enero 28, 2009

Paco Calderón

¿Catastrofistas?

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

No basta con buscar la verdad, hay que encontrarla. Florestán

Hace unos días recuperé aquí las consideraciones del ex zar antidrogas de Estados Unidos, general Barry McCaffrey, sobre el peligro que el narcotráfico en México representa para su país y para el nuestro.

El militar retirado asistió a un seminario a puerta cerrada realizado en Ixtapan de la Sal, convocado por Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública federal.

Lo que McCaffrey advirtió fue que México se encuentra al borde de un abismo que se llama narco-Estado y que si el nuevo gobierno de Barack Obama no respalda la estrategia antidrogas del presidente Calderón, en menos de ocho años el crimen organizado se habrá apoderado de nuestro país, poniendo en riesgo la seguridad del suyo, un lujo que, dijo, no se pueden dar.

Esta advertencia del general McCaffrey va en línea con lo declarado en otras instancias de seguridad estadunidenses en las que hablan con preocupación de lo que llaman paquistanización de México y con el diagnóstico de la Secretaría de la Defensa Nacional que dice, y con razón, que lo que está en juego en la guerra al narcotráfico es la viabilidad de México como nación.

Las palabras del ex zar antidrogas fueron desechadas por la llamada clase política sin argumentos, sólo con descalificaciones: es un catastrofista, fue lo menos que le dijeron a lo que pregunté y pregunto, ¿de verdad es un catastrofista y lo que dice es mentira?

Ayer, el nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto norteamericano, el almirante Mike Mullan, declaró que Estados Unidos se encuentra extremadamente preocupado por la violencia en la frontera con México, y nosotros con lo que dijo.

No vayan a salir otra vez desde su negación compulsiva con el cuento de que este almirante, como el general, es un catastrofista y miren hacia otro lado para tranquilizar las conciencias oficiales.

Retales

1. CORRAL. Javier Corral ha planteado su deseo de ser diputado federal, pero de los plurinominales. El caso se decidirá en la asamblea del PAN de Chihuahua que preside Arturo García Portillo, uno de los tres ex secretarios generales en el PAN de Manuel Espino. El reto es saber si sus paisanos lo dejarán pasar;

2. PURIFICACION. El caso de la subsecretaria saliente de Comunicaciones de la SCT, Purificación Carpinteyro está, le decía ayer, resuelto: ya está fuera. A ver ahora quién será el tercer subsecretario de Comunicaciones de quien depende la tensa área de telecomunicaciones. ¿Qué afectaría su relación de confianza con el presidente Calderón? y

3. CAPICÚA. De ser Fernando Elizondo el candidato del PAN al gobierno de Nuevo León y ganarle al candidato del PRI, se podría dar un caso único en que el gobernador saliente, Natividad González Parás, le devuelve la banda al que se la entregó hace seis años, el mismo Elizondo.

Nos vemos mañana, pero en privado.

El PRI, de seis, ¿dos?

Pablo Hiriart
Vida Nacional
Excélsior

En el PRI sienten, que en buena medida tienen razón, que la ciudadanía podría llamarlos a ocupar la Presidencia en 2012.

Tienen buenos precandidatos presidenciales, lo mismo que el PRD, mientras en el PAN las figuras aún no pintan.

Falta tiempo, es cierto. Falta que sucedan cosas importantes antes de que ello ocurra.

Antes de 2012 está 2009, y se da el caso de que el PRI, partido que en teoría lleva todas las de ganar, podría perder no una, sino cuatro de las seis gubernaturas que se eligen este año.

Mal manejo de la delicada tarea de selección de candidatos, así como gobernadores aferrados a dejar un sucesor, podrían lograr que al PAN le caigan, sin mayor esfuerzo, gubernaturas que no pensaba ganar.

Sonora, un estado que siempre ha sido gobernado por el PRI, y cuyo gobernador tiene aspiraciones presidenciales, podría ir a la cosecha azul de 2009.

