diciembre 20, 2008

Periodista, a tus zapatos

Hugo García Michel
hgarcia@milenio.com
Cámara Húngara
Milenio

Lo de hoy, lo de hoy, lo que rifa a nivel global de norte a sur y de este a oeste, es el uso de los zapatos como instrumento de protesta, como arma contundente y significativa (aunque inofensiva), contra los políticos que (des)gobiernan al mundo. Dime con qué zapatos entras a la conferencia de prensa de determinado gobernante y te diré qué clase de peligro potencial representas.

Si Carl Perkins y Elvis Presley le cantaban a sus zapatos de ante azul, si Frank Zappa le dedicaba una canción a sus zapatos cafés y si hasta Gloria Trevi ensalzaba sus zapatos viejos, nada tiene de extraño que por todo el planeta surjan compositores espontáneos que cantan las virtudes de los zapatotes del diez y medio del reportero iraquí Muntazer al-Zaidi, luego de su fallido intento por estrellarlos en la cara de George W. Bush, quien sorprendió al mundo entero con sus inesperadas dotes para esquivar el bulto con agilidad y sin perder su sonrisa divertida y socarrona. O sea, hay que reconocerle a Bush que durante el incidente nunca perdió el estilo.

Se ha hecho de este simpático acontecimiento algo que incluso va más allá de la sobrevaloración. Digo, está bien que el buen Muntazer se aventó una gran puntada, pero de ahí a levantarle un altar y considerarlo nuevo héroe de la lucha contra el imperialismo yanqui, etcétera, hay todo un abismo de exageraciones. Ya hasta el inefable Hugo Chávez se subió al caballo del oportunismo para llenar de elogios a Al-Zaidi (me gustaría saber qué le pasaría al periodista venezolano que se atreviera a arrojarle un huarachazo al tiranuelo).

¿Se pondrá de boga esta modalidad de protesta contra los poderosos? Quién sabe, oiga. Porque si la crisis que viene va a estar tan canija como pronostican los economistas, será difícil que alguien se arriesgue a perder sus zapatos en aras de un dudoso acto de heroismo. Podrá ser muy bien visto por sus simpatizantes, pero… ¿luego con qué lana se comprará otros cacles?

La diplomacia en tiempos de crisis

Ivonne Melgar
Retrovisor
Excélsior

Cuando la crudeza de la recesión, apenas admitida, sepulta la promesa del sexenio del empleo y ganan eco las dudas sobre la viabilidad de la llamada guerra contra la delincuencia, el gobierno procura ampliar su capacidad en el permanente manejo de las crisis, sean económicas, de seguridad o de credibilidad.

Y mientras mayores sean los márgenes de Felipe Calderón, de su gabinete y de su partido para el tratamiento de los momentos difíciles, menores serán las posibilidades de las oposiciones para sacar legítimo provecho de tan mala coyuntura.

Es desde esta lógica de sobrevivencia que debe evaluarse el éxito de la estrategia diplomática calderonista, acaso la única meta cabalmente cumplida si nos atenemos a los objetivos perfilados en el inicio de la administración federal.

Porque a dos años de su llegada al poder, Calderón consiguió ya el protagonismo latinoamericano que se había propuesto como prioritario, en el terreno de la política exterior.

Si bien podría considerarse un asunto accesorio, perteneciente a la retórica, el haber alcanzado un espacio de lucimiento en la región se convierte ahora en un instrumento del pragmatismo político gubernamental para el enfrentamiento de los momentos críticos que se avecinan, tanto por la difícil situación económica como por la competencia electoral de 2009.

De modo que las recurrentes giras presidenciales a los países de América Latina y la búsqueda del diálogo personal con sus gobernantes, deben entenderse como una inversión política de Calderón en abono a la gobernabilidad interna.

Se trata del uso de la diplomacia como instrumento de legitimidad y, por lo tanto, equivalente al cabildeo que permitió abrir las puertas del reconocimiento de los legisladores del PRD, por ejemplo, a cambio de ceder el proyecto original que el gobierno tenía de la reforma energética.

