junio 29, 2006

Calderón o las verdades compartidas

Jorge Fernández Menéndez
Razones
Excélsior
28 de junio de 2006

www.nuevoexcelsior.com.mx/jfernandez www.mexicoconfidencial.com

Si hubiera una sola razón para diferenciar a Felipe Calderón de López Obrador o de Madrazo sería la forma en que llegó a la candidatura presidencial. Mientras Andrés Manuel utilizó el GDF con ese objetivo y no permitió que creciera una sola voz disonante en su partido respecto de ella, incluso deshaciéndose de quienes en buena medida lo llevaron al poder, como Cuauhtémoc Cárdenas (con quien se negó incluso a debatir, ya no sólo sobre la candidatura, sino incluso sobre la propuesta programática); mientras Roberto desoyó todas las voces y se empeñó en obtener la candidatura, aunque todos los estudios de opinión coincidían en que para el PRI era preferible un candidato con otro perfil, con menos negativos; en el caso de Felipe Calderón, éste ganó la candidatura contra los deseos del presidente Fox, de la superestructura del PAN y rompiendo los moldes que se habían establecido en el propio foxismo, que oscilaban entre una sucesión tradicional, orientada a postular a Santiago Creel o una alternativa que nunca cuajó en torno de Marta Sahagún de Fox. Calderón decidió, cuando advirtió la primera reacción presidencial en su contra, renunciar al gabinete, abandonar el gobierno para competir sin ataduras e ir, como él mismo lo ha dicho, al "lado oscuro de la luna", de donde regresó para quedarse con la candidatura presidencial y colocar al PAN en una pelea que apenas hace un año tenía perdida y que hoy puede ganar.

Conozco a Felipe Calderón desde hace años, desde 1989, cuando comenzó a colaborar con el periódico unomásuno, donde yo entonces trabajaba. Desde entonces, hasta ahora, Calderón ha mantenido una constante, que también lo diferencia de sus dos principales contendientes: es un hombre que escucha, que aprende de sus errores, que sabe cambiar, que cuando se equivoca rectifica y lo hace abiertamente y que además tiene principios. No se necesita estar de acuerdo en todo, ni siquiera en mucho con Calderón, para poder estar de acuerdo con lo esencial y en torno de ello trabajar en otros consensos, otros acuerdos. Es, además, pese a la publicidad tramposa de la que han sido objeto él y su familia, un político honesto, con una formación sólida y que, sobre todo después de que terminó su periodo como presidente del PAN (recordemos que podría haberse reelegido en esa posición, pero prefirió dejarla precisamente para que llegara un dirigente con mayores afinidades con el equipo del entonces precandidato Vicente Fox) y se fue a estudiar a Harvard, que ha crecido, ha madurado, comprende mucho mejor que sus contendientes la perspectiva de México en la globalidad.

México no puede tener un presidente que simplemente no sabe, porque no le interesa saberlo, cómo funciona el mundo real, que no le ha interesado jamás salir de nuestras fronteras, que no conoce los desafíos y posibilidades de la globalidad porque nunca se ha asomado a ella. Peor aún, que cree tener todas las respuestas mirando un pasado que, paradójicamente, conoce sólo a través de la historia oficial.

Es verdad que Calderón no ha cambiado tanto como algunos quisiéramos: a veces termina siendo un hombre producto demasiado evidente de una historia familiar panista; a veces le cuesta mostrar plenamente el talante, la ideología liberal que lo caracteriza a él y a su equipo más cercano de colaboradores, comenzando con su esposa Margarita Zavala. Se podrá argumentar que en última instancia ello es relativo: Calderón se opone a despenalizar el aborto, tiene sus dudas respecto a la píldora del día siguiente o sobre la unión civil de personas de un mismo sexo (temas en los que coincide, paradójicamente, con Madrazo y López Obrador), pero la diferencia es que asume esos temas como convicciones personales, no como objetivos de Estado y por lo tanto nunca ha luchado por imponerlos a los demás por encima de sus propias convicciones. Es un hombre creyente, religioso, pero formado en una visión laica de la política. Es la diferencia entre un liberal y un autoritario.

