julio 24, 2008

Encuesta

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

La casa encuestadora Gea/ISA difundió ayer los datos de su tercera encuesta nacional sobre las iniciativas incluidas en la reforma petrolera del gobierno.

La encuesta, levantada el 19-21 de julio, comparada con las anteriores del 10 de abril y el 7-8 de junio, muestra una disminución del acuerdo nacional con las propuestas del gobierno, aunque el acuerdo sigue siendo mayoritario.

En abril, junio y julio, Gea/ISA preguntó a sus encuestados si estaban de acuerdo en las siguientes cosas:

Que Pemex pueda contratar empresas para construir y operar refinerías. Con esta pregunta estuvo de acuerdo un 58% de encuestados en el mes de julio (65% de acuerdo en abril, 69% en junio. Es decir: una caída de 11 puntos).

Que particulares puedan realizar actividades de transporte, almacenamiento y distribución de gas: 52% de acuerdo fue el resultado de julio (62% en abril, 57% en junio: caída de 10 puntos).

Que particulares puedan operar y ser propietarios de tuberías, instalaciones y equipos para apoyar la producción petrolera: 45% de acuerdo en julio (55% en abril, 48% en junio: caída de 10 puntos).

Que Pemex pueda celebrar contratos con particulares para la exploración y desarrollo de los recursos petroleros: 52% de acuerdo en julio (67% en abril, 68% en junio: caída de 13 puntos).

Que se incluyan consejeros independientes en el consejo de administración de Pemex: 66% de acuerdo en julio (67% en abril, 65% en junio).

Que Pemex tenga autonomía financiera y de gestión: 58 de acuerdo en julio (61% en abril, 62% en junio: caída de 4 puntos).

Dar a Pemex libertad en el manejo de su deuda y de su presupuesto: 60% de acuerdo en julio (60% en abril, 66% en junio).

Nuevos mecanismos para dar transparencia y rendir cuentas de los recursos petroleros del país: 84% de acuerdo en julio (73% en abril, 83% en junio).

Que se emitan bonos Pemex para mexicanos: 74% de acuerdo en julio (72% en abril, 70% en junio).

Por último, la encuestadora preguntó si esta reforma debe ser aprobada o no. 55% se los encuestados se declaró de acuerdo, 36% en desacuerdo, 9% dice no saber.

No sé si entiendo bien estos resultados. A mí me dicen que ganó fuerza la oposición a la reforma, particularmente en participación privada en exploración y refinerías.

Pero los índices de aprobación de la reforma siguen altos y serían suficientes para aprobarla en cualquier democracia.

México, lo sabemos bien, no es cualquier democracia. Por tanto...

El PRD, según Eufemia

Yuriria Sierra
Nudo Gordiano
Excélsior

Verdad: mucho antes de su elección interna, el Partido de la Revolución Democrática ya veía en su futuro una crisis producto del protagonismo de su ex candidato presidencial.

Versión perredista (llamémosle desde hoy eufemismo): a pesar de las descalificaciones y acusaciones entre ellos, seguían diciendo que estaban unidos… pero no revueltos.

***

Verdad: su proceso de elección para renovar a la dirigencia y a la Secretaría Nacional pasó de ser un ejemplo de democracia a un ejercicio por demás risible que ni ellos se la creen. El único resultado certero obtenido fue evidenciar la división existente entre sus miembros.

Eufemismo: siguen asegurando que están unidos y que, tal vez, sí hubo “pequeños” tropiezos en la elección interna, pero eso no debilita la imagen del partido, porque escuchar decirse “tonto inútil” no es una agresión, no, señor.

***

Verdad: en lo oscurito, aunque no necesariamente, la atención que recibe el PRD, más que por la preocupación, es por el puro morbo de escucharlos dar nuevas razones para ver, a cuatro meses de realizada su elección, el resultado y, junto con él, su credibilidad cada vez más lejanos. Incluso uno de los contendientes en su elección interna, Jesús Ortega, ha dicho que el partido se está dando un balazo en el pie al dudar de su propia responsabilidad, comentario que da fe de su unidad partidista, por supuesto.

Eufemismo: para taparle el ojo al macho, la Comisión Nacional de Garantías perredista, encabezada por Ernestina Godoy, anunció ayer que iniciarán averiguaciones en contra de mil perredistas, con el fin de destapar los tropiezos, chanchullos y demás artimañas que hayan contribuido a ensuciar su proceso de renovación interna, aunque, usando sus palabras, las sanciones se aplicarán para quienes se logre demostrar que hayan “puesto en riesgo” los comicios. Según dijo, las sanciones irán desde una llamada de atención hasta la expulsión definitiva del partido, pero, justos como son, a los acusados les darán oportunidad de defenderse.

***

Sin embargo, entre la verdad y la versión de Eufemia, lo evidente e incuestionable es que el PRD está por demás perdido, sus intentos para demostrar que son un partido fuerte y con los suficientes pantalones con el fin de hacer frente a sus errores y reconocerlos, los han llevado a que sus declaraciones se contradigan a la anterior.

Todos sus miembros tienen una versión de los hechos. Cada uno de ellos, inclinado hacia un ala del partido, aunque pocos se atreven a reconocerlo, porque todavía hay incertidumbre acerca de saber qué ala es más poderosa.

Aunque vale recordar que Marcelo Ebrard, recién salido del clóset de los presidenciables, abogó por y apoyó la candidatura de Alejandro Encinas, quien, sin importar lo que diga el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en los próximos días, está a un paso de convertirse en el dirigente pejítimo del PRD, si no es que ya ostenta ese cargo, porque a eso se han acostumbrado…

¿Combate de flores?

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

Con férrea pero insuficiente fuerza para impedir la reforma petrolera que la mayoría en el Congreso está decidida a legislar; impresentable por las cochinadas en la elección de la dirigencia nacional del PRD y aferrado a una “consulta” que dejó súbitamente de tener sentido, el lópezobradorismo escogió un gran nombre para identificar los bloqueo de carreteras, las movilizaciones callejeras y la toma de tribunas y recintos legislativos alternos que se avecinan, el mismo del libro de Traven sobre la expropiación cardenista y el de una gesta gloriosa en la Europa del siglo pasado: La rosa blanca.

Die weiße Rose se llamó el heroico movimiento de resistencia de patriotas alemanes contra el nazifascismo durante la Segunda Guerra Mundial, que abogaba por la resistencia no violenta (“civil pacífica”, le llama el pejismo a la suya) contra el régimen.

Sin duda exagerada si se trata de “resistir” en México a un prianismo que Hitler habría proscrito (y reciclado a sus militantes para fabricar jabón del perro agradecido), la naciente Rosa Blanca de hoy tiene, al menos, su chiste.

El regreso de Fox

Francisco Garfias
Arsenal
Excélsior

Vicente Fox vuelve a la política. Sí, leyó usted bien. Al polémico ex mandatario lo van a sumar a la estrategia electoral del PAN. El controvertido guanajuatense va a encabezar un comité de campaña, que deberá proponer las grandes líneas a seguir en las elecciones federales del 5 de julio de 2009.

El regreso del hombre de las botas arranca este viernes con la cena que ofrecerá a los integrantes del Consejo Nacional del PAN en el Centro Fox, ubicado en el guanajuatense rancho San Cristóbal. Los azules están convencidos de que el ex presidente, quien mantuvo altos niveles de popularidad hasta el último día de su mandato, es todavía un activo.

El Consejo Nacional del PAN, por cierto, se reúne este fin de semana en la ciudad de León, Guanajuato, uno de los bastiones de lo que mi amigo periodista, Álvaro Delgado, llama El Yunque. En la agenda del cónclave azul está, además de la creación del Comité Estratégico de Campaña, el nombramiento de los siete integrantes de la Comisión de Elecciones, entre otras cosas.

Los azules cerrarán sus actividades en León con un mitin, el próximo sábado, al que asistirán, aseguran los organizadores, alrededor de 30 mil personas.

* * *

Lázaro Cárdenas Batel empieza a sonar como el hombre que puede reunir a los perredistas. Lo paradójico es que activos militantes del obradorismo lo promueven como sucesor del presidente sustituto, Guadalupe Acosta Naranjo, quien no tiene condiciones para conducir a los amarillos hasta las elecciones de 2009.

“Lázaro sí garantizaría la unidad y la madurez para encontrar las fórmulas que permitan a las izquierdas, no sólo al PRD, enfrentar unidas a la derecha”, dice el diputado federal Raymundo Cárdenas, quien fue representante de Alejandro Encinas en las negociaciones con Nueva Izquierda durante el abortado proceso de negociación.

