julio 18, 2008

El iPhone: una computadora individual

Jorge Pinto
Negocios y libros
El Universal

El lanzamiento del nuevo G3 el 11 de julio en 21 países de manera simultanea y la venta y activación de 1 millón de unidades, en solo tres días, no tiene precedentes en historia de la electrónica y la telefonía celular

No obstante los problemas de activación reportados en EU y el hecho de que el servidor de la empresa Apple para activar los teléfonos en ese país halla fallado en las primeras horas del lanzamiento, de ninguna manera demeritan un producto y una operación cuya complejidad y logística es objeto de numerosos artículos especializados en tecnología y negocios. El lanzamiento global de Windows en 1995 tuvo el mismo tipo de problemas cuando los servidores y líneas de auxilio a clientes de Microsoft se abarrotaron.

Generalmente Apple ha sido una empresa cerrada, ya que la colaboración con otras empresas ha sido limitada, lo cual le ha permitido controlar el diseño, la producción, distribución y venta de sus productos. En esta ocasión la citada empresa tuvo que compartir y coordinar el lanzamiento, la venta y la activación del nuevo G3 con la gigante AT&T en EU y con mas de 15 empresas de telefonía celular en el mundo, diluyendo el “control” que de acuerdo con las decenas de libros sobre Apple y las biografías de Steve Jobs, presidente de esa empresa, es una “obsesión” y uno de los pilares de la filosofía de gestión que les ha permitido ser una pionera en innovación por más de 30 años. En Inside Steve’s Mind Leander Kahney, editor de la revista de tecnología Wired destaca esa característica a lo largo de su libro y señala cómo Jobs participa en los detalles del desarrollo de un producto hasta su presentación y empaque, personificando a un exigente usuario final que busca en la marca Apple la “experiencia de los productos sofisticados que se venden en las tiendas de los museos”.

El nuevo G3 ha sido objeto de numerosos y muy halagadores comentarios de los principales analistas de tecnología que después del lanzamiento experimentan extensamente durante varios días con el iPhone. Walter S. Mossberg, el destacado columnista de tecnología del Wall Street Journal enfatiza en sus artículos las características del nuevo iPhone y contrasta su gran velocidad de acceso a internet con la del antecesor. Asimismo, experimenta con las nuevas aplicaciones para el iPhone y considera que la plataforma del G3 lo convierte en una verdadera PC, una maquina de juegos y un sofisticado comunicador de voz y de información. Es importante destacar que en los primeros tres días se adquirieron más de 10 millones de los nuevos programas desarrollados para el teléfono por cientos de empresas y cuyos precios fluctúan de uno a 20 dólares (muchos son gratuitos). La oferta de un exclusivo y poderoso software convierten al iPhone por ahora en un dispositivo sin rival.

Dentro los programas destacan varios lectores de libros y la oferta de numerosos libros en formato digital que se venden por 99 centavos, incluyendo las obras completas de Shakespeare que se distribuyen con su propio software de manera gratuita.

La famosa revista The Economist en su comentario editorial considera que una de las contribuciones más importantes del nuevo iPhone es la de acelerar la adopción más generalizada de la llamada tercera generación de redes de tecnología celular (3G) en Estados Unidos que ha estado disponible en Europa y Asia desde hace mucho tiempo. Asimismo, señala que el precio de 199.00 dólares convierte al iPhone en un producto más accesible, lo cual tendrá un gran impacto en la industria que por más de un año ha tratado de encontrar la formula para competir y evitar que el iPhone invada un espacio hasta hace unos días protegido por los bajos precios. Los nuevos aparatos BlackBerry, Nokia, Samsung y Palm hasta ahora no constituyen una amenaza para Apple que continúa ganando mercado ya que en menos de 12 meses se vendieron casi 7 millones de iPhones, y ocupa el segundo lugar de ventas entre los llamados PDA o teléfonos inteligentes.

No hay duda que la meta de 10 millones de unidades vendidas en 2008 anunciada por Jobs hace más de un año será ampliamente rebasada y la penetración del iPhone muy posible rebase los 40 millones en 2009.

Hasta ahora esta extraordinaria demanda es generada por los consumidores que de manera individual deciden adquirir el teléfono. La demanda de las burocracias y el mundo corporativo ha sido marginal, lo que parece indicar una resistencia a la innovación.

IILeander Kahney. “Inside Steve’s Mind”. Portfolio Hardcover (Abril 17, 2008).

IIWalter S. Mossberg. “On iPhone Apps”. Wall Street Journal , 14 de julio 2008.

Declaración preventiva

Oscar Mario Beteta
dikon2001@yahoo.com.mx
En Petit Comité
Milenio

Puesto que las investigaciones sobre legisladores “son sólo el principio”, como advierte el director del Cisen, Guillermo Valdés, significa que continuarán y que serán cientos de aspirantes a gobernadores, diputados federales y locales, asambleístas y delegados del DF, los que tendrán que cuidarse en 2009.

Con su advertencia, que reviste un carácter altamente preventivo, ese funcionario le hace un enorme favor por adelantado a México, a la democracia y a la sociedad, pese a las duras críticas que enfrenta.

Su declaración puede ser un dique que detenga toda la escoria que intente colarse a los distintos puestos de elección que estarán en disputa el año entrante sólo por el poder del dinero que los puede respaldar.

Señalar que no se puede descartar la posibilidad de que fondos del narcotráfico esté involucrado en campañas de algunos legisladores no es ingenuo, por aquéllos que se han apresurado a decir que el país todavía no está en ese proceso.

Aunque falta un año para los comicios intermedios, las estrategias de quienes aspiran a puestos electivos arrancan mucho antes y podría ser justo ahora cuando estén haciendo alianzas y compromisos, más allá de los que debieran establecer con el electorado en su momento.

Ese es el valor de la denuncia hecha por Valdés. Quienes crean que llegarán al poder con base en los recursos ilimitados que les ofrezcan ahora quienes los quieren de lacayos, deben saber que están bajo observación constante y que el poder público no consentirá sus trapacerías.

Nunca un secreto de Estado fue puesto en perspectiva de ser más útil a la sociedad que ahora; quienes no lean el mensaje y sigan adelante, se caerán sólo con ser exhibidos ¿Se arriesgarán?

Eso, sumado a la posibilidad de que PRD, PRI y PAN consulten a la ciudadanía sobre quienes la representarían mejor, y su decisión de postularlos aunque no sean militantes, conduciría a la conformación de mejores órganos de representación y a tener legisladores dignos.

Actuar ahora es mejor que lamentarlo frente a eventuales fait accopli, o hechos consumados que el país no resistiría.

Sotto Voce

Un acierto, el programa Escuela Siempre Abierta, obra de la talentosa y visionaria Josefina Vázquez Mota, titular de la SEP, y de la disposición de Elba Esther Gordillo, dirigente del SNTE. El complemento ideal de las materias que comprende, sería asistencia sicológica y terapias familiares. Habría menos violencia y más integración social.

¿De qué se ríe Dios?

Francisco Garfias
Arsenal
Excélsior

“Mi esposa me lo decía: ¿De qué se ríe Dios? Y Dios se ríe de los planes de los hombres…”, reflexiona Gustavo Enrique Madero, sucesor de Santiago Creel en la coordinación de los senadores del PAN, mientras se apoltrona en una silla de la sala de juntas de sus oficinas. Y es que el hombre tenía planes, grandes planes.

Recuerda que aquel 10 de junio estaba en plena mudanza. Iba a reinstalar a su familia en Chihuahua. Viajar frecuentemente a su terruño. ¿La idea? “Hacer presencia” en el estado más grande de México, para competir, primero, por la candidatura del PAN al gobierno de la entidad y, segundo, llegar al Palacio de Gobierno.

