abril 20, 2008

'Yo voto, tú botas' por Paco Calderón

El Presidente que no se hizo, nació panista

exonline.com

En Morelia, la familia Calderón asegura que Felipe de Jesús nació en el PAN, que no hay nadie más panista que él.

En 1962 Jorge Eugenio Ortiz Gallegos era el candidato del PAN a la gubernatura de Michoacán. Embarazada, María del Carmen Hinojosa cargaba a otro de sus hijos mientras escuchaba el discurso de Ortiz para convencer a los morelianos de no votar por el PRI. Su marido, Luis Calderón Vega, distribuía volantes para llamar al voto por el PAN.

Unos meses después, el 18 de agosto, nació Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.

La anécdota es conocida en toda Morelia; taxistas, locatarios, académicos, muchos la cuentan porque, dicen, es parte de la historia que deben conocer desde que Calderón es Presidente de la República, para contestar las preguntas de turistas que buscan información de su pasado.

Los morelianos aseguran que Felipe Calderón no se hizo panista, nació panista.

Y es que su padre, don Luis Calderón Vega, fue uno de los hombres que acompañaron al ex rector de la UNAM, Manuel Gómez Morín, en la aventura de formar el PAN, un partido que hiciera frente al PRI, en aquel entonces llamado Partido de la Revolución Mexicana y cuyo máximo líder era Lázaro Cárdenas del Río.

Los relatos, avalados por la propia familia Calderón en diferentes entrevistas, muestran dos versiones de los comienzos de Felipe Calderón en la actividad política.

Él mismo contó que desde los ocho años salía de su casa con sus hermanos mayores para distribuir volantes y pegar propaganda en los postes para que la gente votara por el PAN; su hermano Juan Luis aseguró en 2006 a diarios de Michoacán que recuerda a su hermano en esas tareas a los 13 o 14 años de edad.

Pero lo cierto es que Felipe Calderón no conoce más militancia que la del PAN y su visión política; aun cuando su formación le permite la universalidad, siempre ha tenido el filtro blanquiazul heredado en las pláticas familiares.

Junto con Manuel Gómez Morín, Efraín González Luna, Rafael Preciado Hernández, Miguel Estrada, Juan Landerreche, Gustavo Molina Font, Aquiles Elorduy y Manuel Herera, Luis Calderón funda el PAN.

En los primeros años de su lucha por acabar con el dominio del PRI, Luis Calderón era el encargado de lanzar los discursos desde las plazas públicas en Michoacán para evidenciar los abusos del partido en el poder.

Hijo del sinarquista Luis Calderón Ochoa, fue maestro en el Instituto Valladolid, amante de la poesía de José Bárcena y autor de Memorias del PAN, un libro fundamental que recaba la historia del partido, desde su creación, en 1939, hasta 1952.

También es autor de La cuestión social, Don Nadie, La Reacción, Los Siete Sabios de México, Retorno a la Tierra, Cuba 88: Memorias de la UNEC, El 96.47% de los mexicanos: ensayo de sociología religiosa; Política y espíritu, compromisos y fugas del cristianismo.

El activismo político de Luis Calderón comenzó de muy joven, pero como panista nunca pudo ganarle una batalla al PRI, pese a que intentó en siete ocasiones convertirse en diputado federal de mayoría, posición que logró pero por la vía plurinominal.

También se destacó por su activismo católico. En 1926 ayudó a la creación de la Liga Nacional de Estudiantes Católicos; fue integrante de la Asociación Católica de Jóvenes Mexicanos, desde la cual participó en la lucha cristera, y también de la Unión Nacional de Estudiantes Católicos.

Se casó con María del Carmen Hinojosa y procreó a Luisa María, antropóloga social y ex senadora; Luis Gabriel, médico; Juan Luis, ingeniero civil; Carmen de Fátima, administradora y Luis Felipe, abogado y economista.

En 1981 renuncia al PAN en protesta por el ascenso de los llamados neopanistas, grupo conformado por empresarios.

“El PAN era un partido de clases, no de clase. Ahora se pretende convertirlo en un partido empresarial. Ahí quieren llevarlo. Se han colocado los empresarios a través de Pablo Emilio Madero, Fernando Canales Clariond, Carlos Anaya, los representantes del Grupo Monterrey y Sonora”, explicó el propio señor Calderón a la revista Proceso.

La influencia de don Luis fue decisiva en la vida de Felipe de Jesús.

Durante 2006, el ahora Presidente de la República relató que una noche en el comedor familiar, sus hermanos ayudaban a sus padres a doblar la propaganda para pedir el voto de Morelia para que Luis Calderón fuera diputado federal.

Felipe le comentó a su padre que uno de sus compañeros de escuela le dijo que aun cuando su padre ganara las elecciones el PRI no le reconocería el triunfo.

Don Luis explicó a su hijo menor que su amigo tenía razón.

¿Entonces para qué hacemos esto?, insistió Felipe.

“Lo que hacemos es por un deber, por el deber de hacer el bien, por hacer el bien más difícil de todos, que es el bien común, el bien de todos los demás”.

En el prólogo de El hijo desobediente, Felipe dice de su padre que “fue un hombre profundamente convencido de sus ideales y jamás dejó de luchar por ello. En la década en que nací hacer política distinta, política con principios, política hecha contra toda esperanza, implicaba una impresionante dosis de generosidad”.

