julio 01, 2009

Abstención vs Voto Nulo






















-----------------------

Bookmark and Share

La refundación

Sergio Aguayo Quezada
Reforma

Los partidos aparentan normalidad, pero están inquietos por la irrupción ciudadana en su mullida exigencia. ¿Modificarán su indiferencia y aceptarán una refundación que reduzca sus privilegios?

El jueves 25 de junio debatieron, en las pantallas de Televisa, los presidentes de los tres principales partidos. Hubo pocas novedades en sus apreciaciones sobre economía y seguridad, los temas que eligieron. Germán Martínez y Beatriz Paredes reiteraron información e ideas para alabar a sus organizaciones, se lanzaron inofensivas puyas e ignoraron a Jesús Ortega. Sobre las turbulencias políticas guardaron silencio, como si en esa dimensión no pasara nada. Ortega fue el único que mencionó de pasada al movimiento para anular el voto. Lo descalificó con la ñoñería de que anular es "dar un cheque en blanco para que las cosas sigan igual". Una crítica superficial sobre una movilización ciudadana que, con su exigencia de reformas, ha calentado una elección cara y guanga.

Cuando sienten amenazada la arquitectura política, los partidos borran cualquier diferencia y se atrincheran para defender su lucrativo monopolio sobre la vida pública. Los tres dirigentes reconfirmaron que sus lealtades están con el orden establecido convirtiéndose, con ello, en aliados conscientes o involuntarios de monopolios y oligopolios, gobernadores, sindicatos y capos del crimen organizado.

Esta actitud ha repercutido negativamente en otros ámbitos estratégicos. En su afán por preservar empleos bien pagados, posiciones de poder y presupuestos, han recortado la autonomía de los organismos públicos encargados, en la teoría, de defender a las víctimas y al interés general. Salvo unas cuantas excepciones, los partidos han puesto, para dirigirlos, a personajes sumisos dispuestos a someterse a los intereses del gobernante o el poderoso. La ciudadanía está indefensa.

Revisemos, con esta perspectiva, el caso de la guardería ABC de Hermosillo. Me salto por conocido el ofensivo tráfico de influencias y complicidades entre particulares y funcionarios estatales y federales para llamar la atención sobre la etérea participación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que debería estar encabezando la búsqueda de justicia en el drama de los niños muertos. En entrevista telefónica, Catalina Soto, vocera del "Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio", califica a la Comisión como la "ausente".

La ausencia resulta directamente del control que los partidos tienen sobre ese organismo. El actual presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sonora (CEDH), Jorge Sáenz Félix, carece de experiencia o compromiso en el tema. Para asegurarse la subordinación del organismo, el gobierno de Eduardo Bours lo sujeta con el grillete financiero. La levedad del ombudsman sonorense es la norma; salvo contadas excepciones, estos organismos son adornos que intentan disimular, cada vez con menos éxito, la ausencia de un Estado de derecho.

El Instituto Federal Electoral también se encoje frente a algunos temas. Jenaro Villamil, de Proceso y Carmen Aristegui, de MVS, han estado documentando que el Partido Verde Ecologista puso en los primeros lugares de su lista a ocho personas ligadas a las dos televisoras lo que garantiza a esas empresas un bloque de diputados. ¿No debería opinar el IFE sobre una simulación que distorsiona la letra y el espíritu de la Constitución? ¿No podrían los partidos pronunciarse sobre la impostura? ¿Tanto miedo le tienen a las televisoras?

Anular el voto es una expresión de descontento que a mediados de junio contemplaba el 17 por ciento de los electores (Alejandro Moreno, "Temas para una nueva reforma electoral", Reforma, junio 28, 2009). Pese a su relativa importancia, el movimiento para la anulación del voto ha sido condenado hasta por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien pasó por alto que en su país, Chile, la opción está aceptada y reglamentada.

Pese a las críticas, el movimiento ya pasó de la protesta a la propuesta. En la asamblea nacional realizada el 30 de junio, las diferentes organizaciones aprobaron una agenda mínima que, de prosperar, impulsará un rediseño de la arquitectura del sistema político. El 6 de julio se inicia una batalla larga y difícil porque el debate entre los presidentes de los tres grandes partidos mostró la determinación con la cual defenderán sus extraordinarios privilegios. En el choque que viene, nos jugaremos la esencia de la democracia.

