julio 12, 2006

López Dóriga entrevista al peje

Predicción cumplida


Jaime Sánchez Susarrey

Julio de 1988. Jorge de la Vega Domínguez, presidente del PRI, se había comprometido a ganar con 20 millones de votos. Los diputados del Frente Democrático Nacional, después de la caída del sistema el 6 de julio, ya en San Lázaro, gritaban a voz en cuello: ¡20 millones de votos! ¡Ja, ja, ja! Manuel Bartlett, secretario de Gobernación, y Manuel Camacho, operador de Salinas de Gortari, los oían imperturbables.

Dieciocho años después la escena es grotesca: Manuel Camacho y, en menor medida, Manuel Bartlett, claman contra un supuesto fraude electoral. El mundo al revés. Por eso los diputados de Acción Nacional que todavía no están en San Lázaro, bien podrían corear el día que se instale la Cámara: ¡10 puntos arriba! ¡Ja, ja, ja! ¡500 mil votos! ¡Ja, ja, ja!

Esta imagen vale más que mil palabras. Comparar el sistema electoral que hoy tenemos con lo que ocurría hace 20 años no tiene ningún sentido. Los avances institucionales son tangibles y están a la vista: el Instituto Federal Electoral, el padrón electoral, la credencial de elector y lo más importante: son los ciudadanos quienes montaron las casillas, registraron a los votantes y, posteriormente, contaron los votos.

No sólo eso. Desde el domingo por la noche, todos y cada uno de los partidos tienen una copia de las actas que se levantaron en las casillas. Por eso el PAN y el PRI coincidieron en señalar que sus números no discrepaban de las cifras del PREP. En cambio, López Obrador y el PRD se han quejado de diversas irregularidades pero no hacen referencia a las actas de la elección. A final de cuentas, ellos saben perfectamente que los números les son adversos. De ahí que AMLO se haya quedado callado frente al reto de cotejar las actas que le ha lanzado Felipe Calderón.

Y no, no había que ser pitonisa ni tener una bola de cristal. El personaje es muy predecible, terriblemente lento, tedioso y, repito, predecible. Por eso, la novena predicción que hice la semana pasada en este mismo espacio se ha cumplido cabal y puntualmente:

"Si AMLO pierde el 2 de julio por unos cuantos puntos no reconocerá el resultado. Denunciará un fraude electoral fraguado por el gobierno de la República, los empresarios y otras fuerzas oscuras y malignas. Las manifestaciones y las presiones sobre el Tribunal Federal Electoral serán enormes. Su intención será revertir o el resultado o, en el peor de los casos, anular la elección. No le importarán los costos ni los riesgos. Su ambición y su obsesión están por encima de la patria".

Pero y cómo podría haber sido de otra manera. López Obrador se negó sistemáticamente, a lo largo de toda la campaña, a reconocer una sola de las encuestas que le era desfavorable, ya fuere porque lo empataba con Calderón o porque lo situaba en el segundo sitio. Su respuesta fue siempre idéntica: esas encuestas están cuchareadas, "truqueadas"; la única verdadera y confiable es la que yo tengo guardada y me sitúa con una ventaja de 10 puntos.

Hay que decirlo claramente y entenderlo muy bien: no era una estrategia de desinformación o de comunicación. El Peje creía lo que decía a pie juntillas. Su convicción era tan fuerte que contagió a sus colaboradores más cercanos. Ellos también estaban convencidos de que su victoria era inminente. Calderón quedaría en la lona, noqueado por una diferencia de 6 a 8 puntos o incluso hasta de 10. Los más racionales armaron argumentos "sofisticados": las encuestas no reflejaban la realidad porque los electores tenían miedo -efecto de la campaña negativa- y no confesaban su verdadera intención de voto. Lástima por Andrés Manuel y sus amigos incondicionales: la realidad era otra.

Pero el punto verdaderamente importante no está en el ilusionismo que creó el candidato de la Alianza por el Bien de Todos, sino en su incapacidad personal, psicológica, de entrar en contacto con la realidad y reconocer el mundo tal cual es, cada vez que le resulta adverso. Los resortes mentales de este personaje están a la vista: por una parte, tiene un componente mesiánico, iluminado, que le impide asumirse como un individuo común y corriente.

