septiembre 14, 2008

Las Páginas Verdes, páginas de esperanza ecológica

Luis Manuel Guerra
quimicoguerra@quimicoguerra.com
La Crónica de Hoy

Esta semana, querida, querido lector, sucedió en nuestro actual México convulso un evento que nos devuelve la esperanza en una vida positiva que pueda desarrollarse en armonía con la naturaleza: la publicación de Las Páginas Verdes, una compilación muy bien hecha de las organizaciones, empresas, instituciones, individuos, dependencias que están trabajando en este momento por la sustentabilidad de nuestro país.

Es el primer directorio ambiental que cubre todas las áreas de la vida nacional desde el punto de vista de la sustentabilidad, desde energías alternas, arquitectura del paisaje, manejo ecológico y reciclaje de la basura, hasta los programas con contenido ambiental en los medios.

Un esfuerzo de más de diez personas durante más de tres años se cristaliza en un documento tanto impreso como digital que servirá seguramente para “catapultear” a México a una nueva era de desarrollo equilibrado que nos permita satisfacer nuestras necesidades básicas sin destruir nuestro entorno en el proceso.

Yo estoy contentísimo por esta publicación gratuita que le va a facilitar a presidentes municipales en todo el país, a desarrolladores de vivienda y proyectos de infraestructura, a industriales y comerciantes, a consumidores individuales y a tomadores de decisión a nivel federal y estatal a encontrar en forma fácil soluciones prácticas a los enormes problemas ambientales que nos aquejan, soluciones que ya funcionan en México.

Me acuerdo como de mis pecados cuando hace quince, veinte años era un vía crucis encontrar información validada y confiable acerca de quiénes estaban trabajando ya en ofertar a la sociedad mexicana nuevas formas ambientalmente sanas para iniciar el camino hacia el desarrollo sustentable. Peregrinaba yo de dependencia en dependencia, de institución en institución para corroborar de primera mano el grado de avance, confiabilidad y viabilidad económica en las soluciones propuestas.

En mis programas de radio, primero Ecocidio de 1985 a 1995, y luego en Zona Verde a partir de 1995, era constante la solicitud de radioescuchas de dónde encontrar información sobre calentadores solares, casas ecológicas, ayuda para reforestar, disposición de baterías, azoteas verdes, hidroponía, potabilizadores de agua, plaguicidas orgánicos, alimentos naturales, etc. Iba yo construyendo aleatoriamente un directorio para poder responder con cierta seguridad en la información. Ahora, por fin, tenemos los mexicanos una herramienta poderosa y bien estructurada para resolver estas inquietudes presentes en la sociedad en forma rápida y certera.

Las Páginas Verdes salió a la luz esta semana que termina con un criterio diferente a esfuerzos previos que se habían ya dado en México: un criterio de apoyo empresarial a los individuos, empresas e instituciones que están empeñados en ofrecer soluciones a los enormes y añejos problemas de deterioro de nuestro hábitat que estamos sufriendo en forma cada vez más acuciante.

Me sorprendió muy gratamente el conocer a la joven tripulación de esta aventura en comunicación ambiental que logró sacar adelante este proyecto en sustentabilidad sin caer en la tentación de hacerlo en forma romántica, porque “tenemos que cambiar a los consumidores para que se porten bien”. Yo he aprendido a lo largo de las décadas que esa forma de ver el cambio es bonita pero inoperante. Tenemos que incidir constructivamente en las realidades económicas para crear situaciones de gana-gana. Sólo así se da el verdadero cambio, como lo han demostrado las sociedades europeas, escandinavas, asiáticas orientales.

Las Páginas Verdes se divide en tres secciones, de acuerdo a este criterio: en la primera sección se encuentran los datos de los patrocinadores, en la segunda se encuentra el directorio de las empresas y organizaciones que cuentan con productos y servicios que cumplen con los criterios de selección de la editorial, y la tercera sección está dedicada a las empresas que están llevando a cabo estrategias de Responsabilidad Social Corporativa. De lo que se trata es que el consumidor, usted y yo, esté mejor informado y consuma de una manera más responsable. En la mayoría de los casos se incluyeron empresas u organizaciones que ofrecen productos o servicios, o ambos, ecológicamente inteligentes, responsables socialmente u orientados hacia la salud, el desarrollo y bienestar de la sociedad.

Esta joven tripulación ha evaluado caso por caso, más de mil setecientos productos, siempre empleando con integridad los principios de Las Páginas Verdes, que es una guía útil para que usted y yo, querida, querido lector, tomemos las decisiones correctas. En ella encontraremos los productos que harán que nuestros hogares sean más ecológicos.

También encontraremos opciones para que nuestras empresas puedan mejorar su cadena de suministro e inclusive, reducir costos. La sustentabilidad pasa necesariamente por la eficiencia en el manejo de los recursos y la eliminación de los desperdicios.

En esta sociedad convulsa que nos tocó vivir, necesitamos de guías profesionales, honestos, transparentes que nos ayuden a tomar las mejores decisiones para salvaguardar la salud el planeta. “La herramienta más útil que podemos tener nosotros los consumidores es el conocimiento”. Esto lo expresa así la primera sección de Las Páginas Verdes y yo concuerdo plenamente con este pensamiento.

Este directorio transmite el conocimiento adquirido con base a la experiencia, la investigación y el arduo trabajo en equipo, para ofrecernos a nosotros, consumidores, alternativas sustentables que nos beneficien a nosotros y a nuestro planeta. En la presentación, Las Páginas Verdes nos ofrece una pequeña sección sobre lo que debemos entender por productos y servicios sustentables: Productos vemos, procesos desconocemos. Detrás del más simple de los productos de consumo, existe una larga cadena de trabajo, de la cual, a nosotros los consumidores, sólo se nos muestra una pequeña ventana.

De este largo y variado proceso, lo único que vemos son anaqueles llenos de marcas, empaques y tamaños distintos que comprar. Muchas veces el carrito se llena de productos que comemos, que aplicamos a nuestro cuerpo o que nos visten, sin realmente tener ningún conocimiento de qué contienen, cómo se hicieron o cómo llegaron hasta el anaquel.

Pero: ¿qué es un producto sustentable? Un producto o servicio sustentable es aquel que durante toda su cadena de producción, utiliza los recursos naturales, humanos y económicos de la manera más eficiente, inteligente y responsable, asegurando que las generaciones futuras puedan disfrutar de lo mismo que nosotros tenemos ahora.

Enhorabuena por la llegada de Las Páginas Verdes, que además están divertidas, alegres, y sobre todo útiles. A la joven tripulación de esta aventura, México les da las gracias. Querida, querido lector, te regalo esta joya en www.las páginasverdes.com

Te invito a que veas hoy el súper-programa ecológico de televisión Vida Verde por el canal 412 de Cablevisión a las 11:30 de la mañana.

No hay comentarios.: