octubre 25, 2009

Hipócritas

Ivonne Melgar
Retrovisor
Excélsior

Calificada por Moliere como “el colmo de todas las maldades”, la hipocresía sella el tono de la vida política nacional.

Y es que la simulación y el disimulo tocan fondo entre curules, palacios estatales y las siempre opacas negociaciones del gobierno con la oposición: nadie quiere pagar el costo del paquete fiscal que en algún grado debe ampliar la charola de los contribuyentes.

De modo que todos actúan hipócritamente y tienen argumentos para acusar a los otros del mismo mal.

La hipocresía, sin embargo, comienza a tener tantos o más costos que la brutalidad social que entraña el cobro hacendario en plena crisis.

Claro, el precio de la hipocresía no es parejo: si el poder es mayor, la factura crece. Y la hipocresía pulveriza a quien escupe para arriba en su doble papel y en su doble moral de diputado y líder del PAN.

Sin duda es César Nava quien, en la coyuntura, encarna este mal. Porque culpó a los priistas del incremento a 16 % del IVA, como si el gobierno no hubiera cedido a ese “Plan B” de Beatriz Paredes, la dirigente del tricolor. Y porque la puesta en escena de la hipocresía del ex secretario particular del presidente Felipe Calderón dio pie al montaje de los priistas.

Para descargar el bulto de su hipocresía electoral —porque en campaña dijeron firmar con sangre que nunca subirían impuestos—, los tricolores que operaron la aprobación de su plan, con Paredes a la cabeza, se le fueron a la yugular a Nava, exhibiéndolo como ridículo y cobarde.

En el extremo, la hipocresía le sale barata a un PRD que se fuga de la realidad y que se conforma con la estridencia del petista Gerardo Fernández Noroña.

En medio, nadando de muertito, el priismo tiene en la hipocresía no sólo oficio sino un ingrediente de pragmatismo. Así que en contra de los documentos partidistas, sus diputados cerraron los ojos y votaron un impuesto que beneficiaría las arcas de los gobernadores, sin el estorboso etiquetamiento que el proyecto gubernamental propuso para el 2% contra la pobreza.

Tan buenos son los priistas en sortear recriminaciones por falta de congruencia que, al encarar a sus detractores, soslayan diferencias y cierran filas, como el gobernador Enrique Peña Nieto al apoyar a Paredes para dejar en la lona a Nava.

Y han tenido suerte: el único araño provino del histrionismo letal de Fernández Noroña cuando desde tribuna pegó este jueves en el blanco al increpar a quienes avalaron el 16% del IVA: “¡No sean hipócritas!”.

La indirecta se compensó una vez que el alfil de Andrés Manuel López Obrador en San Lázaro imitó amaneradamente a Nava: “Es que el PRI me obligó, es que no podía decir no”.

Entonces los tricolores estallaron: “Noroña, amigo, el PRI está contigo”.

Un día antes, el priista Sebastián Lerdo de Tejada gritó a los perredistas: “Pegan con la izquierda y cobran con la derecha. ¡No sean hipócritas!” Pero como al final de este cuento todos extendieron una mano y con la otra clavaron el puñal, la hipocresía colectiva desfondó el supuesto arreglo y el aumento de 1% al IVA (de 15 a 16) llegó moribundo al Senado.

La nueva negociación se dará con un PRI de tres cabezas: el de Paredes, el de Peña Nieto y el del senador Manlio Fabio Beltrones.

Los calderonistas conocen ya las debilidades de ese PRI que dejó de ser monolítico y que está dispuesto a pagar el costo del 1%, sea en el IVA o en un impuesto especial. Los priistas dejarán que el gobierno insista en el etiquetamiento contra la pobreza. Mientras los perredistas de Carlos Navarrete intentarán contar más allá de la bufonada.

Como en los buenos amores, este arreglo necesita colgar la hipocresía en el perchero de las vanidades y poner “las netas” sobre la mesa.

¿Nacerá ahora el 1% contra la pobreza, hijo legítimo de la necesidad de más dinero reconocida por todos?

Ayer, en Los Pinos, Calderón perfiló la ruta con los senadores del PAN. Y este lunes, la Comisión de Hacienda presidida por el panista José Isabel Trejo intentará el punto medio, el justo equilibrio entre la hipocresía de azules, tricolores y amarillos.

