dirigencia nacional panista, César Nava; el representante del PAN ante el Instituto Federal Electoral, Germán Martínez, y el diputado Juan Molinar, acusaron que la campaña de López Obrador mantiene un esquema de financiamiento ilegal desde el gobierno del Distrito Federal.

Nava dijo que las dos denuncias se presentarán, una ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), y otra ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, con base en tres notas firmadas por funcionarios del gobierno capitalino en donde se instruye el diseño de un esquema de financiamiento ilegal.

Estas notas, refirió, fueron entregadas al Comité Ejecutivo Nacional del PAN “presuntamente” por un ex colaborador del gobierno del Distrito Federal.

Del análisis de las notas, aseguró Nava, se desprende la participación en los actos ilegales de Claudia Sheinbaum, Joel Ortega, Marcelo Ebrard, Alberto Pérez Mendoza, Nicolás Mollinedo, Octavio Romero Oropeza y César Yánez Centeno.

Todos ellos, expuso, serán denunciados para que sea la autoridad ministerial la que determine su presunta participación en los hechos.

Los panistas explicaron que las presuntas fuentes del financiamiento ilegal son la adjudicación directa de contratos con sobreprecio para la construcción del distribuidor vial, los segundos pisos y el Metrobús; el cobro de cuotas de protección a los taxis “pirata”, principalmente a las organizaciones “Panteras” y “Montaña”; la extorsión a los giros negros.

También se encuentra el cobro de cuotas a los vendedores ambulantes, particularmente a los controlados por René Bejarano y Dolores Padierna; la asignación irregular de créditos para vivienda a las organizaciones perredistas de la Ciudad de México, a través del Instituto de Vivienda del DF.

Se le revierte a Amlo la guerra sucia; sus finanzas, a debate

José Carreño Carlón
La Crónica
13 de Junio de 2006

El orden del día de la agenda quedó determinado anoche por el tema del financiamiento sucio de la campaña de Amlo, puesto en la mesa por la primera plana de El Economista.

Conforme fue avanzando el día —relata Consultores en Información y Análisis de Medios (CIAM)— creció la controversia en torno de lo publicado por el director de ese diario, Luis Enrique Mercado, acerca de que los gastos de campaña de Amlo están financiados con dinero ilícito obtenido a partir de la extorsión y de presupuestos inflados de obras públicas.

El tema –continúa CIAM— tendió una sombra sobre Marcelo Ebrard, unas horas antes del debate entre los candidatos a jefe de gobierno del DF. Y además dificultó los esfuerzos del PRD por seguir manteniendo el Expediente Hildebrando en el primer plano de la agenda de los medios.

Por ejemplo, en una entrevista con Pepe Cárdenas (Radio Fórmula) el vocero perredista Gerardo Fernández Noroña vio frenados sus argumentos sobre el caso Hildebrando cuando el conductor le preguntó sobre lo publicado por El Economista.

Aunque el vocero del PRD buscó responder con serenidad, en su respuesta descontrolada retó a El Economista a que presentara documentos ante los medios, cosa que el diario había hecho la mañana de ayer mismo en sus 8 columnas.

No se vieron mejor Amlo y Claudia Sheinbaum.

El candidato rechazó que desde el gobierno capitalino se haya creado un fondo ("de reptiles", lo llamaban los clásicos) para su campaña.

Cuando se le preguntó sobre lo publicado por El Economista, respondió: "¿Qué periódico es ese? no lo he leído, no lo leo".

Y su refuerzo en la campaña, la señora Sheinbaum, aseguró que esa información es falsa: "Todas las cuentas del segundo piso fueron entregadas… Los contratos están a disposición del público; es falso. No he leído la nota y no puedo decir más".

A eso fue a lo que respondió por la noche el columnista cibernético, radiofónico y periodístico José Fonseca, con tres heladas frases:

1) "Con documentos que afirma tener en su poder, el diario El Economista ha lanzado graves acusaciones de extorsión a proveedores y contratistas del gobierno del Distrito Federal.

2) "No pueden, ni el gobierno del DF, ni Andrés Manuel López Obrador, ignorarlas.

3) "No vale decir que no leyeron el diario, porque la acusación es muy seria".

Tan seria que el tema apunta a crecer a menos de tres semanas de la jornada electoral.

Fondo de reptiles ¿o de pejes?

"Fondos de reptiles" ya se llamaban en la época de Bismarck, el canciller alemán que desde el siglo antepasado creaba este tipo de reservas para repartir entre la prensa europea a cambio de que ésta generara condiciones favorables a las campañas militares que emprendía el canciller.

Entre reptil y pez es el pejelagarto, la especie del trópico cuyo nombre popular ha popularizado al candidato tropical.

Y este fondo de pejelagartos lo mismo aparece destinado a compensar a comunicadores aliados a Amlo que a actuar contra periodistas críticos. Ya el PAN anunció que presentará ante el Congreso de la Unión un punto de acuerdo para que se integre una Comisión Especial de legisladores que investigue el tema. Su candidato a jefe de gobierno del DF, Demetrio Sodi anticipó que lo publicado confirma que el PRD hizo del gobierno un "botín"; clamó que la gente se debe de dar cuenta quiénes son Amlo y su hasta ahora seguro sucesor, Marcelo Ebrard, quien aparece en El Economista como el recaudador del fondo de pejes entre los ambulantes.

Y el sector privado, con Canaco y Coparmex a la cabeza, exigieron al IFE y la Fepade (PGR) investigar y perseguir hasta sus últimas consecuencias a los responsables.

Con Ezra Shabot (Radiópolis) Adríán Trejo indicó que esta información confirma las sospechas acerca de los motivos que llevaron al gobierno del DF a negarse a hacer público el costo de la construcción de los segundos pisos. Y Luis Enrique Mercado dijo que en esas obras del segundo piso y el metrobús, los documentos indican que se pidió a los empresarios que sobrefacturaran incluso al doble de lo que costó la obra. Recalcó que los documentos dicen que se les pagaba la mitad y el
resto iba a la campaña.

Y Jorge Fernández Menéndez, en Imagen, hizo notar que en uno de los documentos se habla de comunicadores beneficiados, a lo que Luis Enrique Mercado precisó que habla de comunicadores que se beneficiaron con asignaciones presupuestales de promoción.

También indicó que en el documento se dice que hay que tomar acciones en contra de comunicadores enemigos. Explicó que no se dice cuáles son las acciones en contra, sino que sólo mencionan a Pedro Ferriz de Con, Pablo Hiriart, Óscar M Beteta, Jaime Sánchez Susarrey y probablemente a Carlos Ramírez, aunque sólo se menciona el apellido.

Faltan muchas aclaraciones.

jose.carreno@uia.mx

El financiamiento sucio de una campaña

Excélsior
Jorge Fernández Menéndez
Razones
13 de junio de 2006

Desde el poder nos han mentido tanto, se han cometido tantas arbitrariedades, que cuando las mentiras provienen de sectores sólo en apariencia ajenos a éste, muchos terminan aceptándolas, sin verificar su verosimilitud. López Obrador y otros dirigentes políticos de su partido han desarrollado esa habilidad hasta el límite y les ha dado magníficos dividendos: cuando se mostraron los famosos videos de Bejarano, Ímaz y Ponce Meléndez en lugar de investigar y exigir el castigo a los culpables, se "descubrió" el complot en su contra; cuando acusa a los empresarios, a "los ricos", las "élites" o los de "cuello blanco", paradójicamente no es él quien debe demostrar la veracidad de sus acusaciones, sino los acusados los que deben demostrar que son inocentes. Cuando acusa a Calderón, con una evidente mentira, de tener un cuñado que no paga impuestos, es éste el que debe demostrar que no ha cometido un delito, por más que el candidato perredista no haya probado sus acusaciones. Si se le recuerdan al propio López Obrador los claroscuros de su historia familiar y personal o la cantidad de personajes alrededor suyo que han tenido graves acusaciones políticas o penales, ellos o sus familiares más cercanos, nos encontramos con que estamos ante otro complot. Ni él ni los suyos deben rendir cuentas.

Pues ahora tendrán que hacerlo. Los documentos que presentó el periódico El Economista sobre la forma en que se financia de manera subterránea la campaña lopezobradorista coloca en negro sobre blanco lo que se sospechaba de tiempo atrás. La operación, según los documentos, comenzó en abril del 2003 cuando Claudia Sheinbaum Pardo, en un documento enviado al equipo más cercano del todavía jefe de Gobierno, explica cómo se deben buscar mecanismos de financiamiento "que no puedan ser contabilizados en los topes de campaña". Los documentos están firmados con las iniciales de la autora CSP. Otros
documentos están firmados por Alberto Pérez Mendoza (APM, coordinador de defensa del voto de López Obrador) y Nicolás Mollinedo Bastar (NMB, director de logística de AMLO). La operación financiera, según esos documentos, la dirigió otro cercano amigo, Octavio Romero Oropeza, ex oficial mayor del GDF y responsable de las finanzas del candidato.

El documento de CSP, según El Economista, dice que se deben obtener recursos "buscando proveedores afines y darles proyectos de obra (distribuidor vial, segundo piso del Periférico y Viaducto y otras vialidades) y pagarles a tiempo para que no incurran en gastos financieros y pedirles su apoyo económico en retribución". Sugiere identificar a los proveedores más proclives y pedirles sobreestimaciones, facturación parcial y pagar el resto por fuera. "Con alguno de ellos, agrega Sheinbaum, quedaremos en deuda, sin embargo, al llegar a la Presidencia se les recompensará con más proyectos". Más adelante, en otros documentos, se enumeran las fuentes de recursos e incluso quiénes se deben encargar de cada uno de ellos: Alberto Pérez Mendoza y Sheinbaum, de "disuadir" a las empresas constructoras que pudieran estar descontentas con la sobrefacturación e incluso especifican, en el llamado Documento 9, Nota Informativa Confidencial, que deben hablar con el "maestro" (se supone que el procurador Bátiz) para que asigne a un ministerio público leal si se presentan casos. En prensa, César Yáñez debe "vigilar a los comunicadores que se beneficiaron con asignaciones presupuestales de promoción y que podrían voltearse en los últimos dos meses de campaña". Incluso plantea "emprender acciones" contra los comunicadores que considera enemigos.

Marcelo Ebrard y Jesús Ortega debían buscar el apoyo de la hermandad policíaca y verificar que 40% de los ingresos se depositen en las cuentas "blancas" de la campaña. También debían ocuparse de los taxis pirata y deslindar al PRD de grupos como los Montaña, Pantera y Asamblea de Barrios. Pérez Mendoza era el responsable de las "aportaciones" de los giros negros y los aportes provenientes del programa de viviendas.

Ya en octubre de 2004, Pérez Mendoza, en otro documento, hace una evaluación del operativo y considera que fue un acierto encargar a Sheinbaum del segundo piso y no a la Secretaría de Finanzas, porque éstos "podrían ser imprudentes con su perfeccionismo". Del metrobús asegura que dejará "excedentes importantes". Los giros negros proporcionan "excelentes ingresos", pero advierte que algunos delegados "han abusado al tomar su parte". Existen, asegura, muchos "cabos sueltos" en el tema de los taxis y microbuses tolerados y pirata, pero no con los ambulantes, "controlados por Bejarano y Padierna". La hermandad policial "ha colaborado generosamente" y el blindaje legal de la asociación "es absoluto". El programa de vivienda ha sido "todo un éxito" y "hemos entregado, dice, grandes cantidades de dinero a miembros activistas del partido y a personas físicas afines".

Hasta allí los documentos, pero todo checa. La operación comienza en abril de 2003, cuando empieza también, por ejemplo, el chantaje a Ahumada (y las filmaciones de éste). ¿Quiénes reciben el dinero de Ahumada?: Bejarano y, entre otros, Ímaz, el esposo de Claudia Sheinbaum, ésta ya a cargo de las obras del distribuidor vial y el segundo piso, pese a desconocer absolutamente el tema. ¿A dónde iba a parar el dinero que entregaban Ahumada y otros empresarios? Pues a la campaña, pero, ¿era para la del 2003 o para el fondo que se estaba creando para el 2006? ¿Por qué se mantiene a Sheinbaum a pesar de ese cargo de corrupción sobre su esposo? Porque es la pieza clave de la operación. ¿Quiénes estaban sentados en primera fila en el IFE el día de la toma de protesta de AMLO? Los empresarios beneficiados con las obras viales y de vivienda del GDF, por adjudicaciones directas. ¿Por qué tanto empeño en reventar el Instituto de Transparencia? Para blindar la información. Todas las piezas encajan. Ahora esperemos, por lo menos, una explicación del candidato López Obrador.

Carlos Fuentes

Templo Mayor
Reforma
13 de junio de 2006

POR CIERTO que el escritor Carlos Fuentes ya aclaró que no escribió, ni reconoce, ni suscribe la "Carta al PRI y al PAN" que los seguidores de AMLO están circulando por internet.

SE TRATA de un panfleto con el que los lópezobradoristas pretenden hacer creer que Fuentes le da su voto al candidato perredista.

EL TEXTO tiene frases como ésta: "Nos acordaremos este 2 de julio, cuando votemos por la única opción que los ciudadanos valientes podríamos elegir, porque por cada mexicano muerto en las luchas sociales, hay un mexicano responsable, y no dudaré en dar mi voto, junto con el de millones, por Andrés Manuel López Obrador".

AHORA SÍ que a Carlos Fuentes le pasó lo que a Gabriel García Márquez cuando le atribuyeron el pseudopoema "La Marioneta" que en realidad escribió el ventrilocuo Johnny Welch.

EN AQUELLA OCASIÓN, García Márquez comentó: "Lo que realmente me puede matar es la vergüenza de que alguien me crea capaz de haber escrito un texto tan cursi".

Olvidan ideología del PRD.- Cárdenas

Niega Cárdenas que contribuya a las disputas internas de su partido y esté regateando su apoyo a López Obrador

Daniela Rea Gómez

Ciudad de México (12 junio 2006).- En el actual proceso electoral, elPRD vive condiciones internas semejantes a las que lo llevaron a la derrota en el año 2000, advierte Cuauhtémoc Cárdenas.

"No veo muchos cambios. No veo que se le haya dedicado previamente tiempo ni esfuerzo a la organización del partido; de darle fuerza en lugares donde su presencia es baja, de una mejor comunicación interna. La ideología ha quedado al margen de la vida del PRD", afirma.

En 2000, cinco días después de la contienda presidencial, el entonces candidato perredista publicó un artículo donde reconocía que el PRD perdió la Presidencia, "porque se agotó en disputas internas, clientelismo, posturas derrotistas, cuotas de poder".

El fundador del PRD niega que contribuya a las disputas internas de su partido y esté regateando su apoyo a Andrés Manuel López Obrador.

Afirma que su ausencia en la campaña del tabasqueño se debe a que no es coordinador, ni candidato. "No creo que en mi caso, mi actitud beneficie a ninguna propuesta contraria a la que he defendido a lo largo de mi vida".

¿A qué causa contribuye con su ausencia en la campaña de López Obrador?

En la campaña está quien tiene que estar. No soy candidato, me ofrecieron una candidatura al Senado y no lo consideré. No tengo por qué participar en la campaña ni en su coordinación.

Voy a dar mi voto el 2 de julio. No voy a votar en contra de mi partido, seguiré impulsando el proyecto en el que creo y manifestando mis opiniones sobre algunas candidaturas que postula el PRD, que no me parecen adecuadas porque no responden a los principios por los que ha venido luchando el partido.

¿Le está haciendo el caldo gordo al PAN?

No creo que mi actitud beneficie a ninguna propuesta contraria a la que he defendido a lo largo de mi vida, y que coincide con los principios, las propuestas que el PRD ha hecho. La interpretación de qué tanto influye mi ausencia en la campaña, se la dejo a los comunicadores y a quienes investigan la campaña electoral.

Dice que votará por el PRD, pero nunca ha dicho que votará por Andrés Manuel.

No veo cuál es la diferencia.

No hay un apoyo expreso de su parte.

Le están dando importancia a algo que no lo tiene. Lo importante es saber qué proyecto está impulsándose, a dónde y cómo se quiere llegar. Vemos una elección tranquila, vemos signos de inquietud de algunas personas, y francamente veo que la elección está en los cauces normales, no como la que vivimos en el 88.

En julio del 2000, usted reconoció en un texto que el PRD perdió la Presidencia, porque se agotó en disputas internas. ¿Es el mismo escenario para el 2006?

No veo muchos cambios, sigue habiendo predominancia de las corrientes dentro del partido. No veo que se le haya dedicado previamente tiempo ni esfuerzo a la organización de partido, de darle fuerza en lugares donde su presencia es baja, de una mejor comunicación interna de la dirección del partido hacia los medios.

No he visto estas acciones que considero fundamentales. Ni una discusión amplia de programación. La ideología ha quedado al margen de la vida del PRD.

¿Lo han escuchado en su partido?

Prefiero no opinar de esto. Ni tiene caso, porque a veces la gente lee, a veces no lee; a veces escucha, a veces no escucha.

¿Cuánto ha colaborado usted con esta situación interna?

En las disputas del partido no he contribuido en nada. Hemos tratado de evitarlas. No hemos entrado a pelear con nadie, ni estoy disputando posiciones.

Sin regateos

Cuauhtémoc Cárdenas asegura que no reprocha nada a López Obrador. Ni por las candidaturas al Congreso, ni por la de Marcelo Ebrard al Gobierno del DF.

"No me consta que él (AMLO) haya intervenido en las candidaturas al Congreso y al Senado. En cuanto a lo de Ebrard, tomé una posición muy clara desde el principio", afirma.


¿No le reprocha nada a AMLO?

No le reprocho nada a nadie.

¿Qué hubiera sentido usted si cuando fue candidato presidencial, sus compañeros le hubieran regateado el apoyo?

No he tomado ni una postura respecto a ninguna persona. No veo por qué dicen que regateo el apoyo. Rechazo esa imputación en contra.

¿López Obrador es capaz de construir consensos?

Cuando fue presidente del partido, sí.

¿Le preocupa que AMLO quiera perpetuarse en el poder, de llegar a la Presidencia?

No, no me preocupa, porque vi una declaración enfática de que estaría en contra de cualquier medida que propiciara la reelección presidencial.

¿Qué pierde la izquierda, si pierde AMLO el 2 de julio?

No lo sé. A partir de que los proyectos no están definidos, no sé que sea la izquierda. Creo en la avanzada de la revolución mexicana, en la defensa de la soberanía, en propiciar los cambios democráticos, en dar prioridad a las necesidades de la gente. Eso es lo que me define a mí. Hay quien prefiere decir que es de izquierda.

¿Coinciden usted y López Obrador?

Somos miembros del mismo partido.

¿Coincide con su proyecto?

Con una parte sí, con otra no. No voy a entrar a decir mis coincidencias y diferencias específicas, porque se utiliza indebidamente. No tengo interés en confrontaciones abiertas.

¿Pero sí lo han platicado ustedes?

Lo hacemos frecuentemente. La última vez fue hace diez días. Sobre la situación política del País y su campaña. No diré más.

¿Lo aconsejó usted?

No doy consejos ni a mis hijos.

¿Necesita López Obrador su capital político?

