febrero 03, 2007

Toma México medidas por cambio climático

El secretario Juan Elvira afirmó que Calderón dio la instrucción a la Semarnat para actuar en coordinación con las dependencias del sector

Grupo Reforma

Ciudad de México (3 febrero 2007).- Para hacer frente al cambio climático, la Secretaría de Medio Ambiente adoptará políticas sustentadas en los estudios científicos recomendados por el Cuarto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (PICC) y por instituciones mexicanas.

"México toma en cuenta las señales de alarma de la naturaleza, tenemos claro que debemos ser cuidadosos y responsables con los cambios en el comportamiento ambiental que ya suceden en nuestro país, hoy se nos presenta como un reto que debemos asumir con respeto a nuestro entorno natural", afirmó Juan Elvira, titular de la Semarnat en un comunicado de la dependencia.

Aclaró que el Presidente Felipe Calderón dio la instrucción para que la Semarnat asuma la responsabilidad de los trabajos que el Gobierno implementará con este tema en el concierto mundial y actúe coordinando la agenda de participación de las dependencias del sector.

Especialistas en el tema se reunieron el 2 de febrero en París, donde concluyeron que el calentamiento global, producto del efecto invernadero, se debe a la emisión de bióxido de carbono y otros gases provocada por el hombre.

Entre las instituciones nacionales encargadas del problema, se encuentran el Instituto Nacional de Ecología, la Comisión Nacional de Biodiversidad, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua y la Universidad Nacional Autónoma de México entre otras.

"En México contamos con instituciones e investigadores ambientales de primer nivel reconocidos en todo el mundo, es por ello que adoptaremos sus recomendaciones y las sumaremos a las que surgieron del Panel Intergubernamental que ayer concluyó en París", afirmó.

La Semarnat, en relación con reunión en París, indicó que la temperatura del planeta podría aumentar hasta en un 6.4 por ciento, anticipando ondas de calor, sequías, tifones y huracanes más intensos y frecuentes además de la desaparición de importantes superficies fértiles.

Teme ONU migración por cambio climático

Las poblaciones más afectadas serán las que se encuentran en las costas, principalmente en la zona del sureste asiático y África

Mónica Delgado/corresponsal

París, Francia (3 febrero 2007).- El calentamiento global provocará un mayor número de refugiados que las guerras, advierten los expertos internacionales que redactaron el cuarto informe del Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático.

"El aumento de 40 centímetros en el nivel de los océanos significará que 200 millones de personas deberán abandonar su hogar y su lugar de residencia.

"Las sequías y las inundaciones también obligarán a que millones tengan que migrar, lo que, sumado, hará que el número de refugiados medioambientales supere a los causados por las guerras", alertaron los especialistas en su informe.

Las poblaciones más afectadas serán las que se encuentran en las costas, principalmente en la zona del sureste asiático y África.

"Un niño africano que nace en 2007 enfrentará nuevas enfermedades cuando tenga 50 años. Si las previsiones se verifican, y el 30 por ciento de la infraestructura costera de África se ve afectada por el aumento del nivel del mar, sin duda tendrá que abandonar su región natal", dijo Achim Steiner, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, quien presentó el informe.

En 2000, la Cruz Roja calculó que el número de desplazados, debido al clima, era al menos equivalente al de los refugiados por las guerras: unas 25 millones de personas.

Según las nuevas proyecciones, la cifra podría multiplicarse por dos de aquí a 2010, y llegar a 200 millones de personas a finales del siglo 21.

Estos movimientos masivos de poblaciones podrían plantear un grave problema a los países occidentales que acogerán a gran parte de los "migrantes".

"México no quedará exento de estos movimientos que se observarán también en las zonas costeras como Yucatán", dijo a REFORMA el Premio Nobel mexicano Mario Molina.