A H1N1: Declara EU emergencia nacional

J. Jaime Hernández / Corresponsal
El Universal

La declaratoria hecha pública este sábado y firmada por el mandatario la noche del viernes, es con el fin de que médicos y hospitales tengan una mayor libertad de acción si la pandemia provoca una situación crítica

WASHINGTON.— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, decretó ayer emergencia nacional derivada de la situación que enfrenta el país ante el creciente número de casos de influenza A H1N1, que ha causado más de mil muertes en el país.

La declaratoria hecha pública este sábado y firmada por el mandatario la noche del viernes, es con el fin de que médicos y hospitales tengan una mayor libertad de acción si la pandemia provoca una situación crítica. Además permitirá el desembolso de fondos federales, aunque no se cumplan las pautas establecidas, informó la Casa Blanca.

“La enfermedad sigue aumentando rápidamente en muchas comunidades de la nación”, afirmó Obama, quien recordó que aunque el país entero ha tomado medidas sin precedentes para hacer frente a este mal, los esfuerzos no han sido suficientes.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EU dice que por el momento sólo hay disponibles poco más de 11 millones de vacunas contra el virus A H1N1, aunque el gobierno espera tener alrededor de 85 millones de dosis a mediados de noviembre y 150 millones en diciembre próximo.

En México, autoridades sanitarias de San Luis Potosí, Jalisco, Hidalgo, Querétaro, Morelos, Sonora, Nuevo León y Tamaulipas confirmaron que el número de contagios y víctimas por la gripe A va en aumento.

Además, tras el paso de la tormenta tropical Rick por Baja California Sur, Sinaloa, Durango, Nayarit y Colima, y del frente frío siete por estados del noreste como Coahuila y Nuevo León, las condiciones climáticas favorecieron la propagación del mal, por lo que las medidas preventivas se intensificaron.

Hasta ahora, Chiapas es la segunda entidad más afectada, después del Distrito Federal, al registrarse más de 3 mil 600 enfermos.

En el caso de Colima, autoridades del IMSS advirtieron que en los próximos días podría ser declarada en alerta roja por la propagación de males respiratorios, en los que se incluyen la influenza humana y la estacional.

El viernes, el presidente Felipe Calderón aseguró que el sector salud federal está listo y preparado para enfrentar el rebrote de la gripe A, aunque instó a la población a mantener las medidas preventivas.

Reiteró que llegarán 30 millones de vacunas en total hasta febrero, pero que habrá anticipos desde noviembre próximo, como se dio a conocer el jueves pasado.

La OMS dijo que de los 414 mil 945 casos de gripe A confirmados en laboratorio en el mundo, la región de las Américas se ubica con el mayor número de casos, con 160 mil 129 pacientes y de los casi 5 mil decesos en el orbe, esta región reportó 3 mil 539.

México protesta distinto: en Twitter

Jossette Rivera
BBC Mundo

Luego de que en México se aprobara un impuesto especial del 3% para gravar las telecomunicaciones, miles de internautas manifestaron su rechazo sin cerrar calles, ni hacer marchas: utilizaron las redes sociales.

Tras la publicación de un post rechazando considerar internet como un lujo y con #internetnecesario como etiqueta que identifica un tema especifico en Twitter (hashtag), nació una bola de nieve.

"La comunidad de internet en México reaccionó de manera absolutamente inesperada. Se desató una discusión colectiva a pesar de la brevedad de los mensajes", dijo en entrevista a BBC Mundo Alejandro Pisanty, autor del post y presidente de la Sociedad de Internet de México (ISOC).

Miles de usuarios propagaron la idea de oponerse al impuesto y saltaron de internet a la práctica: fueron recibidos por la Cámara de Senadores para manifestar su rechazo a la medida económica.

"Fue una consulta muy notable. No hubo que hacer manifestaciones en las calles ni huelgas de hambre para abrir esa puerta (...) Éste no es un movimiento de masas sino un planteamiento racional, muy decidido, fundado, ordenado y multisectorial que no puede no ser escuchado" dijo Pisanty.

Los "twitteros" lograron lo impensable: hacerse oír por los legisladores.
Otra manera de hacer política

"Creo que están encontrándose nuevos canales de hacer política en México y los legisladores debemos estar muy conscientes de ello"
Francisco Castellón, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado.


Por primera vez en México, un movimiento social en línea fue recibido por funcionarios de alto nivel -incluido el presidente del Senado, Carlos Navarrete y Francisco Javier Castellón, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de esa Cámara.

"No fue sólo una negativa a que se aplique ese gravamen, sino una propuesta y una oferta de todos los sectores de la sociedad de apoyar la creación y la construcción de una política pública que -en lugar de frenar- impulse más aceleradamente la expansión de las telecomunicaciones" aclaró Pisanty.

"No fue sólo una negativa a que se aplique ese gravamen, sino una propuesta y una oferta de todos los sectores de la sociedad"
Alejandro Pisanty, director de ISOC México.


Con una audiencia sin precedentes, la sesión se transmitió en vivo por internet, se replicó y fue seguida minuto a minuto en redes sociales.

"Hay un empoderamiento de opinión y quedó demostrado el poder de una organización espontánea como ésta. Creo que están encontrándose nuevos canales de hacer política en México y los legisladores debemos estar muy conscientes de ello", dijo Castellón a BBC Mundo.

Al salir del recinto, los twitteros se llevaron el compromiso de los senadores a oponerse a la aprobación del impuesto y a impulsar la Ley Federal para la Protección de los Usuarios de Internet.
La batalla no está ganada

Entre los presentes en la reunión estuvieron líderes de opinión que quedaron sorprendidos con el recibimiento.

"A veces piensas que los políticos nada más se mezclan con políticos pero puedes llegar, sentarte frente a ellos y exponer tus razones y argumentos"
Francisco Alanis "Sopitas", locutor y líder de opinión.


"Nos hace ver que no es tan difícil poder hablar con nuestros representantes. A veces piensas que los políticos nada mas se mezclan con políticos pero puedes llegar, sentarte frente a ellos y exponer tus razones y argumentos", comentó a BBC Mundo, el locutor y twittero Francisco Alanís "Sopitas".

Sin embargo, saben que la batalla no está ganada. Los asistentes a la sesión reconocen que su "movimiento" podría ser utilizado con fines políticos.

"Hasta cierto punto tengo la triste idea de que son políticos y habitualmente tienen un interés detrás de todo. Nosotros podemos ir de manera muy inocente y luego ellos ocupar ésto como bandera" agregó Alanís.

Esta es la segunda ocasión en lo que va del año que usuarios mexicanos utilizan de manera efectiva las redes sociales como medio de protesta ciudadana. En julio pasado, la campaña "Voto en blanco" recibió la atención de los medios.

Escandalosa irresponsabilidad

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
La Semana de Román Revueltas Retes
Milenio

La cuadratura del círculo para los partidos políticos: ¿cómo implementar una política fiscal que le permita al Estado mexicano recaudar plata sin incomodar a los quisquillosos votantes? Digo, el IVA, la madre de todos los impuestos, no se puede aplicar de manera universal porque ello significaría la escandalosa violación de un principio sagrado: los alimentos y las medicinas, en su condición de bienes de primerísima necesidad, no pueden servir para llenar las arcas del erario. Que el IVA, por favor, lo paguen los consumidores de mercaderías obligadamente suntuarias como los estropajos y las herramientas agrícolas.

Se ha hablado, es cierto, de reducir esta tributación del 15 al 10 por cien —para compensar su aplicación a todos los artículos imaginables— pero la cultura populista nacional no digiere tan benéficas disminuciones: los pobres, por lo visto, no consumen más que frijoles y penicilina. Y así, el día que compren por ahí un detergente o una escoba para barrer el cuarto recientemente embaldosado, seguirán apoquinando los 15 puntos porcentuales de ese impuesto que tan alegremente aumentaron, justamente, los priistas cuando podían todavía tomar decisiones sin temer las prontas represalias del electorado. O sea, que ni el perjudicial azúcar emblanquecido ni las harinas desprovistas de fibra pagarán IVA alguno.