El gobernador Eduardo Bours no quiere dejar pasar al ex alcalde de Hermosillo, Ernesto Gándara, y ha puesto toda la maquinaria estatal a favor del senador Alfonso Elías.

El poderoso senador sonorense Manlio Fabio Beltrones ha decidido no involucrarse en la contienda interna de su partido, mientras Beatriz Paredes, en un movimiento enérgico pero posiblemente tardío, cambió al delegado del PRI en esa entidad.

El delegado saliente, que era el encargado de la conducción imparcial y limpia del proceso de selección de candidato a gobernador, ya tiene trabajo: en el comité de campaña del senador Alfonso Elías.

Así, dentro de muy poco, el estado natal de Plutarco Elías Calles y de Luis Donaldo Colosio, podría ser gobernado por el PAN.

En San Luis Potosí, el PRI se dejó imponer la candidatura de Fernando Toranzo, secretario de Salud del gobernador panista Marcelo de los Santos.

El priista no vio por dónde le pasó el strike y ahí lo tienen, apoyando al candidato del gobernador del PAN.

Nuevo León, el estado que recuperó el PRI hace seis años con Natividad González Parás, también está complicado para ese partido por el mal manejo de las expectativas de funcionarios del gobierno estatal.

¿Cómo es posible que haya una disputa, con todo, entre dos miembros del gabinete del gobernador?

Una de las razones que pueden ayudar a ese partido a recuperar la Presidencia en 2012 es, precisamente, la imagen que tiene de disciplinado y la verticalidad del mando a la hora de cerrar filas.

Resulta que en Nuevo León disputan la candidatura priista el secretario de Gobierno, Rodrigo Medina, y el coordinador de proyectos de Infraestructura Estratégica, Abel Guerra.

Es decir, ya van tres gubernaturas que posiblemente gane el PAN, las de Sonora, San Luis y Nuevo León.

Falta un cuarto estado: Querétaro, convertido en bastión panista desde 1997. Y así seguirá.

Salvo, claro, que alguien piense que el senador Calzada le pueda ganar al candidato de Diego Fernández de Cevallos en Querétaro.

En las dos entidades que el PRI puede ganar, Campeche y Colima, tampoco la tiene fácil.

Aunque al parecer no representa gran peligro para el PRI, se le salió de control el senador Alejandro Rafael Moreno,Alito, quien podría contender por otro partido.

En Colima el PRI sudará la gota gorda para ganar. Puede hacerlo, pero enfrente tendrá a Acción Nacional y, tal vez, por el PRD, a Mario Delgado, uno de los más interesantes cuadros del gabinete de Marcelo Ebrard en el Distrito Federal.

Así es que antes de ilusionarse con 2012, el PRI tiene que salvar 2009.

De seis, dos, sería un pésimo resultado para el PRI.

Ello no quiere decir que en la elección de diputados al Congreso federal le vaya mal.

No necesariamente. Aunque una inadecuada selección de candidatos los puede poner en el segundo lugar.

Hay casos como el de Óscar Lara, en Sinaloa, que lanzó su candidatura en un evento al que acudió toda la clase política de su partido, empresarios y dirigentes sociales.

Pero en otros lugares del país comienzan a surgir nombres identificados con el jurásico en el pleistoceno político.

Nombres que no suman nada, absolutamente nada, al PRI.

Al contrario, le pueden ocasionar el efecto risting: fenómeno tectónico de hundimiento y de todo lo que le acompaña.

Mouriño, ¿el otro piloto?

Katia D´Artigues
katia.katinka@gmail.com
Campos Elíseos
El Universal

El reciclaje, según el PRI

La versión está(ba) en el aire. Luego de conocer las primeras grabaciones de la caja negra del Learjet 45 donde viajaban Juan Camilo Mouriño y José Luis Santiago Vasconcelos (entre otros pasajeros), el pasado 4 de noviembre de 2008, la pregunta fue: ¿de quién era la tercera voz que entró a la cabina junto con los pilotos y que se escucha en las grabaciones?

