abril 24, 2008

Confirman a Del Toro para El Hobbit

Guillermo del Toro vivirá en Nueva Zelanda durante cuatro años, mientras se realizan las dos cintas.

El mexicano dijo que estar al frente de la producción de Peter Jackson es un sueño hecho realidad


AP Los Ángeles, Estados Unidos (24 de abril de 2008).- El mexicano Guillermo del Toro dirigirá la película The Hobbit y su secuela, que hablará de los 60 años que pasaron entre el primer libro y el comienzo de la trilogía de El Señor de los Anillos, anunciaron este jueves los estudios New Line Cinema.

El cineasta de 43 años se mudará durante cuatro años a Nueva Zelanda donde trabajará con el productor ejecutivo Peter Jackson y sus equipos de producción. Del Toro dirigirá las dos películas de manera consecutiva.

La primera narra la historia sobre cómo Bilbo Baggins llega a poseer el Anillo de la Perdición, mientras que la segunda se centrará en la época que pasó entre esa etapa y La Comunidad del Anillo.

Los estudios New Line Cinema no aclararon de inmediato cómo será creada esta línea narrativa entre los libros.

Del Toro escribió y dirigió El Laberinto del Fauno, que se llevó seis nominaciones al Óscar en el 2006 y ganó tres. También es el director de la secuela Hellboy II; The Golden Army, que será exhibida próximamente y cuyos monstruos llevan la visión inequívocamente surrealista del cineasta mexicano.

"Ciertamente me siento honrado en formar parte de la comunidad fílmica que Peter, Fran y su equipo extraordinario de colaboradores han creado en Nueva Zelanda. El contribuir al legado de El Señor de los Anillos es obviamente un sueño hecho realidad", señaló Del Toro.

Por su parte, Jackson y Walsh llamaron a Del Toro un mago cinematográfico que jamás ha perdido su sentido infantil de maravillarse.

"Hemos admirado desde hace mucho el trabajo de Guillermo y no podemos pensar en un cineasta más inspirado para conducir este viaje de vuelta a la Tierra Media", afirmaron a través de un comunicado.

Jackson coescribió, produjo de manera conjunta y dirigió la trilogía El Señor de los Anillos, que fue recibió 30 nominaciones al Óscar en total y ganó 17 estatuillas.

"Tlatoani" por Paco Calderón

Mexican Embassy: Official Fired After Getting Caught With White House BlackBerries

Fox News
Thursday , April 24, 2008

Whether he was up to no good or simply desperate to play BrickBreaker, a Mexican press attaché was caught on camera pocketing several White House BlackBerries during a recent meeting in New Orleans and has since been fired, FOX News has learned.

Sources with knowledge of the incident said the official, Rafael Quintero Curiel, served as the lead press advance person for the Mexican Delegation and was responsible for handling logistics and guiding the Mexican media around at the conference.

Mexican Embassy spokesman Ricardo Alday said Thursday he was asked to tender his resignation once he arrived back in Mexico City.

"Mr. Quintero will be responsible for explaining his actions to the American authorities conducting an investigation. The Mexican Government deeply regrets this incident," he said.

Quintero Curiel took six or seven of the handheld devices from a table outside a special room in the hotel where the Mexican delegation was meeting with President Bush earlier this week.

Everyone entering the room was required to leave his or her cell phone, BlackBerry and other such devices on the table, a common practice when high-level meetings are held. American officials discovered their missing belongings when they were leaving the session.

It didn't take long before Secret Service officials reviewed videotape taken by a surveillance camera and found footage showing Quintero Curiel absconding with the BlackBerries.

Sources said Quintero Curiel made it all the way to the airport before Secret Service officers caught up with him. He initially denied taking the devices, but after agents showed him the DVD, Quintero Curiel said it was purely accidental, gave them back, claimed diplomatic immunity and left New Orleans with the Mexican delegation.

White House spokeswoman Dana Perino refused to discuss the incident, telling FOX News, "We are aware of the situation, but as it's under investigation by law enforcement officials, we will decline to comment."

FOX News' James Rosen and Mike Emanuel contributed to this report.

Misil desde Nueva Orleáns

Francisco Garfias
Arsenal
exonline.com

El misil lanzado por el presidente Calderón a los perredistas desde Nueva Orleáns —los llamó “ridículos”— alcanzó también las negociaciones para desalojar las tribunas en ambas cámaras. “Las declaraciones inoportunas, impertinentes e incorrectas (de Felipe) echaron abajo la posibilidad de que en este momento se encuentre una solución al problema”, dijo el coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete, frente a sus colegas de la Junta de Coordinación Política.

Los integrantes de la Junta buscaban sellar el pacto sobre el formato y el debate de la reforma energética, alcanzado la víspera en la Comisión de Energía con la firma del PRD, que desbloquearía la situación. Algunos ya hasta celebraban por anticipado el desalojo de las tribunas por los legisladores del FAP, pero no contaban con las palabras del primer mandatario en la conferencia de prensa conjunta que ofreció con el presidente Bush en la cuna del jazz.

Una fuente de alto nivel en Xicoténcatl nos dejó entrever que ese fue el problema que retrasó la solución al conflicto que mantiene las tribunas tomadas en ambas cámaras, y no la incorporación de nuevas exigencias por parte del Frente Amplio, como se quiso hacer ver por allí.

En el Senado, sin embargo, prevalece un sentimiento de optimismo. “Esto se resuelve mañana”, nos dijo ayer el senador RicardoMonreal, quien comandó el asalto a la tribuna en Xicoténcatl, hace dos semanas. “Hoy estamos mejor que ayer”, completó Pablo Gómez.

* * *

En la sociedad hay más irritación con los Bribiesca y con Marta Sahagún que con el ex presidente Vicente Fox, por el supuesto tráfico de influencias en el sexenio pasado, asegura el diputado del PRI Víctor Valencia, presidente de la Comisión legislativa que investiga al ex mandatario y a su familia. El legislador hizo sus aseveraciones basado en los resultados del sondeo hecho por el Centro de Estudios de Opinión Pública de la Cámara baja, por cuenta de la Comisión Fox, pero no quiso dar más detalles.

Valencia nos dijo también que el panista Héctor Larios, presidente de la Junta de Coordinación Política en San Lázaro, se ha hecho el occiso con la solicitud de siete de los ocho grupos parlamentarios —todos menos el PAN—, para que la investigación a los Fox se prolongue hasta un mes después de que se terminen las auditorías en curso. La Auditoría Superior de Fiscalización (ASF) le informó a la Comisión que calcula terminar las auditorías el 31 de marzo de 2009.

Larios no le ha dado el turno a la Mesa Directiva para que se someta la solicitud al pleno. “Héctor alega que se le va a dar un uso político al asunto”, dice Valencia. El priista tampoco le ha querido mover. Sin los legisladores del FAP presentes, perderían la votación.

* * *

Graco Ramírez es uno de los dos secretarios de despacho que conducirán por unos días al PRD —hasta el 4 de mayo, como máximo—, ante la ausencia de un ganador en las elecciones internas del pasado 16 de marzo y la salida de sus antiguos dirigentes. El otro es el encinista Raymundo Cárdenas.

El nombramiento de Ramírez no fue del agrado del polémico Gerardo Fernández Noroña. “Graco no es interlocutor. Le cayó este asunto, pero ni siquiera es de Nueva Izquierda. Es del grupo de Héctor Bautista, y mañana quién sabe de qué grupo sea. Cambia cada cinco minutos. No tiene capacidad de decisión”, nos dijo.

Pero aseguró que, si la Comisión de Garantías y Vigilancia, controlada por Encinas, dice que la elección la ganó Jesús Ortega, “me aviento por la ventana, pero me aguanto.”

-¿De qué piso, Gerardo?, le preguntamos.

-No, pus de la planta baja. Amo la vida y pienso seguir luchando para que este país se modifique.

Ramírez no quiso comentar las descalificaciones de Noroña. “No vale la pena. Vi la desesperación para que lo escogieran a él, de la parte de Encinas. Me consta que durante hora y media luchó para que lo designaran a él. Pero nombraron a un compañero como Raymundo Cárdenas, que realmente va a contribuir, va a trabajar en serio por sacar estas cosas. Yo también estoy en ese compromiso”, nos dijo.

* * *

A propósito de Noroña, Jesús Ortega adelanta que el secretario de Comunicación del CEN, junto con Dolores Padierna y Leonel Cota, montarán en los próximos días la farsa de “tomarle protesta” a Alejandro Encinas como presidente del PRD.

“En 2006 fue una tragedia que Ugalde impusiera a Calderón; ahora se repite como farsa que Fernández Noroña nombre como presidente a Encinas”, manifestó Chucho, en un comunicado.

http://panchogarfias.blogspot.com

Para López Obrador, debatir es “vacilada”






Redacción
exonline.com

Andrés Manuel López Obrador calificó de “una vacilada” la propuesta de debatir la reforma a Pemex, durante una reunión con los coordinadores parlamentarios del Frente Amplio Progresista (FAP).

En una grabación dada a conocer ayer por León Krauze en su programa Hoy por Hoy, en W Radio, se escuchan las voces del ex candidato presidencial y de Carlos Navarrete, coordinador de los senadores perredistas, debatiendo sobre la toma de las tribunas, anteayer por la noche.

En el audio, que según el periodista fue entregado por una fuente del propio PRD, se escucha a un López Obrador exasperado, que incluso le grita a Navarrete cuando éste propone analizar y acordar los términos del debate.