El legislador por Zacatecas está convencido de que, si no hay acuerdo sobre una figura que pueda conducir al partido, por lo menos hasta 2010, se va a dar un “empantanamiento” alrededor de Acosta Naranjo. “Si Nueva Izquierda se aferra a dejarlo en la presidencia, una parte del partido (Izquierda Unida) seguramente va a ir por Convergencia y por el PT. Puede ser que la ruptura se dé”, advierte.

* * *

Ruth Zavaleta no se va a Guerrero como secretaria de Desarrollo Social. Tampoco aceptaría la coordinación de la bancada del PRD en San Lázaro. La presidenta de la Mesa Directiva en San Lázaro, cuyo periodo vence a finales de agosto, se va a quedar en la Cámara de Diputados, pero no en el lugar de Javier González Garza.

A Ruth, quien creció políticamente durante su gestión como presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara baja, no le cuadró que Octavio Martínez, coordinador de los diputados de Nueva Izquierda, corriente en la que ella milita, utilizara su nombre para amagar con la destitución de El Güero. Ya le hizo un reclamo formal al diputado Martínez.

-Si no va a Guerrero y no quiere la coordinación parlamentaria, ¿qué va a hacer con su capital político?, le preguntamos.

-Lo voy a guardar en una alcancía, respondió.

* * *

La reunión de la Cooperativa Cruz Azul, una de las más exitosas, va a revisar el próximo sábado el expediente del director jurídico, Víctor Manuel Garcés Rojo, quien, acusan sus detractores, ha hecho negocios particulares a costa de la Cruz Azul. “Han detectado cuando menos seis empresas que le venden servicios a la cooperativa”, nos dicen fuentes autorizadas.

El asunto podría tener derivaciones políticas, por las relaciones de Garcés Rojo con altos funcionarios del gobierno federal. Al hombre lo responsabilizan del conflicto con los jugadores castigados por dopaje, al grado de falsificar exámenes médicos, subrayan las fuentes.

* * *

Nos llegan malas noticias de la Unión Americana. Muchos paisanos, cuyo delito ha sido cometer una infracción de tránsito y no tener papeles, pueden pasarse entre seis y ocho semanas en cárceles de aquel país, debido a la Ley 287-G, de reciente aprobación en varios estados.

Esta norma, que ha tensado considerablemente las relaciones entre los consulados mexicanos y las autoridades de ese país, convierte a policías locales en agentes de la Migra. Basta que tomen un curso para que se les reconozcan esas facultades. Antes de la entrada en vigor de la Ley 287-G, al indocumentado tenían que liberarlo las autoridades locales si en las 48 horas siguientes a su detención no pasaba la Migra para deportarlo.

La calle o el Congreso

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

Tienen el mapa correcto de la isla equivocada. Florestán

Desde que en mayo pasado Andrés Manuel López Obrador marcó la ruta en el tema energético, primero debates y luego consulta, no a la discusión, todo ha marchado por ahí.

Los suyos han desconocido el acuerdo unánime de la Junta de Coordinación Política del Senado, que sostiene que terminados los debates procesarán en comisiones las iniciativas presidenciales, lo que rechazan los fapistas en línea con AMLO, quien ya fijó tres fechas para la consulta y los pasos a seguir, reiterando que si intentan discutir siquiera –no se diga aprobar– las iniciativas enviadas al Congreso por el presidente Calderón en abril pasado, tomarán las calles y las tribunas legislativas para impedirlo.

El método es recurrir a la presión social al estilo Evo Morales para impedir que la mayoría del Congreso pueda ejercer su función y revise esas propuestas del Ejecutivo, lo que, ciertamente, va en contra del ejercicio democrático, pero no en la lógica de López Obrador, quien ha cancelado esa vía, desconocido a las instituciones, recargado en lo que llama “pueblo”, como sinónimo de una mayoría nacional a su favor.

Ahora veremos hasta dónde el gobierno, con su partido y sus legisladores, está dispuesto a llegar y cómo, también, hasta dónde va a llegar el PRI, quiénes del PRI y con cuánto, y hasta dónde la gente va a seguir a AMLO.

Estamos ante una prueba para todos: para la capacidad de decisión del presidente Calderón; para el futuro de los partidos que ocultan en este tema sus crisis internas; para la autonomía del Congreso; la paciencia de la sociedad y el destino del país, todo en riesgo en este lance en el que tantos proyectos y ambiciones están en juego y con el que se ha adelantado la sucesión presidencial, que sin duda pasa por el tema ya fundamental de la reforma energética, si va o no.

Y ver ahora cómo reacciona López Obrador a la propuesta priista de Manlio Fabio Beltrones.

Retales

1. FUERA ARNE.- Juan Camilo Mouriño tomó una decisión en la que reconoce lo que no funcionó: despedir a Arne Aus den Ruthen Hagg de su coordinación de asesores. Gran parte de los conflictos surgieron de esa oficina, como ya le contaré. Pero Mouriño aceptó, tomó los costos en busca de los beneficios y lo cesó;

2. LA GIRA.- Marcelo Ebrard ha iniciado su primera gira nacional con miras a la Presidencia en el 2012. El lugar, Michoacán; la temática, la reforma energética; y

3. COREANOS.- El caso de los coreanos secuestrados en Tamaulipas debería llevar a las autoridades federales a investigar el tráfico de orientales, pero con más eficacia y decisión que el tráfico de cubanos, donde se mueven miles de personas con millones de dólares, y por eso no hay un solo jefe de esa mafia detenido.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Ganaron los conservadores

Pablo Hiriart
Vida Nacional
Excélsior

Si no ocurre algo extraordinario en las siguientes semanas, iremos a una pálida reforma en materia petrolera que no va a servir para relanzar la industria ni detonar el crecimiento económico ni el empleo.

Todo indica que ganaron los conservadores, los dinosaurios y los medrosos ante la presión mediática ejercida por los que quieren que le vaya mal a México para que le vaya bien a sus partidos y a sus caudillos.

Fue imposible el consenso ¡aun en aquello en que están de acuerdo!

Necesitábamos, por lo menos, una reforma como la planteada por el presidente Lázaro Cárdenas en 1939, cuando en su exposición de motivos dijo al Congreso:

“Reconocida, pues, la posibilidad de admitir la colaboración de los particulares, el Gobierno consideró la conveniencia de fijar las líneas generales de un régimen contractual”, y a continuación propuso las reformas a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en materia de Petróleo:

“Artículo 6º. El petróleo al que se refiere al artículo 1º será explorado y explotado por la Nación como sigue:

“I. Mediante trabajos realizados en forma directa y

“II. Por conducto de las instituciones que al efecto cree la ley.

“Artículo 7º. En el caso previsto por la fracción I del artículo anterior, podrán celebrarse contratos con los particulares, a fin de que éstos lleven a cabo, por cuenta del Gobierno Federal, los trabajos de exploración y explotación, ya sea mediante compensaciones en efectivo o equivalentes a un porcentaje de los productos que se obtengan.

“Artículo 8º…

“III. La forma de determinar la compensación y los límites dentro de los cuales deberá fijarse el porcentaje de que habla la parte final del artículo 7º, en la inteligencia de que deberá tomarse siempre como base para otorgar esa compensación la de que los contratistas recuperen las inversiones que efectúen y obtengan una utilidad razonable.”

¿Por qué no se pudo?

Necesitábamos, por lo menos, una reforma que recogiera lo expuesto hace apenas unos meses por el líder de los senadores del PRI, Manlio Fabio Beltrones: “Es ridículo que Pemex pueda asociarse con empresarios privados en el extranjero para producir gasolinas, y no pueda asociarse en México”.

¿Por qué no se pudo?

Necesitábamos, cuando menos, lo que propuso el Partido Convergencia, en su Plataforma Electoral registrada ante el IFE:

“26. Lograr una reforma en materia de energía que aumente las capacidades productivas del país y permita su viabilidad en el largo plazo y que incluya de manera integral el petróleo, gas y electricidad, con medidas como:

a. Mantener la rectoría del Estado sobre la política energética.

b. Establecer una política energética integral.

c. Permitir la participación regulada de particulares.

d. Dotar de autonomía administrativa y operativa a las empresas públicas de energía (Pemex y CFE).

e. Encontrar formas de asociación con particulares, sobre todo empresas nacionales, para revertir la disminución de reservas petroleras y aumentar la producción de gas natural.

f. Fomentar la participación de particulares en la generación de electricidad, reservando al Estado la transmisión y distribución de energía eléctrica.

g. Permitir a los ciudadanos la participación accionaria en Pemex.

h. Dar a los estados con reservas de hidrocarburos la posibilidad de explotarlos directamente, en donde no sea rentable para Pemex, mediante modelos de autogestión.

¿Por qué no se pudo?

Necesitábamos, por lo menos, lo que propuso López Obrador en su Proyecto alternativo de nación:

“Pero tampoco deberíamos descartar que inversionistas nacionales, mediante mecanismos transparentes de asociación entre el sector público y el privado, participen en la expansión y modernización del sector energético o actividades relacionadas, siempre y cuando lo permitan las normas constitucionales.”

¿Por qué no se pudo?

Necesitábamos, por lo menos, lo que presentó el gobierno de Felipe Calderón en sus iniciativas de reforma en materia petrolera.

¿Por qué no se pudo llegar a un consenso en aquello en que estaban de acuerdo?

Al parecer, ganó el consenso en torno a los miedos.

La reforma, salvo que suceda algo extraordinario, será el reflejo de la pequeñez y de la opacidad de nuestra clase política.

PRI: la reforma posible

Ricardo Alemán
aleman2@prodigy.net.mx
Itinerario Político
El Universal

Con una puntería que dejó boquiabiertos a amarillos y azules, el PRI no sólo presentó ayer su reforma petrolera sino que ratificó su calidad de “fiel de la balanza”

Es un “bien elaborado refrito” de la iniciativa presidencial
Hasta julio de 2009 sabremos el impacto de las enmiendas promovidas


Con una puntería que dejó boquiabiertos a amarillos y azules, el PRI no sólo presentó ayer su reforma petrolera sino que ratificó su calidad de “fiel de la balanza”.

¿Cuál será, al final, la reforma petrolera posible? Sí, la que ayer presentó el PRI, esa que con algunos ajustes menores —producto de acuerdos y negociaciones— será apoyada por el PAN y por la parte dialogante del PRD.

Por eso el PRD de Los Chuchos se apresuró a dejar claro que, antes del periodo ordinario de sesiones, presentará su propia iniciativa. El anuncio lo hizo el senador Carlos Navarrete, a quien los talibanes amloístas calificaron de “vendido”, “traidor” y toda clase de linduras, por cometer el pecado capital de hacer política.

¿Pero en qué consiste la reforma del PRI ayer, cuyo mérito debe ser acreditado a dos políticos de colmillo largo y retorcido: Manlio Fabio Beltrones y el ex candidato presidencial, Francisco Labastida?

En rigor, no es más que un “bien elaborado refrito” de la iniciativa del presidente Calderón. Se trata de una reforma que crea un nuevo Pemex: un moderno esquema corporativo, en manos del gobierno, sin la carga del sindicato, con nuevas fórmulas fiscales, y que podrá contratar, como hasta ahora, a empresas privadas para que hagan el trabajo, sin que se les pague en especie.

Según especialistas, es la misma reforma que presentó Calderón, pero con “un vestido diferente”, que le quita toda la carga negativa dizque privatizadora. Y casualmente —paradojas de la grilla—, buena parte de ese nuevo vestido que se elaboró para Pemex fue confeccionado por la parte seria y sensata de los amarillos.

Y es que, en buena medida, lo que vemos en torno a Pemex no es más que un trabajo político de “filigrana” con objetivos bien definidos y que pretende dejar “chiflando en la loma” a los fanáticos de AMLO, que terminarán autorrelegados de la reforma, gritando rabiosos que de todas formas se privatizará Pemex, en tanto que la reforma aprobada no será la que presentó el PAN, sino la exhibida ayer por el PRI, a la que a regañadientes —para efectos mediáticos— se sumará un sector de los amarillos, quienes en realidad son dueños de buena parte de la paternidad del chamaco.

Así, el desenlace en septiembre —el de la reforma petrolera aprobada por la mayoría de los tres grandes partidos, a los que se sumarán Panal, Verde y Alternativa—, para efectos mediáticos, resultará de un largo proceso de gritos y sombrerazos, tomas de tribunas, prolongados debates, risibles consultas ciudadanas y, luego de ello, un acuerdo político cercano al consenso.

Luego de ese proceso —realizado al estilo del viejo PRI, que apuesta al tiempo como fórmula para el reacomodo—, la imagen de amplios sectores sociales será que los talibanes amarillos son un puñado de intransigentes que a todo dicen que no y cuyo objetivo es dinamitar no al gobierno de Calderón, sino al Estado todo. ¿Por qué dinamitar al Estado? Porque creen que luego de la vergonzosa derrota electoral de julio de 2006, sólo pueden llegar al poder mediante el terrorismo político.

Es decir, que luego de todo un tortuoso camino político, la reforma petrolera “posible” no será la que presentó el presidente Calderón, sino una modalidad preparada por el PRI —lo que le quitará a la reforma el tufo de privatizadora—, cuyos elementos centrales salieron de la autoría de un sector amarillo. Así, en la cola de la reforma aparecerá un PAN aparentemente sometido que, en esa lógica mediática, deberá tragar sapos y serpientes.

Algunos dirán que el ganancioso de la reforma será el PRI de Beltrones, de Labastida, de Paredes o de Gamboa. Otros le acreditarán a ese partido haber sometido al Presidente y echado abajo su propuesta. Una porción menor de ciudadanos dirá que ganaron los sectores negociadores del PRD, y no faltarán las voces de los que, ya en el delirio, dirán que gracias “al movimiento” de AMLO se hizo la reforma.

Pero será hasta julio de 2009 cuando conozcamos la verdadera encuesta sobre esa reforma, el impacto social de otras enmiendas promovidas por el gobierno de Calderón en la primera mitad de su gestión; conoceremos la encuesta sobre la actitud asumida por un PRI negociador, dialogante y dispuesto a regresar al poder, y sobre un PRD fracturado y destruido por sus guerras intestinas. Ahí sabremos si Calderón, Beltrones o AMLO hicieron el trabajo adecuado, no sólo en la reforma petrolera, sino en la política real. Al tiempo.

En el camino

Felicidades a Gustavo Lomelín por el inicio de una alternativa noticiosa en la televisión matutina, en el canal 34 mexiquense, frecuencia que de suyo marca brecha.

Numeralia petrolera

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
Excélsior

Hace dos años terminaba el primer semestre y los mexicanos se aprestaban a ir a votar. ¿Lo recuerda? Efectivamente, no fue hace mucho tiempo. Pero en este par de años mucho ha cambiado en materia petrolera. A continuación presento una comparación de la situación entre junio de 2006 y junio de 2008 según datos de Pemex.

• La producción mexicana de crudo cayó 14 por ciento. En 2006 el país producía 3.3 millones de barriles de petróleo diarios en promedio. En 2008 la cifra había caído a 2.9 millones de barriles diarios. La razón fundamental de esta caída es el derrumbe en la producción de crudo de Cantarell. Durante el primer semestre de este año el principal yacimiento mexicano registró la producción más baja desde 1996.

• Las exportaciones de crudo mexicano cayeron 24 por ciento. En junio de 2006 eran de 1.9 millones de barriles diarios en promedio. En junio de 2008 fueron 1.4 millones de barriles diarios.

• La única buena noticia es que el precio del petróleo creció 76% en estos dos años. La mezcla mexicana se vendió en un promedio de 53 dólares por barril durante el primer semestre de 2006. Para 2008 la cifra alcanzó los 94 dólares por barril.

• El incremento en el precio excedió la caída en el volumen de exportación de crudo por lo que el valor de las exportaciones mexicanas de petróleo creció 35% en dos años. A junio de 2006 se habían acumulado un total de 18 mil millones de dólares por exportaciones de crudo. A junio de 2008 se acumularon 25 mil millones de dólares.

• Sin embargo, durante el mismo periodo creció 104% el valor de las importaciones a México de derivados del petróleo. En junio de 2006 se habían gastado seis mil millones de dólares en este tipo de importaciones. Terminando el primer semestre de 2008 esta cifra había alcanzado los 12 mil millones de dólares.

• Esto significa que México está gastando cada vez más dinero de lo que obtiene de sus exportaciones petroleras para financiar sus importaciones de derivados del hidrocarburo. A junio de 2006, las importaciones representaban 33% de las exportaciones. A junio de 2008 la proporción subió a 50 por ciento.

