julio 21, 2008

La anulación de la elección abre un abismo en el mayor partido de izquierda en México

México, 20 jul (EFE).- La anulación los comicios internos para renovar la cúpula del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el mayor de izquierda en México, ha abierto un abismo en ese grupo político a menos de un año de unas importantes elecciones parlamentarias.

La segunda fuerza política en la Cámara de los Diputados y la tercera en el Senado de México deberá, en un plazo de 30 días, convocar una nueva elección extraordinaria ante un fracaso más del PRD para renovarse.

El mismo partido que invocó un fraude electoral general en las presidenciales de 2006, ganadas por el conservador Felipe Calderón por un estrechísimo margen (0,56 puntos porcentuales) frente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, está enredado ahora en su propia crisis.

Ni Alejandro Encinas, re- presentante de la corriente Izquierda Unida y apoyado por López Obrador, ni Jesús Ortega, re- presentante de la moderada Nueva Izquierda, han cedido en sus posiciones y hoy ambos rechazaron la nulidad decretada ayer por la Comisión Nacional de Garantías.

Este órgano decidió tras más de cuatro meses de pugnas que la existencia de más de mil casillas (mesas electorales) de funcionarios que no aparecían en el padrón de militantes del partido era suficiente para anular los comicios.

Encinas dijo hoy que dicha resolución es "un triunfo de los tramposos y de los sinvergüenzas", de la "impunidad" y de quienes han corrompido y boicoteado al PRD.

"La nulidad es también un triunfo para la derecha y para quienes desean una izquierda dócil y complaciente. De quienes buscan un país sin contrapesos, sin una izquierda fuerte e inteligente, quienes no desean una oposición política real", apuntó Encinas en una declaración que será la única que emita.

El político señala que ir más a fondo en el debate sobre esta crisis en el PRD distrae la atención "del más importante asunto público nacional" en el México actual: la defensa del petróleo y la consulta convocada a partir del 27 de julio para preguntar a la ciudadanía si está de acuerdo o no con la reforma energética propuesta por el presidente Calderón.

Este plan pretende abrir a la inversión privada algunas actividades en un sector como el petrolero, nacionalizado en 1938, algo a lo que se opone con vehemencia López Obrador y sus seguidores.

Encinas, uno de los cinco contendientes que concurrieron a la elección interna, dice que anularla le despoja de un "triunfo real y legal" frente a su más directo rival, Joel Ortega.

Este último reiteró hoy que la primera intención que tiene es la de impugnar la decisión de anular la elección del 16 de marzo ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la última instancia en materia de justicia electoral en México.

Según Ortega, "no existen razones para sustentar que la elección estuvo plagada de irregularidades y de actos dolosos que hubiesen justificado su nulidad".

A su juicio "se quiere imponer lo político" sobre lo determinado por "más de un millón de perredistas", e imponer "un veto" a que Ortega se convierta en Presidente Nacional del PRD.

El dirigente izquierdista, quien parece dispuesto a pasar página a lo ocurrido en las presidenciales de 2006, considera que con el dictamen el PRD "se está dando un balazo en el pie" y perdiendo apoyos entre la ciudadanía.

De ello culpó Ortega en parte al ex aspirante a la presidencia, López Obrador, a quien acusa de haber abonado la división en el PRD al haber pedido abiertamente el voto para Encinas en la elección interna y actuar como "líder de todo el partido".

La última encuesta de preferencias electorales difundida el mes pasado por Consulta Mitofsky señala que en las elecciones al Congreso de 2009 el favorito es el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con el 27 por ciento de las simpatías.

Muy de cerca se sitúa Acción Nacional (PAN), el grupo político del presidente Felipe Calderón, con 25 puntos porcentuales, y en una discreta tercera posición el PRD, con sólo el 13 por ciento del apoyo.

Fundado el 26 de mayo de 1989 por Cuauhtémoc Cárdenas, hijo del presidente Lázaro Cárdenas, el partido ha tratado todos estos años de recuperar los ideales históricos de la Revolución mexicana, la plena vigencia de la Constitución y la legitimidad del Gobierno.

Soyindestructible o la soberbia ciega

Luis González de Alba
La Calle
Milenio

Para declarar “soy indestructible” es necesaria una soberbia a prueba de datos o incómodas realidades. Y quien así se definió como candidato presidencial del PRD en 2006, cada día exhibe que se lo cree con toda seriedad. Primero fueron los gritos a los coordinadores perredistas en Cámara y Senado: Javier González Garza y Carlos Navarrete: “No podemos dejar que Pemex se hunda, Andrés Manuel, se hunde México…”, argumentaban preocupados. Y la respuesta de la voz chillona: “¡Pues que se hunda! ¡Salvaremos Pemex cuando yo (Yo) sea Presidente!”.

Era difícil creerlo cuando se filtró, pero no hubo desmentido. Luego, meses después, un hábil reportero logró grabar exactamente lo mismo, a través de una ventana, con el añadido: “Pero tú no eres el movimiento, Andrés…”, murmurado humildemente por Navarrete, en otras partes tan poderoso, y de nuevo la voz chillona: “¡Sí! ¡El movimiento soy Yo!”. Dicho con todo respeto: un caso psiquiátrico el de Andrés Manuel I.

Lo que resulta inconcebible es que un país, con su gobierno federal y sus instituciones, marchen al paso de este tambor de hojalata. Y lo hacen. ¿Cómo lo consigue? Con terquedad de sordo y repeticiones de necio, las mismas, siempre las mismas y sin variar un ápice: he ahí el secreto.

Su exitosa táctica consiste en llevar al extremo el salinista “ni los veo ni los oigo”. Los humanos comunes acabamos cayendo en la tentación de responder. Pero a Soyindestructible es inútil ofrecerle argumentos de cómo el fraude no era posible, de cómo nadie ha logrado explicar el mecanismo: el cómo y el cuándo del robo. Nada lo toca: al día siguiente vuelve a denunciar el fraude.

Que no se está poniendo a la venta ni un solo tornillo de Pemex y por lo tanto no hay privatización; que, además, nadie en el mundo quiere comprar Pemex; que el transporte actual, realizado con pipas, lo hacen compañías privadas y que en nada cambiaría el asunto, salvo para mejorar, si esas compañías decidieran no transportan con camiones, sino por ductos, que no son sino pipas conectadas. Tarea inútil: al día siguiente Soyindestructible arremete, una vez más, contra la privatización y rompe lanzas contra los traidores que... bla, bla.

Pongamos en claro la técnica de AMLO que tan buenos resultados le produce: no responde a nada, porque el solo debate lleva a dudar. Es un asunto religioso que la Iglesia católica conoce muy bien: cuando no había otra religión, como en México durante la Colonia y el siglo XIX, no era necesario dar pruebas a los creyentes. Todo era un acto de fe sin preguntas y, por lo mismo, sin respuestas… que pueden ser difíciles o imposibles: “Sí, sí… esto es el cuerpo y la sangre de Cristo; pero entonces, ¿me lo como?”. Las dudas paralizan.

Por eso, ya desde que alguien se pregunta si no es muy raro que la virgen de Guadalupe sea una imagen tan enorme si se estampó en el ayate de un indio de 1.50, o si no es raro que el bordado de la túnica no siga los pliegues… el asunto ya va por el resbaladizo desfiladero donde la conclusión final es que las religiones son, todas, un cúmulo de mentiras que necesitan entrar en la mente humana cuando es todavía infantil, por edad natural o psíquica.

Que no haya preguntas para que nadie pida respuestas. Y a AMLO se le hacen preguntas. Pero no las registra. Para él, un puñado de traidores complota para entregar el país a los extranjeros. Que es al contrario, se le responde mil veces: deseamos apoderarnos de capitales extranjeros para que trabajen a nuestro favor y den empleo a mexicanos… No objeta, no discute, no contraargumenta porque sólo pelea contra las sombras que previamente proyecta.

Nada mejor que construir al enemigo que deseamos, hacerle decir lo que nos gustaría que dijera, para luego: plum, paf, pac… acabar con él y levantar en triunfo la cabeza degollada del dragón saqueador de nuestras riquezas. Así gana todos los debates. Pero nadie sabe quién propuso las abominaciones que acaba de desenmascarar. No es necesario: el resultado ante sus discípulos es que, una vez más aplastó la cerviz de la víbora multiforme. Y podemos seguir gritando que el petróleo sí se vende, que para eso es porque no se come. El siguiente mitin elevará un coro patriótico: ¡El petró/ leo no se/vende! ¡El petró/ leo no se/vende! Y veremos lágrimas en algunos ojos. Como las vemos en la Villa de Guadalupe, en la Luz del Mundo, en nuevas iglesias y en todo lugar de peregrinaje. Hosanna en las alturas.

Releer a Rawls

Ricardo Raphael
El Universal


Días hay en que se hunde el nivel del debate en nuestra plaza pública. Ocurren cuando se privilegia la majadería sobre la exposición de las razones, y también cuando la prisa por descalificar le gana a las pausas que la inteligencia requiere para colocar adjetivos más precisos.

Esto sucede en el debate donde intervienen políticos y también los intelectuales y los comunicadores. Un triste ejemplo de esta prisa lo ofreció Jaime Sánchez Susarrey en su artículo “El profesor Trejo”, publicado a principios de este mes (Reforma, 5/07/08).

Sánchez Susarrey optó por la prisa para dar respuesta a un texto previo de Raúl Trejo Delarbre (Crónica, 3/07/08), en el cual se defendía la reforma que los legisladores hicieron el año pasado al artículo 41 de la Constitución con el propósito de prohibir a los particulares la compra de propaganda electoral en radio y televisión.

Afirmó que el mecanismo mental utilizado en la argumentación de Trejo era de corte estalinista, lo acusó de creerse “censor de lo que es bueno y malo para la democracia”, y lo tachó también de delirante. Tanta era la urgencia por derrumbar al interlocutor con disparos dirigidos a su persona, que en su escrito apenas si abordó los interesantes argumentos sostenidos por su contraparte.

Más tarde, también fue lamentable que el periódico Reforma optara por negarle a Trejo el ejercicio de su derecho a la réplica. Cuando el aludido respondió por escrito los ataques de Sánchez Susarrey, ese diario decidió no publicar el texto. Al hacerlo así, no sólo violó la ley sino también contribuyó a que este importante debate se mantuviera a ras del suelo.

A diferencia de Raúl Trejo, tengo para mí que fue una iniciativa afortunada que 15 destacados intelectuales mexicanos recurrieran al amparo cuando, según su parecer, valoraron la referida reforma al artículo 41 constitucional como violatoria de su libertad de expresión.

También considero respetable que con notoria dedicación intenten otorgarle visibilidad pública a su asunto enviando cartas públicas a la Suprema Corte de Justicia. Al actuar de esta manera han llamado la atención sobre una controvertida discusión que muchas veces se tuvo dentro del Consejo General del IFE o entre los legisladores, para que otros mexicanos intervengan en el debate de la relación que deben guardar la propaganda electorera y la libertad de expresión.

Y también para que se aborden con más naturalidad y con más inteligencia el papel y los límites que los concesionarios de los medios electrónicos deben tener en los procesos electorales de nuestro país.

Celebro, en efecto, que haya sido por la vía jurisdiccional que estas personalidades hayan decidido exhibir sus respectivos argumentos. Ojalá y pronto les veamos haciendo lo mismo con respecto a otros temas, tanto o más urgentes de ser resueltos por el máximo Tribunal constitucional.

Una vez aclarado este punto, me reúno con Raúl Trejo y otros muchos mexicanos que coincidimos con la afortunada reforma constitucional que hicieron nuestros legisladores.

Estoy convencido de que se trata de una medida justa y también tengo la seguridad de que, una vez que los ministros revisen los amparos promovidos, esta reforma se quedará firmemente anclada en la nueva constitucionalidad mexicana.

Afirmo que es justa entendiendo el concepto de justicia como lo hace John Rawls: la justicia como equidad. Y también tomando de este filósofo los tres principios básicos relativos a este valor.

Para que la justicia esté presente: 1) las personas debemos contar con un régimen de libertades básicas iguales (tales como la libertad de expresión); 2) hemos también de gozar de igualdad de oportunidades para ejercer dichas libertades; y 3) para asegurar su ejercicio, las leyes deben procurar el máximo beneficio de los integrantes menos aventajados de la sociedad.

Al prohibir a los particulares la compra de la muy cara propaganda electoral electrónica, lo que el legislador mexicano hizo fue apegarse a estos tres principios de la justicia moderna. Igualó, que no conculcó, la libertad de expresión.

Las preguntas tenían que ser a gusto de Ebrard: Roy Campos

Pablo Hiriart
Vida Nacional
Excélsior

Ahora ya sabemos, de fuente directa, que las preguntas de la consulta petrolera las mandó hacer el jefe de Gobierno del Distrito Federal y fue él quien dio el visto bueno a las dos que se van a realizar.

El director de Consulta Mitofsky, Roy Campos, quien participó en la redacción de las preguntas como asesor del presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal, lo dio a conocer así en el programa Frente al país, de Grupo Imagen:

“Estas preguntas solamente tenían que atender lo que el jefe de Gobierno quiere consultar, nada más. Cualquier pregunta que metiéramos tenía que responder a lo que el jefe de Gobierno quiere consultar.”

La entrevista fue así:

-¿Tú hiciste las preguntas, Roy?

-No, yo no las hice. Yo participé, yo fungí como asesor del IEDF y no es la primera vez que lo hago y me llaman de asesor.-

¿En qué consistió la asesoría de Roy Campos?

Él lo explica más adelante:

-La asesoría que me piden es para redactar preguntas. Es una asesoría, yo no sé de la organización de la consulta, esa es otra cosa. Déjame hacer un poco la génesis, antes de que entremos a las preguntas, la génesis de esa pregunta: el jefe de Gobierno del Distrito Federal pide el apoyo, para organizar una consulta y para redactar la pregunta; el Instituto Electoral (del DF) organiza la consulta y trata de redactar las preguntas. Esas preguntas tienen que responder solamente a lo que el jefe de Gobierno quiere consultar. Y eso lo digo porque han surgido las críticas de por qué no preguntan si estás de acuerdo con el Consejo del Petróleo, por qué no preguntan, etcétera, y es muy interesante y todos lo queremos preguntar en las encuestas. Pero estas preguntas solamente tenían que atender lo que el jefe de Gobierno quiere consultar, nada más. Cualquier pregunta que metiéramos tenía que responder a lo que el jefe de Gobierno quiere consultar, y el jefe de Gobierno lo único que pidió consultar era si los ciudadanos quieren que se aprueben las iniciativas que mandó el presidente Calderón. Entonces cualquier otra pregunta que se metiera, de qué: y por qué no preguntan si están de acuerdo en que Pemex se modifique, no, son preguntas interesantes, pero no motivo de esta consulta, o de este usuario de la consulta (Ebrard) que solicitó el apoyo.

¿Qué pasó después?

-Bueno, qué pasa, que se elaboran dos preguntas. Se le envían al jefe de Gobierno para que analice cuál de ellas cumple el requerimiento de lo que él quiere consultar. Y el jefe de Gobierno decide, pues, que se midan las dos. Así fue la génesis y así fue la operación de las preguntas.

Cuando salieron las preguntas hubo muchas reacciones:

-Por un lado, una vez que salen, inmediatamente tenemos la reacción, porque los radicales que habían circulado un posible borrador de preguntas, si tú recuerdas eran preguntas al estilo de: ¿está usted de acuerdo que el capital extranjero se lleve el recurso de nuestros hijos que tanto dinero nos costó?; o sea, unas cosas radicales tipo consulta zapatista de 2001. Y otros esperaban preguntas del tipo: ¿está usted de acuerdo con que para que el país progrese y la pobreza se acabe es necesario que Pemex se modifique y aprobemos las reformas?, que tampoco era lo correcto.

-El problema, Roy, es que las preguntas que hicieron contienen premisas falsas.

-Sí, en la primera, admite Roy Campos.

El espacio se acaba y mañana continuamos con esta reveladora entrevista.

Adverso clima para la “consulta”

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

Si la soberbia de Andrés Manuel López Obrador le hizo perder la Presidencia de la República, su abusiva intromisión en el proceso interno del PRD le ha hecho perder hoy su plataforma de relanzamiento para 2012: la consulta “patriótica” sobre la reforma petrolera.

La derrota se vislumbra desde antes de que (el domingo próximo) se realice el ilusorio “ejercicio ciudadano” con un par de preguntas fehacientemente tramposas, entre una población tan reducida que ni siquiera será representativa de los habitantes del Distrito Federal, única entidad en que la maquinaria estatal se plegó a la voluntad del promotor del “referendo”.

Como era lógico, la Comisión de Garantías del partido, al anular la votación para una nueva dirigencia nacional, de modo implícito acabó certificando que el perredismo no tiene cara para exigir que su “consulta” determine si hay o no reforma en Pemex, ya que el PRD fue incapaz de hacer valer siquiera los derechos de sus afiliados.

Si bien los “usos y costumbres” del partido son tan sucios como los que sacaron al priato de Los Pinos, lo sucedido en el proceso interno es consecuencia de las manotas que metió López Obrador con su letal carta de apoyo a la candidatura de Alejandro Encinas.

“Debió haber asumido la actitud de dirigente de todo el partido, y no sólo de líder de una facción”, le reprocha Jesús Ortega, quien reclama para sí la victoria y apelará contra la anulación ante el Tribunal Federal Electoral.

A su vez, Encinas acata “bajo protesta” la resolución de nulidad y exige que se convoque de inmediato a comicios extraordinarios, en los cuales, con el poderoso apoyo de AMLO, volverá a ser candidato.

Hace algunas semanas, Renato Sales Heredia, comisionado de Garantías, fue sujeto de escarnio cuando afirmó que la prolongada incógnita sobre quién ganó la elección pudiera figurar en el libro Guinness Records, ya que no existe precedente de un proceso electoral tan complejo y sucio “en el mundo occidental”. Pero (con Ruanda incluida) lo que dijo es cierto.

Para López Obrador lo de menos es el cochinero en su partido frente a la “privatización del petróleo”, y tiene razón; pero esta obviedad le sirve sobre todo para no responder por el envenenamiento que él azuzó en la vida interna del PRD, desde que clavó en la entraña de su militancia “dura” las memorables “redes ciudadanas”.

La desgracia en el New’s Divine contribuyó a minar las expectativas más optimistas ante la consulta.

Si ahora las encuestas derrumban a los perredistas al tercer lugar para las elecciones de 2009, el sondeo del 27 de julio se perderá entre los muchos que se harán sobre lo que piensa la población de la reforma petrolera, antes y después de que, convertida en champurrado, terminen redactando a cuatro manos el PAN y el PRI.

