agosto 19, 2008

La de oro… sin ir a Pekín

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

El viernes reciente, en este mismo espacio se planteó la disyuntiva de Marcelo Ebrard frente a la reunión a que convocó Felipe Calderón del Consejo Nacional de Seguridad Pública: ir (como es lógico) o abstenerse (y echar al caño su capital político).

A pregunta directa, respondió textualmente: ¿Él va a ir a la cumbre?, en alusión al Presidente con el que no se ha reunido (porque teme que sólo sea “para la foto”) y a su propio llamado a un encuentro de los implicados en el problema de la inseguridad.

“Si se subestima la inteligencia (de Ebrard) y se intenta despejar la incógnita con el resbaladizo recurso de la interpretación, puede concluirse que lo que quiso decir es No”, se escribió aquí.

Bueno, pues ayer fue a visitarlo el secretario federal de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el jefe de Gobierno despejó la incógnita: este jueves acudirá a la reunión convocada por el espurio.

La medalla es para García Luna, uno de quienes Andrés Manuel López Obrador demandó el día anterior su cese, dizque por su “falta de integridad y eficiencia”.

No hay comentarios.: