junio 24, 2008

Videoprueba: la policía bloqueó la salida del antro

Francisco Garduño
Milenio

Al menos 20 agentes de la SSP crearon una “muralla humana” en el acceso del antro.

La muerte de las 12 personas aplastadas en el antro New’s Divine en la colonia Nueva Atzacoalco, delegación Gustavo A. Madero, fue responsabilidad directa de la policía capitalina, al mando de Guillermo Zayas, pues los efectivos que participaron en el operativo bloquearon el acceso para impedir la salida de los jóvenes del lugar, según prueba un nuevo video de los hechos.

En una videograbación y en fotografías dadas a conocer ayer por el jefe de Gobierno de la capital, Marcelo Ebrard, y el procurador Rodolfo Félix Cárdenas se demuestra que al menos una veintena de uniformados se apostaron como una auténtica muralla a las puertas del local para impedir la salidad de unos 400 jóvenes.

Mientras los adolescentes quedaban atrapados en un auténtico embudo humano, que cada vez se apretaba más, los policías —que entonces habían permitido la salida de un centenar de jóvenes—, a una orden presumiblemente dada por el comandante de la Unipol, Guillermo Zayas, se compactaron en la puerta semiabierta y, empujados por sus compañeros de atrás, contuvieron la presión de la masa de personas atrapadas que propugnaba por salir para poder, al menos, respirar.

La muralla de policías se mantuvo firme durante varios minutos y no se abrió sino hasta que comenzaron a darse cuenta de que dentro del reducido espacio de las escaleras estaba ocurriendo una tragedia.

Apenas comenzó a abrirse el tapón de policías comenzaron a salir algunos jóvenes sofocados y tras ellos los primeros cuerpos inertes, cargados por sus amigos y por algunos de los mismos policías que instantes antes impedían la salida; cuando éstos se dieron cuenta de lo que estaba pasando se apresuraron a ayudar.

El motivo real de la tragedia fue explicado por Ebrard y Félix, quienes establecieron que los policías recibieron la orden de impedir la salida de los jóvenes por la pequeña puerta entreabierta del lugar, mientras llegaban suficientes camiones de RTP para poder transportarlos hasta la agencia del Ministerio Público.

Aun cuando señalaron que no se ha establecido plenamente que la orden de impedir la salida haya partido directamente de Guillermo Zayas, confirmaron lo que es un hecho: que en su declaración el jefe del fatal operativo estableció que él mismo fue a buscar los camiones que faltaban para realizar el traslado.

El jefe de Gobierno y el procurador capitalino explicaron que la responsabilidad recae en el, hasta el viernes pasado, director de la Región Norte de la SSP-DF y encargado de la Unipol en la delegación Gustavo A. Madero, pues incurrió en serias omisiones y errores inexplicables.

“Hubo errores graves, aun cuando había evidencias de venta de alcohol y posiblemente de drogas, fallaron elementos claves, como el transporte y, básicamente, la falta de apoyo médico”, estableció Marcelo Ebrard.

Pruebas manipuladas

De acuerdo con las investigaciones, aceptaron Ebrard y Félix, el video que Guillermo Zayas entregó el mismo viernes por la noche a la PGJDF, dado a conocer a la opinión pública el pasado fin de semana, está editado, pues además de los saltos de imagen tiene un desfase en los diálogos y el movimiento de la boca de quienes fueron grabados, lo que podría deberse a un intento por disculpar su propia actuación en el operativo.

“Zayas oculta deliberadamente el tapón”, señaló el jefe de Gobierno capitalino, quien también explicó que hay evidencias claras de que la declaración inicial del comandante, en el sentido de que la culpa de la tragedia había sido del encargado del lugar, tuvo la intención de desviar la atención hacia el empleado del antro.

Aclaró que aun cuando Luis Rosales, subsecretario de la SSP-DF, y Joel Ortega, titular de la secretaría, deben otorgar permisos previos para la realización de esos operativos, eso no significa que tengan algún grado de implicación en la tragedia.

Ebrard aseguró, sin embargo, que la responsabilidad no quedará en Zayas y que, hasta anoche, había al menos 12 jefes de sector declarando ante el agente del Ministerio Público para determinar el grado de participación en el operativo.

El jefe de Gobierno de la capital fue más allá en sus aseveraciones, al señalar que este será el primer caso en la historia del Distrito Federal en que se consignará por homicidio, con elementos reales y contundentes, a elementos de la policía.

Piden regular permisos

Ante la magnitud de la tragedia y la falta de unificación en los criterios para determinar las reglas para el otorgamiento de permisos a establecimientos comerciales en cada una de las 16 delegaciones capitalinas, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, adelantó que propondrá una reforma para que el control de estos giros sea una facultad directa la administración capitalina.

Además, señaló que los hechos ocurridos en la discoteca New’s Divine no deben quedar sólo en un castigo para los responsables del operativo, sino que debe trabajarse en dos líneas más para delimitar la responsabilidad de la delegación y las posibles violaciones a los derechos humanos.

No hay comentarios.: