febrero 12, 2007

Llega al PRD agua al cuello

El proyecto del presupuesto 2007 del partido propone la venta de tres inmuebles para captar 75 millones de pesos a fin de paliar las deudas



Daniel Pensamiento

Ciudad de México (12 febrero 2007).- La crisis económica en el PRD parece haber tocado fondo.

Los perredistas enfrentan una deuda de 850 millones de pesos con medios electrónicos, proveedores, bancos, laudos mercantiles, laborales y multas del Instituto Federal Electoral.

De acuerdo con el proyecto del presupuesto 2007, al que REFORMA tuvo acceso, la Secretaría de Finanzas de ese partido propuso la venta de tres inmuebles para captar 75 millones de pesos a fin de paliar la endeble situación económica

Según la propuesta, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD entregó a una empresa corredora de bienes su edificio de la Glorieta de Insurgentes para ser vendido en 60 millones de pesos, y dos terrenos valuados en 15 millones de pesos.

El informe financiero del PRD precisa que la deuda pasó de 50 a 180 millones de pesos de pesos con Banca Afirme en 2006, como resultado de la campaña electoral de 2006.

El encargado de finanzas del CEN, José Borges, pidió autorización de los consejeros para reducir de 6.5 a 3 millones el pago a Banca Afirme, que obligaría al partido a extender el plazo de la deuda con esa institución de 2008 a 2009.

Paralelamente, la cobertura de intereses de deuda bancaria es de 24 millones de pesos anuales.

El documento especifica que los adeudos adquiridos en la última campaña presidencial con medios electrónicos ascendieron a 200 millones de pesos, y con proveedores, a 180 millones, sin especificar nombres de empresas o compañías.

El órgano de fiscalización interno, a cargo de Ricardo García Sáinz criticó el manejo de finanzas del PRD, que ha dejado crecer la deuda bancaria.

Leonel Cota, líder nacional perredista, defendió las finanzas del partido.

"No está en quiebra, tiene deudas, sí las tiene, pero tenemos mejores condiciones para pagarlas", justificó