mayo 23, 2008

Tiburones nadan hacia la nada

Richard Black
BBC

Un nuevo análisis científico apunta que más de la mitad de los tiburones en los mares del mundo están en peligro de extinción.


La Unión Mundial para la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) encontró que 11 especies de tiburón están en la lista de alto riesgo de extinción y cinco más muestran señales de disminución en la población.

Los tiburones están especialmente afectados por la pesca excesiva ya que se reproducen lentamente.

Con el suficiente apoyo del público y voluntad política podremos revertir la tendencia
Nicholas Dulvy, director de la investigación


Los científicos hicieron un llamado para limitar la pesca extensiva a nivel mundial, vetar la práctica de cortar aletas y aplicar medidas para evitar la captura indirecta.
"Existe la idea de que por ser una especie de muchas variedades, son más resistentes a las presiones de la pesca", expresó Sonja Fordham, subdirectora del Grupo Especializado en Tiburones (SSG, por sus siglas en inglés)de la IUCN y directora de política del grupo de conservación Shark Alliance.

"De hecho, están convirtiéndose rápidamente en una especie de grave preocupación porque no hay límites internacionales para la pesca de tiburones. La pesca en los océanos es muy intensa y ellos están muy desprotegidos", añadió.

Nuevas amenazas

El grupo de investigadores de la IUCN analizó los datos de 21 especies de tiburones y sus parientes más cercanos, las rayas, que nada en los niveles más elevados del océano abierto donde están expuestos a las flotas pesqueras.

Según el sistema de clasificación de la IUCN, una de estas especies - la mantarraya gigante - está considerada "en peligro", y otras 10 han sido clasificadas como "vulnerables".

Cinco más están registradas como "casi amenazadas", o sea que las señales de reducción no son consideradas lo suficientemente graves como para encabezar la lista.

Las clasificaciones se basan en una gama de criterios que se guían por reducción de población pasada o pronósticos de ésta. Por ejemplo, una población que se reduce en 50% en 10 años sería considerada "en peligro".
Algunas de estas especies han sido clasificadas antes; pero otras, incluyendo las tres especies de tiburón zorro con sus espectaculares colas largas, entran por primera vez a la lista roja.

La amenaza principal a los tiburones es la pesca, tanto directa como indirecta.

Mercado de aletas

"Antes eran capturados indirectamente por barcos pesqueros que buscaban atún o pez espada", dijo Fordham. "Pero ahora que esas especies se reducen, estamos viendo como se pesca más tiburón".

"El mako de aleta corta y el cailón son atrapados por sus aletas y carne, especies como el tiburón azul probablemente por sus aletas, aunque en Europa ahora vemos más azules descargados".

Varias entidades que gobiernan las pesqueras en aguas internacionales han establecido normas para limitar la pesca para el mercado de aletas de tiburón, pero hay diferentes estándares que permiten que los pescadores manipulen los reglamentos.

Con el auge de las economías del este asiático, los grupos de conservación dicen que la demanda de aletas va en aumento.
"Los gerentes de las pesqueras y los funcionarios regionales, nacionales e internacionales tienen una verdadera obligación de mejorar la situación", comentó Nicholas Dulvy, de la Universidad Simon Fraser en Vancouver, el director de la investigación.

"Pero no tiene por qué ser así. Con el suficiente apoyo del público y voluntad política podremos revertir la tendencia", concluyó.

El informe fue emitido durante la Convención sobre Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés) reunida en Bonn, Alemania y será publicado en la revista Aquatic Conservation.

El nuevo análisis de riesgo será incluido en la Lista Roja de Especies en Peligro de la IUCN cuando se publique a finales de este año.

“En el frente de…”

Francisco Garfias
Arsenal
exonline.com

El gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla, recibió hace muy poco una llamada anónima en la que le anunciaban el asesinato de uno de sus hijos. El anuncio resultó falso, afortunadamente, pero es un indicativo del clima de terror que se ha instalado en la militarizada entidad.

Ya es parte de las crónicas periodísticas lo ocurrido en el complejo de la Isla Musala de ese estado, donde apareció una manta con amenazas directas al mandatario estatal. “Esto es para ti Aguilar Padilla, o te compones o te compongo. Todo ese gobierno de El Mayo y El Chapo, se va a morir”, decía el narcomensaje.

Estos hechos alarmantes ilustran la escalada a la que ha llegado el crimen organizado, no sólo en Sinaloa, sino en todo el país. Ni los gobernadores se salvan de las amenazas de los narcos. Asedian, acosan, amenazan, matan, con todo y Ejército en la calle. Aguilar Padilla ha admitido públicamente que tiene miedo. ¿Quién lo puede censurar por ello? A diario contamos carretadas de muertos y levantados.

El genio periodístico de Jacobo Zabludovsky lo ha llevado a abrir sus enlaces con los diversos corresponsales de su noticiero radiofónico De Una a Tres, con una frase que ilustra la situación bélica que vivimos: “En el frente de (tal estado), vamos con fulano de tal… (el nombre del corresponsal)”.

Los narcos están imparables. Hay todavía espacio para escalar. Recordemos el caso Colombia, en épocas del todopoderoso jefe del cártel de Medellín, Pablo Escobar. El Estado debe dejar caer sobre ellos todo su peso. Ceder al terror es condenar al país.

A la cabeza de la lucha contra el crimen organizado se necesitan hombres de güevos —no encuentro mejor expresión—, como el general Sergio Aponte Polito, quien, sin máscara, desnudó en Baja California a policías que tienen nexos con el narco.

* * *

Sucedió la noche del 15 de mayo en el Suntory de las Lomas de Chapultepec. Eduardo Bours, gobernador de Sonora, y Pedro Cerisola, ex secretario de Comunicaciones, llegaron a cenar a un privado del costoso restaurante japonés.

No pasó mucho tiempo antes de que Cerisola saliera momentáneamente del lugar, para regresar, minutos después, con Luis Téllez, actual secretario de Comunicaciones y Transportes. A algunos comensales les llamó la atención que el ex secretario de Fox abandonara una segunda ocasión el privado, pero esta vez definitivamente. El gobernador y el titular de la SCT se quedaron solos.

Los sospechosistas aseguran que Cerisola se dedica ahora al cabildeo y se preguntan si el gobernador y el secretario, al quedar tête-à-tête, hablaron de política o de negocios relacionados con las comunicaciones.

* * *

Los custodios de los centros penitenciarios del Distrito Federal, mal vistos por la ingrata labor que desempeñan, andan en busca de ayuda. Se quejan de salarios de miseria que reciben (ganan alrededor de tres mil 600 pesos mensuales) y de las extorsiones de algunos jefes policiacos “corruptos”. Por si fuera poco, hay que agregar las condiciones casi infrahumanas en las que desempeñan su trabajo de cuidapresos.

Su paciencia parece haber llegado al límite. Al correo de Arsenal llegó copia de una circular-ultimátum, en la que amenazan con paros, mítines y el cierre de Tlalpan el 30 de mayo próximo, si no se resuelven sus demandas: 50% de incremento salarial, aumento del bono de riesgo, dos uniformes nuevos y de calidad por año. “Ya basta de salarios de miseria. Es una burla el aumento de dos pesos (diarios) que nos dieron”, subrayan.

Los inconformes piden, además, la destitución de Hazael Ortega Ruiz, subsecretario de Seguridad Pública, y sus “compinches” Pedro Mancilla Jiménez y Rafael Durán Calero, a los que acusan de presionar a internos y custodios para reunir, cada mes, 100 mil pesos, como cuota por cada penal.

A Marcelo Ebrard lo acusan de haber sido omiso con sus demandas. “Está usted a tiempo de enderezar el barco en el que navega. Sabemos que no desea que estas peticiones se tornen violentas. Esperemos hasta el día 30 para ser escuchados”, advierten.

* * *

Nos llegó un correo electrónico de nuestra colega Irma Rosa Martínez. Lo envió para recordar “una más” de las incongruencias de Alejandro Encinas, de cuya talibanización nos ocupamos recientemente. “Él (Alejandro) había dicho que no contendería por la presidencia del PRD, porque sería rehén de las tribus. Esto lo tengo grabado”, asegura la periodista.

http://panchogarfias.blogspot.com

¿Y si el confort es culpa del Presidente?

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
exonline.com

En su columna de ayer en Excélsior, Jorge Fernández Menéndez decía que algunos miembros del gabinete presidencial han “entrado en una suerte de espacio de confort que, paradójicamente, se contradice con la lógica de redoblar la apuesta que afronta el presidente Calderón”. Jorge no duda de que los funcionarios estén realizando las tareas que tienen asignadas, pero “no se ve ni se percibe en la mayoría de los casos”. Predice que “si ese espacio de confort no se rompe y se reemplaza por el compromiso real y de cara a la gente, los costos serán altos”. Y concluye que los colaboradores de Calderón no “pueden dejar solo al Presidente”. Estoy completamente de acuerdo con Jorge en que este gobierno, que enfrenta una oposición tan vocal, no puede bajar la guardia. Pero, ¿de quién es la culpa del confort? ¿No será del propio Presidente?

