noviembre 26, 2008

Confirman salida de Nava de Los Pinos; va por candidatura

Sergio Javier Jiménez
El Universal
Ciudad de México

El presidente Felipe Calderón confirmó la salida de César Nava como su secretario particular, cargo que ocupará Luis Felipe Bravo Mena. Nava anunció que buscará una diputación en 2009

El que fuera secretario particular del presidente Felipe Calderón, César Nava, anunció que buscará una candidatura de su partido y después el voto popular para convertirse en diputado federal en la siguiente Legislatura.

El presidente Felipe Calderón hizo público el relevo en la secretaría particula durante una conferencia en el salón Manuel Ávila Camacho de Los Pinos.

El mandatario estuvo acompañado por el sucesor de Nava, Luis Felipe Bravo Mena, quien fungía como embajador de México ante el Vaticano.

César Nava agradeció a Calderón el haberle permitido trabajar con él durante los dos años que lleva esta administración, y al mismo tiempo, el permitirle de igual manera buscar nuevos horizontes en materia política.

A su vez, Bravo Mena, recordó que conoce a Calderón desde hace muchos años y agradeció la distinción para servir en la Presidencia de la República.

EL UNIVERSAL dio a conocer ayer el relevo que confirmó el mandatario federal.

Paco Calderón

La imagen del PRI al alza; la del PRD, a la baja

Víctor Gordoa
Excélsior

Bienvenidos una vez más al mundo de la imagen pública, un terreno en el que la coherencia es la base de la credibilidad. Justo acabo de leer una encuesta de Consulta Mitofsky en la que se da constancia del retroceso que ha sufrido el Partido de la Revolución Democrática, PRD, en las intenciones de voto de la ciudadanía en México y se presume también el retorno del PRI como primera fuerza electoral del país. La causa probable del declive de uno… la incoherencia, y del resurgimiento del otro… la continuidad del discurso. No debemos olvidar que las encuestas no son bolas de cristal que adivinan el futuro y tampoco elementos determinantes sobre los que se deban tomar decisiones de importancia (error que a veces cometen los partidos políticos para seleccionar a sus candidatos). Las encuestas son simples “termómetros” que miden la “temperatura” de hechos concretos en momentos determinados, mediante las opiniones vertidas por grupos de individuos seleccionados de manera representativa, o como dice Roy Campos, de la misma casa encuestadora, las encuestas son fotografías de un momento determinado. Sin embargo, cuando las encuestas son grandes y bien hechas, pueden anticipar con buena aproximación las conductas que los individuos tendrán.

El PRD…

Me parece increíble que hace apenas treinta meses las encuestas dijeran que Andrés Manuel López Obrador iba a ser presidente de México y por lo tanto el PRD el partido en el poder, y que ahora señalen que ambas figuras van en franco retroceso. Costó mucho tiempo, casi seis años, que AMLO construyera la imagen pública de un líder y buen gobernante, y tan sólo dos años para dar al traste con todo. El problema básico ha sido de actitud. Actitud de exceso de confianza rayana en la soberbia en las postrimerías de la campaña por la Presidencia, la cual le indujo a cometer errores gravísimos; actitud de rebeldía extrema al saberse perdedor al grado de hacer la vida imposible a millones de capitalinos y generar millones de pesos en pérdidas; actitud mesiánica al adoptar la postura de poseedor único de la verdad, aun en contra de sus propios compañeros de partido. Lo más grave es que la imagen de Andrés Manuel se permea en la imagen del PRD y se cumple así el axioma que dice que la imagen de la titularidad permea en la institución.

La división de la izquierda...

