septiembre 10, 2008

Suplica Nelson Vargas apoyo de sociedad para encontrar a su hija

Fernando Martínez
El Universal
Ciudad de México
Miércoles 10 de septiembre de 2008

Pide el ex titular de la Conade a las autoridades que no consideren el tema de Silvia como un caso perdido y recordó que para él y su familia los 365 días del años son de esperanza


Ante la falta de resultados por parte de las autoridades encargadas de las investigaciones del secuestro de Silvia Vargas Escalera, la familia explicó que confía en estos momentos más en el apoyo de la sociedad.

De tal forma que lanzó un llamado a la comunidad para que proporcione cualquier dato o situación extraña que hayan percibido durante el plagio de la chica, ocurrido hace un año.

El ex presidente de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Nelson Vargas, luchó en varios momentos por contener el llanto, en conferencia de prensa, junto con su esposa Silvia Escalera y su hijo Nelson.

En la conferencia de prensa, Vargas aseguró que lo único que espera de las autoridades encargadas de las investigaciones del secuestro es que no tomen esta situación como un caso cerrado

La familia Vargas Escalera proporcionó algunos datos que podrían ayudar a que la gente identifique algunas situaciones extrañas que hayan notado el día del secuestro durante el trayecto de la víctima, de su casa a la escuela.

En ese sentido, mencionaron que Silvia Vargas tripulaba una camioneta Ford Escape 2001 negra, con placas de circulación 221 PSJ, del Distrito Federal, con cristales oscuros y rines de aluminio, la cual fue recuperada el 18 de septiembre de 2007.

Estimaron que el recorrido fue de San Jerónimo, pasando por la avenida Santiago, Luis Cabrera, Periférico, Altavista, Camino al Desierto de los Leones, hasta la avenida de Las Flores.

Durante la conferencia , Vargas padre expresó lo siguiente:

"Todos los días no dejaré de buscar a mi hija, vamos a insistir, no nos vamos a callar, no nos vamos a resignar porque nuestra niña es parte de nuestra alma. Cuanta noches le reclamé a Dios esta injusticia, ahora pido al pueblo mexicano que me ayude".

Por su parte Nelson Vargas hijo proporcionó algunas características físicas de su hermana para pedir que ayude a la sociedad a localizarla, y mencionó que, como señas particulares, Silvia cuenta con un lunar en la mejilla izquierda, cejas y pestañas abundantes, tez blanca y cabello oscuro.

Menciono también que el día de su secuestro vestía un pantalón de mezclilla, camiseta roja, tenis Converse del mismo color y un chaleco blanco con capucha.

Durante su intervención, la señora Silvia Escalera reiteró su mensaje a los secuestradores:

"Les pido a los señores que se llevaron a mi hija que me la devuelva y a cambio nosotros les entregamos lo acordado, no habrá represalias, no hay rencor".

La madre de Silvia Vargas también pidió clemencia a los plagiarios y los exhortó a que se comuniquen también en el caso de que la victima "ya este con Dios".

"El rastro' por Paco Calderón

Plagiarios de Martí están en la calle, dice esposa de Sergio Ortiz

Ciudad de México
El Universal
Redacción
Miércoles 10 de septiembre de 2008

Guadalupe Toriello rechazó que su esposo sea el líder de la banda de secuestradores de 'La Flor' y responsable del secuestro y homicidio de Fernando Martí

Guadalupe Toriello, esposa de Sergio Ortiz, presunto líder de la banda de secuestradores La FLor, rechazó las acusaciones que lo señalan como responsable del secuestro y homicidio de Fernando Martí.

"Yo quiero mandarle un mensaje al señor (Alejandro) Martí de que los verdaderos culpables están en la calle... mi pésame para él", dijo.

Señaló que teme por su vida y la de sus hijos, Miguel Ángel y Sergio Ortiz Toriello

En entrevista para W Radio, los hijos y esposa del ex agente judicial federal lo consideraron un "chivo expiatorio" y rechazaron que Ortiz se dedicara a actividades ilícitas.

"Yo nada más le quiero decir que es una injusticia, es una infamia, sí dicen que él es el líder intelectual sería muy tonto después de que lo asaltan y que le quitan tarjetas, celulares, identificaciones presentar una denuncia en la delegación, si era el líder intelectual

sería un líder idiota, no puede ser eso señor, yo estoy indignada, temo por mi vida, mi marido está en el hospital, quedó cuadrapléjico, ahora entiendo porque yo quería que falleciera, que Dios se lo llevara ahora entiendo porque tiene que vivir para defenderse de lo que le querían sembrar", dijo Guadalupe Toriello.

Miguel Ángel Ortiz Toriello, señalado por su nivel de vida, rechazó que posea autos de lujo, dijo que tiene nueve años laborando en el Centro de Estudios en Ciencias de la Comunicación (CECC), donde da clases y dirige una revista interna, y que la camioneta Mercedes Benz que maneja se la vendió en pagos esa institución.

"Fueron al otro día del atentado contra mi padre, el 22 de agosto, fueron a catear a la casa de mis padres y después el dos de septiembre llegaron a mi domicilio, espantaron a mis vecinos, pasaron a mi casa, me dijeron que buscaban armas, drogas, dinero o joyas relacionadas con el secuestro, vivo en Jardínes de la Montaña, los medios están confundiendo las cosas porque dicen que es casa propiedad de mi padre y que tiene casas en Pedregal y que tiene casas en Jardínes de la Montaña, mentira yo llevo un año y algo rentando en ese domicilio", dijo.

Sobre la residencia que habita en el exclusivo fraccionamiento de Jardínes en la Montaña, aseguró que paga una renta de 10 mil pesos mensuales y que tiene los documentos que lo prueban.

Por su parte, Sergio Ortiz Toriello aseguró que la información que vincula a su padre con la banda de La Flor es falsa y reiteró que su padre tiene un nivel de vida modesto.

"Están utilizando el caso de mi papá como un chivo expiatorio. Quiero mandarle un mensaje al señor Martí de que no se deje engañar de esto y que vaya él mismo a esclarecer esto hasta el final", aseguró.

Sergio Ortiz agregó que solicitó una audiencia con el jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, "estoy abajo de su oficina y decidí no entrar, él ni estaba en su oficina, está en un evento, me habían dado cita, convoqué a los medios a una conferencia para demostrar la inocencia de mi padre, están utilizando a mi padre como chivo expiatorio, lo están utilizando".

Guadalupe Toriello aseguró que sólo poseen una casa con valor de un millón y medio de pesos, así como dos automóviles, ninguno de lujo ni de modelo reciente.

Sobre si sospecha de que su esposo tenga una doble vida, señaló que "para nada, tengo 39 años de casada, 40 de estar juntos, porque tenemos un año de novios más, nunca jamás, él en su carrera policiaca nunca tuvo ningún problema, al contrario, tuvo reconocimientos señor, y no es ex agente de la ..., fue comandante judicial, el licenciado Morales Lechuga le dio el reconocimiento no es ex agente es comandante, no tiene ninguna otra vida".



Ortiz Juárez se encuentra grave en un hospital vigilado por el Ejército y una fuerza especial de la policía capitalina, tras un atentado sufrido el pasado 22 de agosto, presuntamente por miembros de la banda que dirige.

Toriello descartó que su esposo fuera víctima de un atentado perpetrado por miembros de la banda que presuntamente dirigía e informó que fue víctima de un asalto, en el que fue despojado de 10 mil pesos, al salir de un banco el pasado 22 de agosto.

Además, aseguró que Ortiz Juárez acudió a las autoridades a levantar una denuncia por ese robo, por lo que cuestionó: "si es el líder de una peligrosa banda, ¿por qué no lo detuvieron?"

Sobre Lorena Hernández, la señora Toriello dijo que jamás la ha visto "nunca, la ví ayer en la televisión, no señor.

Los familiares de Ortiz Juárez insistieron en que son víctimas de las autoridades que buscan fabricar un culpable del caso del secuestro y homicidio de Fernando Martí.

La operadora de La Flor era policía activa en SSP federal

Aunque el subsecretario Facundo Rosas desestimó la versión, documentos en poder de este diario prueban que Lorena González era subinspectora al momento del plagio del joven Fernando Martí.

Milenio / México.- Lorena González Hernández, la mujer que presuntamente ideó e instaló el falso retén para secuestrar al joven Fernando Martí el pasado 5 de junio, ocupaba un cargo de subinspectora y estaba adscrita al área de Coordinación de Inteligencia para la Prevención, de la Secretaría de Seguridad Pública Federal. Su función principal era la investigación de ilícitos.

La mujer estudió la licenciatura en negocios internacionales en el IPN (carrera que finalizó) y estuvo en la Agencia Federal de Investigación (AFI) hasta fines de 2007, donde tenía un sueldo de 40 mil pesos.


Fue la propia dependencia federal la que detuvo a González Hernández y la entregó a la PGJDF una vez que fue reconocida por el escolta de la familia Martí, Cristhian Salomón Flores, quien ratificó su declaración ante el Ministerio Público del fuero común como parte de la indagatoria que se sigue para dar con los integrantes de la banda de La Flor, responsable del plagio del joven de 14 años.

Cuestionado sobre el caso, el subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la SSP federal, Facundo Rosas, señaló lo contrario. Si bien aceptó que la operadora de la banda perteneció a la AFI y estuvo adscrita a la Interpol, manifestó que estaba en el proceso de evaluación de confianza para ingresar a la Policía Federal.

“Respecto a Lorena González Hernández, debo precisar que esta persona tenía antecedentes en la extinta Policía Judicial Federal; de ahí pasó a la AFI, donde colaboró en el área de Interpol. Ahí trabajó hasta finales de 2007, cuando inicia sus trámites para ingresar a la Policía Federal.

“En ese estatus se encuentra: estaba realizando trámites para ingresar a la Policía Federal; estaba en proceso de evaluación del control de confianza. Recuerda que estamos en la transición, estamos a la espera de la ley que se ha propuesto al Congreso y entonces estaremos en condiciones de precisar quiénes están dentro de la Policía Federal y quiénes quedarían en la AFI.”

—¿La mujer estaba en activo al momento de su captura?

—Estaba en las instalaciones, estaba haciendo sus trámites, como ya había contestado. Estaba en esa etapa, estaba en su proceso de evaluación del control de confianza. Hasta que terminen todas las baterías puede decirse que ya es parte de la estructura.

Datos de la operadora
En información proporcionada por autoridades federales se refiere que el puesto que ocupaba González Hernández en la SSP federal era el de subinspectora, adscrita al área de Coordinación de Inteligencia para la Prevención.

Es propietaria de un terreno de 153 metros cuadrados, cuyo valor asciende a 700 mil pesos, y hasta la fecha de su declaración patrimonial (mayo de 2008) tenía 188 mil 707 pesos en su cuenta bancaria.

En su declaración de 2007, cuando todavía pertenecía a la PGR, donde fue subdirectora de área, se refiere que vivía en unión libre y tenía 105 mil pesos en su cuenta de banco.

Implicados
La detención de Sergio Humberto Ortiz Juárez, supuesto líder de La Flor, se dio a partir de una denuncia anónima, al parecer de sus cómplices, quienes les dispararon en tres ocasiones en agosto pasado y denunciaron luego que estaba internado en un hospital del IMSS ubicado en la delegación Tlalpan.

Hasta ahora están detenidos seis personas por este caso. El propio Ortiz Juárez, Lorena González Hernandez, los hermanos Noé e Israel Cañas Ovalle, Marco Antonio Romero y el comandante José Luis Romero Ángel.

Lo que sea de cada quien

Carlos Marín
cmarin@milenio.com
El asalto a la razón
Milenio

Si los gobiernos federal y de la Ciudad de México se van a comportar igual que los malos policías, como solía ocurrir con judiciales y preventivos cuando se desgreñaban por alzarse con la medalla de algún operativo contra la delincuencia, los compromisos del Consejo Nacional de Seguridad Pública estarán sujetos a caprichos políticos y condenados a fracasar.

Es bueno saber que el caso Martí, que provocó la reunión de todos los implicados en el problema de la inseguridad, está por ser esclarecido; y también que las autoridades informen sobre los avances de la averiguación que conduzca a la detención y el encarcelamiento de todos los responsables.

Lo turbio es que tanto el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, como el procurador local, Miguel Ángel Mancera, hayan reconocido únicamente algo así como “la colaboración” de las autoridades federales, escamoteando el dato clave de que fue la Secretaría federal de Seguridad Pública la que detuvo y les entregó a la mujer que montó el retén para secuestrar al niño.

Tan importante como resolver el caso es que se informe con transparencia.

Inflación y subsidios a las gasolinas

Leo Zuckermann
Juegos de Poder
Excélsior

El semestre pasado, el gobierno decidió subsidiar las gasolinas para mantener baja la inflación. Atrás de esta decisión había un objetivo político. La administración calderonista no quería que la inflación se incrementara, como ha sucedido en todos los países del orbe, para mantener la popularidad del Presidente y su partido. Se trató, y así lo advertí desde mayo, de una intervención política de la economía. Desde entonces puse en duda que esta política de precios podría sostenerse. No porque yo sea vidente, sino por una razón sencilla: los políticos no le pueden ganar al mercado. Por más que quieran, el destino siempre los alcanza. Invariablemente llega el día en que la distorsión en los precios relativos y un subsidio creciente se vuelve insostenible para la economía y las finanzas públicas.

En junio pasado, el secretario de Hacienda aseguró que los subsidios a las gasolinas sí eran sostenibles porque el gobierno no estaba incurriendo en déficit alguno. Efectivamente, se trataba de un costo de oportunidad. Si Pemex vendiera las gasolinas a precio internacional, el gobierno recaudaría dinero que se podría utilizar para fines públicos más loables que subsidiar a las clases más privilegiadas que son las que poseen automóviles.

Muchos me han dicho que el subsidio también beneficia a los más pobres porque mantiene la inflación baja. Pero me temo que los mercados no funcionan así de fácil. Resulta que, con todo y el subsidio, la inflación se disparó. En julio alcanzó una tasa anualizada de 5.39 por ciento. El banco central ya elevó su proyección anual a seis por ciento. La inflación se hizo presente porque los precios de otras materias primas sí se incrementaron. Pero también porque los agentes económicos se adelantaron al inevitable incremento de las gasolinas. Muchos no creyeron, con razón, que el gobierno iba a poder sostener el subsidio y, en consecuencia, subieron los precios de sus productos. Sabían que llegaría el día en que la economía le ganaría a la política. De esta forma acabamos en el peor de los mundos: con gasolinas subsidiadas, pero con una inflación más alta de la prevista.

A partir del segundo semestre, el gobierno comenzó a acelerar los incrementos a las gasolinas, sobre todo el diesel que estaba más subsidiado. Tan sólo en los últimos 15 días, se han registrado tres aumentos. Y el lunes, el secretario de Hacienda, que en junio dijo que el subsidio era sostenible, finalmente cambió su discurso. Afirmó que el subsidio “se reducirá a 57.5% de los 240 mil millones de pesos de este año, para quedar en 138 mil millones de pesos en 2009”. Agustín Carstens anticipó que “los precios de las gasolinas continuarán ajustándose gradualmente, aunque no hay una regla exacta para modificar esas cotizaciones ya que las variaciones responderán al desempeño de los mercados externos y de los ingresos petroleros del país”. En una entrevista posterior, el secretario anunció que habrá alzas “reducidas” cada semana hasta que los precios converjan con los costos de las gasolinas internacionales.

Desgraciadamente, el discurso gubernamental es confuso. Por un lado, aceptan que el subsidio es insostenible y prometen una corrección: los precios de los combustibles se incrementarán. Pero, por otro lado, proponen mantener el subsidio. Al parecer, no han claudicado del todo en utilizar los precios de las gasolinas como ancla inflacionaria. Hay señales encontradas que generan incertidumbre. Y cuando hay incertidumbre, los agentes económicos asumen lo peor y, en consecuencia, suben los precios de sus productos para protegerse.

Qué bueno que el gobierno finalmente haya decidido eliminar el absurdo subsidio a las gasolinas. Pero ahora le toca mandar señales más claras a los mercados para evitar que la inflación en 2009 se dispare, tal como ocurrió en 2008 con todo y el colosal subsidio a las gasolinas.

¿Una estatua para Galileo en el Vaticano?

Juan María Alponte
México y el mundo
El Universal

Circula por la prensa italiana una historia: que un donante anónimo ha ofrecido al Vaticano pagar una estatua de Galileo, es decir, el Galileo Galilei que naciera en Pisa en 1564 y que fuera condenado por la Inquisición (no añado “Santa”), como hereticus relapsus, hereje intratable, en 1633.

Le fue ahorrada la hoguera, que sí padeció Giordano Bruno (fraile dominico) en 1600, porque, atemorizado por la tortura, se retractó aunque dejara tras de sí, aunque nadie puede asegurar que sea cierto, su famosa frase: “Eppur si muove”, esto es, “Sin embargo se mueve”. La gente la aclamó como rebelión.

La Inquisición, que celebró el juicio, con Galileo vestido de penitente, en la iglesia de Santa María Minerva, lo declaró hereje intratable porque defendía el sistema de Copérnico que, sin más, asumía que la Tierra giraba alrededor del sol y no al revés. La doctrina eclesial mantenía la hipótesis de que la Tierra, hecha por Dios para morada del hombre, suponía que el sol y los astros giraban en torno de la Tierra como prueba de adoración a la obra del Creador. Una inmensa tragedia científica y moral que dos de las hijas de Galileo —nacidas fuera del matrimonio— convertidas en monjas de clausura posibilitarían un diálogo con su padre, al que adoraban y reconocían su genio de extraordinario interés humano. Algunas de las cartas de sor María Celeste a Galileo (que la madre superiora no quemó como era su propósito) han pasado a un libro escrito por Dava Sobel. Comenzaban: “Ilustrísimo señor padre”. Terminaban: “Vuestra hija afectísima, sor María Celeste”.

Ese hombre, ese sabio —sor María Celeste se impuso ese nombre porque de su padre decían que era el “mensajero celeste” o el “mensajero de las estrellas”— transformó las ideas científicas y su telescopio abrió la imaginación humana a una nueva y fecunda visión del sistema planetario. Copérnico, Galileo, Newton, son parte, con Darwin, de una etapa nueva de la humanidad. Cuando al inquisidor florentino le llegaron noticias de Galileo estaba gravemente enfermo e hizo saber su respuesta: “Si Galileo retrasa su comparecencia será conducido a Roma cargado de cadenas”.

El 5 de enero de 1642, después de recibir los santos sacramentos, murió Galileo. El año en que murió nació Isaac Newton. No per accidens. La vida, además de prodigiosa, abunda en lecciones imprevistas. Prueba de ello es que el 31 de octubre de 1992 el papa Juan Pablo II, en famoso discurso ante la Academia Pontificia, volvió a replantear, con indisputable revisión —meditada y cuidadosa—, la historia inquisitorial del caso Galileo.

Su discurso, pocas veces citado y analizado, tiene partes sustancialmente importantes: “…Si la cultura —dice— contemporánea está marcada por una tendencia al pensamiento científico, el horizonte cultural de la época de Galileo era unitario y portaba la huella de una formación filosófica particular. Ese carácter unitario de la cultura, que en sí es positivo y deseable, hoy todavía fue una de las causas de la condena de Galileo. La mayoría de los teólogos no percibía la distinción formal entre la escritura santa y su interpretación, lo que los condujo a trasponer, indebidamente, en el dominio de la fe una cuestión que de hecho competida a la investigación científica…”. “Paradójicamente —añadía en el discurso—, Galileo, creyente sincero, se mostró más perspicaz sobre ese punto que sus adversarios teológicos”. “Si la escritura puede errar —escribió Benetto Castelli— algunos de sus intérpretes y comentaristas lo pueden (hacer) de varias maneras”.

Lo cierto es que la idea de ese donante anónimo de una estatua de Galileo ha devuelto al sabio a nuestra pasión del conocimiento y, por tanto, al imaginario colectivo. El párrafo, citado por el Papa, de Benetto Castelli, es de una carta del 21 de diciembre de 1613 en Edizione nazillon delle Opere di Galileo.

Sin piso común

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

La democracia mexicana no se construyó sobre consensos básicos de hacia dónde quería ir el país, sino sobre desacuerdos fundamentales que no tenían otra forma civilizada de expresión que la pluralidad democrática.

La democracia fue en México no una diversidad de propuestas políticas para alcanzar los mismos fines, sino una diversidad de proyectos históricos, en muchos sentidos irreconciliables.

El piso común de una sociedad es el acuerdo sobre unas cuantas cosas fundamentales. Digamos, estas cuatro:

1. Aquello que debe obligar a todos, es decir sobre el estado de derecho y las leyes vigentes.

2. Aquello que todos tienen derecho de poseer y multiplicar, es decir, los derechos y garantías de propiedad.

3. Aquello que constituye la obligación fundamental y el límite básico del gobierno: el tipo de Estado que se quiere.

4. Aquello que hace funcionar la economía, los agentes que tienen legitimidad política y moral para ocuparse de ella.

Si la sociedad comparte convicciones en estos órdenes mínimos, sus políticos podrán diferir creativamente en cómo lograrlas, estarán ofreciendo una competencia de eficacias: cómo ir de la mejor manera hacia el mismo lugar.

No es el caso de la sociedad mexicana, que tiene convicciones divergentes o encontradas en todas estas materias.

1. No está de acuerdo en aquello que debe obligar a todos, pues una enorme porción de mexicanos vive desacatando la ley, en riesgo personal de ser reo de ella si la ley se aplica sin excepciones.

2. No está de acuerdo en los derechos de propiedad, pues una buena parte de la propiedad mexicana o está sujeta a litigio, o está sujeta a sospecha de haber sido mal habida, o puede ser confiscada por los gobernantes por razones de utilidad pública.

3. No está de acuerdo tampoco en la obligación fundamental del Estado, que sería aplicar la ley, pues no tiene un acuerdo fundamental sobre la legitimidad del Estado ni sobre la justicia de las leyes.

4. No tiene, por último, una idea común de lo que debe regir en la economía. Por un lado desconfía de los propietarios y los inversionistas privados, y de su legitimidad en la creación de riqueza. Por el otro, el Estado y la inversión pública no han sido instrumentos eficientes para ordenar o suplir la iniciativa de particulares.

La democracia ha dado representación política a estas convicciones divergentes. Lo que vemos desde el triunfo de la democracia, es el empate político de creencias fundamentalmente distintas sobre lo que el país debe ser.

Los costos económicos de la inseguridad

Jorge Fernández Menéndez
Razones
Excélsior

No existe un cálculo real de la dimensión, del daño, que genera la inseguridad en la vida cotidiana de todos nosotros. Lo podemos medir con los gastos que ocasiona en las empresas y que termina cargándose a los consumidores; lo podemos observar en nuestra economía cotidiana, cuando la seguridad, la mínima, la más elemental, se debe cargar a nuestros presupuestos o cuando, un simple robo, un asalto callejero, puede despojar a muchos trabajadores de una quincena que de todas formas no llega a cubrir el gasto.

Pero se puede medir, también, desde otra dimensión: desde la macroeconomía. En días pasados se dio a conocer el Índice de Confianza del Consumidor y resultó el más bajo desde que se comenzó a medir el mismo en enero de 2003: si en ese mes era de 100 (midiendo diversas variables, muchas de ellas subjetivas, como la percepción de los consumidores sobre si deben comprar o no bienes de consumo duraderos), en agosto pasado el Índice de Confianza del Consumidor fue de 89.6, lo cual implicó una caída de 17 puntos, con respecto al mismo mes del año pasado. En julio, el mismo índice cayó, prácticamente un punto. La inseguridad no está medida en este Índice pero me pregunto si alguien podría percibir mejor la situación presente y futura de la economía del país, en un contexto crítico para la seguridad pública cuando la percepción ciudadana sobre la misma es la más endeble que se ha tenido en años. Y si la percepción sobre la seguridad personal es baja, lo será la percepción de los consumidores, con todo lo que ello implica a la hora de decidir comprar o no un producto.

La inflación alcanzó 5.57% en agosto y la mezcla mexicana del petróleo de exportación, que estuvo arriba de los 130 dólares por barril en julio, ha caído, siendo todavía un precio muy alto, por debajo de los 100 dólares. La posibilidad de que se estabilice en unos 80 dólares es la estimación más creíble para el futuro inmediato, pero con la volatilidad internacional nadie puede predecir nada con mucha exactitud. Sin una reforma energética profunda será difícil avanzar en el sector económico más promisorio para el país, y paradójicamente pagamos un precio cada día más alto por los rezagos existentes. Un importante miembro del gabinete presidencial decía días atrás que no se habían detectado inversiones que se hubieran suspendido o cancelado por la inseguridad, pero la verdad es que nadie sabe cuántas inversiones no se contemplaron al evaluar los costos que la inseguridad puede generar a un inversionista, nacional o extranjero. Consideremos, solamente, cuántos empresarios o personas con un cierto nivel económico han decidido dejar el país o sacar del país a sus familias, ¿alguien puede creer que si ellos han decidido dejar el país, aunque sea temporalmente, continuarán con el mismo ritmo de inversiones en México?

Todo eso, en última instancia, se refleja en el Presupuesto que acaba de entregarse al Congreso, que contempla un aumento de 54 mil millones de pesos para las áreas de seguridad y justicia. En total serán cerca de 102 mil millones de pesos los asignados al sector en su conjunto. La magnitud del esfuerzo que se debe realizar la podemos medir con los recursos asignados a la Secretaría de Desarrollo Social, que es de 66 mil millones; a Salud que es de 76 mil millones o Educación Pública, que es de 185 mil millones. En otras palabras, el año próximo el aumento presupuestal más significativo no sólo será en seguridad pública sino que en ella deberemos invertir un porcentaje muy alto de los recursos públicos.

Difícilmente alguien podría estar en desacuerdo con ello, dada la crisis que afronta el sistema de seguridad pública en el país y el objetivo de contar con una policía depurada y eficiente, que obliga a invertir en tecnología pero también en recursos humanos (no sólo en el ámbito federal sino también en los estados y municipios, donde hay unos veinte elementos policiales por cada federal) y hacerlo en un plazo corto. Pero ello implica también que la inseguridad, la delincuencia, también nos está robando desde ese ámbito: tendremos que invertir más en ella que en salud o políticas sociales.

El resultado de todos esos costos, desde los individuales o familiares, pasando por los empresariales y llegando a los públicos es altísimo. Y constituye una razón más por la cual se debe romper con la cadena de impunidad que es el eslabón clave de la proliferación de la delincuencia.

Diputados: Ruth y salarios

Hablando de seguridad: la diputada Ruth Zavaleta, que hace poco dejó la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara baja, acaba de ser designada por su sucesor, el priista César Duarte, como la responsable de coordinar y darle seguimiento a todos los compromisos asumidos por los diputados en los acuerdos de seguridad y justicia firmados el 21 de agosto pasado. Es, quizás, junto con la reforma petrolera, el tema más importante que queda en la agenda legislativa y le dará a Zavaleta un espacio privilegiado para aprovechar el capital político que acumuló durante el último año. No deja de ser significativo que en la encuesta de Ulises Beltrán sobre el reconocimiento y la aceptación de los dirigentes perredistas, Zavaleta aparece con un conocimiento de 42% de la población (muy por encima de muchos otros dirigentes de ese partido) y, más importante aún, con una opinión favorable de 5.7 (López Obrador apenas llega a 4.4). Si la gente, como muestra esa encuesta, sigue premiando a los políticos más sensatos de nuestra izquierda, el panorama para Ruth (como para Lázaro y Cuauhtémoc Cárdenas o para Amalia García, los mejor calificados de todos los perredistas) deberá ser mucho más propicio en el futuro.

Y hablando de diputados, ¿alguien puede explicarle a nuestros legisladores que no pueden pedir un aumento de 16% para 2009 como lo están solicitando?, ¿en qué país viven?

¿Querrá un muerto?

Ricardo Pascoe Pierce
Analista político
ricardopascoe@hotmail.com
El Universal

La polémica desatada por las declaraciones de dirigentes del FAP externando su intención de “derrocar” a Calderón ha sido seguida por declaraciones de los mismos emisores descalificando sus propios dichos. Pero sí lo dijeron, aunque se dieron cuenta de que revelaron sus intenciones de manera imprudente. Sufren una enfermedad colectiva: fiebre de cabaña. Encerrados en su movimiento, escuchándose sólo a ellos mismos, sufren del delirio de pensar que todo México piensa como ellos. Nada más falso. Pero ellos sí lo creen. Por eso hablan así.

El problema no es distraerse en especulaciones acerca de si lo dijeron o qué tanto dijeron. Lo importante es saber qué viene táctica y estratégicamente de esas pretensiones. López Obrador, convencido de que le corresponde derrocar a Calderón con una gesta heroica, planea los pasos a seguir y lo contempla para 2010. Únicamente Muñoz Ledo, convertido ya en el bufón de la cabaña, es quien postula el derrocamiento “para este diciembre”.

El llamado a la concentración de simpatizantes en el Zócalo para dar el grito es una convocatoria a su ala radical para que se enfrente con la PFP. López Obrador necesita símbolos heroicos en tiempos en que hasta el propio PRD empieza a cuestionar la ruta seguida hasta ahora. Sabe, incluso, que las horas de vuelo que le ha dado el asunto de Pemex se acabarán. Urge algo para mantener el movimiento vivo y unido.

Ese algo puede ser un muerto en el Zócalo este 15 de septiembre. Imagínese un muerto a manos del aparato represor del Estado. Un sincero e inspirado defensor del movimiento de López Obrador, atendiendo el llamado de quien supone haber sido el verdadero ganador en 2006, acudió al Zócalo para escuchar la voz del honesto líder del México insurgente: un ser semidivino que dice ser un cruce entre Hidalgo, Morelos, Juárez y Zapata. Y en ese enfrentamiento alguien disparó (nunca se sabrá quién) y un muerto. Y con ese muerto nace un héroe.

Y con la muerte de ese héroe renace el movimiento de protesta insurreccional. Empieza a haber más enfrentamientos y enconos en todo el país. Y no importa el tamaño de la protesta. Lo importante es la posibilidad de que se suman más mártires a la causa.

Así es el cinismo de estos líderes. Porque es tan obvio, el hecho de hablar de ello con ese desparpajo explica que ahora busquen ocultar sus palabras hablando de complots de la derecha, además de medios y periodistas comprados. Pero no nos podemos confundir: está buscando a su mártir.

Cárceles por flores

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

¿En dónde purgarán sus sentencias los miembros de la banda de La Flor? Seguramente en los tres penales de alta seguridad que existen en México. Si la estrategia contra el crimen comenzara a funcionar, pronto dichas cárceles serían insuficientes. Por no hablar de las otras.

Según las resbalosas cifras disponibles, la población carcelaria oscila los 220 mil internos. Estirando la liga, la capacidad instalada actual sería funcional para atender a sólo 170 mil. Es decir, se tiene una sobreocupación del orden de 50 mil ladrones, defraudadores, violadores, secuestradores, asesinos o meros procesados.

Además, unas 50 mil personas acusadas o sentenciadas por delitos federales se encuentran en cárceles locales. El problema es gigantesco.

En algunos escritorios del gobierno federal circula un documento que podría perfilar el modelo de las cárceles mexicanas del siglo XXI. Se trata de proyectos de inversión privada para construir penales. Repito: construir, no operar. Una de las modalidades propone que el constructor asuma el costo de la obra (400 a 600 millones de pesos por cárcel), a cambio de que en los terrenos circundantes se le permita instalar huertos, viveros, invernaderos. La mano de obra, pagada, la aportarían los presos que así lo deseen.

Es una idea renovadora a la que valdría la pena prestarle atención antes de que los conservadores hablen de “trabajos forzados” y “expoliación al pobre”. Porque por ahí van a tener que ser los esquemas del futuro. El Estado no puede pagar las 15 o 20 nuevas cárceles que el país necesitaría, entre muchas otras cosas, para superar la tragedia de la inseguridad.

Hay quienes quieren poner el dinero para construirlas. A cambio piden que los dejen sembrar verduras y flores.

Grilla

Francisco Garfias
Arsenal
Excélsior

Hay mucha grilla alrededor del Bicentenario. Rafael Tovar y de Teresa, encargado de las celebraciones a nivel federal, está neutralizado políticamente y asfixiado financieramente. No solo le impusieron la presencia de Bernardo de la Garza, ex aspirante presidencial del PVEM, sino que el presupuesto para la Comisión que encabeza es de apenas 20 millones de pesos este año. Para que se dé usted una idea: los recursos que maneja la Comisión para las celebraciones en la Ciudad de México suman por lo menos el doble. “Ya lo penetraron, lo asfixiaron y lo jodieron”, sintetizó una fuente.

En círculos de intelectuales aseguran que todo es obra de la secretaria de Educación, Josefina Vázquez Mota. A esta mujer, de quien se dice que tiene una mano izquierda muy suave, le atribuyen intenciones de controlar intelectuales, escritores, pintores y festejos. “Quiere convertirse en la Vasconcelos del siglo XXI”, nos aseguran.

La ex titular de la Sedesol, quien desde los tiempos de Fox ha tendido sólidos puentes con la inteligencia, quiso incluso sumar a su causa a Enrique Márquez, encargado de las celebraciones en la Ciudad de México. Pero el ex colaborador de Manuel Camacho Solís es hombre de lealtades. La paró en seco: “Lo del Bicentenario lo veo con Rafael”, reviró, contundente.

Tovar y de Teresa y Márquez intervendrán el próximo jueves en la presentación del libro Vida de Mina, Guerrillero, Liberal, Insurgente, de don Manuel Ortuño, en la Sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes. Invita la Comisión para las Celebraciones del Bicentenario en la Ciudad de México.

Los dos asistieron ayer al almuerzo ofrecido por Tovar en la cancillería al uruguayo Enrique Iglesias, secretario general de la Cumbre Iberoamericana. Pero Márquez se cortó de la cena ofrecida al mismo personaje, que originalmente se iba a realizar en la Secretaría de Educación, por que Josefina la cambió a Los Pinos, y los funcionarios de Ebrard allí nomás no entran.

Enrique ha logrado entenderse con Tovar, después de un arranque difícil en la relación entre los dos. El tema no es menor. Uno y otro están conscientes de la necesidad de que las celebraciones, federal y local, no se polaricen durante 2009, año de comicios. “Si esto sucede, se pondría en riesgo la celebración conjunta de 2010. Sería muy grave que los festejos estuvieran marcados por el separatismo, por la grilla…”, nos dijo la fuente.

* * *

No cabe duda de que la alianza entre el PRI y Felipe Calderón, que caracterizó el primer año del sexenio, quedó muy atrás. Los pragmáticos tricolores se han vuelto los más acérrimos críticos del segundo Presidente panista. “Entre más se avanza en este sexenio, más se parece al anterior”, manifestó el diputado federal de ese partido Arnoldo Ochoa al hacer, en tribuna, el análisis del capítulo de política interna del Segundo Informe de Gobierno.

Y como muestra de lo que le espera cuando comparezca ante el pleno, el legislador del Revolucionario Institucional le pegó duro a Juan Camilo Mouriño, secretario de Gobernación. “Es triste decirlo, pero a nueve meses de un relevo repentino, languidecen las tareas sustantivas de la dependencia cabeza del gabinete… la ineficacia es la nota distintiva”, aseguró.

Ochoa manifestó su desconcierto por la falta de un pronunciamiento enfático de la dependencia responsable de la política interior ante la estridente versión de un supuesto intento para derrocar al Presidente de la República. “En la tarea mas básica de la política interior, que es la conducción del gabinete, los saldos son negativos. La inexperiencia, el amateurismo y la improvisación son los sinónimos de un gabinete presidencial de tonos grises”, puntualizó.

Mouriño no comparecerá solo ante el pleno cameral. Lo acompañarán el procurador general de la República, Eduardo Medina-Mora, y el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, en fecha por determinar.

* * *

La celebración de dos Gritos, uno obradorista y el otro oficial, la noche del lunes en el Zócalo, preocupa a las autoridades federales y a las locales. Gerardo Fernández Noroña, vocero del legítimo, asegura, sin embargo, que nada pasará si el Estado Mayor Presidencial “no se pone absurdo”. El controvertido personaje dice que a las diez de la noche se tocará la retirada y no va a quedar ningún pejista en la Plaza de la Constitución y sus alrededores. ¿Usted le cree?

La apuesta por la seguridad

Jorge Chabat
jorge.chabat@cide.edu
Analista político e investigador del CIDE
El Universal

El arresto de la mayoría de los miembros de la banda de La Flor, autora, entre otros, del secuestro y asesinato del joven Fernando Martí, revela con claridad tres cosas: que el Gobierno del Distrito Federal se ha dado cuenta de que la apuesta política más rentable es la de la seguridad; que, lamentablemente, sólo cuando hay una presión muy fuerte de la opinión pública los gobiernos se vuelven eficientes; y que buena parte del problema de la inseguridad está en los cuerpos policiacos heredados del pasado —del pasado priísta—, de donde provienen en muchos casos los líderes de las bandas criminales.

Sin duda, hay que reconocer que la resolución de este caso ha sido ejemplar. Se hizo labor de inteligencia, se ubicó a los responsables del delito y, sobre todo, se actuó con inteligencia, al ocultar al testigo clave del caso, el escolta del joven Martí, a quien los criminales habían dado por muerto. Ello ciertamente es un punto a favor de Marcelo Ebrard, quien ha entendido, como pocos políticos en el PRD, que si él y su partido quieren ganar las elecciones de 2012 —las de 2009 ya no las rescata ni Dios padre—, tienen que buscar el voto de la clase media y de los moderados.