Pero todo se alteró súbitamente. Apenas unas horas antes de que separaran a Creel del cargo —lo que parece confirmar que no fue una decisión largamente meditada, sino un arrebato del jefe de jefes en el PAN— le avisaron que se quedaba al frente de la bancada azul en Xico.

Sus planes de “hacer presencia” en Chihuahua se posponían. La coordinación parlamentaria le exigía todo su tiempo y, la candidatura, viajar constantemente a su estado. Su vida entró en un dilema: las elecciones de gobernador son en 2010, la Legislatura termina en 2012.

-¿El reto de la coordinación cancela el otro proyecto?, le preguntamos.

-No te sé decir. Lo que sí te sé decir es que la coordinación es el reto al que estoy dedicado 100 por ciento. Y si una cosa lleva a la otra, qué bueno y, si no, qué bueno también. El chiste es sacar adelante la coordinación y los temas de la agenda que tenemos pendientes, respondió.

Si la coordinación lo lleva a la candidatura, el senador Madero tendrá que pedir licencia en 2009 y Germán Martínez, presidente del PAN, buscarse otro coordinador, el tercero, para su grupo en Xicoténcatl.

Madero, por cierto, nos adelantó que en breve hará “algunos ajustes” en su equipo. Quiere integrar un “grupo compacto” más eficiente, que le dé un mayor avance a la agenda legislativa del PAN.

En Arsenal les adelantamos que a finales de julio deja su cargo el experimentado Víctor Orduña, secretario técnico de la Mesa Directiva, vinculado, primero, con el jefe Diego y, luego, con Santiago Creel. “Termino mi ciclo aquí”, nos explicó.

* * *

Manlio Fabio Beltrones adelanta que la Medalla Belisario Domínguez podría ir al fallecido economista Antonio Ortiz Mena, secretario de Hacienda de 1958 a 1970, en la etapa conocida como la del “desarrollo estabilizador”. “Estamos analizando si entregamos la medalla post mórtem”, puntualizó.

Ortiz Mena, quien murió en marzo pasado a la edad de 99 años, fue candidato al galardón en 2006, cuando aún vivía. En cerradísima final, le ganó el ex secretario de Salud, Jesús Kumate.

La Medalla Belisario Domínguez es entregada por el Senado a mexicanos que se hayan distinguido por su ciencia o su virtud, en grado eminente, como servidores de México o de la humanidad. Se entregó post mórtem, el año pasado, al panista Carlos Castillo Peraza.

* * *

Nos escribió Javier Corral para recordarnos que el mismo día que le quitaron a Creel de la coordinación del grupo parlamentario del azul en el Senado, el 10 de junio pasado, declaró que Santiago “fue censurado y perseguido por las televisoras y, en vez de apoyarlo, el partido les entregó su cabeza” (Reforma, 11-06-08). Le volvimos a enviar otro correo electrónico para preguntarle: ¿Por qué sigues en el CEN del PAN? No hemos tenido respuesta.

* * *

Dice Alejandro Encinas que la nulidad de la elección interna beneficiaría a los defraudadores. Nos preguntamos entonces por qué sus seguidores dan como un hecho, y hasta proponen fechas para una nueva elección con el fin de renovar la dirigencia nacional. Su adversario, Jesús Ortega, declaró tajante que no va a entrar en ningún proceso de negociación. “Se ha llegado al límite, se necesita que la Comisión de Garantías y Vigilancia dé a conocer la resolución de manera inmediata”, dijo. Hace cuatro meses que fueron los comicios internos y nada más no hay resolución.

* * *

Va un sorprendente dato que dio a conocer ayer el auditor superior de la Federación, Arturo González de Aragón, durante el foro sobre la reforma energética que se realiza en el Senado: en el año 2005, 50 grandes contribuyentes pagaron, de ISR, ¡74 pesos de promedio!

Allí se la dejo…

“¡Eso es otra mentira!”

Marco Provencio
Milenio

Algún proverbio francés dice que los viajeros que vienen de lejos pueden siempre mentir con impunidad, mentir de manera patológica de forma tal que ni siquiera puedan decir la verdad sin mentir.

