noviembre 01, 2007

El Jeep rojo

Sergio Sarmiento
Jaque Mate
Reforma

"Cree a aquellos que buscan la verdad; duda de quienes la encuentran".
André Gide

El misterioso Jeep rojo que maneja Vicente Fox en su rancho de San Cristóbal es propiedad de Gonzalo Bustamante, quien se lo dio al ex Presidente en calidad de préstamo.

Esto es, por lo menos, lo que ayer me dijo Alfredo García Padilla, director operativo de la Fundación Vamos México. La información también está publicada en la página de internet del Centro Fox. En ese espacio, de hecho, se incluye una copia de una factura de 2002 por 208 mil 500 pesos que ampara al parecer a ese vehículo.

¿Quién es Gonzalo Bustamante? Es un empresario que fue socio de Pialpa, SA de CV, la empresa que organizaba los sorteos de la Fundación Vamos México y de la cual Miguel Moreno Vélez es apoderado legal. Moreno Vélez, a su vez, es la persona que ha acusado a Marta Sahagún, en entrevistas con El Universal y con Anabel Hernández de Reporte Índigo, de haberlo chantajeado para obligarlo a regalarle al ex presidente Fox el Jeep rojo. Es también el hombre que ha dicho que sabe que Marta llevó a cabo prácticas de tráfico de influencias durante la Presidencia de su marido.

Cuando la periodista Claudia Palacios de CNN le preguntó al ex presidente Fox sobre las acusaciones que se le hacían, las cuales han llevado a la integración de una comisión legislativa para investigar su presunto enriquecimiento, él respondió: "Dejen que investiguen, que hagan sus tonterías; y ojalá como acusan, después reconozcan en lo que se equivocaron". Cuando la conductora le preguntó por el Jeep rojo, Fox respondió contundente: "No es mío ese Jeep. No es mío ese Jeep. Ni me lo ha regalado nadie. No es mío".

Fox es el único ex Presidente que ha hecho pública su declaración patrimonial. Esta declaración no incluye ningún vehículo, a pesar de que con frecuencia se le ha visto utilizar distintos vehículos. Con el paso de los días nos hemos enterado que la Hummer 2005 la tenía en comodato (préstamo) el personal a su cargo del Estado Mayor Presidencial, otra Hummer 1995 es propiedad del EMP, la Jeep roja es un préstamo y el Jaguar blanco fue adquirido a crédito de 36 meses por Marta Sahagún en diciembre del 2006, después de que Fox dejó la Presidencia (por lo que no podía incluirse en su declaración patrimonial como Presidente).

Más de fondo que los vehículos son las acusaciones de que Marta Sahagún extorsionaba a empresarios o participaba en operaciones de tráfico de influencias. Hasta este momento la prueba es el testimonio de Moreno Vélez. Sobre este tema, la página de internet del Centro Fox señala: "Que pruebe el señor Miguel Moreno Vélez cuándo lo recibió la señora Marta Sahagún de Fox en Los Pinos". Añade la página que Moreno Vélez es un defraudador y chantajista.

García Padilla, de la Fundación Vamos México, me ha entregado un paquete de documentos en que se incluyen, entre otras cosas, fotocopias de dos cheques de Bancomer por 8 millones de pesos cada uno, con fechas de 20 de marzo y 1o. de abril del 2003 entregados por Leonardo Sánchez Ávalos de Líneas Aéreas Azteca y hechos a nombre de Pialpa, SA de CV. Moreno Vélez firma copias de ambos cheques señalando que los montos son para la compra de boletos del sorteo Vamos México. García Padilla me dice que esos montos nunca fueron entregados a la fundación.

Según García Padilla, en distintas ocasiones se requirió a Moreno para que entregara éste y otros montos a la fundación. Al negarse, dijo que en caso de que se le presentara una denuncia, como se amenazaba, él daría a conocer cosas inconvenientes para Vamos México.

La denuncia fue presentada ante la Procuraduría del Distrito Federal hace ya dos años. Afirma la periodista Anabel Hernández que ella tiene una copia de mayo de este año en que la Procuraduría determina que no hay razones para el ejercicio de la acción penal en contra de Moreno Vélez. Hasta el día de ayer, me dice García Padilla, ni la Fundación Vamos México ni sus abogados han recibido notificación de esa decisión. Esta aparente diferencia le da un giro inesperado al caso.

El Jeep rojo no es, por supuesto, lo importante, pero se convierte en un símbolo de mucho de lo que estamos viendo. Los mexicanos tenemos derecho a saber realmente si hubo o no tráfico de influencias en el gobierno de Fox, aunque también el ex Presidente y su familia tienen derecho a que no se les calumnie.

De momento la acusación por tráfico de influencias se basa en el testimonio de una persona que ha sido denunciada por fraude por la Fundación Vamos México. Y el Jeep rojo... bueno, Fox nos dijo que no era suyo y que nadie se lo había regalado. Lo cual, si acaso, es una verdad a medias. Resulta que se lo "prestó" el ex socio del hombre que hoy acusa a Marta de tráfico de influencias.

Competitividad

El Foro Económico Mundial dio a conocer ayer su índice de competitividad 2007-2008. México aparece en lugar 52 de 131 países. Parece haber una mejoría. En 2006-2007 México estaba en el lugar 58 entre 128 países y un año antes había estado en el lugar 59 de 117. Esta aparente mejoría es una buena noticia para México. Vale la pena señalar, empero, que el índice de competitividad del Foro Económico Mundial le da a Estados Unidos el primer lugar en este año mientras que China, que se está llevando casi toda la inversión manufacturera del mundo, está en el 34.