Como buen liberal, cree en la apertura; cree en la empresa privada; ubica al sector público, no como el motor de la economía, sino como el facilitador de las actividades de los particulares, y a la política social como un empuje para las oportunidades de la gente, no como una dádiva asistencialista que los mantendrá en la pobreza; cree más en el ciudadano que en el Estado, más en las libertades que en el control social desde el poder. La suya es una visión de cara al futuro porque
sabe que no tiene, ni él ni nadie, todas las respuestas. Cuando Madrazo califica como traidores a todos los que lo han abandonado porque no están de acuerdo con su candidatura, cuando López Obrador lanza su campaña a una confrontación de clases donde los pobres, sólo por serlo, son "buenos", y todos los demás son "delincuentes de cuello blanco" y habla de un pacto nacional, pero enfatiza que gobernará sólo con los suyos, Calderón ha insistido en que si gana las elecciones
conformará un gobierno de unidad e incluso de coalición con las otras fuerzas políticas para lograr tener un proyecto legislativo con bases comunes. Y eso sólo se puede proponer cuando se sabe que la verdad está en los grises y México es demasiado plural para optar entre blancos y negros. En nuestro país ya hemos tenido demasiados mandatarios convencidos de que sólo ellos tienen la verdad y por eso están decididos a "salvarnos", aunque para ello tengan que excluir a la sociedad y a sus adversarios del propio proyecto de "salvación". Eso es lo que, en última instancia, estará en disputa el domingo: un
gobierno quizá bien intencionado pero de y para unos pocos (¿quién puede argumentar que tiene la mayoría si gana con poco más de diez millones de votos en un país con 73 millones de electores?), marcado por la confrontación social, o un gobierno abierto a los demás grupos políticos y de poder que tengan una visión común para garantizar una verdadera mayoría y un tránsito pacífico hacia el futuro. Los primeros creen tener la verdad absoluta; los segundos aceptan que hay muchas verdades para compartir.

Itinerario Político

Ricardo Alemán
29 de junio de 2006
El Universal

En 88-89, la izquierda partidista pareció encontrar el rumbo en la lucha político-electoral

Buena parte de la generación de mexicanos nacidos en la segunda mitad de los años 50 del siglo pasado -que hoy somos cincuentones- nos educamos en la cultura popular; en las calles polvorientas y los mercados insalubres, por donde pasaban, de boca en boca, las ideas de la izquierda. La escuela pública reforzó, en muchos de esa generación, la convicción de la izquierda, hasta llevar a algunos a un paso, sólo un paso, de la aventura guerrillera.

Muchos seguimos de cerca la evolución partidista de esa izquierda dogmática, desde el PC, pasando por el PSUM, el PMT, además de otras formaciones. Entre 1988 y 1989, luego de encuentros fallidos de esa izquierda, y de un desprendimiento del PRI nacionalista y revolucionario, la izquierda partidista pareció encontrar el rumbo en la lucha político electoral. Nació entonces el PRD, la representación partidista de la izquierda que no sin intentos de aplastamiento -precisamente del gobierno de Salinas-, se convirtió en alternativa electoral.

Pero en su corta vida -de 1989 a 2006-, y desde su nacimiento, esa izquierda partidista que se comprometió con el espíritu democrático -al grado de incluirlo como parte de sus siglas- convirtió su rica herencia en lastre que lanzó por la borda, hasta convertirse en una grotesca y desfigurada copia del PRI. El PRD de 2006, eso que nos pretenden vender a los electores como la izquierda, enfrentó durante años una crisis ideológica y de identidad, hasta que, en la actual contienda presidencial, se confirmó como la restauración del PRI. O si se quiere, el triunfo colonizador del PRI. Y eso se explica si entendemos que la izquierda mexicana era una minoría que, sin el aliento y el alimento priísta, no habría llegado a donde hoy se encuentra.

Por eso algunos, acaso unos cuantos, de quienes nos educamos en la izquierda de los principios, la congruencia y la identidad ideológica, hoy no podemos votar por el PRD convertido en la restauración del PRI, y menos por sus candidatos a casi todos los puestos de elección popular, empezando por AMLO, que no son más que una impostura de izquierda.

Por congruencia no podemos votar por López Obrador, un político y candidato que nada tiene de izquierda, que traicionó principios, doctrina y espíritu fundacional del PRD, que secuestró al partido con los métodos más antidemocráticos, que lo convirtió en la nueva sucursal del PRI de Salinas y de Zedillo, que impuso desde su poder absoluto, como jefe de Gobierno y de facción, a la dirigencia del partido y a sus candidatos a casi todos los puestos de elección popular, que encumbró a Manuel Camacho, Marcelo Ebrard y Socorro Díaz, entre otros, de los responsables del fraude patriótico de 1988 y la persecución del PRD; que impuso a los Leonel Cota, José Guadarrama, Javier Berganza y muchos otros cuestionables ex priístas, y que gustoso recibió en su campaña a lo más corrupto del sindicalismo corporativo del PRI.