Es decir que, bajo esta perspectiva de ganar credibilidad y margen de maniobra, tanto vale la declaración del jefe de la bancada perredista en la Cámara de Senadores, Carlos Navarrete, el jueves pasado, en el sentido de que sabía que el presidente Felipe Calderón le condicionó las vacaciones a sus secretarios hasta que dejaran listo el ejercicio presupuestal del plan anticrisis, como el borrón y cuenta nueva con Cuba que en Brasil decretó el presidente de la isla, Raúl Castro Ruz.

Para cualquier observador externo, nada de relevante tendrían las palabras del legislador del PRD si no se le explica que apenas hace unos meses él y su fracción parlamentaria se negaban a llamar por su nombre al jefe del Ejecutivo federal y a reconocerle la investidura presidencial.

Lo mismo puede decirse de la visita que hará Calderón a Cuba y de la foto que indudablemente se tomará con un famélico pero siempre simbólico Fidel Castro.

¿Y eso en qué beneficia a los mexicanos?, preguntan los pragmáticos que esperarían un activismo internacional centrado en la caza de inversiones.

Sucede, sin embargo, que para la gobernabilidad también cuenta el pragmatismo político. Y desde esta mira, tienen valor de legitimidad los calificativos dichos el martes por el hermano de Fidel sobre las relaciones “magníficas” entre su país y México.

Claro que a muchos mexicanos, particularmente a los empresarios y a los mismísimos cuadros panistas doctrinarios, les parecerá una pérdida de tiempo que Calderón se ocupe de atender los largos discursos de Hugo Chávez, incluyendo su reiterada invitación a que visite Venezuela.

Y no les faltarán argumentos serios a quienes cuestionen los viajes del Presidente a cumbres como las realizadas esta semana en Salvador de Bahía, la del Mercosur y la de Desarrollo e Integración para América Latina.

¿Para qué necesita México ir a la próxima cita del G-20 a defender los intereses latinoamericanos en la actual coyuntura financiera internacional? ¿Qué no sería mejor atender los propios únicamente?

Y preguntas sobran: ¿Por qué el Presidente insiste en abanderar una Unión de Naciones Latinoamericanas y del Caribe como parte de los festejos del Bicentenario de la Independencia? ¿Requiere México de más comercio con la región, como una vía para el crecimiento? ¿Qué acaso no es más relevante aumentar los negocios con Norteamérica, la Unión Europea o Asia?

¿Quién puede creer que habrá un milagro en 2010 para que los gobiernos de Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa o Cristina Fernández superen sus convicciones antiimperialistas y abran paso a una integración económica latinoamericana en serio?

Y hay otras interrogantes de carácter político que no son de ornato. ¿El hecho de cumplir la promesa de Calderón de actuar con una sola voz en la defensa de Cuba cancelará la defensa de la vigencia de los derechos humanos en la isla? ¿Guardaremos silencio cuando la Organización de los Estados Americanos (OEA) vuelva a preguntar cómo vamos en esa materia?

Sin archivar las dudas en el cajón de la amnesia, lo cierto es que en el proyecto de política interna, de gobernabilidad, el calderonismo necesita garantizar un manejo diplomático frente a los afanes expansionistas, intervencionistas, diríamos, del bloque bolivariano.

Y es indudable que con este recuperado protagonismo en los foros de América Latina, con la conducción del gobierno mexicano del Grupo de Río, particularmente, se le pone un freno a esa posibilidad que, en un descuido, podría haberse traducido en alianzas de estos gobiernos con las diversas manifestaciones radicales de oposición en México.

Si bien por el momento este usufructo de las relaciones internacionales tiene fines de política interna, pronto veremos cómo este reconocimiento del gobierno mexicano entre sus pares de América Latina adquirirá plusvalía en la legitimidad de la relación de México con el próximo habitante de la Casa Blanca.

Y, de nueva cuenta, la construcción de un buen trato con Barack Obama será otro recurso para el manejo de las crisis, aunque esto no se traduzca en soluciones.

Es el uso de la diplomacia para garantizar legitimidad interna, más que resultados en la solución de problemas.

