diciembre 27, 2007

Perfil: Benazir Bhutto, la líder de los pobres

EFE
El Universal
Lahore, Paquistán
Jueves 27 de diciembre de 2007

Desde muy joven sintió la vocación política y pese a ser mujer y vivir en un país musulmán, se preparó para llegar a las más altas instancias de su país

Benazir Bhutto, que ocupó el cargo de primera ministra de Paquistán en dos ocasiones, murió hoy en su país a consecuencia de un atentado, apenas dos semanas antes de que concurriera como aspirante para ocupar nuevamente ese cargo en las elecciones del 8 de enero.
Benazir Bhutto había regresado a Karachi (Paquistán) el pasado 18 de octubre después de un pacto con el actual presidente Pervez Musharaff, mediante el cual la Justicia retiró los cargos de corrupción que pesaban sobre ella.

La hija del presidente musulmán sunita, Ali Bhutto, se afilió al Partido Popular de Paquistán, fundado por su padre en 1967 cuando tenía 14 años.

Desde muy joven sintió la vocación política y pese a ser mujer y vivir en un país musulmán, Bhutto se preparó para llegar a las más altas instancias de su país. Estudió Ciencias Políticas en las Universidad de Harvard (Estados Unidos) y Oxford (Gran Bretaña).

Bhutto supo conjugar las costumbres orientales y occidentales y esta mezcla de culturas se manifestaron en sus gobiernos.

Atractiva y brillante, Benazir encabezó dos Gobiernos (1988-90 y 1993-96) pero no logró completar ninguno de sus mandatos, acosada por acusaciones de corrupción, de las que escapó optando por el exilio a principios de 1999.

Benazir, conocida por el apelativo familiar de "Pinkie" , fue testigo del derrocamiento de su padre por el general Zia a quien encarceló y ejecutó años después.

La muerte de su progenitor le hizo asumir la dirección del Partido Popular de Paquistán (PPP) que su padre había fundado en 1967.

Sufrió entonces largos periodos de prisión o arresto domiciliario, que aprovechó para escribir su biografía, hasta que en 1984 se exilió en Londres, de donde regresó dos años después para recibir una apoteósica bienvenida en la que participaron, en las calles de Lahore, un millón de personas.

A pesar de su educación occidental, Bhutto fue fiel a las costumbres de su país y se casó en un matrimonio concertado por su familia.

Su unión con Asif Zardari en 1987 la explicó en una entrevista con Efe con las siguientes palabras : "a veces la química funciona. Además en un matrimonio arreglado las expectativas no son muy altas y esto hace que las cosas puedan funcionar mejor".

La muerte del general Zia en un accidente de avión en agosto de 1988 y la celebración de elecciones la llevó al poder el 2 de diciembre de ese año, pero el 6 de agosto de 1990 el presidente Ishaq Khan la destituyó acusándola de abuso de poder, nepotismo y corrupción. Inmediatamente, disolvió la Asamblea y convocó nuevos comicios.

Bhutto recordaba aquellos momentos con las siguientes palabras: "Mi carácter es muy luchador, cuando más dificultades tengo más ganas de vencer me nacen. Cuando me arrinconan contra la pared, más puedo luchar".

Volvió al poder en octubre de 1993, pero en tres años fue de nuevo destituida por corrupción, mala gestión económica y por la muerte extrajudicial de detenidos.

La "líder de los pobres" paquistaníes, como ella misma se definía optó por abandonar Pakistán para un "exilio voluntario" que acabó el 18 de octubre, tras casi nueve años, después de que le fuera garantizada una amnistía del presidente Pervez Musharraf.

Dejó atrás a su marido, conocido por los paquistaníes como "el señor 10 por ciento" , por las comisiones que cobraba para facilitar contratos públicos, y quien pasó varios años en la cárcel antes de unirse a ella en el exilio en 2004.

Aunque Bhutto han sido condenada en Paquistán en 1999 y 2001, por corrupción y evasión de la Justicia, las sentencias fueron anuladas por tribunales superiores.

Este año aún seguían abiertos varios procesos contra los Bhutto por corrupción, que fueron sobreseídos por orden de Musharraf a raíz del pacto al que llegaron y que fue apoyado por Estados Unidos.

Pese a repudiar la "dictadura" de Musharraf durante estos años, en que ha seguido presidiendo el PPP, principal fuerza de oposición en el Parlamento, desde el exilio en Dubai y Londres, Benazir Bhutto ha terminado negociando con el presidente y jefe del Ejército paquistaní.

Su acuerdo de reparto de poderes con Musharraf defraudó a muchos en Pakistán, que lo consideraron una traición.

Benazir Bhutto tiene de tres hijos que actualmente están en Dubai junto a su padre, un varón al que llamó Bilawal (1988) y dos hijas: Bajtawar (1990) y Asafa, quien nació en Londres en 1996.

diciembre 21, 2007

¿Marta Sahagún a la presidencia?

Francisco Garfias
Arsenal
exonline.com

El titulo de la columna fue copiado del capítulo mochado del libro La Diferencia, de Rubén Aguilar y Jorge Castañeda. En esas páginas inéditas, el ex vocero y el ex canciller de Fox dan su versión, vivida desde adentro, del supuesto lanzamiento de la ex primera dama como candidata a suceder al marido. Van algunos fragmentos:

“Cuando se casaron, para Fox fue evidente que Marta no participaría en el gabinete, pero tampoco sería presidenta del DIF. A partir de su trabajo en Vamos México comenzó a adquirir visibilidad pública. Su posible candidatura a la presidencia surgió, de acuerdo con Fox, entre la gente.

“Conforme se vuelve más conocida, no faltó quien le quisiera poner la zancadilla, para detenerla en sus supuestas aspiraciones. Los primeros ataques de la oposición a Marta provocaron su crecimiento ante la opinión pública; lo registraban las encuestas.

“Por muchos meses estuvo sólo por debajo de los niveles de reconocimiento y popularidad del propio Fox. Esta posición se mantuvo hasta el tercer año: por arriba de López Obrador, de los gobernadores y de cualquier otro candidato del PAN. De allí emergió la idea de ser candidata a la presidencia; lo comentaron ambos, y todos en México querían que aclarara si iba a ser candidata o no.

“Fox le sugirió que dejaran correr los rumores; no le estorbaban a ella, ni a él. Fue una decisión consciente, pero sin la intención de lanzarla como candidata. En ese momento imperaba la idea de transferir su popularidad —innegable entre la gente—, al candidato presidencial que el PAN escogiera…

“…Se propagaban por tanto los rumores, la oposición intensificó sus ataques a Marta, y subieron de tono las agresiones, y luego la calumnia. Su popularidad empezó a bajar y la estrategia de la transferencia de la popularidad ya no era sostenible. En ese momento deciden que Marta aclarara ante la opinión pública que nunca contempló la posibilidad de la candidatura.

“Tampoco ponderó, como rezaban los rumores, contender para diputada, senadora o gobernadora de Michoacán, ni como candidata a la jefatura de gobierno en el Distrito Federal. Su proyecto político concluía el día 30 de noviembre de 2006.

“Fox es consciente que persistirá la duda si Marta pensó o no en lanzarse realmente a la candidatura por la presidencia. No había impedimentos legales para hacerlo, pero la idea siempre fue transferir su popularidad al candidato del PAN. El partido en un principio apreció a Marta y su popularidad como un activo para su causa electoral.

“Por ello, en la campaña federal del 2003 la llamaron para muchas tareas; siempre acudió. Marta agrega que la estrategia de transferir su popularidad al candidato del PAN tenía mucho sentido. Compartía esa idea con Vicente. Pero nunca discutieron o diseñaron cuál sería el mecanismo para lograrlo; esto se definiría llegado el momento.

“Comentaron que si Creel resultaba el candidato, ella se podría integrar a la campaña para transferir la simpatía que despertaba en el círculo verde; le atraía esa posibilidad. La estrategia se discutió poco y se daba por buena.

“Fox trató el tema alguna vez con Rob Allyn, el asesor estadounidense; cuando afirmó que la estrategia era coherente mientras el nivel de aceptación de Marta se situaba por arriba de 60%, el mismo que López Obrador, hacia finales del 2003; pero después de la campaña en su contra cayó a 33 % y, a mediados del 2004, ya no tenía sentido.

“A partir de la percepción que podía ser candidata, se generó una ambigüedad en sus relaciones con los más diversos actores de la sociedad. ¿Se encontraban con la esposa del presidente o con la candidata? ¿Se entrevistaban con la publirrelacionista del presidente o con la candidata?

“En ella nunca existió la ambigüedad, dice ahora, pero asume que en los otros sí podía estar presente. A partir de las encuestas ya citadas, las cosas cambian. Los partidos toman nota y empiezan a actuar. El ataque viene, sobre todo, del PRI y el PRD. Abren el frente de ‘los Bribiesca. Se trata de pararla porque los partidos creían en sus intenciones de ser candidata.

“Se articula, entonces, una campaña de los partidos con algunos medios… Incluso en el PAN se abre un frente de ataque. Al interior del partido se acredita la tesis de quienes piensan ‘no vaya a ser que nos haga la misma jugada que Fox, hay que pararla…’” Y la pararon.

• La plana mayor de El Yunque guanajuatense rindió ayer homenaje a Manuel Espino. Los “meones de agua bendita” le organizaron una comida al polémico ex jefe nacional del PAN en casa del alcalde de Irapuato, Mario Turrent. Al convivio asistieron el gobernador del estado, Juan Manuel Oliva, y el líder estatal del PAN, FernandoTorres. Los dos son miembros del CEN de German Martínez.

http://panchogarfias.blogspot.com

diciembre 20, 2007

DF: 10 años de gobierno perredista

Salvador Flores Llamas
Acrópolis
Novedades de Quintana Roo

En los últimos 10 años han gobernado al Distrito Federal los perredistas Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Robles, Andrés Manuel López Obrador, Alejandro Encinas y Marcelo Ebrard, y lo tomaron de botín, trampolín y rehén.

Botín, porque en ese lapso la deuda pública de la urbe pasó de 12 mil a 44 mil 400 millones de pesos (32 mil 400 más). Así mismo, Marcelo acaba de bursatilizar 3 mil 636 millones para financiar 20 obras y otras adquisiciones.

La renegociación de la deuda y esta colocación de bonos en la Bolsa de Valores las avaló la Secretaría de Hacienda, aunque Ebrard no reconoce al presidente Calderón y lo ataca con frecuencia, para agradar a López Obrador, ver si Felipe le responde y hacerse publicidad a su costa, como se la hizo AMLO a costillas de Fox.

Las obras realizadas en la década no corresponden a ese gasto y sobresalen los segundos pisos al Viaducto y Periférico, que AMLO erigió contra la opinión de urbanistas, ecologistas y la población, y otorgó los contratos sin licitar, como dice la ley; no rindió cuentas de ellos y le sirvieron para financiar su campaña presidencial.

Para construirlos desvió partidas de servicios vitales, como el Metro, salud, ecología, agua potable, drenaje profundo, gran canal y desazolve del alcantarillado; lo que pudo ocasionar desastres. Cárdenas nadó de muertito para no quemarse y poder buscar la Presidencia por tercera ocasión.

Inició la línea B del Metro, que terminó su sucesora Rosario Robles, quien gastó de más para impulsarlo a Los Pinos y a AMLO al gobierno del DF. Hizo su cochinito para el futuro político, frustrado por los videos de su amante Carlos Ahumada -a quien promovió con funcionarios perredistas- dándoles grandes dolarizas, como a René Bejarano, secretario particular de López Obrador.

Encinas sustituyó a AMLO, al irse de aspirante presidencial; le financió la campaña y el plantón Zócalo-Reforma, protesta por su invento del fraude electoral; fue su mozo y por eso hoy lo pretende imponer de presidente nacional del PRD. Desfalcos y corrupción en dependencias y delegaciones del DF quedaron en familia.

Está visto que Cuauhtémoc y Andrés Manuel tomaron la urbe de trampolín para su ambición presidencial; lo mismo hace Ebrard, pendiente de que AMLO le ceda la candidatura perredista y si no, lo lanzará el PANAL, partido de su amiga Elba Esther Gordillo.

Para su proyección política, López fustigó insistentemente al presidente Vicente Fox, que cayó en su juego a veces, sobre todo en el desafuero, que AMLO se granjeó por desacatar amparos del Poder Judicial. Con todo y el apoyo del PRI, el Presidente lo perdonó, y López Obrador nunca le agradeció, al contrario se declaró la víctima suya.

