junio 10, 2008

¿Podemos poner en movimiento a la capital?

Gabriela Cuevas Barrón
gabrielacuevasbarron@hotmail.com
Orden del día
El Universal

I. ¿En busca del tiempo perdido?

Aunque destinamos menos de 40 minutos al día en hacer ejercicio o visitar a nuestros familiares, los capitalinos invertimos diariamente un promedio de hora y media en transportarnos dentro de la ciudad. Vivir en el DF significa también tener que vivir encerrado en algún medio de transporte una parte importante del día.

El problema se origina principalmente en los casi cuatro millones de vehículos automotores que a diario circulan en el valle de México. Nuestras vialidades no están diseñadas para dar cabida a tal cantidad de automóviles.

II. ¿Irrespirable?

Lamentablemente el problema del tráfico en la capital no se reduce a tiempos perdidos. Los vehículos automotores generan cada año 21 toneladas de gases contaminantes, que además de contribuir al calentamiento global, tienen efectos adversos sobre la salud. Diversos estudios han comprobado que la exposición a contaminantes como el ozono eleva las tasas de mortalidad y de hospitalizaciones por causas respiratorias.

Además, en el caso concreto de la delegación Miguel Hidalgo, la cantidad de vehículos que diariamente cruza hacia el poniente de la ciudad y su zona conurbada ha rebasado la capacidad de vialidades primarias como Reforma y Ejército Nacional. Debido a la saturación de estas vialidades, los automóviles invaden las arterias secundarias que no están preparadas para recibir un número tan grande de vehículos, y afectan la calidad de vida de los vecinos. Miguel Hidalgo se ha convertido así en una delegación de paso.

III. ¿Hay solución?

No existe una solución definitiva en el corto plazo. Sin embargo, hay varias alternativas. La principal es crear más opciones de transporte público ecológico y fortalecer las ya existentes (como el Metro), para desincentivar el uso masivo del automóvil y otros medios contaminantes.

Pero también pueden hacerse obras y adecuaciones viales concretas, sin realizar inversiones desproporcionadas, que permitan mejorar el flujo de los vehículos y disminuir los tiempos de traslado de manera importante.

Es por eso que la delegación Miguel Hidalgo está por comenzar un proyecto integral de obras viales financiado con recursos propios y de origen federal. Con un diagnóstico adecuado y buena planeación se puede echar a andar a la ciudad.

Asuntos generales:

Estimado lector: La delegación Miguel Hidalgo está realizando una consulta para conocer tu opinión y generar nuevas opciones viales. Ubica los módulos o participa en línea en www.miguelhidalgo.gob.mx

“Por sus pistolas…”

Francisco Garfias
Arsenal
exonline.com.mx

Isidro Cisneros, presidente consejero del IEDF, anda de “queda bien” con Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del DF. No consultó a la Junta Ejecutiva del Instituto ni al Consejo la firma con el gobierno capitalino del convenio para la realización de la consulta sobre reforma energética en la Ciudad de México.

“Por sus pistolas está llevando el tema del convenio”, dice a este espacio el ex coordinador de la coalición socialdemócrata en la ALDF, Jorge Díaz Cuervo. El asambleísta no se anda por las ramas y advierte a Cisneros y a los otros tres consejeros firmantes del convenio que su proceder puede generar acusaciones de “desvío” de recursos públicos.

“El Instituto no tiene atribuciones, no tiene facultades, ni siquiera como coadyuvante, para organizar una consulta de esa naturaleza; mucho menos, recursos”, puntualiza el hombre.

El convenio compromete al IEDF a prestar los crayones, facilitar la utilización de las 40 coordinaciones distritales, así como asesoría necesaria, capacitación a los ciudadanos que participarán en la jornada, pero también hacer el conteo y emitir los resultados.

Cisneros está en deuda con Ebrard. Se encontraba en la terna que iba a ser relevada, pero las maniobras realizadas en la ALDF por José Ángel Ávila, secretario de Gobierno capitalino, lo mantienen en el cargo. Los asambleístas afines a Ebrard han impedido, hasta el momento, la mayoría calificada (dos tercios de los presentes) que se requiere para aprobar el escalonamiento de tres consejeros, entre ellos el presidente.

Por parte del IEDF firmaron los consejeros Yolanda C. León Manríquez, Gustavo Anzaldo Hernández, Ángel Rafael Díaz Ortiz y Néstor Vargas Solano. Anzaldo y Vargas están también en la cuerda floja por el escalonamiento. Yolanda “es cuota de Alejandro Encinas”, puntualiza Díaz Cuervo.

La bronca entre una mayoría de diputados de la ALDF y la minoría que responde a los intereses del tándem Ebrard-López Obrador mantiene paralizada a la Asamblea. El trabajo se acumula. Los dictámenes sobre los programas delegacionales, el seguro de desempleo y otros más que nada tienen que ver con lo electoral, ni siquiera han sido aprobados en comisiones. No hay condiciones para convocar a un extraordinario.

* * *

Donde sí las hay es en el Congreso de la Unión. Ya está acordado el período extraordinario para el próximo 17 de junio. No hay fecha de cierre. El panista Héctor Larios, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, lo dejó abierto, en previsión de que se alarguen las negociaciones sobre los tres consejeros electorales que irán al IFE a mediados de agosto próximo. La agenda la integran, además del relevo de los consejeros, la Ley de Medios de Impugnación y otras 13 normas legales secundarias. “Va a haber mucho debate”, adelantan en San Lázaro.

* * *

Los cinco aspirantes del PRI a la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados se comprometieron a no meter ruido en los medios de comunicación para no dificultar la sucesión de la diputada perredista Ruth Zavaleta. Todos tienen padrino. El de César Duarte es José Reyes Baeza Terrazas, mandatario en Chihuahua; el gobernador Fidel Herrera apadrina a Adolfo Mota; el mexiquense Enrique Peña Nieto a César Camacho; el senador Manlio Fabio Beltrones a Marco Bernal, y la presidenta del PRI, Beatriz Paredes, a Arnoldo Ochoa.

Quienes saben dicen que el elegido debe cumplir una condición: que Emilio Gamboa, coordinador de la bancada, lo sienta como suyo. Eso pone en desventaja a Bernal, pues obedece a los intereses de Beltrones; a Ochoa, leal a la ex gobernadora de Tlaxcala, y a Camacho, por la figura creciente del gobernador del Estado de México. “El bueno debe tener una cualidad: agarrar el Nextel y consultar al coordinador lo que le conviene al grupo. No necesitamos otra figura”, asegura uno de los aspirantes.

* * *

El Consejo Nacional Agropecuario tendrá este viernes a su nuevo presidente. Las cábalas se inclinan por el poblano Juan Carlos Cortés, empresario cafetalero, con una experiencia de siete años como vicepresidente del CNA. El hombre ha recorrido todo el país en busca del apoyo de los agremiados. En sus discursos, ha insistido en que se debe aprovechar la coyuntural crisis —precios altos de los alimentos—, para aumentar la productividad en el campo.

Nos dicen que los pequeños, medianos y grandes productores en todo el país, pero también los empresarios de la agroindustria, ven con muy buenos ojos la candidatura de Cortés. Uno de quienes abiertamente lo respaldan es Eduardo Bours, gobernador de Sonora. “Es un hombre incluyente, que sabe trabajar en equipo”, aseguran. El sinaloense Juan Habermann, productor de maíz, es el otro aspirante.

La alianza AMLO-La Quina, vigente

Pablo Hiriart
Vida Nacional
exonline.com.mx

Joaquín Hernández Galicia y López Obrador han vuelto a coincidir.

Pemex no necesita una reforma, pues su quebranto es por “la corrupción de sus actuales líderes”, dice… La Quina.

En realidad, la relación de AMLO con La Quina no fue sólo para lograr su liberación y posterior traslado a Ciudad Madero.