Porque alguien que tiene una misión superior y encarna fuerzas telúricas, divinas o cósmicas no puede sufrir una derrota ni una humillación como la del 2 de julio pasado. En su imaginación, AMLO siempre se ha concebido como un redentor exitoso, restaurando la República, persiguiendo herejes y anunciando la buena nueva (sonríe, la alegría está por llegar) que librará al pueblo del hambre y la miseria. Y lo fundamental: el destino de un Salvador puede ser glorioso o trágico, pero no ordinario. Los hombres superiores (Castro, Stalin, Hitler o Chávez) no se miden con la misma vara que el común de los mortales.

El otro rasgo fundamental de su personalidad es la paranoia. AMLO tiene un profundo complejo de culpa que se expresa en la desconfianza y en la certidumbre de que hay una conspiración en su contra. La idea del complot lo ha perseguido a la largo de toda su vida. Todo lo malo que le ocurre es parte de esa conjura. Él no es responsable de ningún error o pecado. Él nunca se equivoca ni miente ni traiciona. Detrás de cada fracaso o derrota no hay más que la conspiración de sus enemigos perversos. Ellos y sólo ellos son responsables. Han buscado destruirlo de mil maneras, pero él es indestructible.

En suma, no hay la más mínima posibilidad de que AMLO asuma su derrota y haga un examen de conciencia. Hacerlo vulneraría la estructura de su personalidad y podría llevarlo a un colapso mental y psicológico. Su respuesta será, en consecuencia, convertir esta lucha "justa" en la madre de todas las batallas. O para decirlo de otro modo, quien piense que está tratando con un político racional y pragmático que busca terrenos para la negociación y el acuerdo, está perfectamente equivocado.

Hay un elemento adicional, ése sí, de orden racional: Andrés Manuel sabe y entiende que esta es su única oportunidad de alcanzar la Presidencia de la República. La victoria abrumadora de Marcelo Ebrard lo ha puesto contra las cuerdas. El nuevo jefe de Gobierno de la Ciudad de México es ya candidato a la Presidencia de la República para el 2012. Y en esa calidad, él va a ser, tal como hizo AMLO con Cárdenas en el 2000, el principal interesado en que el Peje pierda fuerza y poder. Vueltas que da la vida. Como te ves me vi; como me ves te verás. Esperemos que así sea

Esa es la confrontación que se avecina. No habrá tregua ni cuartel. AMLO va con todo y contra todos. Nada importa: ni la legalidad, ni las instituciones, ni la paz de la República. ¡Que arda México, le peje a quien le peje!

Revisión juego por juego: equipo francés

12 de Julio de 2006
gruposoccivil@yahoo.com

• Aconsejados por los mexicanos del PRD, impugnamos todos los resultados del mundial

En base a las siguientes "pruebas":

1. Nos parece muy sospechoso que Italia haya empatado el partido cuando todos vimos claramente que Francia iba ganando

2. Tenemos un video que muestra que un empleado limpió la portería, lo que bien pudo haber encogido el tamaño de la misma en tres milímetros, razón por la cual nosotros fallamos un tiro penal. Esto nos hace tambien suponer que los patrocinadores italianos sobornaron a todos los jueces y arbitros para que favorecieran al equipo italiano

3. La burla de un jugador italiano a Zidan nos hace suponer que las esposas de los jugadores italianos invitaron a una orgía a los jugadores de nuestro equipo la noche anterior, lo cual impidió que jugaran con toda su fuerza

4. Tenemos un video tomado en uno de los baños del estadio que muestra que una mujer francesa porta un brazziere de marca italiana. Esto nos hace suponer que una empresa italiana de ropa interior repartió brazzieres a todas mujeres y calzones todos los hombres para que aplaudieran al equipo italiano

5. El presidente de la FIFA pasó el fin de Semana Santa en Roma, lo cual nos hace suponer que el gobierno italiano sobornó a todo el personal de la FIFA en favor de Italia. ¡El presidente de FIFA es un traidor!.

Por todo lo anterior pedimos que revisen los videos de todos y cada uno de los juegos del mundial y que mientras tanto ningún equipo puede decirse ganador. De igual manera pedimos a todos los periódicos de deportes del mundo que por favor se abstengan de publicar cualquier resultado.

Lo bueno es que para poder resolver este largo y penoso proceso contaremos con la valiosa ayuda del partido político mexicano PRD que nos ha ofrecido su asesoría (pagadera en dolares en Las Vegas) a sus prestigiados representantes Ponce, Bejarano, Imaz y otros, para lograr un proceso tan transparente como ha sido su administración en el Distrito Federal.

Unete a nosotros. Marcharemos desde la Plaza de la Concordia para defender nuestro triunfo. ¡¡¡¡¡¡¡Viva el Peje, Viva Francia!!!!!!!

Demócratas a conveniencia

Luis Pazos
El Financiero
12 de julio de 2006

La democracia es un sistema nuevo en el mundo. Todavía en el siglo XIX era rechazado por la mayoría de los políticos e intelectuales y en el siglo XX sólo una minoría de países vivieron en democracia. Los países demócratas fueron los que alcanzaron un mayor nivel de vida y terminaron con menos pobres el siglo pasado.

Las verdaderas democracias, que implican un Estado de derecho, permiten un mayor progreso debido a que crean los mecanismos y las instituciones para cambios incruentos del poder. En ausencia de democracia normalmente los relevos de gobernantes se realizan por medio de golpes de Estado o revueltas, que paralizan y dañan la actividad económica. En las dictaduras y los absolutismos el poder se obtiene o pierde en las calles, en guerras o en revoluciones; en las democracias se gana o pierde pacíficamente en las urnas.

La democracia implica que instituciones independientes al grupo que detenta el poder organicen las elecciones, donde quien obtiene más votos es el ganador. Es parecido a un partido de futbol. Los equipos juegan conforme a reglas escritas, y hay un árbitro que las aplica. Gana quien mete más goles. Sólo los más fanáticos no aceptan la derrota de su equipo y provocan desórdenes. En las democracias hay equipos que se dicen demócratas sólo si les favorece el marcador, pero cuando pierden descalifican al árbitro y gritan ¡fraude! como en las elecciones presidenciales en México.

En todas las casillas los ciudadanos elegidos por sorteo (más de 900 mil), por el organismo autónomo responsable del proceso electoral (IFE), junto con los representantes de los partidos, contaron manualmente voto por voto y firmaron las actas. La elección fue vigilada por periodistas y observadores internacionales, quienes no reportaron irregularidades mayores y calificaron la elección como limpia y transparente. El partido que ganó fue el que cubrió menos casillas con sus representantes. El que obtuvo el tercer lugar, que ya aceptó su derrota, fue quien cubrió más casillas; pero el partido que quedó en segundo lugar insiste en que ganó, sin presentar pruebas serias de su dicho.

Avalar un proceso electoral y comprometerse a aceptar los resultados mientras se cree que se va a ganar y no admitir la derrota si se pierde, significa o no entender la democracia o ser demócrata a conveniencia.

Profesor de Economía Política

POSICIÓN DEL IFE PARA ACLARAR INFORMACION SOBRE EL PROCESO ELECTORAL

1.- Con posterioridad al día de la elección se ha difundido información que no se apega a la realidad, respecto de hechos que tuvieron lugar en algunos distritos electorales durante las diferentes etapas relativas a los cómputos distritales, así como a la integración de expedientes y envío de documentación al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a la Cámara de Diputados, a la Cámara de Senadores y a la Secretaría Ejecutiva del IFE.

2.- Cabe señalar que el 2 de julio constituyó una jornada ejemplar, de la cual los millones de ciudadanos que participamos en ella nos debemos sentir orgullosos. Incidentes aislados, naturales en un proceso de esta magnitud y complejidad, de ninguna manera cuestionan el trabajo de los ciudadanos que se desempeñaron como funcionarios de casilla.

3.- En toda elección existen incidentes que, según su naturaleza, encuentran una solución inmediata, o bien toman el curso legal a través de la presentación de los recursos jurídicos que la ley electoral prevé. En el caso de la elección federal, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es la única instancia para resolver este tipo de controversias.