¿Quién habría imaginado que el PRD se iría entre las instituciones que fueron mandadas “al diablo”?

Consulta y pasado

Macario Schettino
schettino@eluniversal.com.mx
Profesor de Humanidades del ITESM-CCM
El Universal

Termina ya el debate sobre el asunto petrolero, organizado por el Senado. No creo que haya aportado algo diferente a lo que ya sabíamos. Ni hubo posiciones nuevas, ni información adicional, y ni siquiera sirvió para socializar ideas. Nada hizo que no hubiéramos hecho ya, salvo dejar pasar los días.

Viene ahora una consulta, con preguntas amañadas, organizada por los mismos que han tenido que anular su elección gracias a un número excesivo de irregularidades, pero en el fondo debido a prácticas fraudulentas. Los fraudes que quieren ver en ojo ajeno. Una consulta que tampoco servirá para nada, puesto que técnicamente está viciada, y políticamente, después de sus fraudes internos, no tendrá ningún peso. Legalmente, por cierto, jamás tuvo sentido.

Ya no hay razón para posponer los trabajos legislativos en esta materia. Nunca la hubo, ahora ni siquiera hay excusas que valgan. Los cuatro puntos de la propuesta del PRI, esbozados por Beltrones, son perfectamente coincidentes con las reformas del Ejecutivo. Deberán discutir y negociar los detalles, y aprobar los cambios pronto.

En realidad, es poco lo que la reforma podrá hacer por la industria petrolera mexicana. El fin de Cantarell es el fin de México como potencia, y eso no lo cambia ninguna reforma legislativa. Los efectos de los cambios se notarán hacia el fin del sexenio, o tal vez en el siguiente. Por eso es relevante, para PRI y PAN, que la reforma ocurra. Porque de uno de estos partidos saldrá el siguiente presidente y el siguiente gobierno, que tendrá que vivir con el Pemex que resulte de las reformas.

Sólo quienes no tienen ya posibilidad alguna de alcanzar el poder pueden apostarle a no cambiar. Y es que, ya lo habíamos dicho, representan el pasado y en él quieren seguir viviendo. Por eso sus tácticas dilatorias, por eso su cultura del fraude, por eso su nacionalismo de libro de texto. No extraña que logren convencer a un porcentaje de la población que comparte su visión de pasado. No extraña, lo hemos dicho, que su mayor bastión sea la capital del país, nostálgica de subsidios.

Pero hay más en México, mucho más, que el Distrito Federal. Ya no hay tantos mexicanos que quieran seguirse sintiendo parte del régimen de la Revolución. Para la inmensa mayoría, el fraude, la economía cerrada, la movilización permanente, es parte de un pasado que debe quedar atrás. PRI y PAN competirán por esta inmensa mayoría. En medio del rencor, la frustración y el fraude, de consultas ficticias y debates inútiles, se entierra lo que una vez fue una esperanza.

Un paseo por la República*

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
Excélsior

Tijuana, Baja California

“Además de los tradicionales levantones que se registran en Baja California, la desaparición o levantón múltiple, en el que familias completas son secuestradas juntas, se está convirtiendo en la nueva tendencia, informó Fernando Oceguera Flores. El presidente de la Asociación Esperanza contra las Desapariciones Forzadas y la Impunidad, A.C., indicó que de enero a la fecha se han registrado al menos tres levantones múltiples, con lo que la cifra de desapariciones en el estado asciende a 395, de las cuales tres pertenecen a dicha categoría. Oceguera Flores dijo que como resultado de ellos, un total de once personas, entre ellas dos menores, se encuentran privados de su libertad” (La Frontera de Tijuana).

Ciudad Juárez, Chihuahua

“Ciento veintiún cuerpos, que permanecen sin ser reclamados por sus deudos, fueron puestos a disposición de la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), con fines pedagógicos. Es decir, los restos servirán para que los futuros médicos los puedan utilizar en prácticas en su asignatura de anatomía” (El Diario de Chihuahua).

Chihuahua, Chihuahua

“Cerca de las 8 de la noche fue reportado un cadáver localizado en las Curvas del Perico, el cual tenía parte de su rostro cubierto con un trapo y alrededor de los ojos envuelto en cinta adhesiva color gris. En el cuerpo se apreciaban huellas de tortura y un disparo en la frente […] Dos horas después, unidades policíacas se concentraron en la avenida Ignacio Rodríguez y calle Frank Pais, de la colonia Diego Lucero, donde reportaban a una persona lesionada a balazos. Los paramédicos de URGE trataron de auxiliar al afectado identificado como Juan el Mudo, ya que era sordomudo, quien tenía su domicilio en dicho cruce” (El Diario de Juárez).