Autodefinido como un “pecador estándar”, Felipe Calderón comenzó a trazar su propia historia política desde muy joven.

A los 12 años la policía de Morelia lo detuvo con carteles panistas y un bote de engrudo, en su tarea de pegar propaganda

Con la ayuda de una beca estudió la secundaria en el Instituto Valladolid, un colegio católico marista. Terminada la preparatoria intentó estudiar en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pero no reconocían sus estudios de bachiller por tratarse éste de un centro privado.

Se trasladó a la ciudad de México para ingresar a la Facultad de Derecho de la UNAM, pero no alcanzó lugar y la carrera la hizo en la Escuela Libre de Derecho.

Tan pronto como cumplió 18 años se afilió al PAN y trabajó en el Instituto de Estudios y Capacitación Política. En 1985, el partido lo designó diputado federal suplente.

Pero mientras Felipe de Jesús comenzó su militancia panista, su padre renunció al partido. 1987 fue un año clave: don Luis H. Álvarez Álvarez, presidente del PAN, le encomendó la misión de reconstruir la organización juvenil del partido, que se encontraba desarticulada desde hacía años, y con base en este trabajo el PAN creó la Secretaría de Acción Juvenil.

El michoacano fue el primer jefe de la renacida sección juvenil del PAN y de paso se hizo cargo de la Secretaría de Estudios del CEN. Así, a los 25 años entró a la dirigencia del partido

El 6 de julio de 1988 ganó por mayoría relativa su primer mandato electoral como miembro de la Asamblea de Representantes del Distrito Federal. El suyo fue uno de los ocho escaños obtenidos por el PAN por votación directa.

Durante su mandato de asambleísta, Calderón trabajó para el Multibanco Comermex como responsable jurídico de litigios en las áreas civil, mercantil y laboral, pero esta incursión profesional extrapolítica fue excepcional en su carrera.

En 1991 ingresó en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión por la I Circunscripción Plurinominal

El 6 de marzo de 1993 fue elegido por el Consejo Nacional del partido secretario general del CEN como compañero de candidatura de Carlos Enrique Castillo Peraza. Al mismo tiempo, el partido lo escogió para representarlo ante el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE).

También Calderón ya tenía escritos seis ensayos y análisis largos sobre la actualidad económica y política del país.

Poco antes de su promoción interna en el PAN, en enero de 1993 se casó con Margarita Zavala

El 5 de mayo de 1995 renunció a la Secretaría General del CEN panista para preparar su candidatura en Michoacán, donde contendió contra el priista Víctor Manuel Tinoco Rubí y el perredista Cristóbal Arias.

Calderón terminó tercero, pero aumentó significativamente la presencia electoral del PAN en la entidad.

El 9 de marzo de 1996 le ganó con 159 votos a Ernesto Ruffo la presidencia nacional del Partido Acción Nacional. Logró victorias electorales para su partido, pero la que más le interesaba, la del DF, donde su mentor político, Carlos Castillo Peraza, compitió para la primera jefatura de Gobierno, la perdió frente a Cuauhtémoc Cárdenas, del PRD.

Durante su gestión como presidente del PAN, Calderón también tuvo frecuentes discusiones e incluso desencuentros con el entonces gobernador de Guanajuato, Vicente Fox, empeñado en adelantar los tiempos electorales y ganar la candidatura de su partido a la Presidencia de la República.

Alertado por el triunfo de Cárdenas en el DF, Fox emprendió una precampaña en todo el país, que frecuentemente chocó con la ortodoxia panista. Al final, nadie quiso enfrentar al guanajuatense en una elección interna.

El 30 de diciembre de 1999, Calderón comunicó a sus correligionarios su decisión de retirarse de la actividad política al concluir su periodo como presidente del partido y atender “proyectos personales inconclusos”, que eran de carácter familiar, académicos o profesionales. “El tiempo y la atención que todo ello requiere constituyen un obstáculo para la labor de renovación y de nuevo impulso que el partido necesita de parte de sus dirigentes”, explicó.

Calderón fue académico en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), donde años atrás hizo una maestría en Economía con una tesis titulada Opciones de política económica ante la crisis de 1994, y completó un segundo máster, en Administración Pública, en Massachusetts, Estados Unidos, acogido al programa Mason Fellows de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.

Al iniciarse 2000 Calderón consideró terminado el periodo de reflexión que se había impuesto sobre su futuro político.

Aunque no participó activamente en la campaña presidencial de Vicente Fox, sí aceptó encabezar la lista de candidatos a la Cámara de Diputados por la quinta circunscripción plurinominal.

El 2 de septiembre de 2003 Vicente Fox lo nombró secretario de Energía, en sustitución de Ernesto Martens Rebolledo.

Renunció en mayo de 2004 después de que el Presidente lo reconvino por permitir que el gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, lo destapara como precandidato a sucederlo.

El 11 de julio, en un acto celebrado en el Centro de Convenciones del Hipódromo de Las Américas en la Ciudad de México, Calderón confirmó públicamente que competiría en la elección primaria del PAN para la nominación del candidato presidencial.

Con el augurio de que perdería frente a Santiago Creel, quien contaba con el respaldo abierto del presidente Fox y de su esposa, Marta Sahagún, Felipe Calderón compitió por la candidatura presidencial del PAN y la ganó.

Y también contra todos los pronósticos, con una diferencia menor al uno por ciento, le ganó la Presidencia de la República al perredista Andrés Manuel López Obrador.