Es una lección del régimen priista que el calderonismo ahora reivindica. Un insumo más para surfear en las aguas de la sobrevivencia y que hacen de este un gobierno marcado por la prueba permanente de su capacidad para manejar las interminables crisis.

Transparencia en riesgo

Carlos Puig
Historias del Más Acá
Milenio

En la máquina hace leyes en que se convirtió el Congreso mexicano este fin de periodo, cuando con urgencia se aprobaron una decena de dictámenes, leyes y modificaciones a leyes en relación con la seguridad pública con tal de cumplir con los famosos compromisos del Acuerdo Nacional por la Seguridad, pasó desapercibido un cambio al Código Federal de Procedimientos Penales, en particular el artículo 16, que guardaría en el secreto eterno todas las averiguaciones previas del Ministerio Público Federal para siempre.

Ningún legislador se ha hecho responsable de la propuesta, aunque en las últimas horas algunos han tratado de esbozar algunas defensas, como si ellos hubieran sido tan bien sorprendidos por la modificación.

Los primeros en reaccionar fueron los comisionados del IFAI para quienes “la reforma al artículo 16 del Código Federal de Procedimientos Penales constituye el primer gran retroceso en materia de acceso a la información pública”.

María Elena Morera, de México Unido contra la Delincuencia, me dijo que la reserva de averiguaciones previas concluidas va en contra de la transparencia que han demandado organizaciones ciudadanas y que se inconformará ante las autoridades.

Jorge Romero, director de Fundar, una de las más serias organizaciones no gubernamentales del país en asuntos de rendición de cuentas y transparencia, dice que le parece uno de los pasos atrás más graves de los últimos años. En el mismo sentido se expresó Eduardo Bohórquez, de Transparencia Internacional.

Los cuatro, IFAI, Morera, Transparencia y Fundar, podrían estar equivocados. Porque la modificación aún no es ley. Y no creo que el presidente Calderón quiera pasar a la historia como quien comience la regresión en una de las materias en que más se ha avanzado en el país después de la alternancia.

El Presidente tiene frente a sí una decisión que no por políticamente complicada deja de ser obvia. No hay que esforzarse mucho para intuir que la modificación es obra, al menos parcialmente, de la Procuraduría General de la República, de Eduardo Medina Mora.

La PGR se ha distinguido en los últimos tiempos por ser la institución más opaca del gobierno federal y, de hecho, ha sido la primera que ha combatido vigorosamente en tribunales al IFAI y la Ley de Transparencia.

De hecho, este año ha presentado una serie de controversias jurisdiccionales frente a los tribunales contra el pleno del IFAI, en relación con averiguaciones previas y saltándose, o al menos discutiendo, el hecho de que como marca la ley, las decisiones del instituto son inatacables.

De triunfar la procuraduría en dichos procedimientos, la lograda transparencia, que con todo y algunas limitaciones y defectos ha sido un soplo de aire fresco a la vida pública mexicana, se convertiría en letra muerta.

Si las resoluciones del IFAI pueden ser atacables en tribunales por la autoridad, se abre una ventana enorme para que toda institución gubernamental ahogue en el pantano de nuestras cortes las intenciones de conocer la información pública.

Todo eso ha sido emprendido desde la Procuraduría General de la República.

Los consejeros del IFAI, de Alonso Lujambio a María Marván y Juan Pablo Guerreo, han venido advirtiendo de la embestida de Medina Mora contra la transparencia hasta hoy, infructuosamente. Las modificaciones que harían secretas todas las averiguaciones previas concluidas serían su mayor triunfo.

Es mentira, como han querido alegar desde la PGR, que la ley o las resoluciones del pleno del IFAI pongan en peligro investigaciones en curso o la manera en que se combate a la delincuencia organizada, como lo explicó el instituto hace unos días: “El IFAI desarrolló y aplicó de manera consistente un criterio para considerar como información reservada aquella vinculada a averiguaciones previas no concluidas, es decir, en trámite o en reserva, con el propósito de salvaguardar el buen curso de las investigaciones a cargo de la PGR. En contrapartida, ante solicitudes de acceso a averiguaciones previas concluidas, esto es, en los casos donde la PGR emite dictámenes de no ejercicio de la acción penal, o bien, en los que ha determinado consignar penalmente a una persona ante los tribunales judiciales, el IFAI ha considerado procedente otorgar acceso en versión pública a dichas averiguaciones previas, a sus dictámenes o a los pliegos de consignación”.

