mayo 07, 2007

Intercede Kirchner por filial con Chávez

• Sidor es parte del conglomerado internacional Ternium, que también engloba a la argentina Siderar y la mexicana Hylsamex

Reuters

Buenos Aires, Argentina (7 mayo 2007).- El Presidente de Argentina, Néstor Kirchner, llamó el fin de semana a su par Hugo Chávez para pedirle que no estatice Ternium-Sidor, una firma del grupo argentino Techint que tiene tensas relaciones con el Gobierno venezolano, dijeron este lunes medios locales.

Chávez había dicho el sábado que promulgaría una ley que obligue a la siderúrgica a cubrir toda la demanda local de acero y advirtió que en caso de no acatar esa orden procedería a estatizar la firma, compensando a sus accionistas.

Pero según publicaron los diarios argentinos La Nación y Clarín, Kirchner lo llamó para pedirle que no avance hacia la estatización y que separe la situación de Sidor en Venezuela con la de Techint, que en Argentina se está viendo salpicada por un escándalo de corrupción con otra firma controlada.

"Kirchner lo llamó y le pidió que no mezclara las cosas", dijo un funcionario citado por La Nación.

"La postura de Kirchner es pedir por una empresa argentina (...) El Presidente tiene que hacer gestiones por la empresa", agregó.

Los medios también publicaron que Paolo Rocca, presidente de Techint, estaba llegando el lunes a Caracas para negociar con Chávez, aunque una portavoz del grupo dijo que por el momento no harían comentarios.

Sidor es parte del conglomerado internacional Ternium, que también engloba a la argentina Siderar y la mexicana Hylsamex.

Techint es el mayor grupo industrial de Argentina y también controla Tenaris, la mayor productora global de tubos de acero sin costura para la industria petrolera.

Tras su reelección en diciembre, Chávez impulsa un ambicioso plan para que el Estado asuma el control de empresas estratégicas en los sectores de telecomunicaciones, electricidad e hidrocarburos como parte de su proyecto socialista revolucionario.