AMLO cultivó a Genaro Góngora Pimentel como presidente de la Suprema Corte, y salió con que su sucesor Mariano Azuela se reunió con Fox para acusarlo de violar un amparo por expropiar el predio El Encino, a fin de frenar su proyecto político.

Por otra parte, López instigó a los ejidatarios de San Salvador Atenco, estado de México -mediante Carlos Imaz, jefe del PRD en el DF, y socios- a rechazar la expropiación de su ejido, donde se iba a construir el nuevo Aeropuerto Internacional.

Secuestraron autos y funcionarios y bloquearon carreteras, y el gobierno foxista dobló las manos, movido por el secretario de Gobernación Santiago Creel que, convertido en aliado de López Obrador, indujo a Fox a perdonarle el desafuero.

Engallados, los de Atenco iniciaron desfiles por calles del DF, machete en mano, apoyados por AMLO, que permitió plantones y marchas de más grupos violentos, como los Panchos Villa y demás que manejan Bejarano, su esposa Dolores Padierna y otros líderes perredistas que causan trastornos sin fin a los capitalinos cuando quieren.

Como con el plantón frente el ISSSTE, que lleva un año.

AMLO acordó una mensualidad de 750 pesos para ancianos de 70 años y más, les pidió su voto y los lleva a sus mítines. Marcelo continuó el programa; pero no han querido informar del número de beneficiados para no ver si corresponde a la millonada asignada.

La arbitraria impartición de justicia empezó con Samuel del Villar, procurador de Cárdenas, que encarceló a inocentes y dejó impunes a culpables por el asesinato de Paco Stanley, y no indagó el robo de 1 mil 400 millones a la Caja de Ahorro de la Policía, que se dijo fueron para una campaña presidencial de Cuauhtémoc.

Ahora salieron con el suicidio del asesino serial "el Caníbal" en una celda del reclusorio Oriente de 1.74 de alto, donde no se pudo colgar con el cinturón, como le imputaron.

Ebrard permitió irrupciones de turbas del PRD a la Catedral -movidas por AMLO, porque el Cardenal Rivera reconoció a Calderón como Presidente- pese a haber ofrecido resguardarla; como la del 18 de noviembre, cuando López efectuaba un mitin en el Zócalo.

El balance de la década perredista indica que el DF es víctima de forajidos -disfrazados de luchadores sociales- que buscan sólo satisfacer el capricho de gobernantes, preocupados no en servir a la capital del país, sino en tomarla de rehén de su ambición política. (Notimex)

diciembre 19, 2007

Ebrard, un López aumentado y sin corregir

Jorge Fernández Menéndez
Razones
exonline.com.mx


En las épocas priistas, Marcelo Ebrard fue, durante cinco años, el principal operador de Manuel Camacho en el DF. En 2000 era candidato del efímero partido de Centro Democrático y resignó su candidatura para apoyar a López Obrador. Ya con éste en el gobierno terminó al frente de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, la cual tuvo que dejar después del asesinato de dos agentes de la PFP en Tláhuac, sacrificados junto con un compañero que sufrió graves quemaduras en los hechos, sin que el gobierno capitalino hiciera nada por rescatarlos. Pero fue premiado con algo mejor: la Secretaría de Desarrollo Social, encargado de la muy clientelar estrategia lopezobradorista (que en términos reales no es sino la continuación, corregida y ampliada, de la que llevaron a cabo Camacho y Ebrard entre 1989 y 1993 en el DF). Y, de ahí, con todo el apoyo del tabasqueño, saltó a la candidatura para la capital, donde ganó con amplitud.

Nadie puede dudar que Ebrard conoce la ciudad y sus manejos políticos. Tampoco, que es un político inteligente e informado. Por eso su llegada al gobierno capitalino (con sus evidentes deseos de ser candidato presidencial en 2012) hacía esperar mucho más de Ebrard. Su actuación a lo largo de este 2007, sin embargo, ha sido, para quienes esperábamos la construcción de una alternativa moderna desde la centroizquierda, decepcionante. Ebrard ha sido más de lo mismo: pistas de hielo con un costo de un millón de pesos diarios (como todo el mundo sabe, el patinaje sobre hielo es una de las tradiciones culturales y deportivas más cercanas a nuestra sociedad, junto con el snorkel en los canales de Xochimilco y el esquí en el Peñón de los Baños); la inauguración, utilizando hasta el mismo camioncito que usaba AMLO, de obras viales inconclusas y mal diseñadas, como el llamado distribuidor vial de La Concordia, en la salida a Puebla (que fue inaugurado el domingo y cerrado el martes); negocios y obras públicas entregadas a los amigos por la vía de adjudicación directa; programas sociales en dinero en efectivo de los que no existen ni padrones de beneficiarios ni cuentas públicas; como López Obrador agotó el esquema del cambio de placas para recaudar dinero ahora lo que se cambiarán serán las tarjetas de circulación y, pese a que lo que sobran son taxis y éstos no terminan de cumplir con la normatividad mínima, se “legalizarán” los más de 20 mil pirata, claro, todos aquellos afiliados a las asociaciones ligadas al PRD y al ala bejaranista, como los llamados Pantera, que son, además, donde se comete la mayor cantidad de delitos sin que nadie los moleste. La lista podría seguir y abarcar, por ejemplo, la intolerancia de las autoridades, con la diferencia de que ahora, cuando el jefe de Gobierno es criticado, como ocurrió con el secretario del Trabajo, Javier Lozano, no sólo se le organizan manifestaciones de los grupos fascistoides que encabeza Fernández Noroña, sino que además se le amenaza por conducto del secretario de Seguridad Pública, Joel Ortega, quien por lo visto no tiene nada mejor que hacer para defender a los capitalinos de la inseguridad.

Ello tiene relación con lo que es más grave: la negativa pública a observar y atacar un problema que rebasa a las autoridades locales, el del narcotráfico y la violencia. Aparecen tres personas decapitadas en el Distrito Federal y los hechos de violencia se han sucedido uno tras otro a lo largo del año, con ejecuciones y ajustes de cuentas de todo tipo, sin embargo, para el jefe de Gobierno, no ocurre nada: los decapitados no son producto de ninguna ola de violencia, ajustes de cuentas no hay y cuando ocurren corresponden a “conflictos originados en otras entidades”. El narcotráfico en la ciudad no existe, ni opera aquí, dicen las autoridades locales, cártel alguno. No sólo es mentira: se trata de una negligencia absoluta. Por supuesto que en la Ciudad de México operan todos los cárteles del narcotráfico: aquí es donde se consume el mayor volumen de droga del país; es la plaza más importante para el lavado de dinero; un lugar privilegiado para la operación y el refugio de sus jefes; existen vías de comunicación con todo el territorio nacional y con el resto del mundo, para recibir y enviar droga, armas y dinero. En el oriente de la ciudad hay zonas donde las autoridades policiales reconocen que ni siquiera pueden entrar y allí existen grandes depósitos de drogas, armas y artículos de contrabando. No es ningún secreto de Estado.

¿Es responsabilidad directa del gobierno de Ebrard esa situación? No, es algo que se ha ido gestando a lo largo de los años, pero al desconocer esa realidad, al tratar de negarla, como ocurrió con la marcha contra la inseguridad o los asesinatos de los miembros de la PFP en Tláhuac, lo que se hace es permitir que el fenómeno crezca y se desarrolle. Si todos estos y muchos otros problemas que la ciudad debe afrontar de la mano le guste o no de las autoridades federales son negados y esa colaboración rechazada, que nadie se asombre entonces porque la competitividad de la capital se rezaga con respecto al resto del país o que las inversiones bajen y el desempleo crezca al mismo tiempo que aumentan los subsidios directos y, por ende, el endeudamiento. Es, en términos estratégicos, un desastre, porque el deterioro de la calidad de vida, con o sin pista de hielo, es evidente.

Pero es también un pésimo cálculo político: si Ebrard se limita a aplicar, corregidas y aumentadas, las mismas políticas que implementó López Obrador, ¿por qué Ebrard sería mejor candidato que El Peje en 2012?, ¿por qué éste estaría dispuesto a ofrecerle la candidatura a alguien que no ha hecho sino seguir al pie de la letra sus instrucciones? Ebrard está cometiendo, quince años después y en otro tono, pero con el mismo sentido, idénticos errores que cuando buscó la candidatura presidencial con Manuel Camacho en 1993. El resultado, si él no cambia, será el mismo.

diciembre 18, 2007

La participación de la sociedad civil: parte natural de la cultura democrática

Escrito por Futuros
elmercurio.es

Entrevista a Marieclaire Acosta Urquidi

Marieclaire Acosta Urquidi es una intrépida e internacionalmente respetada activista de los derechos humanos. Ha trabajado por más de treinta años en la promoción de los derechos humanos. Acosta ha sido miembro de Human Rights Watch y de Amnistía Internacional. Fue la fundadora y presidenta de la Academia Mexicana de Derechos Humanos y de Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos.

Futuros la entrevista por su doble experiencia de trabajo desde la sociedad civil y en cargos gubernamentales.

"Creo que no existe la claridad conceptual de decir: avancemos en la construcción del perfeccionamiento de la democracia, porque lo que tenemos en América Latina y en México es una democracia que además de frágil está muy degradada".

RF: ¿Quisiera presentarse a los lectores de Futuros?

MCA: Soy mexicana, Mi formación profesional es en ciencia política, la sociología política más bien, a la que me dediqué durante varios años como investigadora tanto en la Universidad Nacional como en el Colegio de México. Desde hace más de 30 años me involucré muy activamente en el tema de los Derechos Humanos, primero a través de Amnistía Internacional, fui la presidenta de la sección mexicana de Amnistía Internacional, en una época muy difícil, en los 70’. México en ese momento pasaba por una guerra sucia y un gobierno que alternaba la represión despiadada con las medidas populistas, pero en ese momento vi emerger la sociedad civil por lo que vi una nueva oportunidad y trabajé en la fundación de un par de organizaciones de Derechos Humanos, a las cuales he tenido el honor de dirigir. Primero fue la Academia Mexicana de Derechos Humanos, que fue una propuesta conjunta que hicimos con otros intelectuales y activistas como Sergio Aguayo y Rodolfo Calenjaque. Estuve al frente de la academia por 6 años en la década de los 80’s. Fue una experiencia extraordinaria porque la Academia fue justamente un espacio que contribuyó a que esa sociedad civil incipiente de México se fortaleciera y se orientara hacia el tema de los Derechos Humanos.

Después de estar en la Academia las vicisitudes de la política me llevaron a salirme de esa institución y a fundar una organización más militante que es la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, en la cual estuve por más de una década. Este fue un organismo que se crea con la finalidad de defender a casos concretos de violaciones de derechos humanos y sigue siendo una organización que ha tenido mucho éxito en esa tarea. Hemos logrado sacar muchas personas de la carcel y logró llevar al gobierno de México a rendir cuentas por muchos actos de violaciones graves de derechos humanos.

Cuando la elección del año 2000 fui de las personas de la sociedad civil identificada con la izquierda que llamamos al electorado a votar por Vicente Fox, básicamente con la finalidad de sacar al PRI del gobierno y lograr, de una vez, que se completara la transición democrática con la alternancia en el poder. Fui parte de ese movimiento y experimenté por ello consecuencias tanto positivas como negativas. Pasé a formar parte del equipo de transición del presidente electo Fox y después fuí nombrada embajadora especial para los Derechos Humanos y la Democracia. Luego, fuí subsecretaria para los Derechos Humanos, y eso me permitió el enorme privilegio de organizar y diseñar la primera política pública de Derechos Humanos apegada a estandares y criterios internacionales en México. Los compromisos internacionales adquiridos en esa etapa permanecen vigentes a pesar de que yo ya no estoy en el gobierno.

RF: ¿A que se refería con las consecuencias negativas?

MCA: Lo negativo de la experiencia fue que no toda la sociedad civil estaba tan comprometida como yo creía con el tema de la democracia y la alternancia y hubo muchas decisiones de carácter mas partidista e ideológico entre la sociedad civil y una parte de mis colegas -al aceptar trabajar para el gobierno electo de Fox- reprobaron mi actitud porque consideraron que yo había traicionado al Partido de la Revolución Democrática, que era el partido de izquierda. Creo que todo eso ha sido superado y forma parte del pasado.