Ciudad Obregón, Sonora

“Como José Carmen Valle Duarte, agente de Tránsito Municipal de Cajeme y residente en Bácum, fue identificada la persona encontrada ejecutada hoy por la mañana. Fuentes de Seguridad Pública Municipal confirmaron la identidad del ejecutado, a quien sus ejecutores casi le cercenan la cabeza, le dieron el tiro de gracia, le cortaron el dedo índice de la mano derecha, el cual colocaron en su boca y el resto del cuerpo envuelto en una cobija. Fue descartado que actualmente laborara para la PGR, aunque sí colaboró hace unos años cuando fue agente activo en Bácum de donde pasó a la corporación de Cajeme. El cuerpo fue encontrado la mañana de hoy en la colonia Real del Sol con un mensaje clavado en el cuerpo que decía ‘Beto Ávila más’” (El Imparcial).

Guamúchil, Sinaloa

“Hasta el momento no hay elementos para presumir que la ejecución de los ocho jóvenes en Guamúchil se haya debido a que hayan quedado en medio del fuego cruzado durante un enfrentamiento, por lo que se deduce que éstos fueron masacrados arteramente, reveló el director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia: ‘Tenemos información de que no hubo tal enfrentamiento. No hay indicios que hagan presumir en el sentido de que fue un enfrentamiento entre bandas contrarias de delincuentes. Hasta el momento los indicios que tenemos es que los disparos fueron dirigidos a los vehículos que momentáneamente hacían alto’, reveló Martín Robles Armenta (El Debate de Sinaloa).

Mazatlán, Sinaloa

“En el cuarto de Lesly y Meliza hay más impactos de balas que juguetes. Decenas de proyectiles de arma de fuego entraron por la ventana, atravesaron la madera del clóset y despedazaron blusas, vestidos, pantalones y cintos de las menores. Las paredes están llenas de agujeros, como si el domicilio se localizara en un suburbio de Irak. La habitación se encuentra en el segundo piso del domicilio. La casa es una de las cinco dañadas por gatilleros. Contra el domicilio de Lesly y Meliza fueron utilizadas granadas de fragmentación, armas largas y hasta un auto que fue incendiado y que pretendían hacer estallar con tanques de gas […] Los vecinos habían llamado por teléfono a las autoridades, pero no llegaron. Para colmo, los militares les pidieron que les permitieran entrar al domicilio y les robaron algunas pertenencias y dinero, denunció la dueña de la casa” (Noroeste).

Aguascalientes, Aguascalientes

“La mañana de este viernes fue ejecutado cuando salía de su domicilio el comandante de la Policía Ministerial Alfredo Padilla Martínez, quien fungía como encargado del grupo de robos de coches […] El policía acribillado, quien llevaba 17 años trabajando en la corporación, participó en los operativos donde se reventaron varias casas de seguridad y se detuvo a 11 presuntos sicarios, esto el pasado viernes 4 de julio y además era medio hermano del comandante de tránsito ejecutado hace unas semanas en la delegación, Jesús Terán” (Aguas).

Cherán, Michoacán

“En un nuevo episodio de violencia en esta comunidad, opositores al gobierno municipal intentaron linchar al grupo de policías estatales comisionados en esta localidad al agredirlos con machetes, garrotes y armas de fuego con saldo de dos uniformados baleados en tanto que uno de sus atacantes resultó golpeado al ser impactado con una granada de gas lacrimógeno mientras que tres compañeros fueron arrestados” (La Voz de Michoacán).

Oaxaca, Oaxaca

“Momentos de terror vivieron cientos de personas ayer en el Mercado de Abasto cuando sujetos armados se enfrentaron por más de 20 minutos con policías preventivos. A pesar del dispositivo policiaco, los delincuentes burlaron el cerco de las fuerzas de seguridad y en la calle de Trujano abandonaron dos camionetas de doble cabina, cargadores para armas largas, y droga, en tanto un comerciante resultó lesionado y seis automóviles, así como una patrulla policiaca, resultaron dañados” (Noticias de Oaxaca).

* Notas periodísticas publicadas la semana pasada.

PRD, Pemex y Calderón

Ricardo Alemán
aleman2@prodigy.net.mx
Itinerario Político
El Universal

En política, todos lo saben, no hay casualidades

Con el diálogo, ‘Los Chuchos’ buscaban “reventar” la consulta popular
El “legítimo” y los suyos piden la rendición anticipada del adversario

En política, todos lo saben, no hay casualidades. En todo caso se debe hablar de causalidades. Por eso es posible entrelazar tres eventos que a simple vista parecen aislados, pero que son causa y efecto.

Primero debemos recordar que hace poco más de una semana el jefe interino de los amarillos, Guadalupe Acosta Naranjo, propuso de manera inesperada un acercamiento con las dirigencias de PAN y PRI para hacer posible la razón de ser de los partidos: dialogar, negociar, hacer política, en torno a la reforma petrolera. Una enmienda que será determinante para las elecciones de julio de 2009.

