diciembre 14, 2007

Acusan a Calderón de cerrar espacios abiertos por Fox

Jorge Ramos Pérez
El Universal
Ciudad de México
Miércoles 12 de diciembre de 2007

Advierte la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos retroceso en cuanto a espacios de consulta ciudadana

El director de la Red de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos, Édgar Cortez, consideró que la administración del presidente Felipe Calderón ha cerrado espacios de consulta ciudadana que fueron abiertos por su antecesor, Vicente Fox.
El representante de esta organización no gubernamental dijo que la Secretaría de Gobernación ha eludido integrar las opiniones de organismos sociales en la integración de las nuevas normas para las estaciones migratorias.

Para Edgar Cortez, “con esta experiencia y otras sí creo que estamos viendo un gobierno que en realidad está retrocediendo drásticamente los espacios y las posibilidades de consulta, incluso en el gobierno anterior del presidente Fox realmente había espacios de consulta y mesas de discusión sobre los temas para construir acuerdos”.

El gobierno de Calderón, acusó, es muy negado a la posibilidad de la participación ciudadana.

“Pareciera que para ellos la consulta es simplemente dejar que los ciudadanos opinen y digan lo que piensan, pero al final de cuentas reservarse por completo la toma de decisiones”.

“(Por ello) hay una reducción, porque es un gobierno que no da pasos para incorporar la participación ciudadana en su modo de hacer política; a ratos más bien nos tratan como un obstáculo al que tienen que tratar de sortear y no como parte de la sociedad que tiene que participar en asuntos públicos, en este caso señalando los riesgos de que en estas normas queden plasmadas violaciones a los derechos humanos (de los migrantes)”.

En entrevista, Cortez sostuvo que la comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), Cecilia Romero, les dijo que sus observaciones al proyecto de normas para las 48 estaciones migratorias ya habían sido incluidas.

“Hay una actitud de completa cerrazón de Migración y falta de compromiso de la Subsecretaría (de Población, Migración y Asuntos Religiosos, a cargo de Florencio Salazar Adame)”, sostuvo.

Por ello es que solicitaron el 5 de diciembre una reunión con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), la instancia federal que da al visto bueno a la normatividad nueva del gobierno, antes de su puesta en marcha.

Hasta ahora no han recibido ninguna respuesta por parte de la Cofemer, aunque hoy Gobernación prometió recibir a Fabienne Venet, de Sin Fronteras, otra organización civil que ha cuestionado al gobierno por las nuevas normas y por el trato a los migrantes por parte del INM.

“Unas normas como las que se están planteando tienen el enorme riesgo de que se violenten aún más los derechos humanos y que se dé una apariencia de legalidad; se seguirán violando los derechos humanos, pero ahora aparentemente bajo el respaldo o el amparo de la ley con estas normas”, dijo Cortez.