RF: Pero creo que no es la primera persona que ha trabajado primero en la sociedad sociedad civil mexicana y después ha desempeñado funciones en el gobierno. Creo que hay otros ejemplos en México, ¿no es así?

MCA: Sí, hay otros ejemplos y muy elocuentes, pero es interesante porque entramos en la discusión de lo que es políticamente correcto y lo que es políticamente incorrecto. Por ejemplo, muchos de mis colegas, miembros de la sociedad civil entraron a trabajar al gobierno de Cuatemoc Cárdenas, en el Distrito Federal, pero como era un gobierno de izquierda eso fue bien visto.
Vicente Fox es un hombre que no venía de la izquierda, venía de un partido de centroderecha, que es el PAN, pero que intentó ser un gobierno de coalición, invitó incluso al Partido de la Revolución Democrática a formar parte de su gobierno y le ofreció ministerios e incorporó gente con una trayectoria en la izquierda mexicana, como Jorge Castañeda. Pero los que entramos al gobierno de Fox tuvimos una especie de condena de parte del lider moral del Partido de la Revolución Democrática, Cuatemoc Cárdenas, porque cuando Vicente Fox ganó las elecciones dijo que era lo peor que le hubiera podido suceder al país. Muchos sentimos que esa posición era inconsistente con sus propios ideales, porque si alguien había convocado a la lucha por la democracia 10 años antes había sido él, y la democracia tiene sus reglas. El que gana, el que toma el gobierno, es quien ganó la competencia, no necesariamente el que tú prefieres.

Todo este cuestionamiento puso de manifiesto las contradicciones de ciertas instituciones de la sociedad civil, la compleja relación de muchos de los compromisos de la sociedad civil con la democracia. Yo entiendo que estas situaciones son compartidas con varios países de América Latina, que no es un fenómeno exclusivamente mexicano, y que tiene que ver también con el hecho de que estamos explorando terrenos novedosos.

RF: ¿Qué cree que demandaría la sociedad civil para hacer una cooperación efectiva con gobiernos democráticamente electos?
MCA: Hay un dicho en México que creo que es muy explícito y que dice "la burra no era arisca, a palos la hicieron". Si tú vienes de una tradición autoritaria como la que vivimos durante 70 años con el PRI, de un sistema político que niega la existencia de la sociedad civil, que considera que el estado es el representante de la sociedad y que aplasta cualquier manifestación de autonomía, pues evidentemente vamos a tener una desconfianza estructural con cualquier colaboración con el gobierno. Por supuesto que es un proceso acumulativo, ¿de que experiencia histórica te puedes agarrar para saber como relacionarte con el gobierno?

Por otro lado, de parte del gobierno tampoco había un entendimiento ni un conocimiento de lo que es la sociedad civil y menos aún un respeto de lo que era la sociedad civil bajo el PRI. Al contrario, la sociedad civil siempre fue vista como algo a lo que se le tenía que tener una desconfianza enorme, que ocultaba, quien sabe, un propósito extraño y que podría tener conexiones con algún grupo subversivo o de crimen organizado. Hubo muchas ocasiones en las que distinguidos miembros del PRI, decían que las ONG’s estaban financiadas por el narcotráfico, o éramos comunistas ligados a la guerrilla. En realidad, el terreno no era muy propicio para la colaboración con el gobierno.

Ahora bien, si además de la falta de experiencias positivas, tienes un candidato electoral como Fox, que contaba con el respaldo de una coalición muy plural, formada con el único propósito común de acabar con el PRI pero constituida con fuerzas bastantes dispares entre sí, no estábamos ante una situación favorable para el desarrollo posterior de políticas. Sin embargo, creo que hubo experiencias exitosas en este gobierno, pese a todo, y creo que, en justicia, la sociedad civil nunca ha tenido más espacio y más capacidad de acción que ahora.

RF: ¿Qué recomendaciones haría tanto a la sociedad civil como al gobierno, ya que ha tenido la oportunidad de trabajar de ambos lados, para mejorar esta relación de una forma más cooperativa y eficiente?

MCA: Primero, creo que no es lo mismo fortalecer la sociedad civil de un régimen autoritario que está en la oposición a fortalecer la sociedad civil de una democracia en construcción. Ahora, si le agregas a esa democracia en construcción la realidad de un país en donde hay una desigualdad social y una injusticia enorme, se genera mucha confusión, porque la percepción que tienen varias de las organizaciones de la sociedad civil es que nada ha cambiado, que la democracia no sirvió para nada porque no cambió nada, porque los pobres siguen siendo muy pobres y los ricos siguen siendo muy ricos, y la policía sigue violando los Derechos Humanos.

Esta manera de ver las cosas genera una enorme confusión y puede provocar un deseo de volver hacia atrás. En esas circunstancias entra la tentación del populismo, la tentación de apoyar gobiernos populistas. Se promueve el discurso de que la democracia ya la tenemos y ahora en lo que hay que trabajar es en la justicia social, porque la democracia no ha resuelto nada, entonces la solución está con el partido o el candidato que va a resolver el problema de la injusticia social.

Creo que no existe la claridad conceptual de decir: avancemos en la construcción del perfeccionamiento de la democracia, porque lo que tenemos en América Latina y en México es una democracia que además de frágil está muy degradada. Es una democracia con instituciones hechas para el autoritarismo. Entonces lo que habría que hacer es replantear las instituciones y hacer una reforma del estado, construir instituciones que vayan de la mano con la democracia y que se orienten a alcanzar la justicia social. Creo que una parte importante de la sociedad civil pudiera asumir esta postura.

RF: ¿Qué tendría que hacer el gobierno?

MCA: Los funcionarios gubernamentales tendrían que, -y me refiero tanto al gobierno nacional de Fox, como al del Distrito Federal de Andrés Manuel López Obrador-, dejar de tenerle tanto miedo a la sociedad civil. Creo que eso se logra con las acciones, profundizando en los experimentos que ya se han hecho. Yo tuve el privilegio enorme de poder dejar creada una Comisión Intersecretarial, formada por todos los ministerios que tienen que ver con el tema de los derechos humanos, funcionando con la participación permanente de la sociedad civil. Al principio todo el mundo tenía una desconfianza horrible y finalmente ahí está la Comisión Intersecretarial. Un sector importante de las organizaciones de derechos humanos siguen participando, otro grupo optó por la línea radical de descalificar el esfuerzo y ya se salió, pero en rigor sigue participando una buena parte de las organizaciones y siguen avanzando.

El gobierno tiene que entender la participación de la sociedad civil como parte natural de la cultura democrática. Con el tiempo los gobiernos van a entender que es importante que la sociedad civil esté ahí y participe. Pero es un proceso lento, que va a requerir todavía varios procesos electorales y también dependerá de que tanto la sociedad civil desarrolle capacidades de interlocución real con el gobierno, -porque no es lo mismo hacer protestas que hacer propuestas-, como de tener los instrumentos para darle un seguimiento adecuado a las propuestas. A veces esas funciones propositivas y de monitoreo pueden convertirse en un trabajo modesto que ya no tiene la grandilocuencia de los grandes gestos y las grandes posturas; a veces el darle seguimiento a las acciones del gobierno requiere una acción menos visible, pero más consistente y efectiva.

RF: ¿Cuáles serían los obstáculos para seguir ese camino?

MCA: Hay muchísimos problemas. Pero por solo mencionar un enorme obstáculo para el avance de la sociedad civil: la percepción que tienen los partidos políticos de México del papel de la sociedad civil.

RF: ¿De qué manera?

MCA: Casi sin excepción, ninguno de los partidos políticos reconoce plenamente el valor de la sociedad civil.

RF: ¿Ni siquiera los de la izquierda?

MCA: El Partido de la Revolución Democrática es el más amable con la sociedad civil, en el sentido de que reciben a los representantes de la sociedad civil, pero no siempre toman en cuenta de manera efectiva sus planteamientos. No está todavía enraizado de manera suficiente en su cultura política, además es un partido complejo, plural, que está muy atravesado también por el populismo y bueno, para ese sector populista la sociedad civil, simplemente, no existe. Existe el pueblo, pero la sociedad civil no.

El PAN, que es el partido con más tradición liberal, tiene finalmente una visión bastante mezquina de la sociedad civil a pesar de ser un partido que estuvo en la oposición durante muchos años, pero le molesta mucho que haya otras organizaciones que sean autónomas y que no sean parte del PAN. Por lo menos, al igual que sucede con otros partidos, es una visión de una parte del PAN; hay otro sector que es más abierto.

RF: ¿El PRI?

MCA: Desde luego la sociedad civil no existe para el PRI. Debo decirte que todos los partidos en México están atravesando por profundas crisis. También la transición democrática va a llegar al interior de los partidos en algún momento. El problema es que estamos pasando por una etapa muy difícil porque desgraciadamente el gobierno de Fox no pudo proporcionar el liderazgo político que necesitaba el país para consolidar su paso a la democracia y entonces se ha abierto una competencia electoral dos años antes de las elecciones, lo que hace muy difícil la democratización de los partidos. La lucha por el poder, simplemente, es tremenda y hace difícil que se procesen las diferencias internas dentro los partidos. Pero ahí están y desde luego en cada uno de los partidos hay sectores más abiertos que sí entienden que una democracia necesita de una sociedad civil actuante y participante.

RF: Por lo que dice el panorama no es muy alentador en cuanto a la participación de la sociedad civil.

MCA: Ha habido avances. Se promulgó una ley de participación de la sociedad civil, que reconoce que las organizaciones de la sociedad civil son entidades de interés público y que además proporciona financiamiento del estado para las organizaciones y prerrogativas especiales. También hay instituciones dentro del gobierno, como por ejemplo el Instituto de Desarrollo Social (INDESOL) que tienen una política muy desarrollada de fomento a las organizaciones de la sociedad civil.

Yo diría que el panorama no es tan negro. Como siempre está lleno de tonalidades de grises, pero estamos todavía en un proceso incierto y abierto. No obstante, buena parte de las organizaciones de la sociedad civil en México están pasando por un proceso de reflexión y de toma de conciencia de que tienen que cambiar.

Ahora hay organizaciones de la sociedad civil que están surgiendo -y eso a mi me parece una señal muy alentadora- en este nuevo contexto democrático. Son organizaciones que están dirigidas a la profundización de la democracia y están dando pasos importantes. Por ejemplo, hay una que se dedica al tema de la transparencia, del derecho a la información, y ha logrado resultados verdaderamente extraordinarios. Ha conseguido abrir procesos en el poder judicial o en la procuraduría general de la República que eran absolutamente vedados al conocimiento público. Como ves hay ejemplos, por lo que tengo la esperanza de que a pesar de que será un proceso largo y difícil creo que se irá avanzando.

RF: ¿Cuál fue su experiencia más gratificante trabajando para el gobierno?

MCA: Tuve muchas experiencias gratificantes, la verdad, es difícil mencionar una. Quizás la más gratificante fue sentar al ejército mexicano frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y discutir los casos de violaciones de derechos humanos que se le atribuye y lograr que el ejército cooperara y que entendiera que no era un atentado a la soberanía nacional sino un ejercicio de justicia elemental y de civilidad democrática el que tuviera que rendir cuentas a ese nivel por algunos casos. Ese para mí fue el logro mayor, una de mis mayores satisfacciones. Pero lo que me hizo realmente feliz fue cuando -casi al final de mi período- el procurador de justicia militar me invitó a comer un día y me dijo "ya entendí lo que usted quería hacer". Eso para mi habla de que si se pueden cambiar cosas que parecen inmutables.

RF: ¿Piensa que la experiencia de haber trabajado para el gobierno enriquece su nuevo trabajo?

MCA: Sí, ciertamente, mucho. Antes de trabajar para el gobierno veía el mundo en blanco y negro, era como hablar de los buenos y los malos. Esta experiencia me ha cambiado la visión del mundo. Ahora veo muchos tonos de grises, creo que es un acercamiento a la realidad. Reafirmé mis convicciones sobre la importancia del dialogo y la negociación, en entender que el poder político del estado nunca es monolítico, que detrás de todo siempre hay grandes o pequeños intereses, que realmente la política es el arte de conciliar esos intereses en aras de un propósito determinado. En fin, me siento más fructífera y madura de lo que era antes. Creo que la decisión de colaborar con una transición democrática en México fue acertada y era la posición que había que tener en ese momento frente a un gobierno autoritario y corrupto. Las posiciones éticas son importantes frente a la grisura de la democracia. Pero el discurso ético también tiene que ir acompañado de la eficacia política.