Normalmente es una pérdida de tiempo llamarle a un mentiroso por su nombre; de antemano sabe que lo es. Hay casos, sin embargo, de ignorancia tal que pudiera ser posible que quien miente ignore que lo hace, o casos en los que quien se acostumbra a las medias verdades desconozca que estas no son sino mentiras completas como advierte aquel otro proverbio judío.

Así las cosas, “¡eso es otra mentira!” reclamó con fuerza el Sr. López Obrador a Carlos Puig el otro día durante una entrevista de radio en la W bajo la conducción de nuestro compañero de MILENIO. Ya Carlos Marín la consideró como soporífera y repetitiva. Le faltó añadir mentirosa.

Para ilustrar. Caso 1. El Sr. López Obrador lleva varios días con la cantaleta de que las grandes empresas en México no pagan impuestos. Y no lo hacen, claro “por que son aquellas que apoyaron a Calderón en su campaña”, por lo cual debe uno entender que aquí hay un capítulo más de la teoría de la conspiración a la cual es tan adicto el tabasqueño. Perdón, este tabasqueño. Para sustentar su dicho, dice al conductor que él tiene información según la cual Bimbo paga 2% de sus ingresos en impuestos, Cemex un porcentaje igual. “¿Información sólida?”, le pregunta Carlos Puig. “O-fi-cial. De la Bolsa Mexicana de Valores”. Ante aseveración semejante, seguramente el auditorio para las orejas y compara su 10 o 15 o 20% que paga en impuesto sobre la renta sobre sus ingresos con el 2% de las grandes empresas.

Pero quien no se distingue por haber obtenido buenas calificaciones o cuando menos aprobatorias durante sus estudios universitarios, quien nunca ha trabajado en una empresa y al parecer tampoco sido creador de una, quien vive en su realidad mitológica seguramente no recuerda nada, si es que algo aprendió, del curso más básico de contabilidad. Por que en efecto, la información pública señala que a las ventas netas de las empresas hay que restarle el costo de venta, digamos que el costo de los insumos materiales que son parte del producto final. Lo que a su vez se conoce como utilidad bruta (no hay ofensa aquí, así es el término) requiere que se le resten los gastos de distribución, venta y administración para llegar a la utilidad de operación. A esta hay que restarle normalmente los gastos financieros y la participación de los trabajadores en las utilidades para llegar a la utilidad antes de impuestos. Y ¡bingo! Es sobre esta última cantidad que se aplican las tasas impositivas correspondientes para llegar a esos dos puntos porcentuales de las ventas totales que muchas empresas pagan en impuestos. ¿Es una cifra baja? Crecerá en la medida en que las políticas públicas (y las empresas mismas) hagan lo necesario para bajar costos, ser más competitivas y tener una mayor base de utilidad para gravar.

Para ilustrar. Caso 2. Dice nuestro personaje (sobre el cual es fácil hastiarse, pero aunque venga de tan lejos como Macuspana no seguir mintiendo con total impunidad), que “la manera más descarada” para comprobar que la reforma de Pemex promueve la corrupción es que propone que los miembros de su Consejo de Administración “cuenten con fianzas y seguros para que en caso de que cometan… un acto de corrupción no se les pueda hacer absolutamente nada”.

Uno de los retrocesos en el país en los últimos años es considerar, no de derecho pero sí en los hechos, a los servidores públicos como altamente susceptibles a la corrupción. Aquí sí hay a quienes se les considera culpables antes de probar su inocencia. La inmovilidad en la toma de decisiones en muchos ámbitos de la esfera gubernamental, por miedo a ser sometidos posteriormente a un proceso legal, es un freno de mano permanente a la eficacia gubernamental. Pero más que eso y yendo al punto. Cualquier consejo de administración de empresas importantes en el mundo cuenta con un seguro que pague los costos de una defensa legal de sus consejeros en el caso de una supuesta demanda en la medida en la que no sean encontrados culpables de las acusaciones en su contra. Nadie en su sano juicio propone o legisla a favor de la corrupción.