Se establecieron vínculos políticos con el partido de López Obrador y la familia del defenestrado líder del sindicato petrolero, que permanecen hasta hoy.

Hernández Galicia le escribió a su amigo el 31 de enero de 2001, desde Cuernavaca:

“Lic. Andrés Manuel López Obrador.

“Por conducto de tus amigos que te admiran Arnoldo Sauza, Mario Galicia y José Garfias, me he enterado que no te has olvidado de nosotros. Espero que tu ayuda se realice pronto, pues la altura (de Cuernavaca) nos está matando a mi esposa Carmelita y a mí. Mi hijo Joaco Hernández Correa, ex diputado por el PRD, por Cd. Madero, Tamps., se me ha vuelto un titán, defendiéndonos para regresarnos a Cd. Madero parte baja.

“Por tu buena acción, te mando un abrazo bien fuerte, por ser nacionalista, esperando cruces tantos precipicios que te están fabricando.

“Tu mejor amigo,

“Joaquín Hernández Galicia”.

Es decir, López Obrador no sólo intercedió ante la Suprema Corte por La Quina, sino que, en su calidad de jefe de Gobierno del DF, operó para que lo regresaran a Ciudad Madero.

Como él sí puede traficar con influencias, consiguió su objetivo. Al ser cuestionado sobre su relación con La Quina, el 2 de septiembre de 2003, el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, López Obrador, contestó evasivo:

“No tengo nada de qué avergonzarme… No estoy calificando de bueno o malo a Joaquín Hernández Galicia, lo único que digo es que nadie debe ser perseguido por sus ideas y por su manera de pensar.”

Y remató: “No puedo aceptar injusticias y me molesta mucho cuando se utiliza el poder para cometer injusticias, y eso nadie lo debe aceptar”.

¿Fue una injusticia el encarcelamiento de La Quina?

Alejandro Encinas, Rolando Cordera Campos, José Woldenberg, Adolfo Sánchez Rebolledo, Leonardo Valdés y otros destacados militantes del Partido Mexicano Socialista, en una carta pública fechada el 14 de enero de 1989, expusieron lo contrario:

“… no parece sensato y menos acorde con un proyecto socialista, fingir amnesia y olvidar lo que han significado Joaquín Hernández Galicia y sus compañeros para la industria petrolera y el país.

“Nos preocupa, sí, y mucho, que el secretariado de nuestro partido se convierta en una especia de aval moral de una dirección sindical no solamente antidemocrática, sino mafiosa.”

¿La Quina fue encarcelado por sus ideales?, como dijo López Obrador. No opinaba así un nutrido grupo de personalidades que publicó una carta al entonces presidente Carlos Salinas de Gortari. Decían, de manera escueta, pero contundente:

“Los escritores, científicos y artistas firmantes expresamos a usted nuestra solidaridad con las medidas que se tomaron el pasado 10 de enero (el encarcelamiento de La Quina y sus secuaces), a fin de hacer respetar la ley y mantener vigentes las instituciones de la República.”

Ese desplegado lo firmaron, entre otros, Octavio Paz, Fernando del Paso, Juan José Arreola, Julieta Campos, José María Pérez Gay, Enrique Krauze, Víctor Flores Olea, Pablo Marentes, Guillermo Bonfil, Enrique Florescano, José Luis Cuevas...

Para ellos no había tal injusticia ni persecución a La Quina por sus ideas, como argumentó López Obrador a la hora de hacer uso de su cargo público para gestionar su liberación y el posterior traslado a Ciudad Madero.

Es que La Quina representaba, en palabras de Carlos Monsiváis, “lo peor (lo típico) del priismo y del sindicalismo oficial: la represión a gran escala, la represión interna, el abuso institucional, la demagogia” (La Jornada, 14-1-89).

Ni así dejó López Obrador de interceder por él, su actual aliado “contra la corrupción”.

¿AMLO es el personaje que ahora se ha convertido en el adalid de la denuncia de la corrupción en el sindicato petrolero?

¿O lo hace únicamente porque los líderes del sindicato petrolero, tan cuestionables como queramos, no se han plegado a su estrategia de reventar la reforma como una manera de dañar al país?

