mayo 13, 2009

El que con tiranos se acuesta…

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Dice la canciller Patricia Espinosa que, a raíz de la influenza, México “ha sufrido medidas discriminatorias e injustificadas de China, Perú, Ecuador, Argentina y Cuba”.

Cuba. Sin fundamento científico y jugando como siempre para sus fines, Fidel Castro acusó a México de ocultar información sobre el brote, “esperando la visita de Obama”.

El dictador responsabiliza así al presidente Calderón de la muerte de medio centenar de personas. Y además pregunta: “¿De qué se quejaba el presidente mexicano en relación a las medidas que Cuba adoptó, de acuerdo a las normas establecidas y sin la menor intención de afectar al hermano pueblo de México?”

El cinismo de los tiranos. Las trampas de Fidel. Mezcla a conveniencia fechas y datos, deforma la recomendación de la OMS y se da por ofendido cuando el gobierno mexicano balbucea un reclamo por la suspensión de vuelos ordenada por La Habana.

Bien merecido se lo tienen el presidente Calderón y la canciller Espinosa que le extendieron la mano a una dictadura chantajista y ventajosa. Quitaron el dedo del renglón de los derechos humanos en la isla ¿a cambio de qué? ¿De que Fidel y sus vasallos cerraran la boca y no pergeñaran un nuevo audioescándalo ni activaran a sus “agentes secretos”? ¿Silencio por tranquilidad?

Ahí está el resultado. Ahora deberán poner la otra mejilla o soportar el juego de la tiranía: anacrónica, pero aún eficaz cuando de exasperar, ridiculizar, agitar se trata.

Si tan sólo hubieran leído aquel párrafo de Los idus de marzo en que Thornton Wilder escribe que el dictador es mezquino en beneficios, incalculable en la manifestación de su desagrado, sediento de adulación.

Beltrones y López Obrador, por lo demás, deben estar felices.

No hay comentarios.: