junio 08, 2007

Human Rights Watch: Cierre de RCTV amenaza la libertad de expresión

El grupo de defensa de los derechos humanos recordó, en un comunicado, que el presidente venezolano, Hugo Chávez, amenazó con cancelar la licencia a RCTV desde que acusó a la cadena de respaldar el intento de golpe de Estado en abril del 2002. "Chávez está utilizando incorrectamente la autoridad reguladora del Estado para castigar a un medio por sus críticas al gobierno", dijo en el comunicado José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

Añadió que "el cierre de RCTV representa un duro golpe para la libertad de expresión en Venezuela".

Según la organización, RCTV es la única de las tres cadenas comerciales accesibles desde cualquier parte del país que se ha caracterizado por su actitud crítica hacia el gobierno.

"Las otras dos, Venevisión y Televen, también fueron acusadas de respaldar el intento de golpe de estado y las protestas antigubernamentales subsiguientes", indicó el comunicado, que recordó que "ambas han prácticamente eliminado todo el contenido crítico contra el gobierno de su programación".


"Los criterios en los que se basó la decisión no se establecieron de forma clara de antemano como tampoco lo fue ningún proceso de selección que permitiese a RCTV presentar ninguna solicitud para continuar con su concesión", asegura HRW.

RCTV comenzó transmisión de su noticiero a través de Globovisión

La televisora privada RCTV, que cesó sus transmisiones el 28 de mayo por decisión del presidente Chávez, sacó de nuevo al aire un resumen de su noticiero a través de la señal de la cadena de noticias Globovisión.

El noticiero "El Observador", que se ve en Colombia a través de la televisora Caracol, será transmitido a partir de este jueves a las 16H30 locales (20H30 GMT) por Globovisión.

"Al igual que transmitimos noticieros de (la estadounidense) CNN y (de la colombiana) RCN, decidimos transmitir El Observador de RCTV", señaló a la prensa Alberto Federico Ravell, director de Globovisión.

RCTV, única televisora en señal abierta de alcance nacional que mantenía una línea de franca oposición al gobierno del presidente Hugo Chávez, dejó de emitir al no ser renovada su concesión.

Sin embargo, la televisora ha seguido produciendo sus espacios noticiosos, telenovelas y otros programas de entretenimiento.

Desde el miércoles, RCTV presenta en plazas de Caracas sus programas de mayor audiencia, entre ellos el de concurso de conocimientos "Quién quiere ser millonario", el de entrevistas "A puerta cerrada", y los humorísticos "Radio Rochela" y "Loco video loco".

Además, los capítulos de las telenovelas "Mi Prima Ciela", de Pilar Romero, y "Camaleona", de Carolina Espada, serán exhibidos en pantallas gigantes al aire libre.

RCTV emitió una nota el pasado fin de semana en la que rechazó los rumores de su posible traslado a otro país y garantizó que seguirá trabajando en Venezuela.

La no renovación de la concesión a RCTV, decana de la televisión venezolana con 53 años en el aire, desencadenó una serie de protestas en Venezuela y ha sido rechazada por varios organismos de libertad de expresión, y de algunos parlamentos en el extranjero.