El PRI quiere desequilibrar el juego

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
exonline.com.mx

Todo indica que la lucha electoral en 2009 será entre el PAN y el PRI. Será muy difícil que alguno de estos dos partidos obtenga los 251 diputados que se requieren para tener mayoría en la Cámara baja. La pelea será por ver quién tiene la bancada minoritaria con más diputados. Actualmente es el PAN con 206 legisladores (41%). Por su parte, el PRI, debido a los peores resultados electorales de su historia en 2006, es la tercera bancada con 106 diputados (21%). El PAN aspira a seguir siendo la primera fuerza. El PRI quiere arrebatarle esta posición y mandar el mensaje de que está listo para regresar al poder en 2012.

Aunque formalmente la temporada electoral federal comienza en octubre, el PAN y el PRI ya están moviendo sus fichas electorales. El PAN le está apostando a la fuerza del gobierno federal y a la popularidad del presidente Calderón. El impulso del PRI está en los gobiernos estatales (18 de los 31 estados son gobernados por ese partido) y en la gran popularidad que tienen la mayoría de los gobernadores priistas.

De hecho, ambos partidos se quejan amargamente de las fortalezas del otro por abusar de sus puestos. Los panistas manifiestan disconformidad por la fuerza avasalladora de los gobernadores. Argumentan que utilizan multimillonarios recursos públicos en programas estatales dirigidos a favorecer al PRI en las elecciones. Además, dicen que los gobernadores tienen mayor discrecionalidad en el gasto público que el Presidente y que los estados carecen de los mismos estándares de transparencia que la Federación.

Los priistas, por su parte, arguyen que el gobierno federal usa la política social con fines electorales como nunca antes en la historia del país. Afirman que cuadros panistas de sangre muy azul son los delegados federales de las secretarías que reparten recursos públicos como la Sedesol y la Sagarpa. Y que estos funcionarios utilizan sus puestos para que los programas favorezcan en votos al PAN. Denuncian que Felipe Calderón está armando un nuevo partido de Estado desde la Presidencia.

Ambos partidos, por supuesto, parten de la premisa de que en México es posible comprar a los electores a través de programas sociales. Si esto fuera verdad, pues el PRI seguiría gobernando al país. Pero los partidos están convencidos de que quien tiene más recursos públicos que repartir a la población es el que gana los comicios. Y sus quejas apuntan a que hoy existe una especie de equilibrio político-electoral donde el PAN tiene la ventaja en el lado federal y el PRI en el lado estatal.

Sin embargo, los priistas quieren desequilibrar el juego a su favor para darles más fichas a los gobernadores. Por eso están proponiendo reformas legislativas para transferirle más facultades a los estados en materia de política social. Incluso están condicionando la eventual aprobación de la reformita petrolera a que el gobierno federal acepte la descentralización de la política social. Si el Presidente acepta este quid pro quo, y si se acepta la premisa de que el voto se compra en México, entonces el juego electoral efectivamente se desequilibraría a favor de los priistas. No sólo tendrían todo para convertirse en la primera fuerza en la Cámara de Diputados, sino que hasta podrían lograr la mayoría. No por nada andan tan confiados al punto de tomar apuestas de que ganarán 251 diputados o más.

Le salió lo cuerdo

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

Con base en la certificación de la Interpol sobre la autenticidad de los archivos que las tropas colombianas confiscaron en el campamento atacado en Ecuador, el gobierno estadunidense puso el grito en el cielo porque las FARC tenían con Hugo Chávez “una relación más profunda de lo que se conocía previamente”.

Golpista, fanfarrón, demagogo y cuanto adjetivo tenga bien ganado, y aun por más que su insólito exhorto responda al instinto de supervivencia (los documentos ésos lo colocan en la lista de enemigos mortales del “mundo libre”), lo menos que el déspota merece hoy es reconocimiento por su insospechada veta de sensatez.