Mi tía Cleta nunca ha dado una entrevista de radio pero cuida en cambio las palabras. Diría pues que a lo mejor no es exactamente un mentiroso, pero es claro que vive en el lado equivocado de los hechos. Y si no conoce la verdad en los hechos, sus opiniones personales salen sobrando.

Trampas nada más

Pablo Hiriart
Vida Nacional
Excélsior

La simplificación de una reforma petrolera a dos preguntas tramposas puede deberse a ignorancia o mala fe.

También pueden ser ambas cosas. O quizá, como dijimos ayer, fue el efecto de los chinchones.

Es que la segunda pregunta de la “consulta ciudadana” es tan tramposa como la primera.

Por eso, participar en la votación es hacerle el juego a una pantomima financiada por gobiernos del FAP, organizada por el FAP y cuyos votos serán contados por el FAP.

Dice la segunda pregunta: “¿En general está usted de acuerdo o no está de acuerdo en que se aprueben las iniciativas relativas a la reforma energética que se debaten actualmente en el Congreso de la Unión?”

Antes que nada, una objeción elemental: las reformas no van a pasar tal como las mandó el Ejecutivo. Van a tener modificaciones. Entonces, una vez hechos los cambios a la iniciativa, la pregunta de la consulta queda sin efecto.

¿Van a hacer otra consulta si se aprueba una reforma distinta de la que envió el presidente Calderón?

Claro que no. Lo que buscan es un argumento estadístico, por pequeño que sea, para darle sustento a la movilización contra las instituciones.

Pero vamos al grano. Y el grano está en las preguntas formuladas el martes por Pemex y dadas a conocer en la primera plana de Excélsior.

Como no es una sola reforma, sino varias, ¿sobre qué basarán su respuesta los ciudadanos? ¿Acerca de qué tema del paquete de reformas, para votar por su aprobación o su rechazo?

¿Van a votar sobre la conveniencia de aprobar o rechazar los bonos ciudadanos, como se propone en la iniciativa?

¿Van a votar sobre la conveniencia o no de que se incorporen cuatro consejeros profesionales para fortalecer el gobierno corporativo de Pemex, como está propuesto?

¿Van a votar sobre la aceptación o el rechazo a una nueva Ley Orgánica de Pemex, como viene en la iniciativa?

¿Van a votar si están de acuerdo o no en que siga decayendo la producción de petróleo, como ocurre actualmente?

¿Van a votar sí o no a que sigamos pagando 15 mil millones de dólares al año en importaciones de gasolina a empresas privadas de Estados Unidos, Italia y otros países?

¿Van a votar sobre si debemos ir a aguas profundas o no?

¿Van a votar sí o no a que sigamos creando empleos en el exterior a través de las importaciones de gasolina que realizamos?

¿Van a votar sobre si es conveniente o no crear la figura de maquila en la refinación de petróleo y producción de gasolinas?

¿Van a votar si debemos o no transportar petrolíferos por pipas privadas a un costo diez veces mayor de lo que cuesta hacerlo mediante ductos?

¿Van a votar sobre si continuamos corriendo el riesgo de que un día nos quedemos sin combustibles por falta de capacidad de almacenamiento?

¿Van a votar sí o no a la creación de un Comité de Auditoría y Transparencia, como lo propone la iniciativa, para hacer más claras las cuentas de Pemex?

¿Van a votar sobre si es conveniente o no la creación de los contratos de desempeño, que propone la iniciativa?

¿Van a votar si le pagamos lo mismo a la compañía que encuentra mucho petróleo que a la que encuentra poco o nada?

¿Van a votar sobre si se deja o no a Pemex un porcentaje mayor de los excedentes petroleros para su capitalización o modernización, como se propone?

Esos son los cuestionamientos hechos por Pemex y que no han tenido respuesta de los organizadores de la consulta.

Es que eso y mucho más está en la iniciativa de reformas que se debate en el Senado y que pronto se tendrá que dictaminar en comisiones y ser votada en el pleno de ambas cámaras.

Por eso es que la pregunta de los organizadores de la consulta está mal planteada.

¿Sobre cuál de todas las propuestas va a juzgar el votante en la consulta?

Obviamente las preguntas de la consulta no hablan de ese abanico de temas que abarca el paquete de reformas.

Y los votantes del FAP van a acudir a la consulta organizada por el FAP a rechazar lo que les dice el FAP que rechacen y que, obviamente, no está en la iniciativa: “La privatización de Pemex”.

Consulta y encuesta

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

Las preguntas de la consulta petrolera que impulsa el gobierno de la Ciudad de México no llevan muy lejos. La primera incluye una mentira:

Actualmente la explotación, transporte, distribución, almacenamiento y refinación de los hidrocarburos (petróleo y gas) son actividades exclusivas del gobierno. ¿Está usted de acuerdo o no está de acuerdo que en estas actividades puedan ahora participar empresas privadas?

En todas las áreas de Pemex que la pregunta menciona participan ya empresas privadas. Lo que habría que preguntar es si deben dejar de participar.

La segunda pregunta va al punto:

¿En general, usted está de acuerdo o no está de acuerdo en que se aprueben las iniciativas relativas a la reforma energética que se debaten actualmente en el Congreso de la Unión?

La pregunta no distingue entre las iniciativas que se discuten, muy distintas entre sí. Preguntar por cada iniciativa incluida en la reforma –son por lo menos seis– habría sido más claro.

Es lo que ha hecho la encuestadora Gea ISA, en encuestas telefónicas nacionales del 10 de abril y el 7-8 de junio. Sus resultados pueden consultarse en www.isa.org.mx. Resumo algunos:

Que Pemex pueda contratar empresas para construir y operar refinerías: 65% estuvo de acuerdo con esto en abril, 69% en junio.

Que particulares puedan realizar actividades de transporte, almacenamiento y distribución de gas: 62% de acuerdo en abril, 57% de acuerdo en junio.

Que particulares puedan operar y ser propietarios de tuberías, instalaciones y equipos para apoyar la producción petrolera: 55% de acuerdo en abril, 48 en junio.

Que Pemex pueda celebrar contratos con particulares para la exploración y desarrollo de los recursos petroleros: 67% de acuerdo en abril, 68% en junio.

Incluir consejeros independientes en el consejo de administración: 67% de acuerdo en abril, 65% en junio

Que Pemex tenga autonomía financiera y de gestión: 61% de acuerdo en abril, 62% en junio.

Dar a Pemex libertad en el manejo de su deuda y de su presupuesto: 60% en abril, 66% en junio.

Nuevos mecanismos para dar transparencia y rendir cuentas de los recursos petroleros del país: 73% en abril, 83% en junio.

Que se emitan bonos Pemex para mexicanos: 72% de acuerdo en abril, 70% en junio.

Bajar a las iniciativas concretas habría dado calidad y precisión a la consulta. Quizá los resultados de ésta puedan completarse con una buena encuesta nacional actualizada sobre las iniciativas particulares en que consiste la reforma.

¿Qué está pasando en el PAN?

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
Excélsior

El ambiente político tiene cada vez más tintes de competencia electoral. En algunos partidos comienzan a moverse los grupos internos en búsqueda de las candidaturas federales y las locales. Hay que recordar que en un año, el próximo 5 de julio, se elegirán mil 505 puestos de elección popular, entre ellos 500 diputados federales y seis gobernadores. Estos días, donde es más evidente la competencia interna partidista es en el PAN. Dos son los síntomas del enfrentamiento en el blanquiazul.