La Miscelánea

Para solidarizarse con los niños sonorenses muertos en una de las mil 500 guarderías subrogadas por el Seguro Social (¿algún día nos entregará la lista, señor Presidente?), un grupo de ciudadanos sin partido político realizarán una marcha en el Distrito Federal el próximo sábado 4. Iniciará a las diez de la mañana frente al Seguro Social (Reforma 476) para caminar hacia la representación del estado de Sonora (Goldsmith 228, Polanco).

Bours pierde la razón… y la elección

Ricardo Alemán
aleman2@prodigy.net.mx
Itinerario Político
El Universal

Cuando un político o gobernante pierde la cabeza, los territorios de la política y el poder suelen transformarse en tierra fértil para el disparate.

Ese parece ser el caso de Eduardo Bours, gobernador de Sonora, quien desesperado porque en sólo 25 días perdió el proyecto político de su vida —el de ser presidente—, también parece haber extraviado los sentidos de responsabilidad, ética y de gobierno.

¿Qué es, si no una muestra contundente de extravío, que Bours proponga indemnizar a los familiares de los niños muertos en la guardería ABC —con casi un millón 500 mil pesos—, a cambio de que los deudos firmen en exclusiva para su gobierno la facultad de demandar al IMSS y al gobierno federal por la tragedia? ¿Qué significa esa monstruosidad a la que llegó el gobernador Bours —que, en medio del dolor de los deudos, pretender comprar los derechos de venganza personal contra el IMSS y de protección a sus parientes—, quien acaso alterado por su tragedia política personalísima se aleja de principios básicos de justicia, gobierno y Estado?

Desde su investidura de gobernador —caricatura de gobierno—, nos enseña que lo suyo no es la ley ni menos la justicia; que no es estadista y que está lejos del ejercicio ético del poder. “Todo tiene precio”, parece decir el bárbaro de Sonora. Por eso pone en la mesa un millón y medio de pesos para cada uno de los deudos —en eso tasa la vida de los niños—, a cambio de que le entreguen los derechos de ejecutar su venganza personal. Parece que asistimos al regreso de los gobiernos carroñeros.

¿Cuál es el disparate de Bours? Que en tanto gobernador está obligado a la reparación del daño, a la indemnización. Pero antes tiene una alta responsabilidad con la justicia y la legalidad: castigo a los responsables de la tragedia de la guardería. Nada de eso le importa. En una propuesta que ofende a la sociedad toda y a las instituciones del Estado, intenta comprar la justicia. “Llévense el dinero, cierren la boca y dejen que yo decida el destino de la justicia”, dice a los padres de los niños muertos. ¿Quién será capaz de parar ese despotismo?

Lo harán los electores el domingo venidero. Perderá la elección, primera sanción de un castigo que deberá ser ejemplar. La corte no dejará impune a Bours. Al tiempo.

EN EL CAMINO

A propósito. En el Senado imperó la sensatez y hoy será designado como director de Comunicación Social el periodista Hermenegildo Castro, talentoso y diligente profesional de medios. Orgulloso indígena mixteco… Que nadie se equivoque. En Honduras un golpe de Estado impidió otro golpe de Estado. Golpistas y golpeados, tal para cual.

Reflexión al filo de las elecciones

Luis Soto
Agenda Confidencial
El Financiero

Se ha dicho mucho, tal vez demasiado, a favor y en contra del voto nulo, que se expresará masivamente en las urnas el próximo domingo 5 de julio, y que deberá ser contado y registrado, tanto en las actas de las casillas electorales como en las actas de los consejos distritales, en donde se realizará el último acto de revisión y cómputo final de los votos emitidos: los llamados efectivos, los nulos y las abstenciones.

La pertinencia o impertinencia de la anulación de boletas provocó un debate al que entró, como era de esperar, quien quiso hacerlo y utilizó para ello todos los medios a su alcance: diarios, revistas, radio, televisión, Internet, y los más eficaces: los comentarios persona a persona. No hay nada que agregar respecto de la utilidad o inutilidad de la decisión ciudadana de votar por nadie. Sólo aguardar a que las cifras electorales comprueben que el renglón de votos nulos superará todas las expectativas.

Con buenos, medianos y malos argumentos -y hasta sin ellos-, la polémica ha mostrado los mejores y los peores rostros de políticos, funcionarios, politólogos, analistas, comentaristas y toda clase de "expertos" a favor y en contra, que convirtieron el asunto en un fantasma que hará su aparición el 5 de julio. Todos expresaron su opinión de acuerdo con su ideología, militancia política, experiencia, convicción, reflexión personal y, naturalmente, de acuerdo con sus intereses y conveniencia. Todo se vale.