De todos es sabido, la izquierda en México está profundamente dividida en dos corrientes: la Nueva Izquierda que encabeza Jesús Ortega y la Izquierda Unida que comanda Alejandro Encinas como parapeto de Andrés Manuel. Sé que hay más facciones pero estas dos son las más visibles. Las elecciones internas del partido amarillo dieron mucho de qué hablar por su desaseo, la proclamación impuesta de la victoria de Encinas y luego su posterior declaración de nulidad por el Tribunal Electoral y es así como podemos suponer que todo este escenario conflictivo ha calado hondo en el ánimo de la ciudadanía, que ahora se pregunta: Si así fueron de truculentos para atender sus asuntos internos, si así se comportan justo cuando están tratando de convencernos de que son dignos de gobernar… ¿cómo serían si llegaran al poder? Las posibles respuestas confluyen en la provocación de un solo sentimiento, el del miedo y esta es una de las emociones más nocivas para la conducta humana, pues produce parálisis y después huida. Por eso creo que el principal enemigo del PRD y de AMLO no son el PAN o Felipe Calderón, sino ellos mismos que están cavando poco a poco su derrumbamiento.

El PRI...

El PRI viene de regreso, eso es evidente y dicen que lo que se ve no se juzga. Está recuperando palmo a palmo las posiciones de gobierno y según las encuestas las elecciones legislativas de 2009 prometen para el tricolor buenos resultados. Por el momento tiene al mejor candidato visible para la Presidencia y además cuenta con otros buenos tiradores, mientras que en las casas de enfrente o no pintan o pintan poco. La posible causa del resurgimiento la encuentro en la percepción fallida de la alternancia en el poder que sólo sirvió para que la ciudadanía confirmara que “tan mala era Chana como Juana” y señalara la diferencia de que los priistas al menos sabían cómo gobernar, aunque fuera mal pero de manera controlada. La ciudadanía percibe que hoy estamos peor que ayer y que aunque los esfuerzos del presente gobierno para luchar contra la corrupción son valientes y bienintencionados a la gente no le gusta el precio que se está teniendo que pagar. Recordemos que en los terrenos de la imagen pública la percepción se convierte en la realidad.

Trascendido

Héctor Aguilar Camín
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

A riesgo de ostentarme conocedor de cosas que desconozco, comento mis inquietudes respecto de la iniciativa, trascendida por MILENIO, de crear un cuerpo de policía nacional de 400 mil efectivos, independientes o separados del Ejército.

La primera inquietud es por qué saltarse en esto al Ejército, que es la única fuerza confiable como tal que queda en la República. Por qué no pensar más bien en una policía militar orgánicamente integrada a las fuerzas armadas, a la manera de la guardia civil española o el cuerpo de carabineros de Chile.

La segunda inquietud es el número de 400 mil efectivos. Se trata de una broma si se piensa que actualmente, contando todos los cuerpos de policía del país —estatales, municipales y federales— la cifra no es mucho mayor que 300 mil efectivos. ¿Van a recoger a todos esos policías, a refundirlos en el nuevo cuerpo y a agregarles 100 mil?

Más escandalosa parece la cifra si se piensa que el Ejército tiene unos 250 mil hombres. ¿Harán un cuerpo de policía nacional con mando único superior en número y presencia a las fuerzas armadas?

¿Cómo puede reaccionar el secretario de la Defensa ante la noticia de la creación de un cuerpo armado, con jurisdicción nacional, con el doble de efectivos que el Ejército?

La siguiente inquietud regresa a la primera: desconozco la intimidad política de las fuerzas armadas pero si yo fuera militar la iniciativa me sonaría un tanto despectiva, si no es que agraviante y, de plano, inaceptable.

Luego de salir de los cuarteles a pelear una guerra que es hija del fracaso de las policías no militares, los militares oyen que cuando se trata de formar una policía de verdad, los militares no hacen falta.

Supongo que la lealtad de los militares al mando civil es a prueba de civiles, pero no creo que la lealtad suprima ni la inteligencia ni la sensibilidad ante el mal trato, la desatención o la simple grosería.

Ya nos dirá Javier Ibarrola, el experto en cuestiones militares de MILENIO, si esta sensibilidad ante la tontería o el maltrato es más bien hija de mi propia sensibilidad no militar ante los hechos de la política.

Pero la política debe ser política y cuidar sus flancos, particularmente si el flanco que descuida es el de los depositarios de la violencia legal del Estado.

El Ejército ha prestado en estos meses servicios de riesgo y acción que nadie más podía prestar. Podrían preguntarle al menos.

* * *

Coda: Como decía la tía de Ángeles: No es que me digan puta, sino el retintín.

Felipe y Diego

Francisco Garfias
Arsenal
Excélsior

Va una anécdota que ilustra, sin necesidad de mayores comentarios, lo que ha sido, es y será la relación entre dos figuras del panismo: el presidente Calderón y el JefeDiego.

Una fuente informada nos contó que antes de hacer público el nombramiento de Fernando Gómez Mont, Felipe le llamó por teléfono a Fernández de Cevallos para pedirle que se abstuviera de declarar que el nuevo secretario de Gobernación es integrante de su equipo.

El presidente anticipaba de este modo lo que era pregunta obligada. Hasta los medianamente informados están enterados de los vínculos que unen a Gómez Mont con el abogado de la barba. El Jefe se las ingenió para no decir una mentira, sin desobedecer la recomendación presidencial. “Él no es de mi grupo, yo soy del grupo del secretario de Gobernación”, respondió, cuando lo cuestionaron sobre el tema.

* * *

A 22 senadores del PAN —de los 51 que integran el grupo parlamentario— nomás no les gustó el recado de la Secretaría de Gobernación, en el sentido de que la iniciativa de Santiago Creel para crear el ministerio del interior no está planchada y mucho menos avalada por el Poder Ejecutivo. Apenas terminó el senador de presentarla en tribuna, los inconformes se levantaron de sus escaños como impulsados por un resorte y, brazo en alto, se sumaron públicamente a la propuesta, que posteriormente suscribieron.

Entre los firmantes destaca, en primerísimo lugar, Federico Döring, uno de los legisladores que más lata le dieron a Creel en sus épocas de coordinador. La suscriben también, entre otros, Felipe González, Rubén Camarillo, Tere Ortuño, Adriana González, Ricardo Torres Origel, Ramón Muñoz, Andrés Galván, Marko Antonio Cortés Mendoza, Héctor Mendizábal, Ángel Alonso Díaz y Sebastián Calderón Centeno.

La propuesta, a la que se sumaron también tres senadores del Verde y una del PT, se discutió en la reunión previa del grupo parlamentario del PAN. Los panistas que no la suscribieron argumentaron que una iniciativa así debe ser enviada exclusivamente por el Poder Ejecutivo. Ni Gustavo Enrique Madero, coordinador del grupo y presidente del Senado, ni José González Morfin, vicepresidente de la Mesa Directiva, le firmaron a Creel.

El texto dice que la confusión, la imprecisión y la duplicidad de funciones y responsabilidades que prevalece actualmente, hace necesario crear una nueva dependencia —la secretaría del interior— que concentre efectivamente las funciones relacionadas con la seguridad publica, y así enfrentar con eficacia los niveles de impunidad existentes. Propone también dotar a la Secretaría de Gobernación de nuevas y renovadas facultades para consolidarla como dependencia rectora “y de incuestionable liderazgo político en la Administración Pública Federal”.

La iniciativa se envió a esa congeladora que son las comisiones, pero queda constancia de que la sumisión de los legisladores a los designios del Ejecutivo es cosa del pasado.

* * *

La violencia en Chihuahua está incontenible. Ayer encontraron otros siete ejecutados. Todos con huellas de tortura, todos con tiro de gracia. Junto a los cuerpos, tres mantas con mensajes. El crimen organizado se ríe del famoso Operativo Chihuahua. No parece haber modo de contener el derramamiento de sangre.

Hablamos del tema con el gobernador de la entidad, José Reyes Baeza. Nos adelantó que, después de la visita que el procurador Eduardo Medina-Mora realizará este jueves a la entidad, entrarán en vigor los cambios en la estrategia para combatir a los cárteles de la droga.

—¿En qué consisten esos cambios? —preguntamos.

—La parte substancial tiene que ver con reorientar los patrullajes a las ciudades y los sectores con mayor incidencia criminal. Pero es fundamental que los tres órdenes de gobierno tengamos un grupo de análisis que pueda proveer, a la parte operativa, información precisa sobre objetivos previamente ubicados. No podemos estar en las calles viendo si nos topamos a cierto grupo criminal. Hay que tirar menos con escopeta y más tiros de precisión —respondió.

* * *

Nueva Izquierda quiere demostrarle a Andrés Manuel López Obrador que no tiene el monopolio de las movilizaciones. La corriente que encabezan Los Chuchos realizará este sábado tres actos masivos en forma simultánea y en los que espera reunir alrededor de 20 mil personas.

El primero tendrá lugar en Iztapalapa. El pretexto es el Informe de la diputada Silvia Oliva. Otros legisladores, Mauricio Toledo y Benito León, harán lo propio en el Gran Forum de Taxqueña, el primero, y en Iztacalco, el segundo. Jesús Ortega, presidente electo del PRD, acompañará a Oliva y a León. El senador René Arce asistirá al Gran Forum. “Queremos mostrar que también hay músculo de este lado”, nos dijo Arce.

Terrenos pantanosos

Lorenzo Córdova Vianello
Investigador y profesor de la UNAM
El Universal

La semana pasada, el pleno de la Suprema Corte determinó declarar inconstitucional la reforma electoral aprobada por el Congreso de Colima porque se había incurrido en omisiones en el proceso de aprobación de la misma. Con ello, se determinó que el proceso electoral local que se realizará de manera concurrente con los comicios federales el próximo año deberá regirse con las normas anteriores a la reforma.

El punto no sería llamativo de no ser porque los argumentos suscritos por ocho de los 11 ministros (el número requerido para determinar la inconstitucionalidad de una ley) son particularmente novedosos. En el fondo de la resolución gravitó el hecho de la rapidez con la que fue aprobada la reforma. En efecto, entre la presentación de la iniciativa, su dictaminación, discusión y final aprobación y publicación pasaron menos de dos días.

Dos fueron los argumentos centrales que sustentaron la decisión de la mayoría: en primer lugar, que la reforma, al ser votada de manera tan rápida, no había sido discutida suficientemente en el Congreso, con lo que se violaba el principio democrático de la deliberación como paso previo a la toma de la decisión; en segundo lugar, porque el trámite legislativo había pasado por alto justificar la existencia de una notoria urgencia para que el Congreso aprobara fast track los cambios.

De nada valieron los argumentos de la minoría de que no había existido violación expresa al procedimiento legislativo en Colima, el hecho de que la dispensa de lectura que había acelerado notoriamente el trámite había sido aprobada por unanimidad de los diputados presentes, ni que había existido un debate, aunque breve, previamente a la aprobación de las reformas.

Con decisiones como la mencionada, la Suprema Corte está adentrándose en terrenos pantanosos de los que difícilmente saldrá bien librada. Y es que en ellos la subjetividad de los argumentos termina por ser la regla y no la excepción.

¿Cómo traducir en términos concretos que para que una decisión sea democrática debe haberse discutido suficientemente? ¿Cuánto tiempo y con qué profundidad debe discutirse una iniciativa antes de votarla para ser considerada como tal? ¿Qué pasa si el consenso sobre un tema genera que el mismo se apruebe, por unanimidad incluso, pero sin discusión? ¿Y si una minoría parlamentaria decide no participar en la discusión de una ley, ésta sufre una merma en su democraticidad? Son todas preguntas que con criterios como los sostenidos son casi imposibles de responder.

Y por otra parte, ¿la unanimidad en no dar lectura a las iniciativas no supone la existencia de un acuerdo en torno a acelerar el proceso legislativo? Además, ¿de qué principio constitucional se desprende que los legisladores están obligados a justificar las causas de urgencia?

En el fondo, coincido con que entre más se discuta una ley el procedimiento será más democrático pues se alimenta la posibilidad del consenso y se respeta el derecho de las minorías a exponer sus puntos de vista. También con la necesidad de que las decisiones sean motivadas ampliamente, con lo que se da al proceso legislativo más pulcritud. Lo que me parece excesivo es que por ese hecho una ley sea declarada inconstitucional.

Y esos mensajes de la Corte, además, preocupan cuando el destino de la reforma electoral federal, por decisión de la propia SCJN, depende de lo que decidan algunos jueces de distrito, pues acaban por incentivar una peligrosa tendencia a la “inventiva judicial”.

¿Por qué se va Nava?

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

Sí, sí, desde allí se ve más, pero desde aquí se ve mejor. Florestán

La posición del secretario particular del Presidente de la República siempre ha dependido de la personalidad de éste, más que la de aquél.

Los ha habido que han cogobernado, como Emilio Gamboa con Miguel de la Madrid, o Liébano Sáenz con Ernesto Zedillo. Los depositarios de la llave que abre esa puerta siempre han sido lo que sus jefes les han permitido.

Los hay, también, que han sido anulados extramuros por la personalidad y estilo de gobernar de los presidentes a los que han servido, como los casos de Luis Echeverría, José López Portillo y Carlos Salinas. Lo de Vicente Fox fue aparte.

Traigo estos antecedentes por el cambio de secretario particular del presidente Felipe Calderón, César Nava, que deja el cargo en el momento más difícil de su jefe: cuando aún no terminan de procesar el luto por la muerte de Juan Camilo Mouriño, y uno desde afuera podría esperar una expresión de solidaridad, a partir de la cercanía y la dolorosa circunstancia, y no una salida en busca de mayor exposición, como se desprende de lo que se aprecia.

Nava nunca estuvo del todo a gusto en esa posición, desde donde vio pasar cuatro oportunidades en las que se le mencionó y fue ignorado: la presidencia del PAN, adonde Calderón mandó a Germán Martínez desde la Función Pública; la Oficina de la Presidencia dos veces, una a la salida de Mouriño a Gobernación, cuando fue Gerardo Ruiz, y la otra a su marcha a Economía, que lo relevó Patricia Flores. La cuarta fue Gobernación, para la que el Presidente designó en forma sorpresiva a Fernando Gómez Mont.

Así, Nava se va a una posición políticamente lejana al Presidente, y desde el Vaticano llega Luis Felipe Bravo Mena, muy pero muy cercano en los afectos de Felipe Calderón.

Retales

1. INVITADO.- El presidente Calderón ha confirmado su asistencia a la sesión del Sistema Nacional de Seguridad, el viernes en Palacio Nacional, donde presentará a Alejandro Rubido García como el nuevo secretario ejecutivo, a la salida de Roberto Campa; también a Fernando Gómez Mont como secretario de Gobernación;

2. PIRRURIS.- La guerra en las Lomas de Chapultepec está a todo lo que da por las obras de la delegada Gabriela Cuevas en la zona Reforma-Palmas. La salida de Bosques será de un carril y otro de rebase, lo que nada resuelve, en lugar de hacerlo de cuatro, para que desfogue. Seguiremos hablando de su constructora, la misma de AMLO para el desastre del segundo piso; y

3. AJUSTE.- Ulises Ramírez regresó al Senado después de su efímero paso como coordinador de asesores de Juan Camilo Mouriño, adonde llegó como relevo de la calamidad que fue, y es, Arne Aus Den Ruthen Haag, al que despidió. Fernando Gómez Mont colocó en ese cargo a Alejandro Poiré, y Ruiz regresó a su escaño.

Nos vemos mañana, pero en privado.

Ernesto, el nuevo “jefe”

Enrique Aranda
De naturaleza política
Excélsior

Una semana después, apenas, de haber asumido como nuevo titular de Gobernación, Juan Camilo Mouriño recibió, ahí, la visita de un amigo —funcionario él también— quien, al felicitarle por la designación presidencial a su favor, recibió de respuesta algo así como un “yo no quería estar aquí; no al menos ahora…”, que nunca fue explicado de manera suficiente porque, refiere la misma fuente, la conversación quedó interrumpida por el sonido de la red federal, la famosa “red roja”…

Fue una llamada breve, contestada con extrema amabilidad y cortesía, con aprecio evidente que, apenas colgar el auricular, fue confirmado por Iván, quien refirió al visitante: “Era Ernesto (Cordero); él es como mi hermano, el mejor, somos verdaderamente amigos, como uno…”

¿A qué esto? A que apenas cumplido el duelo por la muerte de Mouriño Terrazo, el pasado 4 de noviembre, y en virtud de que “la vida sigue…”, más de uno entre los personajes más cercanos al presidente Felipe Calderón asegura haber recibido “señales inequívocas” de que si algún sucesor hay del fallecido funcionario —en lo que a la coordinación del denominado “grupo compacto” se refiere— éste no es otro que Ernesto Cordero Arroyo.

Y ello, de suceder así, no sólo lo sería por lo que con respecto al hoy titular de Desarrollo Social (Sedesol) se afirma que refirió en algún momento Juan Camilo sino, también, debido a la estrecha cercanía y el reconocimiento de que aquél goza del jefe del Ejecutivo federal con quien, en forma ciertamente discreta, colabora desde mucho antes de iniciada la puja por la candidatura del blanquiazul... cuando nadie apostaba al proyecto “calderonista” de alcanzar la primera magistratura.

Un proyecto, éste, el “calderonista”, cuya continuidad, valdría destacar, es dejada ahora en manos del aún novel funcionario que, responsable de administrar miles de millones de pesos destinados al financiamiento de los programas sociales “estrella” del gobierno en turno, es mencionado ya por algunos como un seguro precandidato a la Presidencia en 2012 y que, como primera tarea —amén de las respectivas de su cargo, se entiende— será mantener unidos y trabajando coordinados, a favor del proyecto común, a los hoy dispersos integrantes del “grupo compacto” del jefe del Ejecutivo.

Habrá que ver.

Asteriscos

* Ayer, como adelantamos aquí desde el domingo 16, el panista Luis Felipe Bravo Mena dejó la embajada de México ante la Santa Sede para asumir, ¿hoy?, como nuevo secretario particular del presidente Calderón, en sustitución del michoacano César Nava quien, según se dijo también con antelación, será presentado el viernes como secretario técnico para la Implementación de Reformas Constitucionales en Materia de Seguridad y Justicia Penal… ¡lo que ello signifique!

* De no haber ocurrido cambios de última hora en la agenda presidencial, Xóchitl Gálvez, la siempre controversial pero sin duda inteligente ex comisionada para la Atención de los Pueblos Indígenas, estará hoy en la residencia oficial de Los Pinos para, se asegura, conversar con su principal inquilino acerca de de su pretensión de apostar —“bajo los colores de un conglomerado de partidos”— por la sucesión de Miguel Osorio Chong en el Palacio de Gobierno de Hidalgo, en el cada vez más próximo 2010.

* De permitírselo la enfermedad que lo aqueja, Carlos Abascal Carranza reaparecerá hoy en la Universidad Anáhuac del Sur para recibir —rodeado de familiares y amigos— el doctorado honoris causa que le fue otorgado por ésta. Mientras, se ultiman detalles y convoca a la celebración litúrgica que, el sábado próximo, a las 9 horas en la Iglesia de la Esperanza de María (Periférico Sur y Zacatépetl), se ofrece por su salud y la de los suyos…

* Punto a favor del equipo que en el Instituto Mexicano del Seguro Social comanda Juan Molinar, el reconocimiento que como una de las instituciones más transparentes de la administración pública hizo a su favor el presidente del Instituto Nacional de Acceso a la Información, Alonso Lujambio que, incluso, sustentó su decir en el hecho de que, de las más de 23 mil peticiones de información recibidas por el IMSS en cinco años, sólo 2.8% han sido recurridas ante el IFAI.

Veámonos el domingo, con otro tema De naturaleza política.

PRD: ¿y los 12 millones de pesos?

Katia D´Artigues
katia.katinka@gmail.com
Campos Elíseos
El Universal

¿Toma aire Monitor?

Será el próximo fin de semana cuando finalmente se le haga a Jesús Ortega ser ungido presidente nacional del PRD. Hará eventos el sábado, el formal, y el domingo será el mitin. Ya sabemos que no se quieren medir en el espejo de AMLO, pero la comparación será inevitable.

Ya tiene planeadas algunas de las primeras acciones que hará nomás llegue. Muchas no les gustarán a los amloístas-encinistas.

Por lo pronto, los asistentes de Porfirio Muñoz Ledo tendrán ahora sí que empacar: la nueva dirigencia del PRD se muda de regreso al edificio de la calle de Monterrey, donde ahora tiene su sede formal el FAP. La razón: por el edificio de Benjamín Franklin pagan una rentotota de 600 mil pesos al mes y se la van a ahorrar.

También hará compromisos en materia de transparencia… y ahí las cosas se podrían poner color de hormiga. Por lo pronto, se dice por ahí que hay un faltante de 12 millones de pesos…

Poco a poco va tomando aire José Gutiérrez Vivó. Hace unos días logró ponerse a mano —al fin— con todos los trabajadores de Diario Monitor. Les liquidó todos los adeudos que tenía con ellos desde diciembre de 2007. Pero lo de MVS no va tan adelantado como lo de Carmen Aristegui. Que han tenido pláticas, sí, “acercamientos”… pero nada cerrado aún. Y sí, también sería para el nuevo proyecto de radio…

De nuevo es desde la sociedad civil desde donde viene el jalón de orejas a las autoridades: ¿quién fue el hombre que volvió a poner el tema de la seguridad y la cercanía de los 100 días en un lugar privilegiado de la llamada “agenda nacional”? Fue Alejandro Martí. De nuevo.

Me sorprendió su propuesta: no será una fundación más que prevenga o ayude a las víctimas de secuestro. No, va más allá: una fundación de “segundo piso” que ayude a las demás y comprometa a los ciudadanos para combatir la corrupción, mal raíz que genera todo. Y que se convierta en un “observatorio ciudadano” (que por otras causas nomás no ha cuajado).

A todo esto, hay que hacer el anuncio: se llama Fundación SOS y su página de internet es www.mexicosos.org.

Martí, dispuesto a ser, por lo visto, la voz que llamará la atención sobre el tema. La que en la dolorosísima situación del asesinato de Fernando pidió ayer que los ciudadanos lo ayuden entrando al SOS, registrarse y poder, casi, representarlos.

Que si no fuera porque es Martí parecería el inicio de un gran movimiento político, ¿no? Pero bueno, también pienso en cuántas personas realmente nunca quisieron estar en la política y entraron de emergentes porque los que estaban ni podían… ni renunciaban.

Por cierto, a ver qué cuentas nos dan el próximo viernes las autoridades que se comprometieron al Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, al hacer un balance de los famosos 100 días.

Más allá del chisme y la anécdota (que está buenísima, por cierto: eso de ver al jefe de Gobierno capitalino ayudando a preparar galletitas navideñas, o sentado escuchando horóscopos —no políticos—, hablando de temas de salud o un resumen de la telenovela, no política, de nuevo), resulta interesante preguntarse por qué hasta ahora que Marcelo Ebrard sale en Hoy nos preguntamos si es legal o que cuánto costó; es más, hasta El Sendero del Peje lo critica.

Mmmm. No es ni el primero ni será el último que aparezca en un programa de televisión. Tampoco el único programa que lo hace.

En fin, que Marcelo Ebrard estuvo 51 minutos al aire, sonriente y encantador, con Andrea Legarreta & Co. da puntos. La transmisión seguirá por lo que resta de la semana. Ayer hasta charló con Gloria Trevi. Hoy van a Chapultepec. ¿Cuáles serán las otras locaciones? Mmm, recomiendo llevarlos a Tepito, Santa Martha Acatitla, el predio de La Ford, las barrancas y minas de la Álvaro Obregón, lo que queda del New’s Divine… ¿qué otro sitio proponen?

Todo parece indicar que César Nava dejará de ser el secretario particular del presidente Felipe Calderón y pasará a la Secretaría Técnica para la implementación de las reformas constitucionales en materia de seguridad y justicia penal, cargo que desempeñó José Luis Santiago Vasconcelos. Desde el Vaticano regresa Luis Felipe Bravo Mena para ser sucesor de Nava.