“Lo que les estoy proponiendo es que me consulten (inaudible), para mí esto es una vacilada. No sé si me explico, lo importante es que ganamos el tiempo, pero lo ganamos no en la negociación, lo ganamos porque tomamos, tomaron la tribuna”, dice López Obrador.

“Lo único que pido, y además siempre he dicho, es tiempo”, insistió el tabasqueño en la reunión que duró cerca de dos horas.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

Andrés Manuel López Obrador, ex candidato a la Presidencia por el PRD, se reunió antenoche con los coordinadores parlamentarios del Frente Amplio Progresista (FAP), a quienes dijo que la propuesta para debatir el tema de la reforma energética es una “vacilada”.

En la grabación dada a conocer ayer por el programa radiofónico, en la que según el periodista León Krauze le fue entregada por una fuente del PRD, se escuchan las voces de López Obrador y de Carlos Navarrete debatiendo la toma de las tribunas en ambas cámaras legislativas.

En el audio, que dura aproximadamente dos minutos y medio, se escucha a un López Obrador exasperado que le grita al senador Carlos Navarrete, cuando éste propone analizar los términos del debate.

“Lo que les estoy proponiendo es que me consulten (inaudible), para mí esto es una vacilada. No sé si me explico, lo importante es que ganamos el tiempo, pero lo ganamos no en la negociacion, lo ganamos por que tomamos, tomaron la tribuna”, dice López Obrador.

López Obrador continúa: “O sea, no se confundan, si no nos llega nada, si ellos aflojaron fue por la toma de la tribuna y por el movimiento, no en la negociación. Entonces, lo único que les digo es que en los foros esto no nos va a llevar a nada, esto nos va a llevar a que tengamos tiempo para que con el movimiento en la calle y ante la actitud de la opinión publica podamos abrir (inaudible), pero de que estén (inaudible)”.

Las voces se enciman en el audio, pero López Obrador, en tono autoritario, amenaza: “Esto es un foro para los senadores, ¿sí me explico?, pero eso no me importa, eso no me importa, ya los medios tampoco me importan.

“Los medios no van a ceder; todas las políticas las sustentan con la manipulación de los medios. Ni modo que se van a abrir los espacios, eso no es la democracia, pues. Lo único que pido y además siempre he dicho, es tiempo. Ya la propuesta está que más... y es lo que dice aquí, es propuesta de formar, es propuesta, es el lema para coordinación”, dice en la grabación.

Según la fuente del PRD, la grabación se realizó durante la reunión en la casa de San Luis Potosí.

El senador Navarrete expone la preocupación de que la toma de tribunas les reste votos y si ello pasa, entonces que López Obrador apruebe la propuesta.

Este responde: “No, no, no, no, ya les dije qué es lo que quiero, no aceptaré eso”, y propone prolongar la discusión del formato del debate para seguir ganando tiempo.

“Sí ya te dije, habla con la coordinación política, porque ni modo que la Comisión de Energía se esté chupando el dedo y vaya a actuar. Va a mandar una propuesta si la comisión política no está de acuerdo”, sigue López Obrador.

Navarrete responde: “Sí, ya hice lo que me pediste”.

AMLO sigue: “Lo que hay que hacer es presentar la propuesta. Consideramos que necesitamos tiempo. Vamos a hacer que proponemos que la junta de coordinación se lleve a cabo el jueves. Queremos hacerles esta consulta y mañana me dicen en la noche: ‘Fíjate que tus propuestas no transitaron’ y entonces ya les digo que no hay acuerdo o sí hay acuerdo, y si te dicen ‘sí hay acuerdo’, vamos para adelante.

Navarrete contesta: “Para qué, si luego me vas a decir que no, porque se te agradece la propuesta, pero no quieres el debate.

“Se te agradece la propuesta. Para mí no tiene sentido lo que estás proponiendo, pero mañana alguno va a decir ‘no’. Pero si nos dan tiempo, ‘sí”, contesta AMLO

Navarrete le responde que si ganan en votos van a decir que sí.

AMLO concluye: “No, no, no. Ya te dije qué cosa es lo que quiero.”

Un ridículo que une dos historias paralelas

Jorge Fernández Menéndez
Razones
exonline.com

Para Pascal Beltrán del Río y todos los ganadores del Premio Nacional de Periodismo.

Ridículo: grotesco, extravagante, risible, bufo, burlesco, tosco, caricaturesco, necio, desagradable. Todos esos y más son los sinónimos que aparecen en mi computadora cuando busco algunos para ridículo. Dice Ruth Zavaleta, una digna presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, que fue inoportuno que el presidente Calderón calificara con ese adjetivo la toma de las tribunas por un sector del PRD. Y alguno de los hooligans de López dijo que se confirmó con ello la campaña de la ultraderecha en contra de su líder. Lo cierto es que debe doler, pero el adjetivo es preciso: el proceso interno del perredismo y la toma de las tribunas sólo pueden calificarse, siendo generosos, con el adjetivo de ridículo.

