agosto 02, 2008

“Encabronados…”

Francisco Garfias
Arsenal
Excélsior

Dice Luis Carlos Ugalde que el libro que actualmente escribe es una “crónica personal” de cómo vivió el proceso electoral de 2006, el más cerrado y complicado en la historia reciente del país. El ex consejero presidente del IFE, quien dejó su cargo en diciembre pasado a consecuencia de los arreglos políticos entre partidos, jura, a lo largo de las páginas que escribió, que no intenta justificarse ni acusar a nadie. Aunque, admite, “mucha gente se va a encabronar”.

El relato de Ugalde arranca el primero de enero de 2006. A partir de ese día apuntó minuciosamente cada conversión, registró puntualmente cada hecho que le pareció relevante. Todo esta plasmado en el libro. “Sabía que lo que venía era importante”, nos comenta.

El libro debió haber salido el pasado 2 de julio. Lo tenía acordado con la editorial. Pero quedó satisfecho y decidieron aplazar su publicación para los últimos meses del año. Ugalde vive actualmente en Boston, pero regresa definitivamente a México en enero de 2009.

* * *

No hay ningún acuerdo firmado para que el PRD ocupe la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores. “Es un pacto verbal”, admite el senador Ricardo Monreal, integrante del escuadrón pejista que hace unos meses tomó la tribuna en Xicoténcatl. El zacatecano, como muchos otros perredistas, considera un grave error que el PAN y el PRI impidan que Carlos Navarrete presida la Mesa Directiva, a partir del mes de septiembre.

“Es una mala señal incumplir un acuerdo pactado. Las cosas se pondrían difíciles, el consenso se dificultaría, el ambiente se enrarecería. No veo que Navarrete constituya un problema para ellos. Es la línea moderada del PRD, la línea Zavaleta, pero en la Cámara de Senadores”, aseguró el ex gobernador.

Pero los panistas, apoyados por los priistas, no parecen muy dispuestos a dejar que el moderado perredista se siente en la vistosa silla de la presidencia. Ellos llevan mano. Es cuestión de números: El PAN tiene 52 senadores, el PRI 33.

El PRD apenas llega a 26. Si sumamos a los diez de Convergencia y el PT, serían 36. No le alcanza a Navarrete para dar un manotazo en la mesa. La presidencia del Senado requiere el voto de por lo menos 65 legisladores.

En el estira y afloja, Gustavo Madero, coordinador de la bancada del PAN, lleva la ventaja. La reelección para Santiago Creel, recién separado del liderazgo en la bancada azul, está en chino. No es bien visto en Los Pinos.

¿Y el priista Manlio Fabio Beltrones? preguntará usted. Él está muy cómodo en su silla de la presidencia de la Junta de Coordinación Política, órgano de gobierno en el Senado, y allí se piensa quedar.

El obstáculo mayor para la elección de Navarrete se llama Andrés Manuel López Obrador. En el remoto caso de que el perredista jugara en serio para la presidencia de la Mesa Directiva, tendrá que dejar bien claro lo que haría, en caso de que el tabasqueño diera instrucciones para una nueva toma de tribunas. La reforma energética puede ser el pretexto. ¿Su actuación sería institucional?, ¿iría contra el legítimo?

* * *

Nos dicen que los colaboradores de Josefina Vázquez Mota andan alborotados con la posibilidad de que la secretaria de Educación suba en las encuestas y pueda competir por la candidatura presidencial del PAN en 2012. Frecuente hacen mediciones de cómo anda su popularidad.

Los anima el hecho de que el único panista que figura realmente en los sondeos es Santiago Creel. El problema es que el senador no está en el ánimo del Presidente de la República. Eso, sin embargo, no parece ser definitivo en el PAN. Hay que recordar que el candidato de Fox no era Felipe.

Juan Camilo Mouriño, quien era la estrella del equipo de Calderón, se opacó con el tema de Ivancar. De los gobernadores azules no hay uno que brille. El jalisciense Emilio González Márquez es el más conocido. No precisamente por su habilidad política, sino por su generosidad —con dinero ajeno— en las limosnas a la Iglesia católica. Germán Martínez, jefe nacional, tiene cero carisma. Josefina lleva ya muchos años en la brega política. Tiene buenas relaciones con los intelectuales y la izquierda, y es conocida. En tierra de ciegos, el tuerto es rey.

* * *

Nos vamos a descansar una semana. Arsenal se volverá a publicar el martes 12 de agosto. Hasta entonces.

* * *

Moraleja de la semana: cuídate de la guanajuatización, no te vayas a convertir en momia.

Niños, el blanco

Yuriria Sierra
Nudo Gordiano
Excélsior

Será que nos hemos acostumbrado tanto a escuchar sobre ejecuciones. Será tal vez que hasta que se llega a nuevos niveles es cuando las noticias vuelven a hacernos ruido.

Desde hace meses las ejecuciones en todo el país han inundado el medio informativo y no porque se guste del amarillismo, sino porque han sido tantas que pasaron de ser una noticia aislada a convertirse en un problema de seguridad pública; porque de pronto los protagonistas han dejado de ser miembros de alguna organización criminal. Ahora, sencillamente son parte de la comunidad general. Peor aún, son aquellos que apenas empezaban a formar parte de ella.

Hace un par de días fueron encontradas en el interior de una casa, en Zapotlán, Jalisco, seis personas ejecutadas, de ellas tres eran menores de edad. La causa, evidentemente se desconoce.

El fin de semana pasado una pequeña de apenas tres años de edad fue alcanzada por una bala perdida producto de un ataque perpetrado por un par de personas que, bajo una capucha, realizaron en contra de una familia del Distrito Federal. Naomi, sigue en terapia intensiva.

Junto con ella, otra niña de ocho años también fue lesionada. Los responsables siguen sin identidad.

Hace casi un mes, en Chihuahua, un grupo de sicarios tomó alevosamente a un grupo de niñas como escudo para protegerse de los ataques de sus enemigos, que no era la policía, sino otra banda de delincuentes. Una de las niñas perdió la vida.

Sonora, Sinaloa, Zacatecas, Baja California, Michoacán, Aguascalientes y Tabasco son los estados que se suman a esta lista donde niños han sido víctimas de venganzas entre narcotraficantes, enfrentamientos entre bandas delictivas y unas autoridades —policiacas y militares— desde hace mucho minimizadas ante los alcances de estos delincuentes.

¿Qué sigue ahora? Para los habitantes de las ciudades donde se han registrado el mayor número de ejecuciones, en menores y adultos, la seguridad se ha convertido en una utopia, no sólo porque se han tenido que acostumbrar a vivir bajo un clima de miedo sino porque además han visto cómo los crímenes han dejado de ser exclusivos para quienes forman parte del crimen organizado.

Por lo que hemos visto y escuchado, ahora también los niños pierden la libertad y su vida. Ahora se han vuelto blanco de los sicarios, quienes ya los hacen parte de sus enfrentamientos; y más que como último recurso de su parte, esto debe tomarse como una prueba de hasta dónde están dispuestos a llegar con tal de no dejarse vencer por las autoridades, quienes, al parecer, necesitaban llegar a estos extremos, de otro modo no habrían sido rebasados…

Hace un par de días fueron encontradas en el interior de una casa, en Zapotlán, Jalisco, seis personas ejecutadas, de ellas tres eran menores de edad.