septiembre 25, 2007

Mensaje a las y los ciudadanos de México

25 de septiembre de 2007 l Comunicado 070925-1
Del portal Centro Fox


Les saludo y les doy las gracias por su atención.

Fue para mi un honor servirles.

En los últimos días se ha desatado una campaña en mi contra basada en información falsa y en historias fantasiosas.

Declaro ante la Nación que no tengo nada que ocultar. Quien nada debe, nada teme.

Como Presidente de la República propuse al Congreso la ley de transparencia y acceso a la información pública de toda acción de los funcionarios y del gobierno. Fue aprobada por unanimidad.

Fui el primer funcionario en la historia de México que hizo pública su declaración patrimonial. A lo largo de los 14 años de vida en la política la he seguido haciendo pública. Estoy convencido que así debe de ser.

Por mi casa, que no escondo, han pasado empresarios, políticos, gobernantes, presidentes, primeros ministros, rectores, periodistas, amigos y ciudadanos dedicados a las más diversas actividades. Siempre me ha honrado su visita.

He mostrado mi casa mucho antes de ser presidente de la República. En un comercial de campaña, que todos ustedes vieron, en esa misma casa expresé: “Aquí he vivido, aquí vivo y aquí viviré”.

Cinco generaciones de la familia Fox, a base de trabajo duro y de constancia, han generado el patrimonio que es ahora de todos mis hermanos:

En 1914 mi abuelo Don José Fox adquirió 4 mil 500 hectáreas.
Después de la Reforma Agraria mi padre y la familia quedaron con sólo 450 hectáreas.
A sus nueve hijos nuestros padres nos heredaron 50 hectáreas, para cada uno.
Ya lo he dicho antes, pero ahora lo reitero. Yo, al inicio de mi participación en la política, decidí transferir las tierras agrícolas que me correspondían de la herencia a mis hermanos.

Del rancho, eso es público, lo único que conservo es mi casa, la casa de ustedes, construida hace 35 años con el fruto de mis ahorros y mi trabajo.

Cuando la construí nada tenía que ver con la política.

De igual manera, también es público, transferí mis acciones y propiedad en Congelados Don José SA de CV y Fábrica de Botas Fox SA de CV, a mis hermanos.

Quiero decir una vez más que:

No soy dueño del rancho.
No soy dueño de la congeladora.
No soy dueño del invernadero.
No es un lago lo que está frente a mi casa. Es un estanque de riego que lleva ya 45 años de construido. Hay nueve de esos estanques en el rancho.
Todo mi patrimonio está declarado de manera pública.

Todo lo he hecho con el esfuerzo de una vida de trabajo.

No tengo nada que ocultar.

Cada declaración patrimonial que he hecho pública y se puede ver en Internet contiene:

Ingresos, gastos e inversiones.
Mis cuentas bancarias y de ahorro.
Mis propiedades.
A partir del año 2001, después de mi matrimonio, añadí en mi declaración el patrimonio de mi esposa Marta Sahagún, como lo exige la ley.

A principios de 1999, antes de ser presidente, adquirí los terrenos, equipos y construcciones de la Estancia en el municipio de San Francisco del Rincón, Gto.

En mis declaraciones están todos mis bienes. Son públicos y no tengo más.

Ante México y los mexicanos y mi madre que esta en el cielo declaro decir verdad.

Declaro también que alguien, no conozco sus razones, me quiere desprestigiar y quiere engañar a las y los mexicanos. Lo quieren hacer con datos falsos e historias fantasiosas.

No busco protagonismo ni tampoco conflicto. Sólo quiero que se haga valer la verdad. A eso tengo derecho y también lo tienen todas y todos los mexicanos.

Hoy tengo una nueva responsabilidad: Encabezar la Internacional de partidos Políticos de Centro en todo el mundo. A esa tarea estoy ahora dedicado.

Trabajo también en la construcción y puesta en marcha del Centro Fox, para la defensa de la democracia y la libertad. Para la promoción de una economía de mercado y responsabilidad social para combatir la pobreza. Para la educación y la difusión cultural. Es un espacio que estará abierto para todas y todos.

Les pido que no se dejen engañar. La verdad saldrá a la luz.

Les digo que voy a colaborar de manera total con las instancias señaladas por la ley para investigar que son: la Secretaria de la Función Publica; la PGR; el Ministerio Publico y la Auditoria Superior de la Federación.

Fue un honor servirles. He aprendido de mi familia y de mi formación en las escuelas de los jesuitas a compartir lo mucho o poco que tengo, a actuar con ética y verdad, a servir con humildad.

Doy gracias a Dios por la oportunidad de seguir sirviendo a México y a mis semejantes.

A ustedes mis respeto y cariño. Que Dios los llene de bendiciones.


Vicente Fox Quesada

La riqueza de Vicente Fox

Asalto a la razón
Carlos Marín
Milenio
cmarin@milenio.com

Lo correcto es condenar la ostentación pública de la riqueza patrimonial de la ex pareja presidencial.

Pero si “lo correcto” es entrarle al linchamiento de una familia, como se dice, “acomodada”, viva lo políticamente incorrecto.

El problema de los Fox-Sahagún es haber abierto las puertas de su intimidad a una revista “del corazón” que, sin embargo, dista mucho de haber “descubierto” que los ricos también… viven como ricos.

Meses atrás estuvieron allí corresponsales extranjeros y reporteros nacionales, y nadie puede decir que “se les fue la nota”.

Cuando visitó el rancho Bush (2001) ya estaba así.

La única intervención verificable de una instancia de gobierno en esa propiedad fue la mano de obra del Estado Mayor Presidencial para construir tanto el helipuerto como los alojamientos de sus efectivos por explicables razones de seguridad.

Pese a las torpezas foxianas, no hay cómo probar que el ex presidente haya robado nada: era rico… lo sigue siendo.