El tener funcionarios de bajo perfil parece ser el estilo de gobernar de Calderón. A lo largo de su administración ha quedado claro que él quiere ser el centro de las atenciones: un Presidente de altísimo perfil rodeado de secretarios de bajo perfil. Al parecer en Los Pinos no quieren que nadie le haga sombra al jefe. Se vale. Cada Presidente tiene su propio estilo de gobernar, como diría Daniel Cosío Villegas.

Quizás este estilo sea una reacción a lo sucedido en la anterior administración panista donde varios funcionarios, de todo nivel, eclipsaban al presidente Fox. Muchas veces hasta lo contradecían. Había personajes muy protagónicos con egos exacerbados. En ese contexto era muy difícil que sobresaliera el mensaje presidencial. De hecho, en ocasiones lo que se sobresalía —y era motivo de chunga— era cómo un subordinado refutaba abiertamente al Presidente.

Tal vez este estilo de Calderón también tenga que ver con su personalidad. No le gusta compartir el poder más que con sus colaboradores más cercanos. Su grupo íntimo que siempre le ha sido fiel. Es posible que sea desconfiado por naturaleza. Hay que recordar que se trata de un político que ha crecido remando a contracorriente.

Razones aparte del porqué del estilo, el hecho es que Calderón prefiere un gabinete de bajo perfil. No es gratuito, entonces, que a veces parezca que los secretarios no lo apoyan. Pero así lo ha decidido Calderón. Desde que los escogió privilegiando a gente de más lealtad política (cuadros panistas, sobre todo los que lo apoyaron en la interna de su partido), que de perfil profesional alto. Conozco varias personas que querían trabajar en el gobierno y tenían excelentes credenciales para ciertos puestos, pero que no fueron designados. Sospecho que se quedaron fuera porque, aunque muy eficaces en sus sectores, tenían una carrera protagónica lo cual indicaba que sería difícil mantenerlos con un bajo perfil.

Coincido con Jorge Fernández en que este gobierno no puede darse el lujo del confort. Sin embargo, no creo que el problema sean los miembros del gabinete. Pienso que, como en toda organización donde se dan este tipo de situaciones, la culpa es de la persona que conduce. Al fin y al cabo, el Presidente es el jefe. Él decide a quién contrata, a quién despide, qué línea le da a sus subordinados de lo que tienen que hacer y cuál es la pauta de hasta dónde pueden salir en los medios de comunicación. Si hay confort en el gabinete es porque Calderón así lo quiere, o por lo menos lo tolera.

Israel cumple 60 años


Gabriel Guerra Castellanos
gguerra@gcya.net
El Universal

Hace poco más de seis décadas, la creación de un Estado judío representaba un sueño imposible, iluso, utópico, cuando —apenas terminada la Segunda Guerra Mundial— el mundo occidental se preguntaba cómo reaccionar ante los para ellos recién descubiertos horrores de la barbarie nazi.

Ahora que Israel está festejando su 60 aniversario, vale la pena preguntarse si la promesa de sus fundadores se ha cumplido, si lo que los judíos ven
como el cumplimiento de la palabra divina y los palestinos como una catástrofe es en efecto una realidad perdurable y sustentable.

El Estado de Israel es como una isla en el Medio Oriente, rodeado de países árabes que le guardan recelo o franca enemistad, con un sistema de gobierno democrático que contrasta con casi todos los de la región y con una serie de valores políticos, éticos y sociales que lo acercan mucho más a EU o a naciones europeas que a sus vecinos.

Esta especie de Suiza en el Medio Oriente nos recuerda todos los días la recompensa a la perseverancia, al espíritu de sacrificio, y a ese abstracto concepto de la “justicia divina” que en ningún lugar y con ningún otro pueblo esta mejor expresado que con los judíos y su aún joven nación. Y es que tras siglos de persecuciones y discriminación, después de haber sido expulsados de su propia tierra y condenados a vivir en la segregación y el maltrato que les propinó el mundo cristiano, los descendientes de Abraham encontraron al fin su remanso.

