noviembre 28, 2007

Con Chávez, ¿relación sin condiciones..?

Enrique Aranda
De naturaleza política
exonline.com.mx


Embelesados ante el permanente show que en la búsqueda de cámaras y micrófonos escenifica el presidente Hugo Chávez, no pocos analistas de la realidad política internacional y, peor, algunos operadores de la “nueva diplomacia mexicana”, parecen empeñados en ignorar la peligrosidad que para la preservación de la estabilidad nacional entraña la estrategia expansionista del venezolano.

El asunto, en sí mismo grave, lo es más cuando se conoce que el fenómeno alcanza lo mismo a jóvenes funcionarios al servicio de la canciller Patricia Espinosa que a experimentados agentes del Cisen de Guillermo Valdez, más empeñados en cumplir la orden de “restablecer ya los dañados vínculos con Venezuela y Cuba…”, que en desactivar el riesgo que implica el crecimiento, aquí, del Movimiento Bolivariano (MB), brazo político del “chavismo” a nivel mundial.

Sólo así se entiende que nadie del gobierno haya reaccionado a la difusión, en Caracas, del Plan de Desarrollo Económico y Social 2007-2013, de Chávez que, en uno de sus capítulos, advierte de la necesidad de “neutralizar la acción del imperio…” mediante el impulso de “una estrategia mundial para la movilización de masas en apoyo al proceso revolucionario” que, dice, supone “fortalecer movimientos alternativos en Centroamérica y México, en la búsqueda del desprendimiento del dominio imperial”…

…Y ello, salvo corrección en contrario, pasa por la promoción e impulso de los “círculos” del referido Movimiento que, de acuerdo con fuentes locales y de inteligencia estadunidense, tienen presencia ya en al menos once países latinoamericanos lo que permite dar forma a la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB) donde, cada cual a su manera, promueve el llamado “socialismo del siglo XXI”.

En México, al cierre de 2005, la autoridad tenía registro puntual de la operación de al menos tres vertientes “bolivarianas”: el capítulo México de la Coordinadora, representado por Gabriela Mejía Leyva y con presencia en cinco circunscripciones; el Movimiento Bolivariano de los Pueblos en México, de Rodrigo Lucena Delgado, con presencia en la UNAM y el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, así como el Movimiento Mexicano Juarista Bolivariano que, bajo la tutela de Cuauhtémoc Amezcua Dromundo, integraba al menos a docena y media de Juntas Populares con presencia en seis entidades.

Hablamos que, en conjunto, agrupan a medio millar de activistas que, si bien hoy participan en alguna movilización de la izquierda, con frecuencia prefieren mantenerse al margen por considerar que su “trabajo” es más de fondo y de mediano y largo plazos. Así, por ejemplo, no hay evidencia de que tengan vínculos orgánicos con el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, pero sí las hay de que en las “goteras” de la capital, en la zona del Ajusco, animan grupos de corte apostólico-religioso y difunden sus doctrinas y demandas.

Si bien, pues, a mediados de 2005, tuvieron manifestaciones que les merecieron ganar notoriedad sin que ello, por cierto, redundara en acción oficial alguna en su contra—, es claro que hoy prefieren trabajar en un entorno de discreción que les garantiza mayor eficiencia…

…aunque no pocos están ciertos de que ¡ahí están, creciendo!

Asteriscos

* Para sorpresa de los más, las “adormecidas” versiones de cambios en el gabinete presidencial se reactivaron esta semana, siendo ahora la novedad el presumiblemente inminente relevo de la actual titular de Desarrollo Social, la yucateca Beatriz Zavala, por su coterráneo ex gobernador Patricio Patrón Laviada. Ello, obviamente, más los ya publicitados movimientos en Pemex, Gobernación, Educación, la PGR y…

* Todo parece listo en la sede de Acción Nacional para recibir a Germán Martínez quien, en sustitución de Manuel Espino y dado que es candidato único que no (aún) de unidad asumirá pronto la máxima posición en el CEN blanquiazul: oficinas limpias y remodelación, escritorios vacíos y, sobre todo, la renuncia firmada hace dos meses de todos y cada uno de quienes acompañaron al segundo en su gestión.

* Veámonos el domingo, con otro asunto De Naturaleza Política.