Júzguesele por sus palabras:

“A estas alturas, en América Latina está fuera de orden un movimiento guerrillero... La guerrilla pasó a la historia y las FARC… se han convertido en una excusa del imperio para amenazarnos a todos nosotros”.

Y sobre los 700 o más secuestrados:

“Suelten a toda esa gente. Hay ancianos, mujeres, enfermos… Ya está bueno. Llegó la hora de sentarse a hablar de paz…”.

¡Para Ripley!

El monopolio de la traición

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

Antes, sí que era antes. Florestán

La descalificación que con más facilidad y rapidez arrojan Andrés Manuel López Obrador y los suyos a los que piensan diferente es el de traidor, un recurso retórico que, por lo tanto, deja inermes a aquellos a los que les disparan.

El caso más dramático de ese ejercicio desde su tribunal popular ha sido el de las descalificaciones que, desde la misma plaza pública, han disparado contra el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas con la complacencia, que fomenta, del mismo López Obrador, que había dicho que él contra el ingeniero nunca nada, que ahora vemos que es siempre y todo.

Y cuando digo que con su complacencia ha fomentado ese linchamiento contra Cárdenas me baso en cómo los dejó pasar y al dejarlos pasar. A diferencia de lo que ocurrió en el mitin de la Torre de Pemex, cuando al hablar el diputado Javier González Garza (más identificado con el PRD que con su corriente) la multitud lo abucheó, como ya había hecho en el Zócalo, pero aquel día AMLO no estaba de humor, se acercó al atril y, en un tono que se le desconocía, gritando a la multitud, ordenó lo que no hizo con Cárdenas: que se callaran. La masa calló, y el coordinador de los diputados perredistas siguió hablando.

Hace unos días, el mismo López Obrador estaba de gira y, al mencionar el nombre del ingeniero Cárdenas, como ya es en automático, surgieron los gritos que coreaban lo de ¡traidor, traidor!

Y por primera vez en el caso Cárdenas, López Obrador intervino para pedir a los reunidos en el mitin que se callaran, que no gritaran traidor, pero no porque él no lo considerara así, sino por otro factor que se le ha convertido en obsesión.

“No griten eso porque aquí está la televisión, y van a utilizar esos gritos para atacarnos”.

No dijo que Cárdenas no fuera un traidor, que no lo es. Sólo le preocupa la tele, y por eso los calló.

Sólo por eso.

Retales

1. INEVITABLE. Santiago Creel creyó que su cargo como coordinador de la bancada panista en el Senado era para siempre, hasta ayer cuando Germán Martínez le dijo que se la entregara a Gustavo Madero, presidente de la Comisión de Hacienda. Es parte del costo de ocultar lo que ocultó y soltarlo ahora, a fin de vacunarse para 2012;

2. EXTRAORDINARIO. El próximo 18, la Comisión Permanente citará a un período extraordinario los días 19 y 20 de este mes para hacer las reformas secundarias a las leyes electorales. Se citará, también, para reformar otras leyes como la Orgánica del Poder Judicial, de Instituciones de Crédito y de Servidores Públicos; y

3. INFORME Y RÉPLICA. En este extraordinario también se discutirá un tema largamente olvidado: las modificaciones al Informe, ya aprobado por los diputados, y una reglamentación al derecho de réplica, para seguirse blindando de la sociedad.

Nos vemos mañana, pero en privado.

La disputa mediática por la reforma petrolera

Rubén Aguilar
Consultor y profesor de la Universidad Iberoamericana
ruben.aguilarv@gmail.com
Lo que quiso decir...
El Financiero

Estoy convencido de la necesidad de una reforma petrolera amplia fundada en estudios comparados de las mejores prácticas internacionales, como lo propuso Carlos Elizondo Mayer Serra, y también que se requiere una discusión, para el bien de todos, que trascienda mitos y lugares comunes. El presidente Calderón envió al Legislativo una iniciativa de reforma petrolera muy acotada, para contar con la aprobación del PRI. Debió acompañarla de una clara y persistente estrategia de comunicación. No lo hizo.