El papel que debemos jugar los elementos de la sociedad civil que entramos a la función pública en estos momentos en América Latina es un papel de innovación y mediación, ya que no siempre nos podemos sostener dentro de los gobiernos y no siempre tenemos el apoyo y la cooperación de las organizaciones de la sociedad civil pero podemos jugar una función útil. La lucha sigue y hay que encontrar nuevos caminos, y ciertamente volver a la sociedad civil pero con una visión mucho más compleja de la realidad y de donde están los retos.

Publicado en Revista Futuros No 9. 2005 Vol. III
http://www.revistafuturos.info

diciembre 15, 2007

Fox versus Chávez

http://www.abc.es

VICENTE Fox está desafiando la vieja tradición mexicana según la cual los presidentes pasan a la inexistencia una vez que abandonan el poder. Como lo indica la reciente gira estadounidense de Fox para promover su autobiografía, el mandatario mexicano está diciendo a voz en cuello lo que piensa y construyendo un frente para frenar al presidente venezolano Hugo Chávez en su empeño por exportar su revolución.

Aunque presidió una transición admirable de la era del partido único, es decir del PRI, a la democracia multipartidaria, Fox no estuvo dispuesto, durante su gestión, a jugarse a fondo por una serie de reformas impopulares y necesarias. Ahora vuelve a sentir el fuego en el estómago.

Hace poco, pasé un día con él en la finca de su familia, el Rancho San Cristóbal, en Guanajuato, donde está construyendo un enorme centro que hará las veces de «think tank», sede cultural, biblioteca y firma asesora. Además, está reclutando la colaboración del ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso y el ex presidente chileno Ricardo Lagos para su campaña a favor del Estado de Derecho y la economía de mercado.

«América Latina perdió el siglo XX de manera miserable», me dijo. «No podemos permitir que un populista autocrático nos robe el siglo XXI. La derrota de Chávez en el reciente referendo sobre la reforma constitucional es una buena noticia, pero mientras haya tanta gente oyendo el canto de sirena del socialismo porque carece de propiedad no seremos libres».

Le pregunto por qué, en la Cumbre de las Américas en Mar del Plata, Argentina, en 2005, Chávez logró evitar que las naciones del hemisferio occidental creasen un área de libre comercio que eventualmente hubiera podido eliminar todas las barreras al flujo de bienes, servicios y personas. «Porque fuimos demasiado educados y tímidos», responde. «El presidente argentino Néstor Kirchner le permitió a Chávez torcer las reglas y hablar durante tres horas en vez de tres minutos. Mi error fue abandonar la sala. Debí haberme quedado y tomado más tiempo del que tenía permitido para responderle sin rodeos».

¿Qué papel han desempeñado los Estados Unidos en América Latina en años recientes? «Dos factores complicaron las cosas», dice Fox. «Uno fueron los atentados terroristas del 11 de septiembre, que hicieron que los estadounidenses dieran la espalda a la reforma migratoria. El otro factor fue la falta de coraje por parte del presidente Bush, que es mi amigo, en este mismo tema. La desidia dejó un vacío que fue llenado por comentaristas xenófobos como Lou Dobbs y Bill O´Reilly, quienes avivaron el temor de los estadounidenses hacia el mundo exterior».

Fox considera que la reforma migratoria en Estados Unidos le habría dado una solvencia política que lo hubiese convertido en una fuerza más decisiva en la región en un momento en el que Chávez estaba moviendo sus peones.

«Los Estados Unidos necesitan a nuestros emigrantes. ¿Quién va a pagar la jubilación de los «baby boomers»? La gobernadora del estado de Washington me dijo que si no fuera por los inmigrantes sus manzanas se pudrirían. Las autoridades de California admiten que, sin los mexicanos, las hortalizas desaparecerían de las mesas de los Estados Unidos. El alcalde Bloomberg una vez me dijo que Nueva York colapsaría si fuesen expulsados. ¡Los inmigrantes mexicanos han sido contratados hasta para construir el muro que los Estados Unidos están erigiendo contra la inmigración mexicana! Una reforma amplia que atienda los temores de muchos estadounidenses y a la vez reconozca estos hechos obvios minaría al mensaje populista antiestadounidense al sur de la frontera.»

Mientras paseamos por las obras en construcción de su centro y me habla de su abuelo -un estadounidense que inmigró de Cincinnati a Guanajuato en busca de una vida mejor- y de las expropiaciones e invasiones que la tierra de su familia padeció a manos del PRI, me pregunto por qué los presidentes en funciones han evitado enfrentarse a Chávez incluso cuando éste se entrometió en sus países. ¿Podrá Fox lograr su propósito, y hacia dónde cree que México se encamina?

«Estoy trabajando también con los socialdemócratas», destaca, «debido a que muchos de ellos se oponen a las estupideces de Chávez. Según un estudio realizado por Goldman Sachs, México será la quinta economía más grande del mundo en 2040. A pesar de que muchas reformas están todavía pendientes, incluido el fin de nuestro monopolio petrolero estatal, la apertura de nuestra economía ya está rindiendo frutos. Derrotamos al populismo en la última elección porque muchos mexicanos que han pasado a ser de clase media sienten que tienen algo que proteger. No podemos darnos el lujo de apartarnos del curso actual, queremos volvernos prósperos».

No sabemos todavía si la campaña de Fox, quien se encuentra imposibilitado de postularse a la presidencia nuevamente, tendrá éxito. Pero, dado que tan pocos estadistas latinoamericanos se han atrevido a combatir al matón venezolano en los últimos años, su nueva misión no hará daño alguno.

diciembre 14, 2007

Acusan a Calderón de cerrar espacios abiertos por Fox

Jorge Ramos Pérez
El Universal
Ciudad de México
Miércoles 12 de diciembre de 2007

Advierte la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos retroceso en cuanto a espacios de consulta ciudadana

El director de la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos, Édgar Cortez, consideró que la administración del presidente Felipe Calderón ha cerrado espacios de consulta ciudadana que fueron abiertos por su antecesor, Vicente Fox.
El representante de esta organización no gubernamental dijo que la Secretaría de Gobernación ha eludido integrar las opiniones de organismos sociales en la integración de las nuevas normas para las estaciones migratorias.

Para Edgar Cortez, “con esta experiencia y otras sí creo que estamos viendo un gobierno que en realidad está retrocediendo drásticamente los espacios y las posibilidades de consulta, incluso en el gobierno anterior del presidente Fox realmente había espacios de consulta y mesas de discusión sobre los temas para construir acuerdos”.

El gobierno de Calderón, acusó, es muy negado a la posibilidad de la participación ciudadana.

“Pareciera que para ellos la consulta es simplemente dejar que los ciudadanos opinen y digan lo que piensan, pero al final de cuentas reservarse por completo la toma de decisiones”.

“(Por ello) hay una reducción, porque es un gobierno que no da pasos para incorporar la participación ciudadana en su modo de hacer política; a ratos más bien nos tratan como un obstáculo al que tienen que tratar de sortear y no como parte de la sociedad que tiene que participar en asuntos públicos, en este caso señalando los riesgos de que en estas normas queden plasmadas violaciones a los derechos humanos (de los migrantes)”.

En entrevista, Cortez sostuvo que la comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), Cecilia Romero, les dijo que sus observaciones al proyecto de normas para las 48 estaciones migratorias ya habían sido incluidas.

“Hay una actitud de completa cerrazón de Migración y falta de compromiso de la Subsecretaría (de Población, Migración y Asuntos Religiosos, a cargo de Florencio Salazar Adame)”, sostuvo.

Por ello es que solicitaron el 5 de diciembre una reunión con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), la instancia federal que da al visto bueno a la normatividad nueva del gobierno, antes de su puesta en marcha.

Hasta ahora no han recibido ninguna respuesta por parte de la Cofemer, aunque hoy Gobernación prometió recibir a Fabienne Venet, de Sin Fronteras, otra organización civil que ha cuestionado al gobierno por las nuevas normas y por el trato a los migrantes por parte del INM.

“Unas normas como las que se están planteando tienen el enorme riesgo de que se violenten aún más los derechos humanos y que se dé una apariencia de legalidad; se seguirán violando los derechos humanos, pero ahora aparentemente bajo el respaldo o el amparo de la ley con estas normas”, dijo Cortez.

diciembre 12, 2007

Porfirio, lengua y cola

Joaquín López-Dóriga
En Privado
Milenio

¡Cómo será la vida que aprendo hasta de mí! Florestán

El insulto que más rápido disparan los lopezobradoristas es el de “traidor”. No hay modo de diferir: el que no está con ellos y piensa permanentemente como ellos, es eso, un “traidor”.

No hay más. O estás con ellos o contra ellos y eres eso, un traidor, lo puede ser cualquiera menos ellos mismos, no importan sus antecedentes.

Hoy vemos una de las más sucias luchas por el poder, la interna del PRD.

Y en ese escenario, entre ellos, se han disparado los peores calificativos, los más bajos insultos, la más despreciable de las ruindades.

En una esquina está Andrés Manuel López Obrador y los suyos, y en la otra los demás, encabezados por la Nueva Izquierda de Jesús Ortega, que aparece como el más fuerte de los candidatos a presidir el PRD, contra los deseos y las tribus del ex candidato presidencial, y de él mismo y, en especial, del bejaranismo que tiene como vocera a Dolores Padierna, la esposa.

La Padierna se acercó a Ortega para lo de siempre: cambiarle respaldo por posiciones, entre ellas, la nueva secretaría general, lo que aquél rechazó provocando una declaración de guerra de los bejaranos.

Pero éste no fue el único frente que se abrió contra Ortega, aún cuando la madre de todas sus oposiciones está en López Obrador. Porfirio Muñoz Ledo, que quiere sucederlo en la coordinación del Frente Amplio Progresista (FAP), ha apuntado contra los llamados Chuchos y disparado violentamente contra uno de sus emblemáticos, Carlos Navarrete, al que quiso descalificar llamándolo “arribista” y “trepador”, palabras que adquieren otra dimensión cuando vienen de él.

Muñoz Ledo, ex presidente del PRI y del PRD, ex candidato presidencial del PARM, apoyador del candidato Vicente Fox y su embajador ante la Unión Europea y actual seguidor de López Obrador, es la punta de lanza de éste contra Nueva Izquierda.

Pero ayer topó, finalmente, con el senador Navarrete, quien al contestar sus ataques le recordó que para tener la lengua larga hay que tener la cola corta y “Porfirio —apuntó— no la puede ocultar ni bajo una alfombra”.

Lo acusó de tener una “lealtad disponible”, que en el peor momento del salinato, 1991, corrió con Carlos Salinas para pedirle, y obtener, su “jubilación” y que hoy, desesperado por ser diputado, “anda mendigando” una candidatura al PT y a Convergencia.

El coordinador de la bancada del PRD reveló que Muñoz Ledo es un empleado del Senado, “donde fue a pedir trabajo con un buen sueldo y que si quiere debatir con él, un senador de la República, deje su calidad de empleado”.

Lo que sí es cierto es que Porfirio quiere ser el sucesor de Jesús en la coordinación del FAP, y que estamos ante una de las peores expresiones de la lucha por el poder al interior del PRD donde detrás de Porfirio está Andrés Manuel.

Nos vemos mañana, pero privado.

diciembre 10, 2007

Toma posesión como presidenta de Argentina Cristina Fernández

Milenio
10 de diciembre de 2007

• Su esposo, Néstor Kirchner le colocó la banda presidencial.

• Espera México reforzar su excelente relación con Argentina: Patricia Espinosa

Buenos Aires.- Cristina Fernández de Kirchner juró hoy como nueva presidenta de Argentina ante la Asamblea General Legislativa y numerosos invitados, entre quienes se encontraban varios presidentes latinoamericanos.

“Tengo grandes esperanzas, porque creo que estamos reconstruyendo el sistema de decisión de cada uno de sus poderes. El presidente volvió a resituar la política como instrumento y para torcer un destino que parecía incierto y maldito por momentos”, dijo en parte de su discurso.

“Creemos en los proyectos políticos, creemos que es posible superar las individualidades”, apuntó y se mostró confiada en lo que llamó la “reconstrucción institucional” de Argentina.