Llaman la atención los dos últimos argumentos sobre el "vota por nadie" externados ayer; uno del presidente Felipe Calderón y otro de los cupuleros. El primer mandatario pidió a los mexicanos una reflexión responsable y serena sobre México; "necesitamos una ciudadanía más participativa y política y políticos más cercanos a la ciudadanía", recordó. Lo que quiso decir es que no vayan a votar por nadie, apuntan los intérpretes.

Los dueños del billete, agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial, mejor conocidos como los cupuleros, los mismos que patrocinaron guerra sucia en 2006 en contra de López Obrador, anunciaron el lanzamiento de una "intensa campaña de promoción del voto" por Internet, ya que el Cofipe no les permitió hacer sus "cochinadas" como hace tres años. ¡Nos aplicaron la ley mordaza! Se quejan. Su dirigente, Armando Paredes, presentó los lineamientos de la estrategia de comunicación, no sin antes pretender "asustar con el petate del muerto" a aquellos que están pensando en "votar por nadie". Dijo: "en otros países que promovieron en su momento el voto nulo o que simplemente han optado por el abstencionismo, la dirigencia empresarial del país recordó que los regímenes más autoritarios en el mundo se han hecho fuertes ante los ojos de una sociedad civil ausente". Sin embargo, prácticamente le dio la razón a los millones de ciudadanos y ciudadanas que están decepcionados, desencantados, frustrados y hasta la m... de los políticos que prometen, prometen y nunca cumplen, al señalar: "Entendemos y compartimos el reclamo de una sociedad harta del vacío de resultados, de compromisos y de propuestas de la clase política. Somos muchos los que nos sentimos ajenos a quienes deberían ser nuestros representantes, pero que cumplen agendas personales y partidistas", dijo el dirigente de los cupuleros. Contradictoriamente, después apuntó que "dejar de votar o votar en blanco equivale a que otros decidan por ti, es decir, es renunciar a tu derecho de elegir, dado que el futuro de México lo van a decidir aquellos que voten por un candidato y un partido". ¡Eso es una vil mentira! Exclaman quienes piensan "votar por nadie".

El lema de la campaña de los cupuleros es: "No le demos la espalda a la democracia; Infórmate, piensa y vota. Tu opinión sí cuenta. Vota este 5 de julio". Según Paredes, "El voto efectivo otorga al ciudadano el poder de castigar a quienes no están verdaderamente comprometidos con nuestro país. Ya sean gobiernos, legisladores o partidos...". ¡Pamplinas, Armando, pamplinas! Dime cuántos legisladores, gobernadores, alcaldes, presidentes, han sido castigados por los electores que votaron por ellos, por no cumplir lo que prometieron. Ninguno, ¿verdad? Basta con que pidan perdón y lloren porque "le fallaron a México y a los jodidos".

El primer episodio de "vota por nadie" concluirá este domingo con un éxito rotundo. Sin embargo, nada se ha dicho sobre la segunda etapa: la que protagonizarán a partir del lunes 6 de julio los pescadores a río revuelto; los usufructuarios de las acciones de la sociedad civil; los que esperan agazapados el resultado de las votaciones para saltar impulsados por el resorte de la ambición; los que tratarán de encabezar lo que comienzan a llamar "el movimiento"; los "líderes" que intentarán decomisar la voluntad de millones de mexicanos y convertirla en moneda de cambio, para colocarse como integrantes de un nuevo sector libre de los vicios de los políticos vigentes, una corriente a salvo de las malas costumbres de los partidos tradicionales, una emergente clase política pura y virginal.

Esos nuevos salvadores de la patria tienen listo su discurso. Dirán en todos los tonos a quien quiera escucharlos: "El voto nulo ya se expresó, ahora es tiempo de darle objetivos concretos. Los ciudadanos que anulamos el voto necesitamos organizarnos en un gran movimiento para hacer sentir nuestra presencia y nuestra fuerza. Sólo así nos harán caso."

"¡Aguas!", alertan los observadores imparciales y objetivos. "Eso ya no se vale. El voto nulo surgió de la decisión personal, individual, libre, no organizada y no patrocinada por nadie. Así deberá seguir. El mensaje del voto nulo llegará a la clase política, a quien va dirigido, y los integrantes de esa casta divina tendrán que escucharlo y actuar en consecuencia, quieran o no. Lo contrario, la organización de un movimiento del voto nulo, sería entregar a los vivales de siempre, a los gandallas de la política nacional, una formidable arma política que utilizarán de la única manera que saben hacerlo: con los métodos de la corrupción.

Mis tres votos del domingo

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Jefe delegacional. Será un voto por la continuidad. Pese a que estuvo parado atrás de Clara Brugada en el primer acto de protesta por el asunto de Iztapalapa y, sobre todo, pese a verlo al lado de Andrés Manuel López Obrador en unos espantosos carteles del PT, votaré por Raúl Flores, el candidato del PRD en Coyoacán. Lo haré por un motivo ya expresado aquí: creo que el PRD ha gobernado razonablemente bien la delegación desde 1997. Razonablemente.

Diputado local. Será un voto de reconocimiento y supervivencia. No sé quién es el candidato del Partido Socialdemócrata, pero esa fracción (junto con los asambleístas de izquierda del PRD y el Gobierno del DF) encabezó y consumó exitosamente en 2007 el movimiento legislativo y político para despenalizar plenamente el aborto en nuestra ciudad. Eso vale cuando menos un voto, más para un partido destinado a morir en el plano nacional, pero que tiene una oportunidad de mantenerse vivo en el DF.

Diputado federal. Será un voto de simpatía y confianza en quienes lo están pidiendo. No obstante que leí una veintena de buenos artículos, sigo sin poder calcular el alcance del triunfo simbólico del voto en blanco. Pero me entusiasma el espíritu contestatario del movimiento, su descaro al decir que estamos hasta la madre, no de la política, sino de esta generación de políticos azules, amarillos, tricolores, legítimos, verdes y rémoras que han dilapidado una década con sus ineficacias, estupideces, fobias, pequeñeces: con su incapacidad para mirar al futuro y convencer, seducir a una sociedad. Tengo tres días para pensar en una frase para la boleta, porque seré blanco en un 33 por ciento.

Comicios

Juan Carlos Sánchez Magallán
sanchezmagallan@hotmail.com
Excelsior

Terminará la impúdica exhibición y pobreza intelectual de nueve partidos buscando el mínimo de votos.

No es novedad: el próximo domingo se realizarán elecciones federales, estatales y municipales. Las primeras tienen como objetivo renovar la Cámara de Diputados de la Unión y, en seis entidades de la República, buscan un nuevo gobernador, otros diputados locales y elegir más de 500 funcionarios municipales, la autoridad por antonomasia y la más inmediata e indispensable a las células de nuestro tejido social.

Terminará la impúdica exhibición y pobreza intelectual de nueve partidos, los llamados tres grandes (PAN, PRI, PRD) y cinco buscando el mínimo de votos para seguir con vida, con excepción de Nueva Alianza, semioficial y vivo gracias a la fuerza de Elba Esther Gordillo.

La jornada nacional de los comicios, en ningún momento ha reflejado las necesidades urgentes de la vida del país. Se ignoran los problemas. Como si hubiera existido una consigna, la conducta pública común de todos los partidos fue armar una gritería en radio y televisión y un exceso de impresos para difundir lemas y mentiras. Han coexistido dos países: en uno, el único tema es lo policiaco, confundido en no pocas ocasiones con la ilegalidad y causando graves problemas políticos de fondo, con el agrietamiento del Pacto Federal (Michoacán) y el desprecio a la autonomía del municipio, la única autoridad a la que la Constitución encomienda la vigilancia policiaca diaria; y, el otro país, el dispendio de dinero en retórica hueca y huera, salpicada de mendacidad.

Las mentiras ostensibles fueron difundidas, por ejemplo, el Partido Verde propone la pena de muerte, a conciencia de no ser respaldado por la mayoría ni en la Cámara ni en la población y alienta falsa esperanza con el supuesto pago del gobierno a las medicinas inexistentes en las farmacias de la seguridad social; Nueva Alianza presenta a sus candidatos como independientes, previo el visto bueno del dedo de Gordillo.

Se presentó el descaro empresarial: industriales que patrocinan abiertamente a candidatos y, algunos grandes comerciantes, con el pretexto de la inseguridad, proponen, ¡oh, ignorancia!, registrar ante notario las promesas de los aspirantes. Obviamente, el notario cuesta y un diputado no puede asegurar que en la Cámara baja sus iniciativas serán aprobadas.