• Parte importante del incremento en las importaciones se explica por el crecimiento en el consumo de gasolinas que creció 11% entre 2006 y 2008. En junio del primer año se consumía un promedio de 707 mil barriles diarios de combustible. Dos años después el consumo alcanzó los 786 mil barriles diarios.

• La importación de gasolina creció 46% en dos años. En junio de 2006 se importaba un promedio de 226 mil barriles diarios de combustible. En junio de 2008 se importaba un promedio de 330 mil barriles diarios.

• El valor de estas importaciones de gasolina creció 112 por ciento. En junio de 2006 México gastó un total de tres mil millones de dólares para importar gasolina. Durante el primer semestre de este año, el país gastó un acumulado de siete mil millones de dólares.

Conclusiones: lo que ha salvado al país hasta ahora es el incremento desproporcionado en los precios del petróleo. Sin embargo, aun con este factor, es muy preocupante la caída en la producción petrolera. No está lejos del horizonte el día en que todas las exportaciones mexicanas de crudo se utilicen para pagar todas las importaciones de derivados del petróleo. Y en este contexto, resulta increíble que el gobierno siga subsidiando generalizadamente las gasolinas e incentivando su consumo.

Íngrid

Emilio Rabasa Gamboa
Profesor investigador del Tec de Monterrey, CCM
El Universal

Mientras que de México destacan en primera plana (The Guardian, 18 de julio) una foto a todo color de un doble de Sven-Goran Eriksson, el entrenador de nuestra selección nacional de futbol, llegando al estadio de CU con dos bellas y voluptuosas mujeres, la noticia de la liberación de la valiente colombiana Íngrid Betancourt Pulecio, secuestrada por más de seis años por las FARC, recorrió el mundo entero en todos los medios impresos y electrónicos. ¿Por qué?

No creo que a los medios les interese la biografía de Íngrid, hija de Gabriel Betancourt, ministro de Educación en el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, y de Yolanda Pulecio, reina de la belleza y diputada. Tampoco sus estudios en el Instituto de Estudios Políticos de París, ni la autoría de La rage au cœur (La rabia en el corazón), ni su carrera política como diputada, senadora y candidata a la Presidencia de Colombia, sino los términos de su secuestro desde el 23 de febrero de 2002.

En atención a la vida de los demás rehenes, poco es lo que ha dicho Íngrid sobre su cautiverio. En una entrevista con The Sunday Times reveló la enorme creatividad para el horror de su captor El Gafas (por los anteojos). “Ahora entiendo los campos de concentración, ahora entiendo a los nazis. Toda esta orgía de tortura y crueldad física”, señaló al diario inglés. Informó que la tenían encadenada del cuello a un árbol y que estuvo a punto de morir de malaria si no es por los cuidados de otro rehén, el cabo Guillermo Pérez, que le suministraba los medicamentos que conseguía para él y le negaban las FARC a ella. Íngrid llegó a pensar seriamente en su muerte como una forma de liberación. “Finalmente era una buena opción. Había perdido la esperanza”.

La privación de la libertad de cualquier persona (con excepción de la cárcel para el violador de derechos fundamentales) siempre será condenable. Ahora no se limita a la guerra, en la que se utiliza por los contendientes mediante el secuestro, como fue el caso de Íngrid. Otra forma todavía existente en países como Albania consiste en la aplicación del kanun, un código que autoriza la vendetta del “ojo por ojo y diente por diente”.

En un reportaje del Herald Tribune (julio 11) se informa del caso de Christian Luli, un joven albanés de 17 años que ha pasado los últimos 10 en su casa, privado de su libertad sin poder salir a la calle, porque es hijo de un hombre que asesinó a otro, y de acuerdo con el “feudo de sangre”, cualquier pariente de la víctima puede matarlo, pero no dentro de su casa. Sólo las mujeres y los niños están exentos de esta abominable tradición que data de 500 años, por la que la responsabilidad colectiva, con base en el parentesco, predomina sobre la individual.

Precisamente por la defensa del valor de la libertad es que el caso del secuestro de Íngrid ha adquirido una enorme resonancia internacional, que la convierte en una figura emblemática de una lucha que no se limita a Colombia, sino que es o debe ser global.