Bien poco les duró la tranquilidad, pues más tardaron la comunidad internacional en aceptarlo y el fundador de Israel, David Ben Gurion, en proclamar la fundación para los judíos de su propio país que sus vecinos en lanzar una fútil guerra que buscó desalojarlos, intento en el que persistieron inútilmente desde entonces, más aun —es justo decirlo— con el gradual debilitamiento de la unidad árabe, al aceptar primero Egipto y luego Jordania el derecho a existir de su vecino.

Yo tuve la oportunidad de vivir en Israel de 1971 a 1974, y me tocó vivir los días de incertidumbre de la última guerra formal, la llamada del Yom Kippur, que acabó para siempre con la sensación de seguridad y de invulnerabilidad de los israelíes, que se habían acostumbrado a ver a sus fuerzas armadas siempre victoriosas. A partir de entonces, y por distintas vías, la sociedad y los sucesivos gobiernos israelíes han buscado soluciones a la difícil coexistencia no sólo con las naciones vecinas, sino principalmente con los palestinos que viven dentro y fuera de Israel.

Muchas cosas han pasado y muchas otras han cambiado desde entonces: Israel es hoy mucho más complejo en su composición étnica y en la manera en que sus habitantes conviven. La llegada masiva en los últimos años de inmigrantes de Etiopía y de la antigua Unión Soviética ha transformado —algunos piensan que para bien y otros que no tanto— a la sociedad israelí, que además debe enfrentarse al reto del crecimiento desproporcionado de dos sectores que poco o nada tienen en común: los judíos ortodoxos y los palestinos.

Los primeros tienen un efecto polémico sobre una nación que nunca fue —ni podía haber sido— laica, pero que ahora está más influida que nunca en su historia moderna por extremistas religiosos, con todo lo que eso implica. Por su parte, los palestinos representan una franja poblacional creciente y en un futuro nada lejano pueden llegar a convertirse en la mayoría numérica en la nación judía, lo cual significaría una contradicción mayúscula y un conflicto interno de grandes dimensiones.

No es imaginable un Estado judío en que la mayoría de sus habitantes no compartan esa fe. Es ese, tal vez, el argumento más contundente a favor de la creación de un país propio para los palestinos.

El diablo, como siempre, está en los detalles.

www.gabrielguerracastellanos.com

Refinerías y oleoductos

Héctor Larios Córdova
Coordinador del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados
El Universal

El presidente Calderón ha propuesto en sus iniciativas del 7 de abril la posibilidad de que particulares puedan prestar el servicio de transporte de petrolíferos a través de ductos y puedan invertir en refinerías y prestar el servicio de maquila en refinación.

Este tema ha sido uno de los más controvertidos de las iniciativas presentadas y, en mi opinión, la discusión de estos temas permite conocer más sobre las razones de fondo de quienes están a favor como en contra.

Queda claro que el petróleo y Pemex son de los mexicanos y que así deben mantenerse. Así lo determina, sin duda, la gran mayoría de los ciudadanos, pero el permitir que particulares participen en estas actividades de ninguna forma les transfiere propiedad o derechos ni por el petróleo que transportan ni por el petróleo que refinan.

Actualmente se permite la participación de particulares en el transporte terrestre de petróleo y petrolíferos; queda claro que el petróleo en cada pipa es propiedad de Pemex y no del transportista. ¿Qué diferencia sustancial existe si este transporte se realiza en ductos y no por tierra? La única diferencia tiene que ver con el costo sensiblemente más bajo y la seguridad más alta cuando se hace por ductos.

Tampoco valen argumentos históricos; ya la ley original reglamentaria del artículo 27 promulgada por Lázaro Cárdenas en sus artículos del 12 al 15 facultaba a Pemex a otorgar concesiones para el establecimiento de oleoductos.

Es el mismo caso de las refinerías. En la ley de 1940, en el artículo 12, se establecía que “la Secretaría de Economía Nacional podrá otorgar concesiones para la construcción de refinerías”, y desde luego que establecía las condiciones para su operación.

El presidente Felipe Calderón propone el esquema de maquila. El petróleo que entra es propiedad de Pemex y los petrolíferos que resultan, así como el petróleo en todo el proceso, son propiedad de Pemex. El particular invierte en la refinería y obtiene una remuneración por el trabajo de transformación de un producto ajeno.

Por falta de inversión en refinerías, ahora importamos 40% de las gasolinas que consumimos y lo hacemos a precios por litro mucho mayores a los que la vendemos en México, lo que obliga a gastar buena parte del excedente petrolero en el sobrecosto de la gasolina.