Primero, el regreso mediático, con bombo y platillos, de Manuel Espino y su libro Señal de alerta. Advertencia de una regresión política. El argumento: “Yo no quiero ver al PRI, que Vicente Fox sacó de Los Pinos, de regreso en el gobierno. Menos quiero que, si el PRI llegase a regresar, regrese en la persona de Beltrones, pero mucho menos quiero que sea el gobierno emanado del PAN el que le pavimente el camino de regreso al PRI al gobierno de la República”. De acuerdo con el ex dirigente nacional panista, los “capos del calderonismo” (efectivamente usa este concepto) están, por un lado, convirtiendo al PAN en un partido cada vez más parecido al PRI de antes y, por el otro, le han otorgado muchas concesiones al priismo, en particular a su líder en el Senado, en el ejercicio del gobierno. Aparte del golpe a Beltrones, también hay uno al presidente Calderón y su grupo político.

Segundo, la confesión de Santiago Creel. Esta semana el senador dijo que la decisión de destituirlo como coordinador parlamentario del PAN en la Cámara alta seguramente fue del presidente Calderón. Y ratificó que el dirigente nacional panista, Germán Martínez, le había indicado que una de las razones de su remoción fue que Creel “tenía un conflicto con las televisoras, y que en virtud de ese conflicto no podía yo defender adecuadamente la reforma energética en el marco de la televisión en México”. La mala relación que tiene el senador con las televisoras viene, según él, de la reforma electoral “que aprobó el PAN, mi partido, senadores panistas, diputados panistas a nivel federal, y a nivel local, porque fue una reforma de la Constitución Política mexicana”. Y Creel se quejó de que el PAN no haya salido a la defensa de uno de sus militantes “que era en ese momento el coordinador parlamentario y presidente del Senado”. Las declaraciones del senador son un golpe a Germán Martínez y, de manera indirecta, al presidente Calderón.

Todo partido político tiene grupos que, cuando viene el momento de repartir las candidaturas, entran en tensión. Me parece que eso está ocurriendo en el PAN. Los grupos que no son afines al calderonismo, que hoy controla al partido, están presionando para conseguir espacios políticos rumbo a 2009. Es lo mismo que hizo Calderón en 2005 rumbo a 2006. En ese entonces, el dirigente nacional del partido era Espino y el candidato presidencial favorito de Los Pinos era Creel. Con una actitud crítica al gobierno de Fox y trabajando las bases partidistas, Calderón fue metiéndose en el ánimo de los del PAN. Pues bien, ahora estamos en la posición contraria. Calderón es el Presidente y tiene a uno de sus hombres más cercanos administrando al partido. Y del otro lado, en la oposición partidista interna, se encuentran Espino y Creel.

A un año de los comicios, las pugnas internas en los partidos comienzan a aflorar. En el PAN ya son evidentes. En el PRD, después del fiasco de su elección interna, han pospuesto el conflicto intergrupal gracias a que encontraron un enemigo común: la reforma energética. Y en el PRI todavía no hay visos de divisiones, quizá porque están muy animados creyendo que pueden ganar en 2009. Pero conforme se acerquen los tiempos de repartir las candidaturas, también ahí aparecerán los pleitos internos. Son inevitables.

Una gran oportunidad

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

Si desde que fue secretario de Gobierno del DF (con Manuel Camacho en la Jefatura y Carlos Salinas en la Presidencia) Marcelo Ebrard ha sido muy cuidadoso para no dar “paso sin huarache”, a partir de la tragedia del New’s Divine camina con arnés y sobre una red de protección.

“Vivo como un dolor de muelas”, suele decir Joaquín López-Dóriga cuando se refiere a él, y sí, tan agudo y, por qué no reconocerlo, tan inteligente, que no sólo comparecerá (tiene la obligación) ante la Comisión Permanente del Congreso, que lo citó para que rinda cuentas de su política de seguridad, sino fue más allá, al decir que sería “muy útil” que con él acudan también los responsables de las áreas federales del ramo, porque “estamos trabajando todos en coordinación”.