Alegar lo contrario, además, es de risa, viniendo de nuestras instituciones de seguridad pública que filtran como tubería vieja con tal de golpear a enemigos políticos.

La inseguridad no se combate con secretitos, sino con inteligencia, eficiencia y honradez —de las que hay poco en nuestros organismos encargados de proveer de seguridad.

Negar al público averiguaciones previas ya concluidas, cerradas, terminadas, huele a otra cosa.

El Presidente no debería validarlo. Se haría cómplice. Aunque se enoje su procurador. Y ya de paso, le debería ordenar quitar las acciones que contra la Ley de Transparencia tiene en los juzgados. Sería un buen regalo de Reyes.

El año del búfalo

Andrés Pascoe Rippey
La Crónica de Hoy

A Tsunami: resiste, compañera, que faltan muchas batallas.

No es necesario ser adivino —ciertamente yo no lo soy— para tener claro que se viene un año difícil. No sólo porque el 2008 fue un año tan duro (de los peores en mucho tiempo), sino porque el 2009 es el año del búfalo.

Según el horóscopo chino, el año que viene exigirá tenacidad. El búfalo representa al trabajador incansable; al hombre honorable, noble y generoso que cae fácilmente en las trampas de aquellos que son más astutos y traicioneros que él. El búfalo es un buen animal que es casi irremediablemente explotado y usado. Es, en muchos sentidos, una víctima de su propia nobleza.

Este año que comienza tendrá algunos rasgos de ese tipo. Demandará mucho trabajo. Las economías seguirán sufriendo y empleos se seguirán perdiendo. Hombres y mujeres verán su situación económica complicarse. No será ni rápido ni de golpe: será un lento deterioro, como el de una casa abandonada.

Los rescates a las grandes corporaciones continuarán en todo el mundo, sólo para recordarnos que los gobiernos siguen más dispuestos a gastar en los especuladores que en la gente. Los desembolsos millonarios serán vistos como algo cada vez más normal, parte de un sacrificio social para proteger a los más ricos de su propia irresponsabilidad.

En el frente internacional, veremos a Barack Obama enfrentar el gran reto, con lo que sin duda decepcionará a muchos: una gran moderación. Incluso, para ganar el favor de los conservadores americanos, Obama se correrá a la derecha.

Sentiremos una profunda frustración con él, al menos al principio. Poco a poco, sin embargo, Obama irá demostrando que sí tiene temple. Tomará tiempo y es probable que esto no lo veamos incluso hasta el segundo año de su gobierno, pero llegará. Espero que no sea demasiado tarde para entonces.

Chile tendrá elecciones presidenciales. Hoy, el candidato de derecha, Sebastián Piñera, lleva una ventaja considerable. Angustiosamente similar a Fox, Piñera es un hombre de negocios, populista y frívolo. Hábil manipulador, el representante de la reacción chilena promueve una imagen centrista un día y pinochetista el otro, para complacer a la mayor clientela posible. El también dueño de una televisora y de la aerolínea LAN tuvo su mayor acto de trapecismo político al aparentar que estaba por la democracia después de enriquecerse con la dictadura, a la que sólo condenó cuando le resultó útil. Es un hombre que, de ganar, le hará un daño enorme a Chile. Pero los chilenos, cansados de una Concertación desorganizada y envejecida, parecen estar dispuestos ser gobernados por él. Con todo, las cosas van a complicarse. Piñera —como Andrés Manuel López Obrador en su momento— lleva años en campaña sin adversario. Cuando se presente un candidato sólido y respaldado por las fuerzas progresistas, sabremos realmente de qué está hecho.