No hay nadie indispensable. En ningún momento me he sentido indispensable para nada. Todo mundo puede contribuir en algo, pero no me considero indispensable.

¿Ni por su importancia como líder moral?

Nunca he aceptado lo de líder moral, no sé qué quiera decir.

¿Cuál es su capital político?

No sé cuál es. No sé medirlo. No estoy buscando cargos públicos, no influí en la designación de candidatos; entonces, no sé qué signifique capital político.

¿Es Andrés Manuel mesiánico y populista?

No usaría esos calificativos.

¿Cuáles sí?

No voy a hablar de él.

¿Por qué no?

Porque no tengo nada qué decir respecto a los candidatos a la Presidencia.

México: ¿fiel de la balanza latinoamericana?

Destaque Internacional
Informes de Coyuntura
Año IX - No. 197
San José de Costa Rica
Responsable: Javier González

Una derrota electoral del candidato populista, dará a México la oportunidad histórica de ocupar espacios importantes de liderazgo latinoamericano, en la medida en que ofrezca una alternativa nítidamente diferente de los experimentos incentivados por el neoimperialismo chavista y por el Foro Social Mundial

1. Las próximas elecciones presidenciales en los Estados Unidos Mexicanos, que se efectuarán el 2 de julio, serán decisivas para los rumbos no sólo de esa gran nación, sino de toda América Latina. Con sus 107 millones de habitantes y sus casi 2 millones de kilómetros cuadrados, México posee una economía bastante próspera, basada en la libre iniciativa, que la sitúa en el primer lugar latinoamericano, inclusive sobrepasando al gigantesco Brasil. Si bien posee problemas políticos, sociales y económicos que nadie niega, México tiene inmejorables condiciones para solucionarlos en un ambiente de libertad y de auténtico respeto a la propiedad privada.

2. Las últimas pesquisas electorales indican un virtual empate entre Felipe Calderón Hinojosa, candidato del partido gobernante PAN, y su rival populista, Andrés Manuel López Obrador, candidato del PRD.

3. El reciente debate televisado de los candidatos presidenciales realizado el 6 de junio pp., el último antes de las elecciones, dejó clara la estrategia del candidato del PRD para conquistar votos en la recta final y ganar las próximas elecciones. López Obrador trató de presentarse como el "candidato de los pobres", con promesas demagógicas de un milagroso "cambio" en la economía del país, cuyos detalles concretos no proporcionó. Y concluyó con una poco velada amenaza de "terminar con los privilegios", lo cual deja margen para justas aprensiones, dados los antecedentes del candidato y de su partido.

Observadores de la vida pública mexicana advierten que López Obrador, intentando ganar las elecciones a través de una división del país entre "ricos y pobres", deja traslucir un rancio de lucha de clases que puede dar una pista de lo que sería ese ambiguo "cambio" prometido. Medidas demagógicas podría no sólo comprometer el avance económico sino llevar a México a un empobrecimiento general, porque no han sido otros los frutos de los regímenes populistas latinoamericanos.

4. Una eventual victoria de López Obrador no sólo sería perjudicial para los mexicanos -y especialmente para aquellos a quienes él alega defender, los más desposeídos- sino para toda América Latina, porque daría nuevo ímpetu a las fuerzas populistas de la región, justo en el momento en que éstas comienzan a dar señales de desgaste, con resultados desfavorables en Perú y en Colombia, después de una seguidilla de victorias electorales.

5. En esa perspectiva, la responsabilidad de los mexicanos no es pequeña; y, por ello, los amantes de la libertad del continente miran hacia ese país con expectativa. Sin exagerar, se puede decir que con una derrota electoral del candidato del PRD, México tendrá la posibilidad de ocupar espacios importantes de liderazgo latinoamericano, en la medida en que ofrezca una alternativa nítidamente diferente de los experimentos incentivados actualmente por el neoimperialismo chavista y por las redes anarcoindigenistas del Foro Social Mundial. En esas condiciones, México podrá asumir el histórico papel de fiel de la balanza continental.

...