4.- A partir de los cómputos distritales y hasta el día de hoy, el IFE ha procedido a la preparación de documentos electorales para integrar expedientes de Ley y atender 22 solicitudes de la Coalición por el Bien de Todos y del Partido Acción Nacional, que suman un total de 30 documentos, relacionados todos con las actas levantadas en casillas, sesiones de los consejos distritales, con los cómputos distritales y particularmente con la elección presidencial.
Como ejemplo, uno solo de estos documentos requiere el copiado y la certificación de todas las actas de las sesiones de los 332 Consejos Locales y Distritales durante todo el proceso electoral, a partir de octubre de 2005.

5.- Con la finalidad de otorgar la atención debida a estas solicitudes, la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral ha proporcionado de inmediato los documentos con que se cuenta a nivel de oficinas centrales, y envió una primera instrucción a los Consejeros Presidentes de los Consejos Locales y Distritales del Instituto, a fin de que, a la brevedad, enviaran los documentos requeridos.

6.- Asimismo, como suele suceder en todo proceso electoral, para fines de integrar debidamente los expedientes de la Cámara de Diputados, de la Cámara de Senadores, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, así como para cubrir los requerimientos propios de las impugnaciones presentadas en los órganos desconcentrados, en algunos casos ha sido y será necesaria la apertura de los paquetes electorales, cumpliendo en todo momento con las formalidades legales del caso.

7.- En particular, respecto a dos casos que fueron hoy denunciados con supuestas anomalías, queremos aclarar lo siguiente: En el Distrito 03 del estado de Tabasco con cabecera en Comalcalco, se procedió a recabar la información electoral con base en la Circular No. 71 de la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral, de 8 de julio del presente año, en atención a las solicitudes formuladas en este sentido por la Coalición por el Bien de Todos y por el Partido Acción Nacional. A los representantes de dicha Coalición, quienes se presentaron en el momento de la apertura de la bodega en la que se resguarda la documentación electoral, se les dio a conocer la Circular referida, quienes, a pesar de ello, decidieron presentar una denuncia ante la FEPADE, hecho con el cual las autoridades electorales estuvieron de acuerdo.

8.- En el caso de Puebla, en 14 de los 16 Consejos Distritales no se ha abierto la bodega desde la fecha en que concluyeron sus cómputos distritales y el cotejo de listas nominales.

En el Consejo Distrital 08, con cabecera en Chalchicomula de Sesma, el día de ayer, previa convocatoria a todos los integrantes del Consejo Distrital, se abrió la bodega y los paquetes para extraer y fotocopiar las hojas de incidentes a integrar en el juicio de inconformidad presentado por la Coalición por el Bien de Todos.

Por último, en el Consejo Distrital 14, con cabecera en Izúcar de Matamoros, previa convocatoria a todos sus integrantes, se procedió a quitar los sellos de la bodega, pero al no llegar 3 Consejeros y 3 representantes de partidos, se volvió a sellar.

Todos estos incidentes constan en actas y en las bitácoras de los elementos del Ejército Mexicano que custodian las bodegas.

9.- Es importante subrayar que el Ejército Mexicano y la Armada de México continúan custodiando las instalaciones del Instituto en todo el país.

10.- El IFE continuará haciendo transparente toda la información del Proceso Electoral Federal y defendiendo la participación ciudadana expresada el 2 de julio.

En este sentido, todos los cómputos distritales y de entidad federativa, desde el concentrado nacional, hasta cada una de las casillas, se darán a conocer en las próximas horas a través de la Página de Internet del Instituto Federal Electoral.

De esta manera se podrá corroborar que los resultados colocados al exterior de cada casilla, en todo el país, son los mismos que fueron capturados y una vez sumados, constituyen los resultados finales de la elección.

11.- Finalmente, las casillas, la recepción del voto, el escrutinio y conteo de votos, el llenado de las actas, su traslado al Consejo Distrital y los cómputos distritales estuvieron a cargo de los ciudadanos, en todo momento vigilados por los representantes de los partidos políticos, que hoy, como nunca, estuvieron presentes en todo el proceso electoral.