El Ejecutivo tuvo que haber previsto que iba a resultarle muy difícil hacer pasar una propuesta, por menor que fuera, en el marco de la todavía mayoritaria cultura política mexicana caracterizada, entre otras cosas, por un nacionalismo primitivo, por la defensa de un estatismo que ha tenido grandes costos para el país y el rechazo a todo tipo de intervención privada en la industria petrolera.

Los adversarios de la iniciativa desde el principio "sacaron" el debate de las mesas del Senado, para llevarlo a los medios. Asumieron que la lucha era mediática y no técnica. Construyeron un discurso militante que siguió las claves de la vieja cultura política construida en los años del autoritarismo priista. Se articula a partir de los dogmas de la Revolución Mexicana, de verdades a medias o de francas mentiras aprendidas en los textos escolares. Es una tradición que resulta común al PRI y al PRD. Ellos se encargan de reproducirla. El gobierno, en cambio, no ha podido construir un discurso convincente, de suyo difícil en este contexto cultural, para argumentar a favor de su propuesta.

A lo largo del monólogo que ha tenido lugar en las mesas convocadas por el Senado las intervenciones de quienes están contra la iniciativa lo hacen desde su militancia a favor de una causa. Buena parte de ellos son manifiestos partidarios de López Obrador, pero no necesariamente del PRD. El carácter de quienes argumentan a favor de la reforma no tiene esa condición y las más son personas ajenas al gobierno.

Las primeras se saben que son enviadas como apóstoles y las segundas expresan su posición sólo a título personal. A la estrategia comunicacional de quienes rechazan la reforma se añade ahora la idea de hacer un referéndum. Esta propuesta, que no existe en la estructura legal y por lo tanto sus resultados no son vinculantes, ha tenido una buena aceptación entre la población. Las distintas encuestas revelan que más de 70 por ciento de los entrevistados aprueba que se les consulte sobre el contenido de la iniciativa.

La posición de los adversarios de la reforma es más cómoda. No necesitan articular nuevas ideas. Se apoyan en el viejo discurso del nacionalismo revolucionario en el que se ha educado muy buena parte de la sociedad mexicana. Los planteamientos propios de la izquierda están fuera de la discusión. No son su referente. El éxito de la reforma de otros países tampoco cuenta. De manera irreflexiva se cierran a considerar la existencia de cualquier propuesta. Se aferran al pasado. En él, como todo conservador, se sienten más seguros.

La estrategia de medios les ha dado resultado y cada día se aleja más la posibilidad de que la iniciativa enviada por el Ejecutivo se apruebe en los términos que le interesa. El efecto más claro del éxito mediático es que el PRI ha modificado su postura. Nunca apoyará una iniciativa que le traiga el rechazo de un electorado que en muchas regiones del país se disputa con el PRD. Hay una base social que les es común. El PRI sabe, se lo dicen las encuestas, que ante la radicalización de López Obrador y su movimiento puede recoger la intención de votos de esos sectores en la contienda federal de 2009.

El gobierno tuvo que haber acompañado el envío de la iniciativa de una estrategia de comunicación que considerara, entre otras cosas, la presencia de un portavoz que diera a conocer de manera sistemática la posición del gobierno, por un lado, y, de otro, que saliera al paso de las medias verdades y al discurso ideológico de quienes se oponen sistemáticamente a la reforma. Aunque se anunció que la portavoz del gobierno sería la secretaria de Energía, Georgina Kessel, reconocida académica y especialista, en los hechos nunca ha actuado como tal. No queda claro si es por no tener el perfil adecuado o porque tiene instrucciones de permanecer al margen.

La decisión del gobierno ha sido la de no entrar a la disputa en los medios. Eso ha evitado algún ruido, es cierto, pero también provocado que sus posiciones estén relegadas del debate. Se ha dejado la iniciativa a los adversarios de la reforma que todos los días, en una sistemática y agresiva campaña, están presentes en los medios proponiendo su posición. El gobierno ha perdido tiempo y cedido posiciones. Si quiere influir en la discusión tiene que cambiar de estrategia. Hasta ahora está perdiendo la disputa mediática y también el apoyo del PRI. Así no puede sacar su propuesta. Si no lo hace, ya sabe cuál es el resultado.

