mayo 13, 2009

Paco Calderón

Salinas, un corrupto: De la Madrid


EXCELSIOR.com.mx

• Callan priístas ante revelaciones de MMH
• Exigen perredistas se investigue a Salinas
• De la Madrid confirma sospechas: PRD


Para el ex presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari estas últimas semanas han sido de escándalo. Primero con la publicación del libro del empresario Carlos Ahumada, en la que asegura que fue el artífice de los videoescándalos del 2004, con René Bejarano como protagonista principal, y ahora su homólogo Miguel de la Madrid Hurtado lo tacha de corrupto, ‘ladrón’ y un mal gobernante.

El ex presidente De la Madrid (1982-1988) rompió con la tradición y en una entrevista en el noticiero matutino de MVS habló de su sucesor (Carlos Salinas 1988-1994), pero principalmente del llamado ‘hermano incómodo’, Raúl Salinas, a quien lo vinculó con el narcotráfico.

De la Madrid se dijo desilusionado por haber sido él quien designó a Carlos como su sucesor, pero se justifica diciendo que en ese momento “no tenía elementos de juicio sobre la moralidad de los Salinas, me di cuenta después”.

Lamentó que Salinas haya fomentado la corrupción entre su familia, a tal grado que su hermano, Raúl Salinas, tuviera nexos con el crimen organizado, de donde, quizás, sea su fortuna.

“(Carlos Salinas) cometió errores muy serios, muy serios. El peor, la corrupción y sobre todo del hermano (…) Negocios ilícitos”, manifestó el ex gobernante.

Sin dar detalles del cártel que ayudó a Raúl Salinas, De la Madrid dice que fueron “los que le dieron el dinero para llevárselo a Suiza”.

“Cuando yo ya no era presidente me di cuenta del dinero que se había llevado Raúl, la cuenta en Suiza, más o menos me di cuenta que las operaciones se hacían por medio de bancos norteamericanos”, mencionó.

Sobre la partida secreta del Gobierno federal, de la que se dice se robó una parte Carlos Salinas, el ex presidente asegura que fue la mitad y no descartó que de ahí provenga su fortuna.

¿Cómo un presidente puede robarse la partida secreta?, se le preguntó, a lo que De la Madrid contestó de manera tajante: “Porque es secreta”, y no descartó que Enrique y Adriana Salinas hayan participado.

A continuación, parte de la entrevista del ex presidente sobre la partida secreta y los nexos de Raúl Salinas con el narcotráfico.

- Pregunta: ¿De dónde sacó (Carlos Salinas) su fortuna, ¿de la partida secreta?

- Miguel de la Madrid: Bueno, es una equivocación, siempre había existido una partida secreta, pero se abusó.

- Pregunta: ¿Cómo abusó Salinas de esa partida secreta?, porque era más grande de la que usted ejerció.

- Miguel de la Madrid: Ampliamente.

- Pregunta: De qué tamaño era esa partida secreta? ¿100 veces?

-Miguel de la Madrid: Por ahí y el dinero por ahí anda.

- Pregunta: ¿Usted cree que se robó la mitad?

- Miguel de la Madrid: Sí.

- Pregunta: ¿Cómo un presidente puede robarse la partida secreta?

- Miguel de la Madrid: Porque es precisamente eso, secreta.

- Pregunta: ¿El propio Salinas a través de sus hermanos?

- Miguel de la Madrid: Es posible.

- Pregunta: ¿De ahí la fortuna de Carlos Salinas?

- Miguel de la Madrid: Es posible

(…)

- Pregunta: ¿Qué tipo de información tuvo sobre Salinas, y después para arrepentirse de Salinas?

- Miguel de la Madrid: Los hechos.

- Pregunta: ¿Usted creía que Salinas era estudioso, honesto?

- Miguel de la Madrid: Cometió errores muy serios, muy serios. El peor, la corrupción y sobre todo del hermano.

- Pregunta: ¿Qué del hermano le molesta más?

- Miguel de la Madrid: Negocios ilícitos.

- Pregunta: ¿Cuál de todos?

- Miguel de la Madrid: Conseguía contratos de gobierno, se comunicaba con los narcotraficantes.

- Pregunta: ¿Con quién? ¿con cuál?

- Miguel de la Madrid: No recuerdo exactamente, pero con los que le dieron el dinero para llevárselo a Suiza.

El que con tiranos se acuesta…

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Dice la canciller Patricia Espinosa que, a raíz de la influenza, México “ha sufrido medidas discriminatorias e injustificadas de China, Perú, Ecuador, Argentina y Cuba”.

Cuba. Sin fundamento científico y jugando como siempre para sus fines, Fidel Castro acusó a México de ocultar información sobre el brote, “esperando la visita de Obama”.

El dictador responsabiliza así al presidente Calderón de la muerte de medio centenar de personas. Y además pregunta: “¿De qué se quejaba el presidente mexicano en relación a las medidas que Cuba adoptó, de acuerdo a las normas establecidas y sin la menor intención de afectar al hermano pueblo de México?”

El cinismo de los tiranos. Las trampas de Fidel. Mezcla a conveniencia fechas y datos, deforma la recomendación de la OMS y se da por ofendido cuando el gobierno mexicano balbucea un reclamo por la suspensión de vuelos ordenada por La Habana.

Bien merecido se lo tienen el presidente Calderón y la canciller Espinosa que le extendieron la mano a una dictadura chantajista y ventajosa. Quitaron el dedo del renglón de los derechos humanos en la isla ¿a cambio de qué? ¿De que Fidel y sus vasallos cerraran la boca y no pergeñaran un nuevo audioescándalo ni activaran a sus “agentes secretos”? ¿Silencio por tranquilidad?

Ahí está el resultado. Ahora deberán poner la otra mejilla o soportar el juego de la tiranía: anacrónica, pero aún eficaz cuando de exasperar, ridiculizar, agitar se trata.

Si tan sólo hubieran leído aquel párrafo de Los idus de marzo en que Thornton Wilder escribe que el dictador es mezquino en beneficios, incalculable en la manifestación de su desagrado, sediento de adulación.

Beltrones y López Obrador, por lo demás, deben estar felices.