Esto, desde luego, no deja de ser una paradoja para un político del PRD, cuyo partido ha hecho de la desigualdad social su tema. Claro, el PRD y Ebrard siempre pueden decir que la desigualdad es un elemento entre otros que alimenta la delincuencia, lo cual es cierto.

Sin embargo, es obvio que en este momento, en que la población quiere soluciones inmediatas a la inseguridad, decir que hay que acabar con la desigualdad social para reducir la delincuencia no es un discurso que sea muy popular.

Por ello el jefe de Gobierno ha entrado también en la dinámica de hacer reformas policiacas sustanciales e incluso sus comerciales de televisión, en los que presume la captura de los integrantes de la banda de La Flor, son muy similares a los del gobierno de Calderón en los que presume la captura de narcotraficantes. Lo que, desde luego, es inquietante es que la eficiencia mostrada en el caso de esta banda criminal no se haya visto en muchos otros casos de secuestro en la propia ciudad de México.

En todo caso, esperemos que, con la expectativa de ganar apoyo para una eventual candidatura presidencial en 2012, el gobierno de Ebrard siga dando resultados en materia de combate a la delincuencia. Él ganará, y los ciudadanos, también.

Finalmente, lo que es evidente es que el problema de la delincuencia no es nuevo y que va a llevar muchos años resolverlo. El Frankenstein que se creó en los cuerpos policiacos al amparo del sistema autoritario que nos gobernó por siete décadas va a ser muy difícil de desmontar. En ese sentido, está bien que el PRI critique a Calderón por el problema de la inseguridad, pero también podría hacer un poco de autocrítica.

Parafraseando a sor Juana, el PRI acusa al gobierno federal “sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis”. O lo que es lo mismo, el burro hablando de orejas…

¿Golpe de Estado?

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

El silencio es su diálogo. Florestán

La sesión extraordinaria del Instituto Electoral del Distrito Federal se había citado para este lunes, a fin de tratar un punto único de la agenda: presentar la convocatoria de inicio del proceso electoral de 2009, lo que fue aprobado de trámite.

Pero su ciudadano presidente, Isidro Cisneros, no había sido advertido del golpe que le venía, sino hasta que el representante del PAN ante ese consejo general, Juan Dueñas, se lo dio, al proponer un añadido a la orden del día: la designación de un nuevo presidente, que el consejero Ángel Díaz Ortiz hizo suyo basado, dijo, en un artículo del estatuto que el presidente de dicho consejo desestimó levantando la sesión agotada, dijo, la orden del día, y se retiró con el secretario ejecutivo, Oliverio Juárez.

En ese momento se levantó del sillerío un notario público, contratado, afirman, por el mismo Díaz Ortiz, quien dio fe de una sesión en la que, con el voto de cuatro consejeros y la venia del PAN, destituyeron a Cisneros Ramírez de la presidencia del IEDF, y designaron como presidente provisional al consejero Gustavo Anzaldo Hernández.

De nada sirvió que los representantes de los otros seis partidos, PRD, PT, Convergencia, Verde, Nueva Alianza y PRI, se pronunciaran en contra. El voto de los consejeros Ángel Díaz, Yolanda León, Carla Humphrey y el mismo Díaz Ortiz, se impuso a los otros dos y se levantó la sesión.

Cisneros se declaró presidente del Instituto Electoral, calificando el intento como un golpe de Estado —¡Y sin Porfirio!—, tachando al provisional de espurio, pues esa figura del interinato no está prevista en la ley.

Advirtió que recurrirá a los tribunales y llamó la atención del riesgo que corren las elecciones, locales y, por ende, las federales del año que viene, con un Instituto Electoral del Distrito Federal en crisis, y de cuya autoría culpó a Acción Nacional.

¿A quién beneficia este golpe?

Que digan a quién.

Retales

1. VAGANCIA.- Le he dicho que los diputados no entienden, y en el primer día de sesiones se aprobaron un puente de una semana. Y ahí van otra vez. Esta semana se autorizarán un doble puente, el del 16 de septiembre y el del 20 de noviembre. Le digo: no entienden;

2. COLIMA.- Ya de va de salida y nunca aprendió. El gobernador de Colima, Silverio Cavazos, hizo una denuncia con nombre y apellido en la comida del presidente Calderón a sus pares en Palacio, para ver el tema de la inseguridad. Ya le contaré contra quién se lanzó el gobernador que perdió todas las diputaciones federales y podría entregar el gobierno a la oposición. Por lo que a mí toca, ya sabe señor gobernador; y

3. DESDÉN.- El PRD nacional desoyó el llamado de López Obrador a dar el otro grito la noche del 15 en el Zócalo. Este es un adelanto de la ruptura que viene con el tema energético.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Drogas y más drogas

Yuriria Sierra
Nudo Gordiano
Excélsior

Apenas ayer la Organización de las Naciones Unidas, a través de su Oficina para las Drogas y el Delito, la ONUDD, hizo un llamado urgente sobre el incremento en el consumo de los estupefacientes considerados sintéticos y cuyos efectos eran percibidos como más inofensivos en comparación con otras drogas.

Así, los resultados que arrojó el estudio de la ONU sobre las anfetaminas nos dicen que es momento de exigir a los gobiernos mejores estrategias contra el consumo de estas sustancias.

Tanto se ha incrementado la adicción a este tipo de droga que ya supera al que registran la cocaína y la heroína juntas.

Al mismo tiempo, supimos del anuncio de Felipe Calderón sobre el incremento de 40% a los fondos para la lucha contra el crimen organizado, en esa eterna batalla entre autoridades y delincuentes y donde el narcotráfico ha puesto un granote de arena para convertirse en un enemigo difícil de vencer.

Y, coincidiendo con esto, la Procuraduría General de la República da a conocer los resultados que esta lucha le ha dado en los ocho meses que ya han finalizado de este 2008.

Cifras que no sólo se centran en quienes delinquen por medio del narco, sino engloba la guerra emprendida contra todas las organizaciones criminales que, comúnmente, están ligadas entre sí.

Cocaína, mariguana, efedrina, vehículos terrestres y aéreos, armas y detenidos, constituyen los decomisos en que la PGR ha seguido trabajando y donde las cifras nos reflejan el incremento, tanto en la oferta de sustancias ilegales como en la infraestructura con que cuentan los delincuentes.

En cifras comparativas al mismo periodo de 2007 (enero-agosto), durante este año, los decomisos se han incrementado, algunos de manera significativa y otros que no constituyeron avances importantes, pero tampoco han cedido.

En materia de droga, la cantidad de cocaína incautada aumentó 163.37% y la de efedrina 1.02%; mientras que el decomiso de mariguana fue el que registró un decremento de 66.44 por ciento.

Por el lado de la infraestructura criminal, los porcentajes también han sufrido cambios.

Los vehículos terrestres decomisados se incrementaron 89.88%, los aéreos 812%, los de armas cortas 73% y, de armas largas, 133.94 por ciento.

Y aunque estas cifras son importantes, porque todo marca un avance en la lucha contra los delincuentes, resultan justo los números de detenidos lo que nos hace pensar que el trabajo realizado va camino a devolver la credibilidad en nuestras instituciones judiciales.

En este ámbito, el número de detenidos, durante los ocho meses que han transcurrido de este año y con respecto a 2007, se incrementó 24.36 por ciento.

Un incremento que se reconoce, pero lo que se pide en las calles es mucho más.

Junto con estos números, ayer nos enteramos del decomiso de 148 kilogramos de cocaína en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y también de la detención de Sergio Humberto Ortiz Juárez, líder de la banda La Flor, que perpetró el secuestro y el asesinato del niño Fernando Martí.

Hechos que engordarán las estadísticas de este último periodo del año, de esta confrontación con una delincuencia que nos ha puesto, a los medios de comunicación y a los ciudadanos, con los ojos sobre las autoridades en espera de que cumplan con su deber.

Martí: no al montaje mediático

Ricardo Alemán
aleman2@prodigy.net.mx
Itinerario Político
El Universal

Que hablen los hechos, más que los políticos, que las voces del spot
Frente a la baja constante en la aceptación de Marcelo, urgen resultados


Ahora resulta que ante problemas extremos como la violencia y la inseguridad, gobernantes y políticos nos quieren convencer con bisutería mediática. El reino del spot.

Pero lo cierto es que salvo los fanáticos amarillos, azules o tricolores —los hay de las tres religiones—, pocos ciudadanos estarían dispuestos a creer, a ciegas y sordas, en la palabra de un gobernante o político.

A pesar de eso, el reputado filósofo español Fernando Savater suele decir que los políticos y gobernantes tienen en la mentira y el engaño parte esencial de su naturaleza. “Nos quejamos de que los políticos mienten, pero en forma inconsciente les pedimos que lo hagan. Nunca los votaríamos si dijeran la verdad tal cual es… de modo que aquí hay una especie de paradoja; por un lado no queremos ser engañados por los políticos, pero a la vez exigimos que lo hagan”; que nos engañen. (Los Diez Mandamientos en el Siglo XXI, pág. 47).

¿Realmente los mexicanos rechazamos el engaño de gobernantes y políticos? ¿O nos gusta porque es parte del credo partidista? A partir del espectáculo mediático que vimos con la detención de los supuestos criminales de Fernando Martí por parte de “eficientes policías” del GDF, pareciera que, en efecto, una porción de ciudadanos disfrutamos el engaño. Bueno, se llegó al extremo de sacar un spot alardeando la detención de la banda de La Flor, antes incluso de que se diera a conocer la captura.

¿Pero cuántos se atreven a expresar una duda razonable sobre la veracidad de esa “telenovela” que parece montar el GDF? Está claro que la religión política de muchos les impide la duda elemental y otros creen que es “políticamente incorrecto” cuestionar lo que haga Marcelo, porque trabaja por una causa mayor: llegar al poder.

Y precisamente ahí es donde aparece el hilo fino del spot previamente preparado y los tours en radio y televisión, ya que existen muchos indicios de que hay una respuesta puramente mediática para revertir la decreciente popularidad de Ebrard.

Vamos a los datos duros. Apenas el pasado lunes se difundieron encuestas —Milenio, Reforma y Excélsior— en donde la confianza ciudadana en gobernantes y políticos está por lo suelos. En Milenio, de 20 actores sociales y políticos los diputados ocupan el lugar 19 en las preferencias —más desprestigiados incluso que los policías— con 12% a favor y 53% en contra; la posición 15 la ocupan los senadores con 15% de aceptación y 46% en contra, y el sitio 11 los gobernadores, a los que reprueban 43% y avalan sólo 20%.

Al mismo tiempo Reforma publica una encuesta sobre la calificación de los capitalinos a Ebrard, a quien aprueban apenas 50%, reprueban 45% y en promedio su calificación de aceptación no alcanza el 6, ya que se queda en un penoso 5.8%. En tanto, Excélsior mide la popularidad del perredismo. Revela que, en efecto, el más conocido es AMLO, pero es rechazado por casi la mitad de los que lo conocen.

Según la encuesta, el primer lugar de opinión positiva en el PRD lo tiene Amalia García, a pesar del cuestionado gobierno en Zacatecas; le sigue Lázaro Cárdenas Batel; el tercer lugar lo ocupa su padre, Cuauhtémoc Cárdenas; de manera sorpresiva Ruth Zavaleta está en cuarta posición y hasta el quinto sitio aparece Ebrard, que en la encuesta de Excélsior también aparece reprobado con un 5.6% de aceptación.

¿Quién está urgido de golpes mediáticos para recuperar su imagen; detener la caída y recobrar los puntos que, dentro del perredismo, y en general, en el concierto de presidenciables lo van dejando rezagado en una carrera presidencial que es de resistencia? Ebrard, el político que pese a ser jefe de Gobierno —con todo lo que eso implica en imagen— ocupa el quinto lugar en el PRD, es rechazado ya por la mitad de los capitalinos y reprobado en su desempeño.

Pero no es el único caso. También el pasado lunes el presidente Calderón dio a conocer la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos para 2009, y el rubro de “seguridad” se incrementa en 50% respecto del año anterior; la PGR eleva su partida presupuestal en casi 30% y el sector social en 26%. ¿Qué quiere decir todo lo anterior? Que también el gobierno de Calderón le apuesta todo a la seguridad.

Es decir, que a través de montajes, campañas mediáticas y golpes presupuestales, las de 2009 serán elecciones de la seguridad, como aquí lo dijimos el pasado 21 de agosto. Sin embargo, para los ciudadanos la única voz atendible será la de los hechos.