El fondo es la publicidad, la pretensión de aglutinar a inocentes, ignorantes o dolidos, para en un futuro obtener el registro de un partido que representa intereses empresariales. Combatir la violencia con rencor y venganza ni es el camino ni es justicia.

Es el fracaso de los partidos, ninguno intentó referirse a la complejidad de la crisis económica, a la equivoca y misérrima política agropecuaria, cuyo déficit provoca nuestra necesidad de importar comida; tampoco se hizo referencia a la incompetente conducta en materia laboral, atascada en el conflicto minero (Cananea); menos se profundizó en los errores-negocios de la educación y de la seguridad social (guardería de Sonora); se volvieron innombrables las parciales determinaciones en materia de comunicación; prevaleció la inexistencia de medidas económicas para combatir la pobreza; fue inoportuna y divagante la promoción turística y menos se refirieron a la entreguista política en materia energética.

Eso sí, asustan a los partidos los movimientos favorables al voto nulo o el desprecio ciudadano a las urnas (abstencionismo), porque ambas manifestaciones son los únicos medios disponibles al alcance del ciudadano para expresar su disgusto con la forma en que el gobierno maneja el destino del país.

El domingo se comprobará el acierto del ciudadano en no hacer caso a la publicidad, en la medida de su indignación por la incompetencia con la que se administra la economía, la aceptación al avance a la pobreza y por confundir lo policiaco con la política, cuando la urgencia es salir de la crisis en el menor tiempo posible. El voto hablará, pero contra la torpeza de los partidos.

Será un domingo reprobatorio.

Los “Verdes” en la política.

Sólo en México pasa…

Katia D'Artigues
katia.katinka@gmail.com
Campos Elíseos
El Universal

Parece que fue ayer...
Pero fue hace casi seis años. Vicente Fox, en el Ángel de la Independencia,
festejando su triunfo. Generó grandes expectativas y un clamor
“no nos falles, no nos falles”? Han pasado nueve años y ya ve…
(Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL)


Otro oso del Partido Verde. Además de la confesión —ahora dice que lo sacaron de contexto— de Raúl Araiza, quien no cree en la pena de muerte y asegura que dar la cara por el Verde, tras un casting, es como trabajar para Coca-Cola o Marinela… está el escándalo de la otra vocera-actriz: Maite Perroni.

Tiene parientes incómodos y denunciados por el mismo Partido Verde. Su tío Silverio Perroni fue acusado de extraer decenas de tráilers de maderas finas en Chiapas en diciembre de 1997.

Ahora el Verde desestima su propia denuncia. Hágame favor.

Hay muchas cosas que sólo pasan en México. Un Partido Verde a favor de la pena de muerte; un ombudsman que está en contra del aborto… y ahora: ¡ la Asociación Nacional de la Publicidad que premia a Enrique Peña Nieto!

Y otra: los viajeros Dolores Padierna y René Bejarano, en gira por Nueva York, promoviendo su “Movimiento por la esperanza”, lo aceptan frente a un grupo de personas: ellos tienen dos candidatos para 2012. AMLO y Ebrard. Si no es Chana, es Juana.

¿Fraude al voto nulo? El próximo domingo se hará una encuesta de salida —levantada por Berumen— para medir los mensajes del voto de protesta. Federico Reyes Heroles dará los resultados antes del cierre de casillas. Tendrán una urna en la que pedirán que los votantes reproduzcan su voto, para cotejar sus resultados con los oficiales. ¿Se imagina que alguien le haga fraude al voto nulo?

Un grupo de padres dolientes cuyos hijos murieron en la Guardería ABC fue a la Suprema Corte: quieren que ésta ejerza su facultad de investigación. Ya no confían en nadie. ¿Alguien los culpa? Por cierto, ayer varios sitios de Sonora, como el de El Imparcial, fueron hackeados. En su lugar apareció el texto de un blog que documenta irregularidades de… ¡Eduardo Bours!

Diccionario de (ab)usos y costumbres II

Las otras cinco palabras que ha redefinido la política mexicana:

6) Fuero. En el diccionario: “Competencia jurisdiccional especial que corresponde a ciertas personas por razón de su cargo”. En México: Blindaje político que se busca para obtener, continuar o prologar la impunidad. Charola para actuar arbitraria, soberbia y hasta etílicamente sin consecuencia alguna. Curiosamente, el desafuero se ha convertido en las últimas elecciones en un método eficaz de posicionamiento y/o victimización política.