Joven mexicano obtiene medalla de oro en concurso mundial sobre informática

• El jalisciense Jesús Francisco Ramírez de 17 años presentó un programa para niños sobre medio ambiente

• En el certámen realizado en Rumania participaron 111 proyectos enviados por estudiantes de 26 países


El Financiero en línea

México, 9 de junio.- Jesús Francisco Rodríguez Pérez, estudiante de 17 años de la Preparatoria Regional de La Barca, ganó la medalla de oro del concurso Infomatrix, realizado en Bucarest, Rumania.

El alumno mexicano obtuvo con su proyecto Ecolab, que consiste en un programa de computadora para niños sobre el cuidado del ambiente, una medalla de oro y mil 500 dólares.

Rodríguez Pérez dijo que su objetivo durante el concurso, realizado el pasado 25 de mayo con el tema "Niños, futuro y naturaleza", fue crear un programa educativo para mostrar a los pequeños de manera sencilla y divertida cómo cuidar el ambiente.

"Presenté una página electrónica, una página en flash, pósters, calcomanías, un video, un stand, como si fuera una campaña publicitaria, y un detrás de cámara (como una forma de documentar todo el proceso) de lo que llamé Ecolab", indicó.

Explicó que lo novedoso del programa es que mezcló su proyecto anterior con el nuevo, y creó una plataforma de desarrollo en software libre, para que más personas puedan completar su proyecto.

"Lo presenté en mayo y ya hay 12 personas que se apuntaron en el mismo, porque la idea es crear una comunidad de desarrolladores, quienes van a trabajar en la creación del programa, con el fin de liberar nuevas versiones mejoradas y aumentadas", apuntó.

Comentó que a los jueces del concurso, que convocó 111 proyectos de estudiantes de preparatoria de 26 países en Bucarest, les llamó la atención, además del aspecto gráfico, que nunca alguien había presentado una idea con esos alcances.

"Es decir, que tuviera una participación abierta para una comunidad global de programadores, pues lo desarrollé no sólo para que se quedara en el concurso, sino que pudiera aplicarse en todas las escuelas", apuntó. (Con información de Notimex/RCG)

Germán quita a Creel bancada

Arturo Zárate
arturo.zarate@eluniversal.com.mx
El Universal

El presidente nacional del PAN le retiró la confianza al legislador. En una medida sorpresiva, lo descabezó como coordinador del partido en el Senado

El presidente nacional del PAN, Germán Martínez, le retiró la confianza a Santiago Creel. En una medida sorpresiva, lo descabezó como coordinador del partido en el Senado.

Martínez ratificó a Creel al llegar a la dirigencia del partido en diciembre pasado, lo que también sorprendió por las críticas que había en el gobierno sobre su desempeño.

La medida de anoche fue tomada sin explicación pública. El contexto se da a menos de una semana de que una encuesta lo ubicó como el panista mejor posicionado para la elección presidencial de 2012.

Además, el descabezamiento está rodeado por el debate de la reforma energética que según encuestas van perdiendo frente a Andrés Manuel López Obrador y el PRD, y su enorme visibilidad reciente por asuntos de índole personal.

La decisión trascendió por los legisladores panistas que se mostraban sorprendidos, al igual que sus contrapartes de PRD y PRI.

Cerca de la medianoche, Martínez intentó hacer un control de daños con una declaración preparada para la agencia Notimex, donde señaló que se revisará también el desempeño del coordinador panista en la Cámara de Diputados, Héctor Larios.

Creel fue el principal adversario de Calderón para la nominación del PAN en 2006.

De acuerdo con los estatutos del PAN, Martínez tiene la facultad de designar al nuevo coordinador parlamentario, entre quienes se mencionaban anoche están Guillermo Anaya, Gustavo Madero y Alejandro Zapata.