En Uruguay habrá elecciones también. El Frente Amplio presentará un candidato que no es del gusto del presidente Tabaré Vázquez, quien de cualquier forma ya ha renunciado a enarbolar las causas de la izquierda. Aun así el Frente tiene mayoría en las encuestas y, a menos de que surja un candidato sorpresa, deberá retener el poder.

Argentina también vivirá una elección, pero de diputados. El vicepresidente del Partido Radical, Cobos, ha roto ya lazos con la presidenta Fernández desde hace tiempo, y está preparando una alianza con la derecha de ese país. Sin embargo, los peronistas de Kirchner tienen aún influencia, lo cual significará una estrecha victoria del oficialismo.

México, está claro, vivirá un proceso electoral complejo. Con una sociedad avasallada por la violencia y la confusión política, podemos esperar un alto abstencionismo —normal, por cierto, en una elección intermedia.

Veremos un PRI fortalecido, un PAN lánguido y un PRD desarticulado. Mi proyección, más-menos, es: PRI, 35% y PAN, 30. El PRD tendrá 12 y sufrirá el desangre de su malograda amistad con el PT-PC, que le quitará un 5%; PSD, entre 2 y 3%, si logra construir un mensaje de izquierda renovada. Creo que le beneficiará a este partido ir solo: podrá consolidar su personalidad.

Sin dejar de tomar en cuenta las dificultades, el año del búfalo será también el año de la cosecha. Aquellos que han trabajado arduamente, que han buscado crear y construir algo, podrán por fin recoger el fruto de su esfuerzo. Así que el consejo para 2009 es el mismo que Kalimán repitió incansablemente: paciencia y astucia. Vienen tiempos duros, enfrentémoslos con la nobleza de un búfalo.

Ingrid, México y la pena de muerte

Yuriria Sierra
Nudo Gordiano
Excélsior

Estuvo secuestrada a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por seis años, esperando por una libertad que ya sólo aparecía en sueños. Ingrid Betancourt alzó los brazos de nuevo sin tener armas de por medio que apuntaran contra su vida. En julio pasado recuperó esa libertad perdida en 2002 y le dio al mundo una muestra de esa fortaleza que la hizo contender por la presidencia de uno de los países más rebeldes del continente americano: Colombia.

Y como parte de las actividades que la están reincorporando al mundo, Betancourt llegó a nuestro país hace un par de días, con dos objetivos:

1. Visitar la Basílica de Guadalupe, de quien ha sido ferviente devota y cuya fe se acrecentó en sus días de cautiverio en la selva colombiana. Cuenta que esa fe fue la que le ayudó a soportar los maltratos y, claro, la violencia emocional que le provocaba no saber lo que pasaría con su vida. Al ser liberada, prometió visitar el santuario guadalupano y así lo hizo.

2. Se reunió con el presidente Felipe Calderón y, aunque la reunión fue privada, Betancourt dio una conferencia de prensa al día siguiente donde las preguntas giraban a en torno a la pena de muerte que actualmente intenta discutirse en nuestro país.

Y es que con esa sonada propuesta que de parte de algunos se ha dejado escuchar en el país, que intenta dar pena de muerte a los criminales que asesinen a sus víctimas con dolo, incluidos, por supuesto, los secuestradores...

De ahí que se le cuestionara lo viable y, sobre todo, lo eficaz en su aplicación. Sobre esto, Ingrid sólo pudo expresar lo tentadora que es la idea de poder condenar a pena de muerte a los secuestradores. Claro, alguien que estuvo por tanto tiempo en cautiverio conoce en sus entrañas a esos personajes sin escrúpulos que coartan las libertades, sea cual sea, el motivo.

Ella también sabe que un entorno tan fácil de corromper como el nuestro nos podría volver más frágiles y haría de la misma condena una arma para uso de esos personajes poderosos y que forman parte de ambos lados, criminales y autoridades. Ella, haciendo hincapié en la desigualdad social que en gran parte provoca la criminalidad, sabe que es ahí donde se debe actuar antes de pensar en sentencias prohibidas por constituciones de muchos países.

Pero para Ingrid es momento de cerrar ciclos y también de iniciar otros, anunció que hará un retiro espiritual de un año para terminar de reencontrarse con su familia y ella misma, algo sin duda necesario, porque no se puede dejar atrás un episodio de una manera tan sencilla a pesar de la inmensa fortaleza que nos demostró durante su encierro y la ganas de seguir que la hicieron venir a nuestro país.

Y es que Ingrid se convirtió en el emblema que muchas víctimas de secuestro, por causas políticas o no, necesitan para que les demostrara que no hay imposibles. Con ganas de estar de nuevo, y por completo, en la vida que le obligaron a dejar por unos años, pero con la convicción de ver por aquellos que siguen en cautiverio y en manos de las FARC, también por quienes han sufrido un secuestro de manera particular, por ellos, es que Betancourt planea llegar y quedarse para defender esas libertades, aunque sabe que para eso también se necesita la cooperación de los gobiernos de manera individual y en colectivo.

Ella, Ingrid Betancourt, uno de los personajes de este año de vorágine...

Ella se convirtió en el emblema que muchas víctimas de secuestro, por causas políticas o no, necesitan para que les demostrara que no hay imposibles.

El enemigo a vencer

Salvador García Soto
Serpientes y Escaleras
El Universal

Si 2008 agoniza con un país sacudido por la violencia y la inseguridad, y 2009 se avizora cargado de incertidumbre por la recesiva situación económica, en el ambiente político nacional hay una sola certeza para el año que comienza: que el enemigo a vencer en las elecciones federales de julio próximo tiene nombres y apellidos, se llama Partido Revolucionario Institucional

A los colmilludos priístas se les ve tranquilos. Ya veremos si su pragmática unidad, aunque cada uno por su lado, ayuda a enfrentar el embate común que preparan PAN y PRD contra el viejo partido
Si 2008 agoniza con un país sacudido por la violencia y la inseguridad, y 2009 se avizora cargado de incertidumbre por la recesiva situación económica, en el ambiente político nacional hay una sola certeza para el año que comienza: que el enemigo a vencer en las elecciones federales de julio próximo tiene nombres y apellidos, se llama Partido Revolucionario Institucional.

Tanto el estancado PAN como el dividido PRD tienen enfocadas sus baterías al adversario común del priísmo, que llega como favorito indiscutible a los comicios parlamentarios del próximo año. Y en el objetivo de minar la fuerza electoral del viejo partido, han encontrado un blanco por demás atractivo en la figura de Enrique Peña Nieto.

Blanquiazules y amarillos le preparan al gobernador mexiquense, al que ubican como puntal del crecimiento priísta en las encuestas, varios misiles que buscarán detonarle desde el arranque del próximo año.

En pláticas y acuerdos que se dieron desde octubre pasado entre Guadalupe Acosta Naranjo, entonces presidente interino del perredismo —cercano al actual dirigente Jesús Ortega— y el líder nacional del PAN, Germán Martínez Cázares, el tema de una alianza de facto en contra del priísmo se discutió entre los dos partidos.

Fue Acosta el que propuso al dirigente panista parar la enconada confrontación entre sus partidos con el argumento de que, mientras ellos se atacaban, el PRI capitalizaba esa confrontación a su favor. El panismo, dijo Naranjo, no ha ganado uno solo de los votos que pierde el PRD, y son los priístas los que están ganando con el desgaste de ambos partidos.

Las palabras de Guadalupe tuvieron algún efecto, porque a partir de aquellas pláticas, el PAN cambió el tono de su confrontación con el PRD.

Y es que había lógica en los argumentos de Guadalupe Acosta. El PRD no es competencia del PAN en distritos que controla el blanquiazul, y los panistas no compiten en demarcaciones dominadas por el perredismo. Un ejemplo claro es Ciudad Nezahualcóyotl, bastión perredista donde difícilmente Acción Nacional puede aspirar a algo. En cambio, encuestas recientes demuestran que el impacto de la imagen de Peña Nieto ha hecho crecer al PRI y ya representa una amenaza para el control del sol azteca.

En el reciente Consejo Nacional del PRD de hace una semana, el gobernador Peña Nieto y sus gastos millonarios en publicidad televisiva fueron tema de debate. Los consejeros perredistas acordaron impulsar en la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados la fiscalización de los recursos federales en el estado de México y pedir vigilancia especial en el gasto de esa entidad en 2009.

Del lado panista, en las últimas semanas el discurso de Germán Martínez dio un viraje y, en vez de centrarse en su confrontación con el PRD, ubicó claramente al PRI como “el enemigo a vencer”.

A los colmilludos priístas se les ve tranquilos; operan alianzas internas, tejen fino, mueven sus piezas. Ya veremos si esa pragmática unidad que operan los priístas les ayuda a enfrentar el embate común, aunque cada uno por su lado, que preparan PAN y PRD contra el viejo partido.

TRIFE: UN FALLO SOBRE LA REFORMA

Impugnada por el cerrado margen con que se definió, la elección de Acapulco, del pasado 5 de octubre, fue vista desde el principio como una “prueba de fuego” para la reforma electoral federal aprobada por el Congreso de la Unión en 2007.

Las múltiples irregularidades que se denunciaron en esos comicios locales, desde violaciones de los topes de campaña, guerras de desprestigio entre candidatos, uso de dineros públicos en campañas hasta la infiltración de dinero del narco en las campañas, hacen que el recurso de impugnación que se presentó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se convirtiera en un examen para la mencionada reforma electoral que, a decir de los denunciantes, exhibió todas sus deficiencias, huecos y lagunas y fue pisoteada en los comicios acapulqueños.

La sentencia que esta semana emitirán los magistrados del TEPJF sobre Acapulco impactará no sólo a ese municipio, sino que sentará un precedente importante para las elecciones federales y locales de 2009 que se realizarán bajo el nuevo esquema constitucional.

Es decir, del fallo que decidan los integrantes del Tribunal depende si las nuevas reglas electorales del país realmente funcionaron o si se opta por validar su violación e inoperancia, misma que podría repetirse, ya avalada por el máximo tribunal electoral, en las próximas elecciones federales.

¿Qué van a decidir los magistrados?

NOTAS INDISCRETAS... La declaración de Rubén Aguilar, el traductor de los dichos de Vicente Fox, parece toda una confesión de parte y revela la negra verdad de la relación que sostuvo la pareja ex presidencial con los grupos criminales del país. Tratando de darle consejos al presidente Calderón, el ex vocero de Los Pinos abona directamente al gusto que tuvieron en la administración foxiana por la corrupción, la impunidad y el cinismo. Afirma lo que seguramente hicieron el sexenio pasado en lo “oscurito” con el bajo mundo criminal en sus diferentes expresiones, como el narcotráfico, el contrabando de mercancía chatarra, el tráfico de influencias, etcétera. Con certeza y muy seguro, Rubén ha dicho la verdad que vio y escuchó de la pareja ex presidencial en los escándalos que protagonizaron en compañía de sus hijos y entrenados. Su fidelidad cortesana siempre lo ha traicionado… La eliminación de aranceles en aceites para su importación al país es rechazada por el Consejo Nacional Agropecuario, que argumenta que la medida de la Secretaría de Economía no sólo fue “unilateral”, sino que afectará la producción doméstica de oleaginosas, y puede hacer que desaparezcan superficies de cultivo en el empobrecido sureste del país (Oaxaca, Chiapas, Campeche y Yucatán) y se eliminen los empleos que generan. Los productores del CNA, que preside Juan Carlos Cortés, piden revisar la medida que no se consultó a los productores. Para que les entienda el secretario de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, le van a decir simplemente que su decreto “está cañón”… Los dados mandaron escalera doble para todos los lectores. Desean que el próximo año sea pleno de salud y trabajo, y que logremos ahuyentar a las serpientes que se ven en el horizonte. Guardamos los dados en el cajón y volverán a girar, con energía renovada, hasta el 6 de enero de 2009. Hasta entonces y felicidades.