Pemex es socio de una re finería en Deer Park, Texas, al 50% con Shell. Esta refinería produce utilidades por el orden de mil millones de dólares al año, paga impuestos a Estados Unidos por 500 millones de dólares anuales y genera mil 700 empleos directos y 4 mil indirectos, todos ellos en EU.

¿Por qué sí podemos invertir con particulares en el extranjero y no en el país, para que aquí se generen los empleos, impuestos y demás beneficios? ¿Por qué sí podemos vender un barril de petróleo crudo a extranjeros y no a mexicanos?

Se insiste, como lema de batalla, que “el petróleo no se vende” cuando en la triste realidad lo que hacemos es vender petróleo crudo al extranjero y luego comprar a extranjeros los derivados de ese petróleo a precios mucho mayores dejando los beneficios fuera del país.

El debate nacional sobre este tema y los partidos a través de sus grupos parlamentarios determinarán en algunos meses si liberamos al erario de invertir en estos rubros, permitiendo la participación de particulares, tal como lo previó Lázaro Cárdenas, y generamos empleos y beneficios en México o nos mantenemos como un país singular, único en el mundo, que actúa en contra de sus propios intereses y afecta el bienestar de los mexicanos.

Y aquí, ¿quién del PRD?

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

No, si son iguales, pero la historia los separa. Florestán

Cuando Andrés Manuel López Obrador, el lunes pasado, se encartó para la sucesión presidencial de 2012, recurrió a Marcelo Ebrard, su principal contrincante, y a Lázaro Cárdenas para decir que si alguno de ellos quedaba arriba de lo que llamó preferencias, él lo apoyaría. Lo que ya no dijo es lo que se tiene que entender a contrario sensu: que si él va arriba de esas preferencias, a él lo tendrían que apoyar, lo que fue su lanzamiento formal hacia Palacio Nacional.

En este sentido, ayer le comentaba, lector, que hoy el panorama de aspirantes es un páramo, aunque todos se muevan ya.
Pero la declaración de López Obrador, paradojas de la vida, va en el mismo sentido de la de Carlos Salinas, su villano favorito, con el halago al jefe de Gobierno del Distrito Federal, quien a eso reclamó que no lo dieran por muerto, cuando el único que se ha girado esa orden de defunción ha sido él mismo.

Pero ya se confirmó que está más que vivo pues, y no sólo eso, sino coleando también.

Eso nos lleva a la otra sucesión, la del Gobierno del Distrito Federal, plaza del perredismo desde la primera elección de 1997, desde donde han pasado por esa posición Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Robles, Andrés Manuel, Alejandro Encinas y ahora Ebrard.

Ahora su reto será mantener ese gobierno, lo que se le facilita por la inexistencia del PRI y del PAN en la Ciudad de México, siendo más dramático el caso azul que en nueve años no pudo construir un candidato, al extremo de importar en 2006 un externo del PRD, Demetrio Sodi.

El conflicto en el PRD vuelve a estar en el PRD que, está visto, es el único que lo puede derrotar, como se confirmó en su proceso electoral, el cochinero.

Lo digo porque se va a dar una lucha despiadada por esa candidatura: en una esquina, López Obrador y Ebrard, y en la otra el perredismo.

Y si creen que pueden ganar con cualquiera, por ejemplo con Martí Batres, que le mediten porque, reitero, sólo se pueden derrotar ellos solos.

Por cierto, esa es una vía corta, cortísima, pero muy efectiva.

Retales

1. BECA IFE. Jorge Alcocer es empujado desde el gobierno para ser consejero del IFE, pero hay problemas. La bancada del PRI en San Lázaro no lo quiere y no lo promoverá; la del PAN tampoco. Entonces, ¿será Javier González Garza el que lo empuje? Hoy no veo cómo vaya a entrar;

2. MÉRIDA. Ahora se abre la discusión de si México debe aceptar la supervisión del gobierno de Estados Unidos por el financiamiento del Plan Mérida. De ser así: el presidente Calderón deberá rechazarlo porque no es ayuda, es colaboración. Y hay que anteponer la dignidad; y

3. SILENCIO. Desde su distancia crónica, Ernesto Zedillo se ha negado a responder las acusaciones de Carlos Salinas. Ahora viene, pero sólo contratado para dar una conferencia.

Nos vemos el martes, pero en privado.