junio 19, 2006

Destacan en EU democracia en México

Para The New York Times, Roberto Madrazo está fuera de la competencia que se centra en Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador

Grupo Reforma

Ciudad de México (19 junio 2006).- A través de su principal editorial, el diario estadounidense The New York Times destacó este lunes la normalidad democrática que vive México ante las próximas elecciones presidenciales del 2 de julio.

"Algo inusual ocurre en México: una elección presidencial normal", cita el texto.

Al abordar el tema de la migración, el diario señala la importancia de que México tenga un Presidente que logre generar los empleos necesarios para que los emigrantes "se queden en casa".

"Los americanos deberían querer a un Presidente mexicano que pueda mantener la estabilidad y producir empleos que puedan mantener el potencial de emigrantes en casa.

"Calderón y López Obrador proponen de muy diferentes, completamente legítimas, soluciones a este tema", señala.

Para el rotativo, Roberto Madrazo está fuera de la competencia que se centra en Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador.

ooooooooooooooooooooooooooooo

The New York Times
June 19, 2006
Editorial
Mexico's Election

Something unusual is going on in Mexico — a normal presidential election. Mexico's relatively new democratic institutions are not being strained, and are not at risk. There are three major candidates, and while they have been doing a lot of mudslinging, they offer voters a real ideological choice.

Mexico lived through 71 years of the Institutional Revolutionary Party, or PRI, which fell in 2000 to an opposition candidate, Vicente Fox, who proved to be a lackluster president. In other new democracies in Eastern Europe and Latin America, voters at this point have tended to grow nostalgic for dictatorship or eager to find an outsider who promises revolution. The first democratic election after dictatorship is always joyous; the second one can be deadly.

Not so in Mexico. Roberto Madrazo, the PRI candidate, is far back. One front-runner is Felipe Calderón, who was Mr. Fox's energy minister. He is a respectable model of the Latin American colorless, Harvard-educated, pro-business candidate. He wants to modernize Mexico and make it more globally competitive, thereby creating more jobs. Mr. Calderón advocates opening Mexico's poorly run and underfinanced energy sector to foreign investment. It is an unpopular idea, but sorely needed.

His neck-and-neck opponent is Andrés Manuel López Obrador, who has been unfairly compared, by the Calderón campaign and many others, to President Hugo Chávez of Venezuela.

Mr. López Obrador, who was recently mayor of Mexico City, is a leftist, but he is no threat to the United States, nor to Mexico. He has no ambitions to foment revolution and stresses the importance of good relations with Washington. He accepts a market economy, but would attempt to make it fairer to Mexico's poor. Mr. López Obrador has said that he would like to use government spending to create jobs and raise the minimum wage — now $4.50 a day. He wants to renegotiate the agricultural chapters of the North American Free Trade Agreement to benefit Mexico's small farmers.

His financial management of Mexico City was relatively responsible. But Mr. López Obrador ran a political machine that mirrored the PRI's machine nationwide and was not a fan of transparency in government. He reacted to a million-person march against crime by calling it an attempt by dark forces to attack him.

Americans should want a Mexican president who can maintain stability and produce jobs that can keep potential emigrants at home. That is also what Mexicans say they want. Mr. Calderón and Mr. López Obrador propose very different, completely legitimate, approaches to this task.

Carta (de Venezuela) al Pueblo Mexicano

De: David Sutti
Fecha: 19-jun-2006 13:22
Asunto: Carta (de Venezuela) al Pueblo Mexicano

QUERIDOS Y ESTIMADOS HERMANOS MEXICANOS:

DESDE VENEZUELA LES ENVIAMOS ESTE PEQUEÑO CORREO, ENFATISANDO EL REENVIO Y LA DIFUSIÓN DEL MISMO
EN TODO MÉXICO!!!

Ayúdennos a detener y eliminar el Castrocomunismo Chavista en América Latina.

Pidiéndoles de antemano perdón a todos vuestros hermanos latinoamericanos por los daños ocasionados por el RÉGIMEN COMUNISTA DEL ASESINO HUGO CHÁVEZ.

Carta abierta al pueblo mexicano

Caracas, 19 de junio.- Les escribo desde lo más profundo de mi corazón, en estos difíciles momentos históricos, cuando se juega el destino del continente iberoamericano, para advertirles del grave peligro que corren.

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador pertenece a una organización internacional creada por Fidel Castro, denominada el Foro de Sao Paulo, y de la cual también forman parte Hugo Chávez, Evo Morales y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

De ganar las elecciones, López Obrador no gobernará para lograr el bienestar de los mexicanos, sino para favorecer los intereses del Foro de Sao Paulo, como ha ocurrido en Venezuela con Hugo Chávez.

Cansados de la corrupción y la ineptitud de los partidos tradicionales, los venezolanos cometieron el error de votar por Chávez en 1998. Creyeron en sus falsas promesas sobre un futuro mejor. Pero en lugar de solucionar los problemas de subdesarrollo, miseria, desempleo, salud y vivienda, los empeoró aún más, a pesar del multimillonario incremento de los ingresos petroleros. En lugar de ocuparse de los problemas de los venezolanos, se dedicó a exportar la Revolución cubana al resto del continente, ofendiendo a gobiernos tradicionalmente amigos, como el de México, e inmiscuyéndose en los asuntos internos de las naciones hermanas. Por si fuera poco, Chávez ha impedido cualquier salida pacífica y electoral a la crisis, secuestrando todos los Poderes Públicos, incluso el Poder Electoral.

Lo más triste y humillante para el pueblo de Bolívar, que se precia de haber colaborado en la liberación de América, es observar con impotencia y desesperación, como el régimen venezolano utiliza el nombre del Libertador para promover la esclavitud castro-comunista en toda la región. Por todas estas razones, temo que, en el futuro cercano, ocurran terribles acontecimientos en Venezuela.

Los exhorto a una profunda reflexión. Les hago un llamado fraternal y desinteresado. ¡No caigan en el mismo error cometido por nosotros! ¡No decidan su futuro basados en el resentimiento y la venganza, como lo hicimos nosotros! Porque después lo lamentarán con lágrimas de sangre, como lo estamos haciendo nosotros.

De ganar López Obrador, México dejará de ser un país libre y soberano. Agentes cubanos y venezolanos tomarán el control de las instituciones, como está ocurriendo ya en Bolivia, y se utilizarán los recursos y las riquezas de México para favorecer intereses contrarios a su identidad nacional. Afortunadamente, todavía tienen tiempo de evitar una tragedia.

Me consuela saber que nuestro sufrimiento pueda servir de lección, para que otros pueblos hermanos, como el mexicano, puedan salvarse de las garras del castro-comunismo.

Me despido deseándoles el mejor de los éxitos en su futuro cercano y enviándoles mis más sinceros sentimientos de aprecio y solidaridad.

Alejandro Peña Esclusa (*)
Caracas – Venezuela
(plv@internet.ve)

(*) Presidente de la asociación civil Fuerza Solidaria
(www.fuerzasolidaria.org)

Luz y sombras por Paco Calderon