7) Adjudicación directa. En el diccionario (adjudicar): “Declarar que una cosa corresponde a una persona, o conferírsela en satisfacción de algún derecho. Apropiarse algo”. En México: Asignación de un contrato, obra o servicio público a los cercanos sin implicaciones judiciales. Asalto legal al presupuesto público.

8) Facultad de atracción. En el diccionario: “Aplicación de la fuerza superior jerárquica para apropiarse de una competencia, facultad o función”. En México: Manera elegante de echarle la jerarquía encima a estados y municipios. De manera contraria, salida de emergencia utilizada frecuentemente por estados y municipios para eludir situaciones espinosas como un incendio en una guardería.

9) Autonomía. En el diccionario: “Potestad que dentro de un Estado tienen municipios, provincias, regiones u otras entidades, para regirse mediante normas y órganos de gobierno propios”. En México: Figura que ha permitido que un estado centralista se transforme en otro policrático o feudal. El reto consiste en ser autónomos en el gasto, pero dependientes en el ingreso.

10) Anulación. En el diccionario (recurso de nulidad): “Figura del derecho electoral para revocar resultados de una elección interna, partidista o constitucional. (Voto nulo) forma válida de expresar descontento ciudadano hacia un sistema de partidos”. En México: Recurso cómodo para deshacerse de enemigos incómodos a través de los tribunales. Único recurso de defensa contra los cochineros de antología de los partidos políticos (véase Iztapalapa).

Voto nulo es una forma decente y civilizada de darle forma a un “uleeero” colectivo.

Voto blanco busca transformar partidos: Dresser

Notimex
El Universal
Ciudad de México
Martes 30 de junio de 2009

Asegura la analista política que la Asamblea Nacional por el Voto en Blanco en un movimiento espontáneo y representa el hartazgo hacia los abusos de la clase política y los partidos en México

El voto en blanco no pretende dinamitar el sistema de partidos sino transformarlo y mejorar su funcionamiento, afirmó Denise Dresser, analista política.

Al poner en marcha los trabajos de la Asamblea Nacional por el Voto en Blanco, la única oradora del evento aseguró que este movimiento es espontáneo y representa el hartazgo hacia los abusos de la clase política y los partidos en México.

Dresser destacó que este movimiento surge en un contexto de desazón hacia la gobernabilidad democrática deficiente que prevalece en el país.

Los ciudadanos en general, dijo, ya no se sienten representados por los partidos políticos y sus principales figuras, además de que la impunidad ha minado las instituciones representativas de México.

La analista citó la encuesta que presentó recientemente la Secretaría de Gobernación en relación a que sólo 4% de la población confía en los partidos políticos, y 10% cree que los diputados legislan a favor de sus representados.

Dresser comentó que el éxito del voto en blanco no residirá en el porcentaje de personas que decida anular su voto el 5 de julio, sino de que las propuestas de este movimiento sean tomadas en cuenta por los actores políticos.

Asimismo destacó que la población considera a los políticos como personas con bajo sentido moral, a quienes no se les puede castigar por sus actos, en virtud de nuestro país, la rendición de cuentas es prácticamente nula.

El movimiento por el voto en blanco, indicó, plantea además la revocación del mandato de funcionarios, servidores públicos y representantes populares, el respeto por las acciones colectivas, las candidaturas ciudadanas y la reelección, entre otras.

En la Asamblea Nacional por el Voto en Blanco representantes de 40 organizaciones ciudadanas, a la que asistieron casi 170 personas de manera individual deliberarán y tomarán decisiones sobre la agenda que este movimiento establecerá para el día de las elecciones y los meses siguientes.

Durante esta reunión se propone la reducción del número de diputados, la disminución en la Cámara de Senadores a uno por estado, la cancelación de los seguros médicos privados para legisladores y funcionarios públicos, la desaparición de plurinominales en todas las legislaturas y limitar a tres las fechas de elección para un sexenio

En su oportunidad, Jacqueline L'Horst, presidenta de Propuesta Ciudadana Cívica, consideró que sí más de dos por ciento de la población opta por anular su voto, el movimiento habrá sido un éxito y los organismos políticos y gubernamentales deberán tomar en cuenta estas propuestas.