El lunes, el periódico Por Esto!, de Yucatán, reprodujo la “grabación completa” del fragmento que presentó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

De acuerdo con la información publicada —y se detalla que avalada por fuentes del Ejército—, quien acompañaba al piloto Martín de Jesús Oliva y al copiloto Álvaro Sánchez era… JC Mouriño. Y más allá: que tomó el mando de la aeronave.

Cuentan que le gustaba hacerlo, de manera informal, también en otros aviones. Como en uno que poseía su padre…

Así se explicaría, también, la falta de destreza del piloto, cosa que parece increíble dada la experiencia de Martín de Jesús Oliva y Álvaro Sánchez. Y cosas que han señalado otros pilotos expertos: que el “lenguaje” usado no era de un piloto. Y más: que confundía un lugar con otro —como Salamanca—, cuando ambos pilotos oficiales seguramente habían pasado por esa ruta cientos de veces, sin exagerar.

¿Sería posible que Mouriño haya sido el culpable de estrellar la aeronave?

“El Pozolero”. Estoy impactada, como muchos, por la historia gore de El Pozolero. Sólo que por sentido común seguramente hay más en su “profesión”. ¿O no es marca de Los Zetas esta forma de desaparecer a sus enemigos?

Pero bueno, al mismo tiempo es una gran oportunidad para el cine nacional. Podría ser un película de culto, nuestro Hannibal Lecter mexicano. ¿Qué tal llamarlo Aníbal, el pozolero? ¿O con la sazón de Aníbal?

Con todo y la realización de que la insondable naturaleza humana sobrepasa a las leyes diseñadas por los hombres… y es que un crimen así no está ni contemplado en el Código Penal Federal.

La noche del lunes, en el anuncio de la creación del Arco conmemorativo del Bicentenario, el secretario de Gobierno capitalino, José Ángel Ávila, estuvo a punto de no llegar… pero no por falta de voluntad.

La razón: controlar la crisis en el Tutelar de Menores y, por la mañana, negociar candidaturas a diputados con tribus del PRD…

Ávila es la carta de Ebrard para cumplir con los eventos en los que tiene que estar el DF… pero sin romper su promesa de nunca, never, juntarse para la foto con Calderón. Y se ha llevado bien con los tres secretarios de Gobernación que ha tenido el sexenio. Incluyendo Fernando Gómez Mont.

Aunque usted no lo crea. José Narro se niega a entregar las llaves de la oficina del PT en Zacatecas, su base. La razón: ¡que él no se ha ido de ese partido (sólo impulsó a miles a que lo hicieran). Muy congruente él.

Cinismo, derecho familiar o propuesta ecológica del reciclaje de experiencia… ¿Cómo explicarse los nuevos cuadros que están apuntados para llegar a San Lázaro?

Unos botones de muestra, sólo del PRI.

Ignacio Pichardo Lechuga. Ángel Aguirre Herrera, Patricio Chirinos del Ángel, hijos de ex gobernadores.

O Fidel Herrera Borunda como suplente (típico: se va el titular y ya’stá).

Dos hermanos de gobernadores: Rubén Moreira y Julieta Marín. También el regreso de Emilio Chuayffet.

En el PAN todavía no hay mayores datos, pero ayer Germán Martínez dio a entender que tenían el puño cerrado. Y no porque tengan ahí todas las candidaturas (también), sino porque no han ejercido aún el “dedazo democrático”.

Por cierto, Alejandro Encinas tendrá que decidir en estos días qué curul le gusta más: si la de diputado federal o de asambleísta.

Si es la primera, muchos lo ven como coordinador de la bancada en San Lázaro, junto con Beatriz Paredes por el PRI y César Nava por el PAN…

Pero si se va de asambleísta, el paso natural sería buscar la candidatura a jefe de Gobierno en 2012 (junto con un eslogan de campaña que diga: “Y volver, volver, volver”), y reeditar su enfrentamiento con Jesús Ortega, otro candidato apuntado desde ahora.