Así, y mientras que los jefes políticos de PAN y PRI aceptaron la invitación, en forma predecible “el movimiento soy yo” rechazó toda posibilidad de diálogo, porque, dijo, es sinónimo de “transa”. Todo eso, claro, a pesar de que el propio “legítimo” había propuesto precisamente dialogar al presidente Calderón sobre la reforma.

¿Qué fue lo que pasó? ¿Por qué por un lado el sector radical de los amarillos apostó todo a una consulta popular, mientras que el otro sector, el de los dialogantes, propuso dialogar y hacer política? ¿Qué significaba para los radicales amarillos que los negociadores abrieran una veta de diálogo con el resto de los opositores, como es el caso del PRI, y con el gobierno del “espurio”, a través de Germán Martínez?

El asunto es claro y a la vista de todos. El diálogo propuesto por Los Chuchos en el fondo no era otra cosa que un intento por “reventar” la consulta popular; ese engaño discursivo del que se ha valido “el movimiento soy yo” para continuar como presidenciable. Y es que todos saben que casi está lista una iniciativa petrolera elaborada por legisladores del PRI y del PRD —y que incluso fue vetada por AMLO cuando se aventó la puntada de decir que Pemex era intocable, porque él haría las reformas cuando llegara a la Presidencia— y a la que el PAN estaría dispuesto a sumarse.

¿Qué pasaría si el sector de Los Chuchos —que tiene el partido en sus manos— negocia con PRI y PAN una reforma petrolera? Quedaría exhibido el cuento de la privatización de Pemex, de la consulta popular y muchos otros mitos que se han mantenido de manera artificial. Y, claro, el “legítimo” se quedaría sin estandartes para arengar a las clientelas en la plaza.

Frente a esa posibilidad, la respuesta desesperada de “el movimiento soy yo” fue buscar una salida emergente capaz de romper el entrampamiento al que había sido llevado. Y entonces sí se abrió la posibilidad de diálogo. Pero sería un diálogo condicionado. ¿Cómo diálogo condicionado? Sí, el “legítimo” y los suyos empezaron a manejar la especie de que sí estarían dispuestos a dialogar, pero siempre que “Calderón retire su iniciativa”. En pocas palabras, piden la rendición anticipada del adversario.

En realidad lo que aparece a la vista de todos es que “el movimiento soy yo” ya percibió las señales claras de que el PRI, un sector del PRD y el PAN estarían acomodando sus piezas en dirección a una reforma inevitable, más allá de la tramposa, amañada y nada democrática consulta, y que su tabla momentánea de salvación sería pedir que Calderón retire su iniciativa. Es decir, poner de rodillas al Presidente para que luego se haga la luz: la reforma.

Pero, además, otro instrumento clave es el control del partido. Como vimos arriba, Los Chuchos tienen controlado el aparato a través de Guadalupe Acosta. Apenas el pasado sábado la lopista Comisión de Garantías decidió anular la elección del 16 de marzo pasado que, todos saben, terminó en un cochinero. ¿Qué significa la anulación? Está bastante claro. Es otro intento de “el movimiento soy yo” de arrebatarles a Los Chuchos el control del partido.

Y es que hoy Los Chuchos tienen el control de las cámaras de Diputados y de Senadores, además del presidente del PRD. Con ese poder pueden avanzar en una reforma petrolera con el PRI y con el PAN. Y esa posibilidad —nada remota— acabaría con el estandarte que AMLO emplea para seguir vivo políticamente.

Pero la historia no termina ahí. Entre algunos de los estrategas del gobierno de Calderón no es mal vista la posibilidad de que el Presidente retire su iniciativa si en el Congreso PRI, PAN y PRD llegan a una reforma de consenso. Sería lo más parecido a darle una oportunidad a la sensatez, a la grandeza política, y llevaría a los cuernos de la luna a un gobierno que tiene en mente la razón de ser del Estado: los ciudadanos. Se equivocan por completo quienes dan por muerta la reforma petrolera. Al tiempo.

En el camino

Por cierto, anularon la elección del PRD, entre otras cosas, por la carta que AMLO envió a la militancia. Es decir, cuando les convino era una carta legal, y cuando les sirvió la vieron como una carta ilegal. Y lo mismo hicieron con la consulta.

El PRI ya se lopezobradorizó

Carlos Ramírez
Indicador Político
El Financiero

El PRI ya se lopezobradorizó.
Pemex: no abrir hoyos negros.


Si alguna virtud tuvo la iniciativa de reforma energética del presidente Calderón aun con su tibieza fue la de abrir la cloaca priista de Pemex. Y si algún objetivo persigue la iniciativa energética del PRI es precisamente el de evitar que se abran los hoyos negros de las corruptelas en Petróleos Mexicanos.