“Espero profundizar este rol del Congreso donde podamos debatir, sin adjetivaciones, sin agravios, con propuestas alternativas y viables, con memoria histórica. De dónde viene cada uno y que representó cada uno que es lo que nos da legitimidad” subrayó en medio de los aplausos de los presentes. Más tarde, en la Casa Rosada, sede del Poder Ejecutivo, se tomará juramento a los ministros del gabinete y habrá una fiesta artística en la Plaza de Mayo de Buenos Aires.

diciembre 05, 2007

Legisladores y partido pintan raya con AMLO

Leticia Robles de la Rosa, Alejandro Sánchez y Gerardo Martínez
exonline.com
diciembre 5, 2007

Diputados, senadores y el CEN del PRD anuncian que no atenderán la línea dictada en una carta por el tabasqueño

La dirigencia nacional del PRD, así como las fracciones en el Senado y en la Cámara de Diputados, decidieron ayer no atender la carta enviada por Andrés Manuel López Obrador a los líderes parlamentarios, en la que les solicita votar en contra de las reformas al código electoral, que incluyen modificaciones en el punto de las coaliciones.

Con sólo la voz disidente de Ricardo Monreal, la bancada perredista en la Cámara de Senadores acordó respaldar en sus términos la reforma al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), incluido el tema de coaliciones, con lo cual ignoraron la orden del tabasqueño.

“El PRD sabe dar el valor a la palabra empeñada. Estamos convencidos de que ésta es una buena reforma, que va a permitir una mejor competencia electoral, en condiciones diferentes a las del año pasado. Es también un acto de congruencia; hicimos bien en respaldar la reforma a nivel constitucional y debemos hacerlo en la ley secundaria”, explicó Carlos Navarrete.

En la Cámara de Diputados el acuerdo fue en el mismo sentido, pues ayer la mayoría de los legisladores dieron su total apoyo a los coordinadores Navarrete y Javier González Garza, para sacar adelante las reformas al Cofipe, a pesar de la misiva del ex candidato presidencial.

El anuncio fue dado por la presidenta de la Mesa Directiva en San Lázaro, Ruth Zavaleta, de la corriente perredista Nueva Izquierda (Chuchos), quien incluso —junto con el vicepresidente, Luis Sánchez, del bloque Alianza Democrática Nacional (ADN)— dejó el curso de la sesión plenaria en manos del panista Cristián Castaño, para dar a conocer la determinación.

Excélsior dio a conocer el viernes pasado que, durante un encuentro de Jesús Ortega (líder de Nueva Izquierda) con diputados del PRD, éste demandó a los de su corriente —51 legisladores— apoyar la iniciativa de cambios al Cofipe.

El coordinador de los senadores perredistas aclaró que sus compañeros también cerrarán filas con los diputados en la elección de los nuevos consejeros del IFE.

“No creo que esto signifique un distanciamiento con nuestro líder Andrés Manuel López Obrador. Son los roles que nos tocan jugar a cada quien. No es ni alejamiento ni ruptura”, aseguró.

Sin embargo, la actitud asumida por López Obrador —incluso de acusar a los legisladores de simuladores al respaldar una ley en lo general y criticarla en lo particular— fue interpretada por algunos senadores consultados como un intento por convertir el Cofipe en el pretexto idóneo para romper con el PRD y pasarle la factura a Los Chuchos.

En el encuentro a puerta cerrada de los senadores perredistas, según los propios legisladores, sólo Ricardo Monreal defendió la posición de López Obrador para no respaldar el nuevo Cofipe, por contener puntos como las nuevas reglas para las coaliciones, con las cuales se pone fin, dijo, al Frente Amplio Progresista, base electoral de López Obrador.

En contraste, Navarrete adujo que el FAP se fortalecerá si sus integrantes están convencidos de estar juntos por una razón de ideología y compromiso social, no por una conveniencia económica o de supervivencia electoral.

Al final se acordó que se respetará el voto diferenciado que quieran emitir los legisladores, en caso de no estar de acuerdo en algunos puntos.

Asimismo, el Comité Ejecutivo Nacional del PRD se reunió para determinar no atender la línea tirada por López Obrador.

Después de un cónclave de más de cinco horas, el CEN concluyó que las recomendaciones que hizo el tabasqueño en la citada carta no eran el camino a seguir para el partido, por lo que dio luz verde para que sus legisladores voten en la reforma al código electoral.

En conferencia de prensa, el secretario general del partido, Guadalupe Acosta Naranjo, dijo que durante la reunión se analizó a detalle la carta de López Obrador. “El Comité Ejecutivo Nacional ha leído con atención y con respeto el documento signado por Andrés Manuel, y hemos decidido decirle a nuestros legisladores que deben votar en favor de la reforma electoral que han ellos negociado en compañía de una comisión del Comité Ejecutivo nacional, en todos sus términos”.

Acosta Naranjo apuntó que esta decisión se dio después de una votación entre los integrantes del CEN, a la que asistieron Javier González Garza, Carlos Navarrete, Saúl Escobar, Gerardo Fernández Noroña, Fernando Belauzarán y Dolores Padierna, entre otros, donde sólo se obtuvo un voto en contra y una abstención.

Dijo que durante la reunión se comunicaron con los gobernadores Zeferino Torreblanca (Guerrero), Amalia García (Zacatecas) y Marcelo Ebrard (DF), para hacerles una consulta al respecto.

Descartó un rompimiento con el tabasqueño, “Respetamos las opiniones de Andrés Manuel. Él es un dirigente querido y respetado por nuestro partido, no significará esto ninguna ruptura con Andrés Manuel”.

No creo que esto signifique un distanciamiento con nuestro líder Andrés Manuel. Son los roles que nos tocan jugar a cada quien. No es ni alejamiento ni ruptura.”
Carlos Navarrete
líder del prd en el senado

diciembre 03, 2007

'Aún año' por Paco Calderón

Adiós, Chávez; ganó el No

José Vales
El Universal
Lunes 03 de diciembre de 2007

El presidente venezolano Hugo Chávez no es invencible. Su proyecto de perpetuación en el poder fue rechazado ayer en el referéndum para la reforma constitucional, que significó la primera derrota de su larga historia electoral y deja, un año después de su reelección, al chavismo herido y en pleno debate interno.

CARACAS.— La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, precisó en la madrugada de este lunes que 50.70% de los votos fueron por el No a la reforma y 49.29% por el Sí.

La abstención fue de 44.11%. “Es una tendencia que no es reversible. Se va a mantener con las actas faltantes”, dijo Lucena al leer su informe, una vez escrutado 88% de los sufragios.

En primeras declaraciones, Hugo Chávez reconoció su derrota y afirmó que “los venezolanos pueden confiar en la credibilidad de las instituciones y en el fortalecimiento de la democracia bolivariana”.

Además de agradecer a quienes votaron en favor de su propuesta y felicitar a quienes votaron en contra. Reiteró que el referéndum fue un ejercicio de respeto a la democracia.

Los festejos se desataron por todo Caracas, con pirotecnia y claxonazos de la oposición. De ese modo puso fin a la incertidumbre que rodeaba al proceso electoral, y que ya había llevado a la oposición a exigir “¡resultados ya!” al CNE.

noviembre 30, 2007

La política en El Principito

José Elías Romero Apis
exonline.com
30-Nov-2007

El resultado final es que Pemex no se privatizará. Pero López Obrador andará diciendo que no se privatizó porque él se opuso. Que los mexicanos le debemos a él que aún tengamos empresa petrolera.



En el famoso libro de Antoine de Saint-Exupery se cuenta de un rey sabio que había logrado obtener mando sobre los astros. De esa manera, le ordenaba al Sol que saliera o se ocultara y éste le obedecía con la mayor docilidad. El secreto de su poder tan sólo consistía en aprovechar la oportunidad. La orden de salida la daba al amanecer y la de ocultamiento, al atardecer. Con ese astuto método, sus mandatos eran acatados sin excepción.

Este cuento es una de las reglas más importantes de la vida común y, de manera particular, de la vida política. Ordenar a los hijos lo que pueden hacer. Ordenar a los colaboradores lo que saben hacer. Ordenar a un proveedor que nos traiga lo que nos quiere vender. Eso constituye por lo menos la mitad del éxito en el cumplimiento de nuestros requerimientos. Lo contrario casi asegura nuestro fracaso.

Así, también, sucede en la vida política. Cada vez que el más poderoso de los gobernantes de la Tierra le ordene al más humilde, miserable y débil de los habitantes del planeta que se convierta en sapo, éste lo desobedecerá sin que aquél tenga más remedio que tragarse el desacato de tan infeliz espécimen.

Por eso es de políticos inteligentes prometer lo que va a suceder. Eso los viste de adelantados, vanguardistas y hasta visionarios. Llevar al pueblo hacia donde quiere ir. Eso los pinta de guías, líderes y hasta caudillos. Demandar lo que, de cualquier manera, se nos va a surtir. Criticar lo que, de todos modos, se va a suprimir. Anticipar lo que, de toda suerte, va a llegar. Pero nunca ir a contracorriente con la lógica más elemental de la vida individual y colectiva.

Francisco Madero convoca a la Revolución Mexicana cuando ésta es ya inevitable. Miguel Hidalgo hace lo propio con la Guerra de Independencia. Los reformadores son un caso similar. En otras latitudes sucedió lo mismo. Julio César no inventó el Imperio Romano. En realidad éste ya existía. Lo que César hizo fue identificarlo y reconocerlo. Tuvo el mérito de ser el primero en darse cuenta. Los equivocados creyeron que tan sólo con matarlo se evitaría el futuro. Pero, con César o sin César, Roma sería imperio.

Luis XIV no inventó el Estado moderno. Este ya era una consecuencia de la evolución histórica. Los decretos abolicionistas de Lincoln fueron propiciados, paradójicamente, por los secesionistas. Si hubiera abolido la esclavitud antes de la Guerra de Secesión, lo hubieran derribado sus propios seguidores. Y, para Adolfo Hitler, llevar a la guerra a la Alemania nazi fue más fácil que la tabla del uno.

Ese es el valor de la oportunidad, para el bien o para el mal. Por eso se ha dicho, equivocadamente, que la política es un oficio de individuos oportunistas. En realidad es una profesión de hombres oportunos. Pero, como diría Pedro Manero, aprovechar la oportunidad es muy fácil. Lo difícil es saber cuál es la oportunidad.

Ahora bien, hay un caso cerca de nosotros que llama mi atención. Me refiero a la estrategia de López Obrador con rumbo a las elecciones de 2009 y de 2012. Como el rey de El Principito, se aprovecha de cuestiones que le serán redituables porque acontecerán con él o sin él.

Tomemos un ejemplo que ha sido poco valorado, porque lo “tapó” el episodio de las campanas. El mitin tenía como tema “la no privatización de Pemex”. Este es un debate imaginario porque nadie quiere privatizar Pemex ni nadie lo ha propuesto ni nadie lo ve como solución. El resultado final es que Pemex no se privatizará. Pero López Obrador andará diciendo que no se privatizó porque él se opuso. Que los mexicanos le debemos a él que aún tengamos empresa petrolera.

Así lo va a hacer en muchos otros temas. Obtendrá un rédito político y quizás hasta electoral a partir de un astuto engaño. Podría presumir que a él lo obedecen hasta los astros.

Por eso sus contrincantes, dentro y fuera de su partido político, tienen que aplicarse al contraataque, comenzando por el desenmascaramiento. No me corresponde a mí dar consejos o buscar las soluciones. Nadie me ha solicitado mis lecciones y, para mi fortuna, todavía soy muy tímido para andarlas dando sin que me las pidan.

Pero tendrán que buscar tácticas, para comenzar, en una muy eficiente y muy inteligente campaña de medios que, hasta el momento, no lo están haciendo o, por lo menos, no con la eficiencia ni la inteligencia necesarias. En segundo lugar, posicionar a cada partido, a cada grupo y a cada individuo que tengan interés en ganar las dos siguientes elecciones.

Por último, si todo lo anterior les parece muy complicado o muy caro, en utilizar astucias similares a las de López Obrador: oponerse a la reforma del Estado, enfrentarse a una reforma educativa, encararse contra una transformación judicial, sublevarse contra una reordenación de concesiones o contraponerse a una reforma agropecuaria. Con nosotros, sin nosotros o a pesar de nosotros, todo ello no se dará en el corto plazo y podrán decir que “lo pararon a tiempo”.

w989298@prodigy.net.mx

noviembre 28, 2007

Con Chávez, ¿relación sin condiciones..?

Enrique Aranda
De naturaleza política
exonline.com.mx


Embelesados ante el permanente show que en la búsqueda de cámaras y micrófonos escenifica el presidente Hugo Chávez, no pocos analistas de la realidad política internacional y, peor, algunos operadores de la “nueva diplomacia mexicana”, parecen empeñados en ignorar la peligrosidad que para la preservación de la estabilidad nacional entraña la estrategia expansionista del venezolano.

El asunto, en sí mismo grave, lo es más cuando se conoce que el fenómeno alcanza lo mismo a jóvenes funcionarios al servicio de la canciller Patricia Espinosa que a experimentados agentes del Cisen de Guillermo Valdez, más empeñados en cumplir la orden de “restablecer ya los dañados vínculos con Venezuela y Cuba…”, que en desactivar el riesgo que implica el crecimiento, aquí, del Movimiento Bolivariano (MB), brazo político del “chavismo” a nivel mundial.

Sólo así se entiende que nadie del gobierno haya reaccionado a la difusión, en Caracas, del Plan de Desarrollo Económico y Social 2007-2013, de Chávez que, en uno de sus capítulos, advierte de la necesidad de “neutralizar la acción del imperio…” mediante el impulso de “una estrategia mundial para la movilización de masas en apoyo al proceso revolucionario” que, dice, supone “fortalecer movimientos alternativos en Centroamérica y México, en la búsqueda del desprendimiento del dominio imperial”…

…Y ello, salvo corrección en contrario, pasa por la promoción e impulso de los “círculos” del referido Movimiento que, de acuerdo con fuentes locales y de inteligencia estadunidense, tienen presencia ya en al menos once países latinoamericanos lo que permite dar forma a la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB) donde, cada cual a su manera, promueve el llamado “socialismo del siglo XXI”.

En México, al cierre de 2005, la autoridad tenía registro puntual de la operación de al menos tres vertientes “bolivarianas”: el capítulo México de la Coordinadora, representado por Gabriela Mejía Leyva y con presencia en cinco circunscripciones; el Movimiento Bolivariano de los Pueblos en México, de Rodrigo Lucena Delgado, con presencia en la UNAM y el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, así como el Movimiento Mexicano Juarista Bolivariano que, bajo la tutela de Cuauhtémoc Amezcua Dromundo, integraba al menos a docena y media de Juntas Populares con presencia en seis entidades.

Hablamos que, en conjunto, agrupan a medio millar de activistas que, si bien hoy participan en alguna movilización de la izquierda, con frecuencia prefieren mantenerse al margen por considerar que su “trabajo” es más de fondo y de mediano y largo plazos. Así, por ejemplo, no hay evidencia de que tengan vínculos orgánicos con el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, pero sí las hay de que en las “goteras” de la capital, en la zona del Ajusco, animan grupos de corte apostólico-religioso y difunden sus doctrinas y demandas.

Si bien, pues, a mediados de 2005, tuvieron manifestaciones que les merecieron ganar notoriedad sin que ello, por cierto, redundara en acción oficial alguna en su contra—, es claro que hoy prefieren trabajar en un entorno de discreción que les garantiza mayor eficiencia…

…aunque no pocos están ciertos de que ¡ahí están, creciendo!

Asteriscos

* Para sorpresa de los más, las “adormecidas” versiones de cambios en el gabinete presidencial se reactivaron esta semana, siendo ahora la novedad el presumiblemente inminente relevo de la actual titular de Desarrollo Social, la yucateca Beatriz Zavala, por su coterráneo ex gobernador Patricio Patrón Laviada. Ello, obviamente, más los ya publicitados movimientos en Pemex, Gobernación, Educación, la PGR y…

* Todo parece listo en la sede de Acción Nacional para recibir a Germán Martínez quien, en sustitución de Manuel Espino y dado que es candidato único que no (aún) de unidad asumirá pronto la máxima posición en el CEN blanquiazul: oficinas limpias y remodelación, escritorios vacíos y, sobre todo, la renuncia firmada hace dos meses de todos y cada uno de quienes acompañaron al segundo en su gestión.

* Veámonos el domingo, con otro asunto De Naturaleza Política.

noviembre 26, 2007

"AMLO quería ser el mártir, por eso nunca negoció"

José Luis Ruiz
jose.ruiz@eluniversal.com.mx
El Universal
Lunes 26 de noviembre de 2007

Coautor de ‘La diferencia’, Rúbén Aguilar asegura que mutiló capítulo del desafuero

Vicente Fox Quesada estaba tan dispuesto a negociar el asunto del desafuero con Andrés Manuel López Obrador, que hasta le ofreció el avión presidencial para que lo llevara de la ciudad de México a Guanajuato, y recibirlo, incluso, en su rancho de San Cristóbal, para tratar de manera personal el caso, que para ese 23 de abril de 2005 tenía en vilo al país, recuerda el ex vocero de Los Pinos, Rubén Aguilar.

Ese día, narra, el entonces presidente había escuchado los argumentos de sus más cercanos colaboradores para que diera marcha atrás al tema del desafuero. Estaban en su rancho de Guanajuato, sentados en una gran mesa colocada en el verde y bien cuidado jardín que se encuentra frente a la casa de los Fox. A esa hora ya habían degustado platillos mexicanos, carnitas, tostadas y guacamole.

El propio mandatario sacó a cuenta que el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, le había comentado el interés de López Obrador de dialogar, y que la idea lo entusiasmaba. Así lo relata, en entrevista con EL UNIVERSAL, el propio Aguilar, coautor con Jorge G. Castañeda del libro La Diferencia: Radiografía de un sexenio.

Frota sus manos y luego entrecierra los ojos para arrancar los primeros recuerdos al tiempo. Deja fluir las ideas y da detalles de la forma como el entonces presidente le pide que hable con José Agustín Ortiz Pinchetti, ex secretario de Gobierno del tabasqueño, para que le dé el mensaje de Fox. “El presidente Fox comentó que el gobernador de Nayarit le afirmó que había voluntad de López Obrador de negociar. Entonces se dijo que si existía tal cosa, busquémosla, y quien tenía una relación más cercana con Ortiz Pinchetti era yo. Entonces le hablé y le dije que teníamos información de parte del gobernador de Nayarit, de que habría voluntad de diálogo de López Obrador, y que el presidente tenía la misma voluntad, que de ser posible se vieran ese mismo día, y que si había necesidad, o Fox viaja a la ciudad de México o le manda el avión (presidencial) para que venga al rancho, y se dé la negociación”.

Asegura que en esa reunión se valoró cualquier cosa que abonara a la posibilidad de desactivar la situación del desafuero, y que entonces se buscó esa salida. “Y en ese marco, si alguien decía que hay voluntad de diálogo, si López Obrador quiere dialogar, el presidente también”, agrega.

Ese día en el rancho San Cristóbal estuvieron, confirma, Eduardo Sojo, secretario de Economía; Ramón Muñoz, jefe de la Oficina de la Presidencia para la Innovación Gubernamental; Daniel Cabeza de Vaca, consejero jurídico; Manuel Espino, dirigente nacional del PAN, y casi con certeza, recuerda, Gerardo Priego, ahora diputado federal panista. Y que al mediodía se incorporó el secretario de Gobernación, Santiago Creel; su asesora María Amparo Casar, y él, quienes llegaron a bordo de un helicóptero del Estado Mayor Presidencial.

“José Agustín me regresa la llamada unos 20 minutos después de que le hice la propuesta… Me dice que López Obrador no ha pedido el diálogo, que no, de eso no hay nada, y eso fue todo. Bueno, le dije, está bien, gracias José Agustín”, relata. Asegura que la conversación fue “brevísima”, de entre tres y cuatro minutos.

Luego del recuerdo, arremete contra el tabasqueño: “El que no quería negociar nunca era López en su lógica de hacerse el mártir…y a este país que le fascinan los mártires, le cuesta (al país) reconocerse como triunfador, se identifica más con la víctima. Me parece que esa siempre fue la estrategia. Acepta que esta parte de la historia no fue incluida con detalle en el libro porque al momento se “cercenar” los capítulos para reducirlos de 40 mil a 10 mil palabras cada uno, se dejaron fuera episodios que de alguna manera se conocían.

—Sin duda que es relevante, pero en ese momento había otras muchas cosas que tuvimos que quitar. Ahorita, lo que produjo el ponerlo en primera plana en EL UNIVERSAL y la reacción, cobra un sentido que es más relevante de lo que nosotros pensamos (Rubén Aguilar y Jorge G. Castañeda). De hecho, esa reunión la platicamos entre renglones, pero la cortamos. Se contaba eso —en el esquema de las 40 mil palabras—, de cómo a las once de la noche salíamos en el helicóptero de regreso (Creel, Amparo Casar y el propio Rubén Aguilar), ya con la negativa de AMLO.

—Puedo confirmar como lo dijo EL UNIVERSAL que la expresión fue: “¡Lástima!, se pierde una muy buena oportunidad”. Y que si hubiera aceptado López se acaba ahí todo el relajo.

El viernes, este diario publicó parte de este episodio, cuando conoció que estaba incluido en el libro La Diferencia. Aguilar explica ahora que fue editado, “cercenado”, por los autores del texto. Y sobre la revelación, el ex vocero presidencial afirma: “La vida pública no tiene secretos, la vida privada y la vida íntima debe ser respetada. La vida pública debe ser transparentada siempre”.

Asegura que en ese momento, Fox tenía algo clarísimo: “Que López Obrador jamás iría a la cárcel y que esa foto que él quería jamás se la daría”. Pero justifica la negociación: “Estaban en juego dos valores: el valor de la aplicación estricta de la ley y del derecho, y el valor de la democracia”.

Hugo Chávez, hacia una dictadura histérico-sentimental

Claudio Lomnitz
Excelsior
Noviembre 26, 2007

El gobierno de George W. Bush ha hecho daños incalculables. Su política exterior ha sido criminal, su política económica, ruinosa y, su política interna, antidemocráctica. Pero nada de eso justifica que sectores importantes de la izquierda apoyen a voz en cuello a cuanta figura autoritaria “antiimperialista” emerja en el escenario mundial. Hoy está por pasar la hora en que la izquierda pueda deslindarse de Hugo Chávez. Urge que recapacite.

Las reformas constitucionales que Chávez va a promover el próximo 2 de diciembre son la culminación de un proceso que conduce inexorablemente a la dictadura. Chávez podrá ser presidente vitalicio y tendrá los medios para imponerse a cualquier poder local. Pero, aún así, parece necesario realizar el trabajo laborioso de convencer a la izquierda chavista de lo radicalmente equivocada que ha sido su opción. Como contribución a esa tarea, ofrezco algunas máximas.

1. Soberanía popular sin mediaciones, igual a dictadura. Las enmiendas a la Constitución manifiestan una verdadera obsesión con la soberanía nacional, mancomunada a una idea vaga de “poder popular”: “El pueblo —dice el nuevo artículo 136— es depositario de la soberanía y la ejerce directamente a través del Poder Popular. Este no nace del sufragio ni de elección alguna, sino que nace de la condición de los grupos humanos organizados como base de la población.”

Esta idea —que tiene un parecido superficial con los fueros de los pueblos en tiempos de la independencia, pero está emparentada con las organizaciones de manzana en Cuba— solapa un problema fundamental: la idea misma de “soberanía popular” fue siempre contradictoria, y por eso pide un sistema complejo de instancias de mediación, para evitar la dictadura.

Ser soberano quiere decir ser autónomo. Pero “el pueblo” ha sido siempre heterónomo, y no autónomo, y lo será también en la Venezuela del “socialismo del siglo 21”. Esto se debe a que el pueblo no tiene nunca una voluntad única —tiene en su seno demasiada desigualdad y diversidad para eso— y si la voluntad “del pueblo” queda reducida a una sola, quedan siempre en entredicho una serie de voluntades individuales y de grupo, generadas por desigualdades entre ricos y pobres (la nueva Constitución venezolana no elimina la propiedad privada ni iguala el sueldo de Chávez al de un barrendero), entre poderosos y débiles (tampoco termina con cadenas de mando en el interior de la burocracia), amén de las desigualdades tradicionales entre hombres y mujeres, jóvenes y viejos, etc. La soberanía popular es, desde su origen, una idea que requiere toda una estructura de mediaciones y resguardos a los derechos de las minorías, para evitar el totalitarismo. La afirmación simple de una soberanía popular, hecha realidad en la figura del plebiscito, es el trasfondo de la dictadura, como lo mostró Carlos Marx en el Dieciocho brumario.

