noviembre 08, 2008

Una palomita al gobierno

Francisco Garfias
Arsenal
Excélsior

¿Cómo le va, señor secretario de Gobernación? —preguntamos, con ánimo de sondear, a Juan Molinar Horcacitas—.

-Director del IMSS, por favor. No me eches la sal —repuso, muy serio—.

Molinar es uno de los once nombres que se han barajado para suceder a Juan Camilo Mouriño. Los otros son: Diego Fernández de Cevallos, Germán Martínez, Josefina Vázquez Mota, Javier Lozano, Carlos Medina Plascencia, Ricardo García Cervantes, Diódoro Carrasco, Jorge Zermeño, César Nava y hasta Miguel Ángel Yunes.

Pero todo es mera especulación. Los que conocen de cerca al presidente Calderón aseguran que si ya tiene su decisión, son contados los que la conocen.

* * *

Hay que ponerle una paloma al gobierno federal, por la forma como ha llenado los huecos de información sobre el avionazo en Las Lomas de Chapultepec, en el que perecieron Juan Camilo Mouriño, José Luis Santiago Vasconcelos y otras doce personas. Los vacíos de información siempre son llenados por la especulación.

Nada más hay que recordar todo lo que se dijo alrededor de la caída del helicóptero del entonces secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta. El hermetismo del gobierno federal, en aquella ocasión, dio cabida a las versiones más descabelladas.

Hubo periódicos nacionales que incluso dieron crédito a la versión de que el aparato explotó en el aire y cayó como bola de fuego, cuando era más que evidente que chocó contra los árboles de la montañosa región del Estado de México, donde se estrelló.

La tesis del accidente, en la tragedia de Las Lomas, hace su caminito. El secretario de Comunicaciones, Luis Téllez, ha logrado hacer retroceder la idea del sabotaje. Sus constantes apariciones en los medios, las ruedas de prensa que ha ofrecido, la información confidencial que ha sacrificado, han evitado que cunda la especulación.

Hasta el senador priista Francisco Labastida Ochoa, ex secretario de Gobernación, aplaude algunas de las acciones del gobierno federal, aunque no los discursos que hemos escuchado. “Los discursos dan lugar a que pareciera ser que murieron en un atentado, por el tono de las palabras”, considera el sinaloense.

Cuando Labastida ocupaba la oficina principal en Bucareli, la Secretaría de Gobernación no tenía avión propio. “O me transportaba en avión comercial o me transportaba un avión del Estado Mayor, sobre todo cuando iba a lugares donde no hay líneas aéreas o no hay la frecuencia de vuelo necesaria”, nos dijo.

El Learjet de la tragedia fue adquirido a la mitad del sexenio de Vicente Fox por el entonces secretario de Gobernación Santiago Creel, con la idea, que paradoja, de priorizar la seguridad. “Yo volé tres años en él, sin ningún problema”, asegura el senador del PAN.

* * *

En el Palacio del Ayuntamiento acusaron el involuntario golpe de Guadalupe Acosta Naranjo, presidente sustituto del PRD. Califican de “novatada” que le haya dicho a Jorge Díaz Cuervo, dirigente del PSD, que para 2012 el proyecto es Juan Ramón. “Se asustaron por el reconocimiento que Marcelo Ebrard ha tenido, incluso entre sus críticos, por el papel que ha jugado en la tragedia ocurrida”, dicen. n

Nos cuentan que Elba Esther Gordillo suspendió el concurrido festejo anual que realizaba con motivo del cumpleaños de su madre. Este año se iba a celebrar en Querétaro, pero la súbita desaparición de Mouriño llevó a la poderosa maestra a cancelar la fiesta a la que acuden secretarios de estado, gobernadores, diputados, senadores y, obviamente, sus leales del SNTE.

* * *

Más allá del histórico revés que los gringos le dieron a compatriotas suyos que todavía se sienten en las épocas del Ku Klux Klan y de la supremacía blanca, hay que ubicarnos en la realidad. A pesar de nuestra vecindad con la primera potencia del mundo, no somos prioridad para Barack Obama.

El presidente electo de Estados Unidos no tiene a México en su agenda. Ni siquiera conoce América Latina. El espinoso tema de la migración, que nos concierne directamente, corresponde a la agenda interna, no está sujeto a negociaciones. La enchilada completa que Jorge Castañeda soñó comerse algún día, está más tiesa que nunca.