Su gratitud y su explicable liga política con Andrés Manuel López Obrador lo dejó colgado de la vacilada del “fraude electoral”, por lo cual sigue siendo rejego ante la mera probabilidad de “tomarse la foto” con el presidente Felipe Calderón. Sin embargo, es indudable que el jefe del más importante gobierno perredista ha sido muy hábil para sostener una relación institucional con todas las instancias federales, ni se diga con las que tienen a su cargo la seguridad.

Por esto mismo debieran aceptar su propuesta el general secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván; el de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el procurador general de la República, Eduardo Medina Mora.

La sugerencia debiera ser apuntalada por los integrantes de la Comisión Permanente, a fin de que los poderes Ejecutivo y Legislativo federales, con el Ejecutivo de la capital, den a la población del Distrito Federal un irreprochable signo de confianza en que se ocupan de cumplir la obligación clave del Estado: garantizar la seguridad de quienes les dan de comer.

Esta sesuda nueva jugada engarza con el trato respetuoso que Calderón le ha brindado siempre a Ebrard, pese a los berridos que algunos perredistas pegaron cuando aquél, al condolerse de los jóvenes muertos en el antro, censuró la indiscutible “criminalización” de muchachos que implicó el fatal operativo.

Al mismo respeto responde la anuencia presidencial a los nombramientos en la Procuraduría y la SSP locales propuestos por el jefe de Gobierno.

Si entre la federación y la administración de la Ciudad de México producen ya efecto los antídotos que una y otra están aplicando al envenenamiento que empezó hace casi dos años, en el PRD, que debiera estar apoyando a Marcelo Ebrard, se viene incubando el huevo de la serpiente, como se vio con el mitin de apoyo que la dirigente en el DF, Alejandra Barrales, encabezó para defender al indefendible ex delegado que mantuvo abierta como “discoteca” la trampa del New’s Divine.

¿Alguien se imagina un mitin del PAN contra la iniciativa de reforma petrolera?

Pemex: nueva negociación

José Fernández Santillán
jfsantillan@itesm.mx
Acadmémico del Tecnológico de Monterrey, CCM
El Universal

Es un hecho positivo el que los tres partidos mayores, PRI, PAN y PRD, hayan decidido iniciar pláticas en torno a la reforma de Petróleos Mexicanos. El primer paso que se debería dar en esta negociación tripartita es tomar en consideración la riqueza de planteamientos que se presentaron en los foros de consulta.
A mi parecer, entre las propuestas más relevantes se encuentra el que Pemex pueda ejercer una verdadera y propia autonomía financiera. Esto implica sacudirse la pesada carga fiscal que se le ha impuesto.

Sabemos de sobra que el gobierno está urgido de dinero y que optó por promover esta reforma petrolera en lugar de llevar a cabo una reforma fiscal. Se prefirió esta alternativa porque un cambio en el sistema impositivo hubiera implicado la afectación de los intereses empresariales que han gozado de enormes privilegios durante, por lo menos, las tres últimas décadas.

En tal virtud, en las tratativas en curso se debe poner el acento en que la reforma energética debe ser acompañada por una reforma fiscal que grave, progresivamente, las ganancias de los grandes capitales. Sólo así Pemex podrá liberarse de las ataduras que hoy lo aprisionan.

En el mismo tenor, debe caer por tierra la idea según la cual la única forma de fortalecer a Pemex es privatizarlo. Considero, en cambio, que se debe mantener la propiedad exclusiva de la nación sobre los recursos energéticos, lo cual no cancela la posibilidad de que se puedan contratar —como de hecho se permitió desde un principio— los servicios de empresas privadas.

Todo esto debe de ir acompañado por el relanzamiento de la tecnología mexicana para que no tengamos que seguir importando tecnología de otros países.

Por último, es imperativo que empecemos a explorar el uso de fuentes de energía alternativas en virtud de que tarde o temprano el petróleo se nos va a acabar. De acuerdo con la opinión de los expertos, la energía solar, para México, representa un futuro prometedor tomando en cuenta su privilegiada situación geográfica.