En el fondo, la verdadera disputa acerca del legado del presidente Lázaro Cárdenas no radica en saber si se permiten posibilidades a la empresa privada en algunas actividades petroleras, sino en llegar a la conclusión de que la corrupción priista en Pemex ha sido la única traición a la memoria del expropiador del petróleo.

En este contexto, la ruptura del PRI con el acuerdo pactado con el PAN para impulsar una reforma energética que los priistas ya habían aprobado en lo oscurito tiene que responder a una pregunta: ¿recularon los priistas porque vieron que la reforma iba a abrir la cloaca de Pemex o porque llevaron al presidente Calderón a una celada y dejarlo colgado de la brocha?

En un juego perverso de sobra conocido, los priistas se lopezobradorizaron: ya dejaron claro que no quieren la reforma de Pemex sino ciertas modificaciones de maquillaje que impidan revisar los años en los que el PRI convirtió a la paraestatal en un pozo de corrupción. Si se miden los saldos, los ocho años del PAN en el gobierno han llevado cuando menos a un director de Pemex ante la justicia. En cambio, en 50 años, los priistas corrompieron la paraestatal y convirtieron los recursos petroleros en la cartera presidencial y en una red de complicidades.

Al romper el acuerdo y anunciar una iniciativa de partido, el PRI ha demostrado que no quiere las negociaciones ni la transición sino que está jugando con la ingenuidad y las necesidades del PAN para abonar su camino priista de regreso a la presidencia de la República. El PRI estaba llamado a ser la bisagra de la democracia, pero sus principales cabezas de grupo han tomado la decisión de ser el candado de la transición.

La punta de lanza de la marcha atrás del PRI fue el senador Manlio Fabio Beltrones, quien hasta hace poco era considerado el vicepresidente de la República. Pero las tentaciones presidenciales para 2012 y su vinculación estrecha con el todopoderoso capo priista Carlos Salinas de Gortari lo llevaron a asumir su propio camino hacia la candidatura presidencial.

Las últimas encuestas han provocado brincos de gusto en los priistas. La tendencia que coloca al PRI como primera fuerza en la votación legislativa en las elecciones de 2009 ha llevado al PRI a romper todos sus acuerdos. Sin embargo, hay datos interesantes: el PAN mantiene su misma votación de 2006, el PRD ha perdido casi dos tercios y el PRI ha recibido de regreso los votos que se fueron a López Obrador. Pero como en 2009 el PRD no le va a dejar el camino al PAN y al PRI, entonces López Obrador se convertirá en el jefe de la campaña legislativa y recuperará votos de priistas. Y el voto PRI-PRD va a dividirse en beneficio del PAN.

Pero las encuestas podrían estar reflejando el estado de ánimo de la sociedad. En el PRI hay mucho gusto por algunas pintas aparecidas en calles y autos que dice: "que se vayan los pendejos y que regresen los corruptos". Si en verdad es un estado de ánimo social, entonces los ciudadanos se merecen el regreso del PRI y su estela de corrupción, represión y pobreza. Habría, de nuevo, corrupción, pero gobierno funcional. México se habría apartado del camino de la transición a la española para aterrizar en una transición a la rusa. Y ya hasta tienen identificado al Putin mexicano.

El único que podía encauzar el país hacia la transición era el PRI. Así lo dejó entrever el senador Beltrones cuando lanzó su iniciativa de reforma electoral. Pero cuando comenzaron a verse los resultados y la forma tramposa en que el PRI fue pervirtiendo las discusiones para evitar el desmantelamiento del Estado priista, en ese momento el PRI enseñó su verdadero rostro: el de la restauración del pasado por el cual votó la población el 2 de julio de 2000 y al cual traicionó Fox por sus limitaciones políticas e intelectuales y el papel avieso de su esposa y sus ambiciones de enriquecimiento familiar ilícito.

De ahí que el desafío de Calderón no era sólo enfrentar la insurrección anarquista de López Obrador y el PRD, sino también reencauzar la transición que habían desviado Fox y su esposa. Y al arrancar su gobierno, Calderón tuvo a la vista su tercera tarea: pactar una verdadera transición con el PRI o fijar los términos de una verdadera transición impulsada desde el ejecutivo.

La iniciativa energética del PRI solamente va a blindar a Pemex para evitar que gobiernos panistas o perredistas quieran usarla en su beneficio. Ahora Calderón deberá de darse cuenta que cometió el error de confiar en la palabra de los priistas y que el centro de la polémica en Pemex no es la empresa privada sino el sindicato petrolero como eje de la corrupción que ha beneficiado al PRI.

Y eso debería saberlo el senador Beltrones, quien en 1989 era subsecretario de Gobernación y ayudó al secretario Fernando Gutiérrez Barrios a diseñar el operativo contra La Quina por corrupto y por representar los intereses contrarios al gobierno de la República.

'Cadena alimenticia' por Paco Calderón