Por vergüenza no podemos votar por AMLO, quien se hizo candidato al GDF mediante artes ilegales y mentirosas, que como jefe de Gobierno se alió a los corruptos Bejarano, Ímaz y Ponce -a los que negó para salvar el pellejo-, quien usó su cargo y el dinero público para convertirse en candidato presidencial, quien jefatura al primer gobierno de izquierda que tiene presos políticos -en el caso Ahumada-, quien se negó a la transparencia de su gestión, se burló y desdeñó a los capitalinos que marcharon contra su ineficacia y a favor de la seguridad, escondió las auditorías de los segundos pisos y desvió millonarias sumas de dinero público de esas obras, para favorecer a los constructores amigos.

Por memoria no podemos votar por AMLO, porque recordamos a quienes dieron la vida por el ideal del naciente PRD -que cayeron en el gobierno de Salinas, del que eran operadores Camacho, Ebrard y Díaz-; porque a diario nos enseña su autoritarismo y desprecio por la democracia y la vida institucional; que cultiva la incondicionalidad absoluta, hasta la abyección; que elogia y eleva a los cortesanos y convierte en enemigos a quienes piensan distinto, que persigue a quienes lo critican y premia a los que lo ensalzan.

Por conciencia no podemos votar por AMLO, por el PRD y por la mayoría de sus candidatos, porque son responsables de la destrucción del más importante proyecto partidista de la izquierda mexicana, porque llevaron la corrupción y las peores prácticas del PRI a ese partido, porque presionaron con las nefastas "cargadas" a escritores, periodistas e intelectuales, porque en su delirio del poder olvidaron las ideas, la discusión, la crítica y la autocrítica -valores esenciales de la izquierda-, para refugiarse en el fanatismo, la popularidad y el mesianismo. No podemos votar por quien en lugar de una elección democrática pretende una imposición monárquica.

Por esas y otras razones -fundamentalmente de principios-, mi voto no será por Andrés Manuel López Obrador, ni por el PRD y menos por sus candidatos a otros puestos. Pero también por congruencia, mi voto no será para el PAN, porque nunca votaré por la derecha. El voto para el PRI siempre ha estado descartado. Mi voto es secreto.

Paco Calderón en Reforma

Bejarano, Padierna y Batres defraudan al Fonhapo

(No tengo acceso premium al sitio. Si alguien lo tiene, por favor envíame la nota completa)

Luis E. Mercado
El Economista
29 de junio de 2006

René Bejarano, Dolores Padierna y sus hermanos, Antonio y Ana María, así como Martí Batres, causaron un quebranto de al menos 89 millones de pesos al Fondo Nacional de Habitaciones Populares, Fonhapo, ya que créditos incobrables fueron a parar al bolsillo de esos políticos. La historia inicia en el tiempo que Manuel Camacho Solís era regente de la ciudad y quien propició la creación de esos grupos, a los que hoy asesora para llegar al poder. Entre 1992 y 1995, el Fonhapo otorgó seis créditos por un total de 89.4 millones de pesos a las organizaciones Unidad Habitacional Nueva Tenochtitlan, UHNT y Unión Popular Nueva Tenochtitlan, UPNT, cuyos representantes son Bejarano, y Dolores Padierna y sus hermanos. Sin embargo, el dinero desapareció de las cuentas de las organizaciones vía cheques que fueron entregados y cobrados por ellos y por Martí Batres Guadarrama.

Cambia 'Nico' Tsuru por Mustang


El Norte

El austero y republicano Tsuru 2001 quedó atrás. Ahora Nicolás Mollinedo anda estrenando un Mustang GT convertible modelo 2006.

El jefe de logística y chofer de Andrés Manuel López Obrador decidió comprar el auto de 381 mil pesos a plazos, con todo y que su jefe prometió que, si llega a la Presidencia, reducirá a la mitad el sueldo de los burócratas.

Nico pagó 190 mil 500 pesos de enganche, y el resto lo liquidará en 36 mensualidades, de acuerdo con el contrato de financiamiento 02256102 con FordCredit, firmado el 9 de mayo, y del cual obtuvo copia REFORMA.

Según Mollinedo, para comprar el auto color blanco deportivo con vestiduras de piel, vendió su otro Mustang, modelo 2004.

Para su suerte, el próximo pago de 8 mil 294 pesos vence el domingo 9 de julio.

Proyecto de ley mordaza del PRD para deportistas


José Contreras
La Crónica
Jueves 29 de Junio de 2006

La diputada federal por el PRD, Eliana García Laguna, presentó ante la Comisión Permanente del Congreso una iniciativa de "ley mordaza" para prohibir a los integrantes de la selección nacional de futbol y otras disciplinas deportivas manifestar su preferencia por un candidato a puesto de elección popular.

En la exposición de motivos de la iniciativa de reformas a la Ley General de Cultura Física y Deporte, que fue turnada a la Cámara de Diputados, la legisladora señala: "El caso de José Francisco Kikín Fonseca, delantero de la Selección Nacional, que ha participado abiertamente en la campaña del candidato de Acción Nacional, Felipe Calderón, es ilustrativo de lo que no se debe hacer".

Agrega: "No sabemos cuánto pagó el PAN para conseguir su apoyo público o si dicho soporte fue altruista, pero el hecho es que el jugador debe mantener una posición imparcial dada su condición de abanderado nacional".

La diputada sostiene: "En el campeonato mundial de futbol que en estos momentos se lleva a cabo en Alemania, los seleccionados mexicanos contaron con un sinnúmero de espacios en todos los medios de comunicación durante varios meses.

Lograron granjearse la simpatía de la mayoría de la ciudadanía y en ellos depositamos muchas esperanzas".
Añade: "Sin pretender menoscabar su libertad de expresión y su derecho a simpatizar con cualquier candidato de los que actualmente compiten para la Presidencia de la República, consideramos que en su carácter de representantes nacionales deben evitar la manifestación de su apoyo a algún partido político".

En aras de la neutralidad que deben observar los deportistas profesionales mexicanos, consideramos que se debe hacer explícita en la ley, por una cuestión ética, la prohibición para manifestar su apoyo a candidatos de los partidos políticos en procesos electorales, insiste.

Por lo tanto, dice la legisladora, es necesario modificar un segundo párrafo al artículo 75 de la Ley General de Cultura Física y Deporte para establecer que los deportistas profesionales "se abstendrán de emitir su apoyo a candidatos o candidatas de partidos políticos o independientes, en los periodos de campañas electorales establecidos por el IFE para cualquier cargo de elección popular".

Argumenta que los deportistas profesionales mexicanos que participan en justas internacionales, pagados o no con recursos del erario público, lo hacen en representación de todas y todos los mexicanos.

No se justifica entonces que al amparo de una representación nacional se aproveche del foro y la difusión que se hace de los logros y tropiezos de los representativos para tratar de influir a favor de algún candidato o candidata a un cargo de elección, considera la diputada del PRD.

• De acuerdo con el artículo 139 de la Ley General de Cultura Física y Deporte, los elementos de la Selección Nacional de futbol y de otras disciplinas que manifiesten su preferencia por algún candidato a puesto de elección popular, serían sujetos de diversas sanciones.

• El artículo 139 de la ley vigente establece que "a las infracciones a esta ley o demás disposiciones que de ella emanen se les aplicarán las siguientes sanciones:

• IV) A los deportistas, amonestación privada o pública; limitación, reducción o cancelación de apoyos económicos, y suspensión temporal o definitiva de su inscripción al Sistema Nacional del Deporte".

• En el caso específico de los integrantes de la Selección Nacional de futbol, le correspondería a la Federación Mexicana de Futbol y la Comisión Nacional del Deporte la aplicación de las sanciones correspondientes.

Famosos a favor de López

Como parte de la campaña de Andrés Manuel López Obrador, el PRD se valió anoche de la popularidad de los actores Carlos Millet, Bruno y Demián Bichir, entre otros, para demostrar a la ciudadanía, en boca de estos tres personajes públicos, los valores del tabasqueño y en consecuencia instarla a votar por él.

"Hoy más que nunca, guíate por tu corazón. Mira directo a los ojos de Andrés Manuel López Obrador y encontrarás la honestidad y la esperanza, la alegría del corazón de millones de mexicanos que queremos un cambio de raíz en este país", dice Bruno Bichir.

Demian, por su parte, asegura que el candidato de la coalición por el Bien de Todos "no es un peligro para México" y dice que en "la sonrisa" de López Obrador está reflejada la honestidad".

A su vez, Millet, asegura que votará "por convicción y de corazón" por el tabasqueño, a la vez que afirma haber recibido hace unos meses una "muy jugosa" oferta por parte "de uno de los tres candidatos fuertes a la presidencia" para hacer un comercial en donde dijera "márquele a tal candidato", la que rechazó al manifestar que él no se vende para este tipo de spots.

Algunos han participado abiertamente
Numerosos deportistas destacados, en activo o en retiro, han expresado sus simpatías electorales en diferentes épocas, y algunos han incursionado de manera abierta en la política partidista.

Entre otros se cuentan Francisco José Kikín Fonseca, Carlos Hermosillo, Alberto García Aspe, Benjamín Galindo y Oscar El Conejo Pérez, quienes han aparecido en spots de apoyo a Felipe Calderón.

Víctor Estrada, taekwondoin y medallista olímpico, actual aspirante al Senado por el PASC.

Y en tiempos más remotos Raúl "Ratón" Macías, Rubén Olivares y varios más.

Salió del IFE la filtración del padrón; investigan si fue para dañar a Calderón

Moisés Sánchez Limón
La Crónica
Jueves 29 de Junio de 2006

El Instituto Federal Electoral aclaró anoche que fue uno de sus funcionarios el responsable de haber filtrado información del Padrón de Electores a medios de comunicación y que se investiga si lo hizo para perjudicar a Felipe Calderón, con la versión de que su cuñado Diego Zavala fue el culpable.

El IFE no lo dijo explicitamente, pero al parecer el funcionario filtrador ya fue arraigado y la Fepade lo investiga.

Aunque los funcionarios del IFE omitieron mencionarlo por su nombre, la aparición de uno de sus compañeros como responsable de enviar los datos al programa radiofónico de Carmen Aristegui, debilita la versión de que de la computadora de Zavala, el llamado “cuñado incómodo” de Felipe Calderón salieron los informes.

Sin embargo quedó claro que el descubrimiento no suspende la investigación iniciada por la FEPADE, por el presunto uso indebido que el PAN habría hecho del listado de electores. Esa fiscalía determinará los pasos a seguir.

Se mencionó que el funcionario culpable usó indebidamente el subsistema de información del padrón.

El consejero electoral, Rodrigo Morales afirmó: “tajantemente no hay crisis de credibilidad en este instrumento tan importante- el padrón- para la elección. Debemos estar todos tranquilos de que los listados nominales que usaremos el próximo domingo son confiables, e insisto: han sido auditados de distintas maneras y serán los que darán soporte a la elección”.
El martes, durante la sesión extraordinaria del Consejo General del IFE, el representante del PRI, Felipe Solís Acero, había demandado que se aclarara antes del domingo entrante el asunto de la filtración de información del padrón.

Ayer, el consejero Morales, presidente de la Comisión del Registro Federal de Electores, y el director ejecutivo de la comisión, Alberto Alonso y Coria, anunciaron en conferencia de prensa la conclusión de las investigaciones al interior del instituto.

Morales se abstuvo de identificar por su nombre al funcionario filtrador, “para no entorpecer las investigaciones de la Fepade.

El caso es que el funcionario —uno de los 194 del IFE, 34 de ellos de primer nivel con acceso a dicha información— fue identificado por su nombre, cargo, el password de su cuenta y hasta la computadora que utilizó para acceder a la información del subsistema, que copió y envió –por cierto incompleta—al programa radial, comentó Alonso y Coria.

Morales aceptó que “Estamos frente a una fuga de información indebida”, aunque dijo que esto permite activar todos los controles de seguridad de todos los subsistemas de consulta para evitar esta clase de fugas.

Descubierto el verdadero culpable, el IFE interpuso denuncia anoche ante la Fapade, en agregado a la presentada hace tres días.

Se presume que el funcionario responsable de filtrar la información fue arraigado preventivamente poco antes de que Morales y Alonso salieran a anunciar el resultado de la investigación interna.


Se demostrará que no hubo algo ilegal: Vázquez Mota
[Adolfo Sánchez en Guadalajara]

Josefina Vázquez Mota, coordinadora de la campaña de Felipe Calderón Hinojosa, candidato del PAN a la presidencia de la República, “calificó de excelente” la decisión del Consejo General del IFE de haber presentado una denuncia ante la Fepade para iniciar una investigación sobre el presunto uso irregular del padrón electoral.

Entrevistada al término del cierre de campaña del abanderado panista en esta ciudad, la ex secretaria de Desarrollo Social afirmó que los consejeros electorales cumplen con su papel y esto fortalece a las instituciones.

“Que bueno que se presentó una denuncia ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales para demostrar de que no hay nada irregular en el manejo de este documento”.

Recordó que todos los partidos políticos tienen el listado de electores, por lo tanto, “estamos absolutamente tranquilos en la casa de campaña así como en el partido Acción Nacional”.

Insistió en que no hay nada ilegal y seguramente esto quedará aclarado una vez que las autoridades judiciales investiguen esta denuncia.

Sostuvo que se va a superar este nuevo incidente porque todo lo que hacemos en la casa de campaña y en el PAN se apega al estado de derecho y a la ley y no como lo hacen otros partidos políticos que violentan el marco jurídico.