Es ridículo (extravagente, risible, caricaturesco) que haya una elección abierta en un partido y que a un mes y una semana no se pueda tener un cómputo completo; que se haya hecho todo tipo de trampas; que el Comité Electoral haya renunciado porque no existen condiciones para realizar su tarea; que, en dos ocasiones, tras romper las reglas y faltar a la verdad, se haya intentado dar un albazo colocando a Alejandro Encinas como ganador de los comicios perredistas: la primera, el mismo 16 de marzo, basándose en dos exit polls que demostraron estar, por lo menos, equivocados. La segunda, este fin de semana, cuando Leonel Cota Montaño, el más oscuro y débil presidente del PRD en toda su historia, salió del letargo para anunciar, primero, que no aceptaría continuar en ese cargo y, segundo, que el ganador era Encinas. ¿Con base en qué lo decía el ahora ex dirigente? En un supuesto documento de un área de planificación de un Comité (el de elecciones) que ya no existe, que da por concluido el cómputo con poco más de 83% de los votos. Es ridículo, porque nadie sabe dónde quedó el otro 16% que, según Jesús Ortega, le daría la victoria. Lo cierto es que Cota Montaño, que fue puesto en la presidencia del PRD por órdenes de López Obrador, quería cumplir la última encomienda de su encargo y colocar a Encinas, a como diera lugar, de presidente del partido, cuando no se han contado todos los votos. Es francamente ridículo todo el proceso y más risible aún cuando algunos dirigentes de ese partido quieren vender como una muestra de democracia y pluralismo la elección más oscura que se ha realizado en partido alguno en el país desde la reforma de Reyes Heroles a fines de los años 70.

Es ridículo (caricaturesco, desagradable) que se haya tomado la tribuna del Congreso con el argumento de que se quería realizar un debate. Lo es, por varias razones: el miércoles anterior a la toma de la tribuna, unas horas antes de ese hecho, ya se había llegado a un acuerdo para realizar ese debate, entre el PRI, el PAN y el PRD. Un numeroso grupo de legisladores fue a informarle al “líder” que se había alcanzado un acuerdo y Carlos Navarrete salió a los medios a decir que no habría acciones de resistencia y violentas mientras continuara ese diálogo. Pero Navarrete, González Garza y otros dirigentes habían sido, una vez más, engañados por López: a la una de la tarde, cuando en la Junta de Coordinación Política del Senado comenzaba la negociación final del cronograma y el temario del diálogo prometido, resultó que otro grupo de legisladores, encabezados por Ricardo Monreal, tomaba la tribuna del Senado y, otro, con Raymundo Cárdenas a la cabeza, la de la Cámara de Diputados: González Garza estaba en la reunión de la Junta de Coordinación de la Cámara baja y Ruth Zavaleta presidía la sesión. Es ridículo decir que se exige un debate cuando el mismo ya estaba aprobado, se había anunciado así desde un día antes y el PRD o por lo menos sus coordinadores parlamentarios, estaban negociando los términos.

Es ridículo (necio, desagradable) que se siga insistiendo en el tema del debate cuando es público que a López no le interesa el mismo ni tampoco las opiniones que allí se puedan verter. Cuando por primera vez le llevaron el tema del debate, López descalificó a sus coordinadores parlamentarios: les dijo textualmente que lo importante no era el debate sino “lo que venía después”. Por eso quería llevarlo hasta el mismo día del Informe presidencial y proponía una condición que rompe cualquier norma legislativa: que hubiera un compromiso de que, incluso concluido el debate, el Congreso se comprometiera a no legislar: es ridículo. Cuauhtémoc Cárdenas lo exhibió cuando dijo que, en vez de presentar una iniciativa contraria a la del gobierno, para poder discutirla en el Congreso y sacar la mejor ley posible, el PRD había decidido tomar las tribunas con el fin de impedir el debate.

Sin embargo, para completar este proceso grotesco, extravagante, necio (ridículo), una vez más, cuando se llegó a un segundo acuerdo en la Comisión de Energía, López volvió a condicionar todo a que los resultados del debate fueran los que él quisiera, a no abandonar la “resistencia civil” y a impedir legislar en torno a la modernización de Pemex. Es obvio que no interesa el debate, que no les importa lo que suceda con Pemex. El tema es usar el petróleo para tratar de abonar a la desestabilización gubernamental y la parálisis de las instituciones, incluido el Partido de la Revolución Democrática, que estará los próximos cuatro meses acéfalo. El problema, lo ridículo, no son los adjetivos que califican un proceso, sino el proceso en sí mismo. Y lo evidente no puede ocultarse.