2. El sentimentalismo desenfrenado del líder significa que el régimen tiene su base política en el lumpenproletariado y el ejército. El sentimentalismo se expresa en prácticamente cualquier aspecto del gobierno chavista y no sólo en la incontinencia verbal de su líder. Así, por ejemplo, el nuevo artículo 307 de la propuesta constitucional declara que “se prohíbe el latifundio por ser contrario al interés social”. De acuerdo, pero el artículo no define qué es un latifundio y eso lo convierte en un artículo sentimental. O bien, el 320: “El Estado debe promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social”. Excelente. Pero no dice cómo. Otra vez es sentimental. El artículo 112: “El Estado promoverá el desarrollo de un Modelo Económico Productivo, intermedio, diversificado e independiente, fundado en los valores humanísticos de la cooperación y la preponderancia de los intereses comunes sobre los individuales, que garantice la satisfacción de las necesidades sociales y materiales del pueblo, la mayor suma de estabilidad política y social y la mayor suma de felicidad posible”. Vámonos a Venezuela. Pero antes de hacer las maletas, aclaren: ¿cuál es el algoritmo que se va a utilizar para calcular la felicidad nacional? Una última, el artículo 90 declara que la jornada laboral será de seis horas diarias. Me encanta, pero: ¿qué pasa en el año 2013, cuando Brasil entre al mercado petrolero y los precios del petróleo caigan o cuando el mundo productivo invierta en formas de energía alternativa? Otra cosa: ¿qué hace el taxista o el vendedor ambulante para hacer valer su derecho constitucional de trabajar seis horas? ¿Acaso la economía informal no es mayoritaria en la hermana república?

Toda la enmienda constitucional está cargada de principios elevados que sólo podrán ser puestos en práctica de modo discrecional. El poder discrecional, envuelto en el sentimentalismo de las buenas intenciones, es lo que se llama “cesarismo”: pan y circo.

3. La economía del llamado “socialismo del siglo 21” es una economía rentista. La obsesión por la soberanía nacional es un reflejo fiel de una economía rentista, la fórmula venezolana no podrá ser exportada a ningún país con una economía diversificada (incluidos México y Brasil).

4. El escándalo internacional, envuelto en banderas patrioteras, sirve para endurecer la represión interna. Es el punto que une a Chávez y a Ahmadinejad con George W. Bush. La soberanía y la seguridad nacional son el pretexto de la dictadura.

Claudio.lomnitz@gmail.com

Calderón: un acierto y un error

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
Excelsior

El sábado se cumple el primer año de gobierno de Felipe Calderón. Al respecto, el Presidente, en un discurso frente a la comunidad libanesa, admitió que su administración había tenido “aciertos y errores”, lo cual es poco común que lo diga un político ya que generalmente presumen los logros y soslayan los yerros. Calderón, sin embargo, no entró en detalles. Hubiera sido muy interesante conocer la opinión que tiene el Presidente de cuáles han sido sus aciertos y cuáles sus errores. A continuación presento lo que yo considero como uno de los logros cardinales de su administración y una de sus principales equivocaciones.

Un acierto: la reforma del ISSSTE

En marzo, el Presidente negoció y logró la aprobación en el Congreso de una nueva Ley del ISSSTE. Dicha reforma fue importantísima para terminar con la idea de que en México prevalecía una parálisis legislativa en temas trascendentales. Esta noción había permeado en la sociedad desde 1997 cuando el PRI perdió por primera vez en su historia la mayoría en la Cámara de Diputados y el país se movió a un gobierno dividido donde el partido del Ejecutivo ya no tenía los votos necesarios para reformar las leyes. Al sacar adelante la reforma del ISSSTE, Calderón revirtió esta idea y mandó el mensaje de que sí puede haber acuerdos entre el Presidente y el Congreso para resolver problemas públicos tan apremiantes como el de las pensiones del sector público.

Además, gracias a la reforma, se calcula que el gobierno se ahorró una cantidad de dinero nada despreciable. Y es que el déficit actuarial de las pensiones del ISSSTE, traídas a valor presente neto, representaban 50% del Producto Interno Bruto (PIB). Con la nueva ley este déficit cayó al 30%, lo cual representa un ahorro equivalente a veinte puntos del PIB.

Debido a que el ISSSTE no tenía una reserva financiera para enfrentar estas pensiones, el gobierno federal tenía que subsidiar año con año las jubilaciones. Ya en 2006 este subsidio representó lo equivalente a 0.41% del PIB y la perspectiva era que continuaría creciendo exponencialmente. Con la reforma, la administración de Calderón podrá contener la hemorragia de recursos públicos que se iban a subsidiar las pensiones.

Aunque alrededor de veinte mil trabajadores del ISSSTE se ampararon en contra de la ley y que la Suprema Corte de Justicia de la Nación podría declararla inconstitucional en ciertos puntos, la reforma fue un gran logro de Calderón en su primer año de gobierno. En este tema, Calderón tomó al toro por los cuernos, lo cual contrasta con la decisión de congelar los precios de los energéticos que vende el sector público.

Un error: congelar los precios

A finales de septiembre, el Congreso aprobó una minirreforma fiscal que incluía un nuevo impuesto a las gasolinas. Los medios, en ese momento enojados con el gobierno por la reforma electoral que prohibió la compra de espacios publicitarios por parte de los partidos, bautizaron el incremento a las gasolinas como “el gasolinazo”, a pesar de que el aumento era más bien marginal y entraría en vigor de manera paulatina. Esta coyuntura se combinó con un aumento en el precio del pan derivado de un incremento en los precios internacionales del trigo. En los medios apareció la imagen de un gobierno insensible que iba a imponer el “gasolinazo” después del “bolillazo”.

Los legisladores le solicitaron al Presidente que pospusiera la entrada en vigor del nuevo tributo a las gasolinas endosándole por completo el costo político del incremento a Calderón. Y el Presidente, preocupado por el declive de su popularidad en las encuestas, anunció que su gobierno no sólo retrasaría la entrada en vigor del impuesto a la gasolina sino que congelaría los precios de los combustibles, el gas LP y la electricidad. De esta forma, Calderón, por razones políticas, intervino en la economía. Y eso es una medida típicamente populista.

Por donde se vea es un error. A lo mejor tiene rendimientos en el corto plazo pero a un precio muy alto. Para empezar, Calderón va a tener que pagar dos veces los costos políticos de la reforma fiscal. Lo pagó en septiembre cuando su popularidad cayó y lo va a tener que pagar una vez más en enero cuando entre en vigor la reforma en un momento donde los precios suelen crecer en lo que se conoce como la cuesta de enero.

Pero además, con esta decisión para mantener su popularidad, el Presidente revirtió una práctica muy saludable para las finanzas públicas que ya se había instituido en el país: que los precios de los energéticos se fueran ajustando gradualmente para que no se rezagaran por la inflación. Una mala decisión porque como escribió Carlos Elizondo: “Dificultará enormemente subir los precios de los energéticos el año entrante. Si éstos pueden bajar por la generosa voluntad del gobierno, cuando suban será por la perversa mano del Presidente […] Hay pocas formas más tontas de gastar los impuestos que seguir subsidiando tarifas […] En nada mejora subsidiar aún más el precio de la electricidad. En el caso de la gasolina, estamos vendiendo por debajo del precio internacional e importamos más del 30 por ciento del consumo nacional […] Ésta es la tentación de los políticos: gobernar para la encuesta de hoy y olvidarse de los problemas del mañana”.

Efectivamente, Calderón, como buen político que es, demostró su rostro populista congelando los precios y generando así un problema al futuro. Este año, la medida le costará al erario entre siete mil y nueve mil millones de pesos, de acuerdo con los directores de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. Y queda pendiente ver cómo el gobierno eventualmente descongelará los precios para no seguirlos subsidiando.

Cofipe: al diablo con las instituciones

Jorge Fernández Menéndez
Razones
noviembre 26, 2007
Excelsior

Muy pocos debates han sido tan mal enfocados por los más diversos actores que el derivado de las reformas al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe). El presidente Calderón ha intervenido con dos discursos que no han contribuido a esclarecer la situación y sí a establecer mayor confusión. Se trató de discursos incluso contradictorios entre sí y, además, que desmentían con sus actos lo que se estaba diciendo en el papel. No se puede avalar la autorregulación y al mismo tiempo reclamar regulación. ¿Cuál es el concepto de responsabilidad, hasta dónde llega el de libertad para el Ejecutivo? Si el Presidente se equivoca, mucho más errados están los legisladores con una reforma que constituye un evidente retroceso en casi todos los sentidos, al anular en el Cofipe incluso muchos de los aspectos positivos de la reforma constitucional, como reducir el costo de las elecciones. Según están planteando las cosas, habrá más spots que antes y el costo va a ser superior: sólo la central de medios que tendrá que crear el IFE para ocuparse plenamente de sus nuevas responsabilidades, según están planteadas, superará los mil millones de pesos anuales, una cifra mayor a la que dicen los legisladores que ahorraron. Pero eso no es lo más grave: las nuevas reformas son inconstitucionales en muchos ámbitos, van a generar una multitud de amparos y violentan la relación con los otros poderes de la Unión y la autonomía de los tres niveles de gobierno.

Argumentan los legisladores que se trata de documentos preliminares. Puede ser, pero nada indica que hayan hecho cambios sustanciales a los mismos e incluso tan sólo el que se estén planteando seriamente la discusión de esos capítulos, nos debe dejar con la duda sobre la calidad legislativa y el espíritu democrático de nuestros diputados y nuestros senadores.

Algunos analistas e incluso algunos medios escritos no lo ven así: se alegran de que hayan sido afectados con la publicidad electoral los intereses de las dos grandes televisoras y en menor medida de otros medios electrónicos, incluso que les coloquen limitantes serios y eso, para ellos, hace buena la reforma. Deben haberse sorprendido cuando resultó que las limitantes se establecerán también para el periodismo escrito, según los documentos preliminares. Otros, al contrario, exigen absoluta libertad y que nadie se involucre en ningún tipo de contenidos.

La verdad está en otra parte. Aunque algunos capítulos de la reforma a la Constitución, en materia electoral, son errados y abusivos, establecen una norma, una ley que debe ser respetada. Pero lo que resulta inaceptable es que se imponga (y en eso se equivocan tanto el presidente Calderón como los legisladores) por la vía de instituciones que no tienen atribuciones para ello. Es inadmisible que se plantee que un consejero del IFE puede ser removido, acusándolo de ineptitud o negligencia, por la decisión de un controlador designado por el Congreso, o sea, por los partidos que deben ser juzgados y arbitrados por el IFE (sobre todo cuando en la reforma constitucional se establecía que ese contralor sólo tendría atribuciones en torno al manejo presupuestal del Instituto); que desde esa instancia se decida cuáles deben ser los lineamientos para los noticiarios de radio y televisión o que desde allí se decida si se cometieron o no violaciones a la ley electoral.

En el primer caso, es evidente que esa figura del contralor sometido a su vez a la Cámara de Diputados, acaba con cualquier asomo de real autonomía del IFE. Imaginemos, por ejemplo, que, en la UNAM, la Secretaría de Educación Pública designara a un contralor con atribuciones para destituir al rector, a los miembros de la Junta de Gobierno o a los directores de facultad: sería inadmisible. Imaginemos algo similar en el Banco de México, con el Congreso o el Ejecutivo designando a un contralor que pueda apercibir o destituir al gobernador o a los vicegobernadores. Y que, además, se le otorga a los miembros del Banco de México la atribución de poder decidir, si no cumplieron con la política monetaria que ellos implantaron, clausurar una institución financiera, sin pasar por ningún otro canal legal. Eso es lo que están haciendo con el IFE: quitándole la autonomía y permitiéndole establecer sanciones internas y externas que no entran ni deben entrar dentro de sus atribuciones.

Es lógico que, si se cometen violaciones a la ley, aunque esa ley sea imperfecta o retrógrada, el caso sea juzgado. Pero no pueden ser juicios sumarios, como se plantea, ni los lugares para realizarlos son el IFE ni la nueva Contraloría del Instituto ni la Cámara de Diputados: porque ninguno de los tres tiene atribuciones para ser ministerio público. Si un ciudadano comete un delito electoral es juzgado por la fiscalía especial para delitos en ese ámbito. Los medios, por ejemplo, no tendrían por qué recibir otro tratamiento: si alguien comete un delito electoral o si la autoridad electoral presume que así fue, que sea juzgado por la instancia pertinente y tenga derecho de audiencia y de defensa, con base en las leyes y las instituciones judiciales. Si no se quiere recurrir a la fiscalía especial, ahí está la Cofetel, otro órgano que podría establecer sanciones si se violaran las normas de concesión de los medios. Pero eso no lo pueden decidir los partidos o un IFE controlado por ellos.