* * *

La Suprema Corte de Justicia estrena programa de radio. Se llamará En la balanza…voces de la corte. Se transmitirá los sábados en estaciones del Instituto Mexicano de la Radio, pero también en emisoras de la cadena Radiorama en todo el país.

“La serie tiene el compromiso de informar y promover la cultura de la legalidad a través del medio más inmediato para los ciudadanos como es la radio”, dice el comunicado de la Corte, donde se da a conocer el arranque del programa.

* * *

Moraleja de la semana (cortesía de Lawrence Sterne, escritor ingles): La muerte abre la puerta de la fama y cierra tras de sí la de la envidia.

Calderón: ¿oportunidad perdida?

Salvador García Soto
Serpientes y Escaleras
El Universal

Pocas, muy pocas veces en su gobierno Felipe Calderón Hinojosa logrará una muestra de unidad y solidaridad como la que se le brindó el jueves pasado tras la trágica muerte de su secretario de Gobernación

El apoyo moral total e incondicional que nunca tuvo Carlos Salinas y sí tuvo Calderón el jueves pasado quedó reducido a un acto personalísimo de amistad
Pocas, muy pocas veces en su gobierno Felipe Calderón Hinojosa logrará una muestra de unidad y solidaridad como la que se le brindó el jueves pasado tras la trágica muerte de su secretario de Gobernación.

La clase política en pleno, sus opositores —los más férreos y los moderados—, los gobernadores, empresarios, el clero, los militares, acudieron al Campo Marte al homenaje que se rindió a Juan Camilo Mouriño, a José Luis Santiago Vasconcelos y a los otros cuatro funcionarios que murieron el martes al estrellarse el avión en que viajaban en las calles de la ciudad de México.

Era todo un acto de Estado para despedir al amigo y a uno de los hombres más cercanos al mandatario. Y era también la oportunidad para que Felipe Calderón relanzara su gobierno y aprovechara la incondicional solidaridad con un mensaje que muchos esperaban como una amplia convocatoria a la unidad, al trabajo conjunto de todas las fuerzas políticas, por encima de sus diferencias.

El marco estaba puesto para una convocatoria presidencial abierta y clara a un pacto político que permita al país enfrentar la difícil situación que nos traerá la conjunción de los problemas económicos y sociales, con la inseguridad y la violencia irracional que campea en el país por la guerra contra el narcotráfico.

¿Qué hizo en cambio el Presidente? Prefirió centrar su mensaje en una defensa personal, emotiva y humana, pero al fin muy personal, de su colaborador fallecido. “Juan Camilo fue objeto de críticas y víctima de calumnias; sin embargo, puedo asegurar que fue un hombre franco y honesto”, dijo Calderón en un intento por honrar y limpiar la memoria de su secretario de Gobernación.

El gesto presidencial, motivado por la conocida cercanía que tenía con el funcionario caído, fue acompañado por una cita bíblica, la parábola de las bienaventuranzas con la que Calderón se refirió a su amigo caído como “limpio de corazón”. El acto de Estado se reducía así a un emotivo homenaje personal.

En varias ocasiones vimos cómo al jefe del Ejecutivo se le quebraba la voz por el dolor que le causaba el hecho, tomaba agua o aire para contener el sentimiento y reafirmaba así que la tragedia, sin menoscabo de su parte humana, también tiene un innegable bono moral que llevó en estos días al Presidente a altísimos niveles de apoyo de todos los mexicanos, incluidos sus opositores políticos.

Con su discurso, fue el mismo presidente Felipe Calderón quien llevó a las exequias de su amigo a Andrés Manuel López Obrador, que sin estar en aquella ceremonia, se hizo presente en el Campo Marte. Porque el mensaje presidencial era directo para el tabasqueño, que puso en tela de juicio la honorabilidad de su amigo, al revelar aquellos contratos con Pemex que firmó en vida Mouriño como representante de sus empresas familiares cuando al mismo tiempo era funcionario del sector energético.

Calderón evidenciaba así el efecto nocivo que causó en él y su gobierno aquel lance de López Obrador, cuyas acusaciones de tráfico de influencias no fueron probadas como algo ilegal, pero sí lograron permear en un sector de la opinión pública y dañar la imagen del fallecido funcionario.

Así, el homenaje de Estado que no tuvo ni siquiera en su momento el asesinado candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, o el apoyo moral total e incondicional que nunca tuvo Carlos Salinas y sí tuvo Calderón el jueves pasado, quedó reducido a un acto personalísimo de amistad.

En la disyuntiva de aprovechar el momento para capitalizar la solidaridad política y volverla puntal de una estrategia de Estado que redimensionara su gobierno u optar por confirmar su lealtad y amistad personal, el Presidente optó por lo segundo. Y relegó a un segundo plano el llamado a la unidad y al trabajo conjunto de todas las fuerzas políticas por el país.

Tal vez lo ocurrido en el Campo Marte fue el preludio del relevo que se anunciará este fin de semana o el lunes en la Secretaría de Gobernación. Si algunos esperaban que Calderón aprovechara la crisis de gabinete que provocó la tragedia para rediseñar y lanzar su gobierno y borrar la imagen de una administración cerrada a un círculo amistoso y partidista, se van a quedar esperando.

NOTAS INDISCRETAS... “Ciertamente”, como diría él mismo, el tacto político nunca fue el fuerte del ex presidente Vicente Fox. Y fue su insensibilidad lo que lo expuso al desaire evidente que sufrió su Cumbre de la Internacional Demócrata de Centro. Bueno, ni siquiera su amigo, Manuel Espino, se presentó al evento que Fox y su inseparable Martita se negaron a cancelar por el luto que embargaba al panismo tras la muerte de Juan Camilo Mouriño. ¿Y yo por qué tengo que cancelar mi fiesta?, debió decir el ex mandatario… Inundaciones, salvamentos y un recrudecimiento de la violencia del narcotráfico han marcado los dos años de gobierno de Andrés Granier en Tabasco. Con todo, el mandatario que llegó al poder con altos niveles de popularidad dará mañana su segundo informe y hará el balance de un complicado primer tercio de su administración… A los médicos que dirigen el Hospital de Perinatología de la Secretaría de Salud alguien debiera recordarles el sagrado juramento de Hipócrates, porque parece ser que se les olvidó el día de la tragedia del avionazo, ocurrida a escasos metros de sus instalaciones. Cuando los heridos y lesionados por el impacto de la aeronave comenzaron a llegar a Perinatología, los médicos de ese instituto nacional se negaron a recibir a las víctimas y los mandaban a buscar otro hospital o de plano a ir a la Cruz Roja de Polanco, a donde tuvieron que trasladar a la mayoría de los lesionados. Ni por humanidad ni por ética médica, bueno, ni siquiera por ser una institución pública, les pudieron dar al menos el auxilio básico a los heridos… ¿Dislate o mensaje partidista? La propuesta que lanzó ayer el senador Francisco Labastida, al expresar públicamente su apoyo a Diego Fernández de Cevallos para encabezar Gobernación, sorprendió incluso a algunos priístas. Porque en la reunión de los senadores del Revolucionario Institucional, el jueves por la noche, lo que se escuchó de la mayoría de los tricolores que comanda Manlio Fabio Beltrones fue sólo un perfil muy claro, pero nunca le pusieron nombres ni apellido. “Un político conciliador, con experiencia y capacidad política”, fue lo único que definieron los priístas, que dejaron claro que no verían bien una definición sólo basada en la amistad o a un político partidista que sólo sea enviado a operar por el panismo de cara a las elecciones del próximo año. Así que más bien lo de Labastida fue otro acto de afectos personales… Los dados cierran con serpiente. Semana negra.

Aseguran histórico arsenal en Tamaulipas

Hallan un lanzacohetes y 400 armas de fuego, entre otros artefactos

JORGE ALEJANDRO MEDELLÍN
jorge.medellin@eluniversal.com.mx
EL UNIVERSAL


El Ejército mexicano logró el aseguramiento de armas más grande e importante de la historia en Reynosa, Tamaulipas, al incautar en una casa de seguridad más de 400 armas de fuego, más de medio millón de cartuchos útiles, 98 granadas, 67 chalecos antibalas, siete fusiles Barret 50 milímetros y un lanza cohetes Law.

El general Xicoténcatl Axoloua, jefe de la Sección Séptima (operaciones contra el narcotráfico) y la subprocuradora de Investigación en Delincuencia Organizada (SIEDO), Maricela Ibáñez, presentaron en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el armamento incautado por tropas del Décimo Regimiento de Caballería Motorizado, con sede en Reynosa, Tamaulipas.

Durante un patrullaje antidrogas, los militares sorprendieron a tres sujetos que huían portando armas largas y se escondieron en una casa, donde los aprehendieron.