Soy de quienes creen que la autorregulación es más útil que las regulaciones excesivas, pues éstas siempre se convierten en armas de censura. Pero creo que se pueden y deben establecer ciertos márgenes de regulación. Lo que no se puede hacer es convertir a los jugadores en árbitros y, además, impedir a los aficionados y a los especialistas siquiera discutir su gestión. Si el Presidente y el Congreso se ufanan de respetar las instituciones, no tendrían por qué enviarlas al diablo.

noviembre 23, 2007

Fox llama a panistas a cerrar filas y trabajar por México


Notimex | Nacional

Viernes 23 de Noviembre de 2007 | Hora de publicación: 19:32
El ex presidente Vicente Fox Quesada pidió a los militantes del Partido Acción Nacional (PAN) cerrar filas ante lo que calificó de 'ataques infundados' a su persona, para trabajar a favor de México.

En una carta fechada el 20 de noviembre en San Francisco del Rincón, Guanajuato, y dirigida al líder nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, el ex mandatario nacional se refirió a la 'ola de ataques' de que, dijo, ha sido objeto.

Al reiterar su convicción panista, aseguró que aún siendo 'pecador común y corriente como ser humano', mantiene una conducta recta y apegada a la ética.

'No he dispuesto de un solo centavo que no sea producto de mi esfuerzo, particularmente en mi paso por la vida política y de gobierno en mi país. Jamás he otorgado favores o privilegios a nadie en mi responsabilidad como gobernante', subrayó.

Agregó que se ha esforzado al máximo por servir al país y a quienes menos tienen, no sólo como gobernante, sino como ciudadano y empresario.

Fox Quesada sostuvo que sus propiedades son de conocimiento público y reiteró que quienes lo acusan 'no tienen las manos limpias y sí muchos intereses e intenciones de perjudicar no sólo a mí y a mi familia, sino a la causa que compartimos'.

Agregó que su declaración patrimonial es pública y toda esa información está al alcance de las instituciones.

'A mis acusadores les demando pruebas de sus dichos y no sólo recortes periodísticos sin constancia alguna', apuntó.

Y afirmó: 'Seguramente he cometido errores junto con aciertos, unos por los cuales pido perdón a quien haya afectado, incomodado u ofendido, de los otros es al pueblo de México a quien hay que reconocerlos'.

Asimismo, pidió dejar atrás la diatriba y la calumnia como forma de hacer política y ganar partidarios, porque el debate y la discusión de ideas por México harán eficaz la democracia.

'El acuerdo y la decisión democrática deben encauzar la energía y el rumbo de la nación entera. La sociedad entera demanda de sus dirigentes políticos honestidad y verdad, eficacia y resultados', dijo.

Agregó que México está en un momento decisivo de la transición democrática y la consolidación de su rumbo, así como el de las instituciones y la democracia.

'Cerremos filas, mantengámonos unidos trabajando por México y los mexicanos. Luchamos duro para llegar hasta aquí, es sólo el punto de partida y en esta brega de eternidad debemos todos seguir adelante con nuestra tarea', exhortó a los panistas.

En la carta, Fox Quesada agregó que el PAN permanece en el gobierno por tener 'la mejor causa, los mejores gobiernos y los valores trascendentes que nos legaron nuestros fundadores'.

"No habrá crisis" por Paco Calderón

noviembre 22, 2007

Mueren en México tres personas por el tabaco cada hora

Fabiola Galván Campos / EXonline

En México, cada hora mueren tres personas por el consumo de tabaco involuntario; al día suman un total de 165 que multiplicados por 365 días del año dan una cantidad aproximada de 60 mil los fallecidos por problemas relacionados al tabaquismo.

Este tema ha puesto en la mesa de discusión a los principales actores involucrados como las compañías tabacaleras, los sectores productivos, así como las autoridades federales y locales que discuten si el tabaquismo es un derecho o un tema de salud pública.

Tan sólo la reforma a la gasolina en México dejará alrededor de 22 mil millones de pesos, cifra similar a la que gasta el Seguro Social por la atención de enfermedades relacionadas al tabaco.

Indiscutiblemente es un asunto de salud pública por tres razones, explica en entrevista el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Éctor Jaime Ramírez Barba, y quien impulsa la Ley General para el Control del Tabaco.

“Primero porque es una causa de mortalidad e incapacidad prematura; segundo por ser un tema de cuánto gastan las instituciones de salud, y tercero porque en adicciones la edad de inicio de fumadores bajó de 16 a 11 años de edad en las zonas urbanas”.

“Aunque es una droga legal y permitida, hoy tenemos que la edad de inicio bajó, hoy nuestros jóvenes en las zonas urbanas están iniciando el tabaco a los 11 años de edad”, agrega.

La Ley General para el Control del Tabaco va orientada a proteger a los que no fuman con el humo de segunda mano. Está orientada a proteger a los grupos vulnerables, los niños y las mujeres, porque el humo de segunda mano daña mucho más al que no fuma que al que fuma normalmente, advierte el diputado Barba.

“Desde 2004 a nivel de Convenio Marco nuestro país estableció que tendría espacios 100 por ciento libres de humo, que no significa que estamos en contra de que fumen, estamos en contra de que el no fume se enferme por el que fuma”, agrega Éctor Jaime.

Hoy día, después de 24 años de entrada en vigor de la Ley General de Salud, se sigue vendiendo tabaco a los menores de edad.

¿Persecusión contra fumadores?

La gente que trabajamos en tabaco (legislación, investigación y clínica) ninguna se dedica a combatir a los fumadores, explica la coordinadora de la Clínica contra el Tabaquismo del Hospital General de México, María Angélica Ocampo Ocampo.

“Al contrario, nos dedicamos a proteger la salud de quien nunca se le había dicho que el fumar era tan daniño. El tabaco al hacer combustión despide más de 4 mil 800 sustancias químicas, de las cuales más de 400 son tóxicas y 40 de ellas responsables de enfermedades pulmonar obstructiva crónica, del corazón así como enfisema y bronquitis”, agrega la especialista.

Es de cada quien el derecho de elegir si fuma o no pero para que sea en espacios abiertos y no cerrados, ya que el humo del tabaco es un gas letal que contiene compuestos químicos que son altamente cancerígenos.

“Como buen gas se queda, se estaciona, y se expande en la parte encerrada. Estas sustancias se quedan en el aire, se absorben por la piel, por el humo que es el gas, monóxido de carbono, que es humo vil, y que está caliente a parte por la combustión”, indica Ocampo Ocampo.

“El fumador está consumiendo el humo principal, en la puntita del cigarro está a 500 y 700 grados centígrados, es fuego, el cual activa todos los componentes químicos y los convierte en algo letal”. “El fumador lo mete en su pulmón y no hay mejor filtro, desafortunadamente no se lo fuma de un jalón. Este humo se llama colateral, que es el que está alrededor y ese humo es el que lastima a los no fumadores”, remata.

Caso restauranteros

Para la Cámara Nacional de la Industria de Restauranteros (Canirac), la recién aprobada Ley de Protección a la Salud de los No Fumadores en la capital del país es una sentencia de muerte para sus casi 35 mil afiliados.

Para la Canirac el 98 por ciento de los establecimientos formales les será difícil realizar las adaptaciones físicas a sus locales exigidas por las nuevas disposiciones, por razones de espacio, financieras y en algunos casos de uso de suelo. Además de que fumar es un derecho.

“Fumar es un derecho mientras a ellos les deje reditúe una economía, eso es un derecho para ellos, yo lo que les preguntaría a sus empleados es si es un derecho respirar aire limpio, esa es la circunstancia”, responde la coordinadora de Tabaquismo del Hospital General.

“Eso de decir que los restauranteros van a perder. Perdón señores resturanteros, ¿de qué viven? Pues de lo que venden, lo que es comida y no creo que la gente deje de comer, de beber agua, ni deje de hacer lo que está haciendo”, sostiene Ocampo.

Para el diputado Barba Ramírez el letrero de no fumar es exactamente eso, porque el humo llega exactamente al otro lugar y afecta exactamente igual.

“La ley que hoy es local se permite no ser difícil, se da un espacio muy razonable, inclusive si un local no puede negociar con la Secretaría de Salud de cuánto tiempo más ocuparía para poder tener el área que sería el esencial para que la gente, insisto quiera fumar fume”, dice Barba.

Caso tabacaleras

A las tabacaleras se les ha visto respetuosas, de ahí que en esta Ley para Control del Tasbaco se estén abriendo todos los espacios con los profesionales de la salud. Incluso algunas propuestas se las hicieron llegar ellos.

Estamos evaluando, agrega, nada más de qué manera les damos certeza jurídica en el caso de algunos ingredientes, y en el caso de la autoridad que regula la protección a los daños a la salud bueno con qué criterios lo pudiera manejar.

“Otro asunto es por ejemplo Imperial Tabaco que apenas está ingresando a México que dice oiga pues con ese tipo de ausencia de publicidad va a ser muy difícil que nosotros penetremos a la industria económica y es una droga legal y dice el artículo 5 constitucional que todo individuo tiene derecho a dedicarse a lo que sea siempre y cuando sea legal…

“Y vender tabaco es legal bueno en ese esquema ellos dicen bueno de qué manera como industria podemos crecer en México si usted va a impedir que no haya publicidad. Bueno de qué manera yo impido, porque mire desde 1984 hay reglas. En la Ley General de Salud, bueno a la fecha lo único que hemos logrado es disminuir de 16 a 11 años que los jóvenes fumen, lo que hemos logrado es que hoy enterremos 165 mexicanos por día”.

Derechos a debate

Son tres derechos los que se están rompiendo. El primero el respeto al derecho que tienen los niños a un ambiente sano. El segundo el respeto que tienen los mexicanos, el derecho que tienen como garantía individual en el cuarto constitucional a un medio ambiente saludable. Y por último el derecho a la protección de la salud. O sea, en el cuarto constitucional se garantizan tres derechos que rompen con el fumador.

Los niños son los más afectados y que sabemos que por ley no se debe ni se puede publicitar cigarrillos pero la gente lo sigue haciendo de una manera indiscriminada y, ¿porqué? Pues porque no se ha avanzado en las protecciones de seguridad para esto, indica Angélica Ocampo.

“El problema ha crecido mucho, las mujeres están fumando cada vez más y cantidades más fuertes, con todo esto de la liberación femenina desde los años 70, viene un boom, antes por cada cuatro niños una niña era la fumadora, después se bajó a dos, y ahorita inician a la par un niño una niña”.

Desafortunadamente la recaída es muy rápida y tiene que ver con la permivisividad socio-cultural que hay con respecto al tabaco y que tiene que ver mucho con la ignorancia, dice la también psicóloga.

“Antes por lo regular llegaban (a la clínica contra el tabaco) entre 45 y 58 años. En diez años esta cifra se redujo. Ahora nuestros jóvenes, hombres o mujeres jóvenes están llegando a los 38 años. Antes no veíamos mujeres infartadas del corazón, antes de los 40, antes de los 50, ya tenemos mujeres infartadas del corazón. Antes no veíamos cáncer, ahora hay mucho cáncer de pulmón”.

Si nosotros estamos en contra de algo es del humo del tabaco, insiste Ocampo Ocampo, nada más ,y queremos una sociedad más sana. Hay que recordar que la persona que fuma por razón logica y desgaste del organismo va a empezar a beber más alcohol y más refrescos de cola, va a dejar de hacer ejercicio va a vivir una vida más sedentaria una vida mucho más rica en estrés que es una fórmula directa una fórmula rápida para llegar a los infartos, del corazón o cerebrales es por eso que nosotros estamos aquí diciendo que tenemos todas la infraestructura para ayudarte.

Descartan llamarle ley antitabaco

No es una ley antitabaco, es una ley para el control del tabaco, de las personas vulnerables y de los que no fuman, este es el esquema central de esta ley para el control del tabaco.

Ha tenido 27 cambios a la Ley General de Salud en nueve artículos que creíamos el programa para control de tabaquismo lo iba a lograr, hoy no lo hemos logrado.

“Es un problema muy serio de salud pública y que nos permitiría simplemente proteger a los no fumadores y a nuestra población más vulnerable y de seguro nos va a dar muchísimos más frutos a largo plazo”, concluye.