En fin, pareciera que nadie se responsabiliza ya de cualquier aumento, real o virtual, de los impuestos que le solventamos a doña Hacienda. El tributo del 2 por cien “para la pobreza” no fue aprobado y, al final, el señor presidente del Partido Acción Nacional decidió, antes siquiera de que una propuesta modificada fuera tramitada en la Cámara Alta, endosarle la factura a sus compañeros de ruta del PRI. Nunca antes habíamos visto tan colosal desacierto estratégico perpetrado en el campo de batalla pero, en fin, recordemos, por lo pronto, que el proyecto se gestó en Los Pinos y que el presidente Calderón, a manera de sucedáneo de su informe de Gobierno, había pronunciado un recio discurso, el mejor de todo su sexenio, para sacudir las adormecidas conciencias de los congresistas. El llamado, sin embargo, no ha encontrado respuesta y los propios blanquiazules, con la mirada puesta en las urnas de las futuras elecciones, intentan mirar hacia el otro lado.

Nos encontramos, pues, en una situación verdaderamente complicada: ningún grupo político quiere asumir la paternidad de una recaudación más contundente y, al mismo tiempo, los ingresos obtenidos del petróleo no sirven ya para mitigar siquiera la dramática precariedad financiera del Estado mexicano. El Gobierno está en un callejón sin salida: no tiene dinero y no tiene tampoco de dónde obtenerlo. Pero, en este entorno tan apremiante, el Congreso se mira el ombligo y renuncia a ejercer sus responsabilidades. El PRI, a pesar de su preocupación de no recibir un país “en ruinas” cuando le toque la responsabilidad de gobernar, intentaba navegar en aguas tranquilas aprobando apenas medidas cosméticas; y ahora, luego de la embestida de César Nava, se puede replegar sin mayores problemas de conciencia y abstenerse de tomar medida alguna. Es más, los tricolores se sienten profundamente ofendidos. El PRD, ya lo sabemos, se opone por principio a cualquier propuesta —buena, mala o regular— que provenga del “sistema” y que pudiera haber sido formulada por un presidente del la República “espurio”. En cuanto al PAN, no conforma un verdadero bloque en torno a Calderón y no parece demasiado dispuesto a hablar bien alto y bien claro: se ha convertido, en los hechos, en un mero gestor de los inamovibles principios del nacionalismo revolucionario. No se atreverá a plantear cambios de fondo. ¿IVA a alimentos y medicinas? Para nada. ¿Privatización del sector energético? Ave María Purísima. ¿Fin de los monopolios y del clientelismo? Tampoco.

Una vez más, hemos tomado el camino de la inmovilidad. Y eso, con el agua al cuello. Esperemos, con los brazos cruzados y recitando los dogmas de siempre, la llegada de la catástrofe.

Generación de recambio

Pascal Beltrán del Río
Bitácora del director
Excélsior

A lo largo de cuatro Legislaturas —un periodo de 12 años que resulta larguísimo ante la velocidad con que avanza la tecnología de la información en el mundo—, muchos especularon que el problema de la transición mexicana era la incapacidad del régimen político para dar lugar a acuerdos.

Se alegó que tendríamos que encontrar la manera de formar una mayoría en las Cámaras, sobre todo en la de Diputados, para que ésta fuera corresponsable, junto con el Ejecutivo, de la toma de decisiones.

Pues bien, ya tenemos esa mayoría, integrada por el PRI y el Partido Verde, y las cosas se encuentran igual de trabadas. Cuando cuatro de cada cinco diputados votan a favor de algo y eso deja insatisfecho a todo mundo, incluyendo a ellos mismos, es que el problema va más allá del modelo.

Es evidente que es otro: nuestra transición, en el plano parlamentario, no dio lugar a una renovación de las ideas y las formas en que nos organizamos sino, como hemos comentado aquí otras veces, simplemente abrió temporalmente la puerta al club de los privilegios y la volvió a cerrar. El PRI compartió el poder con antiguos opositores, pero inoculó en los nuevos socios el virus de las ventajas personales.

Por eso, los partidos políticos mexicanos son irreformables. Vea si no: cuanto joven ingresa en sus filas y alcanza posiciones de liderazgo, inmediatamente adopta los estilos de la política más rancia. El mejor ejemplo es César Nava, un político joven de estilo viejísimo, cuya novatez se empata con su indolencia y su ambición.

El cambio no vendrá por ahí. Temo que los discursos moderados e incluyentes pronunciados la semana pasada por Manlio Fabio Beltrones, Fernando Gómez Mont y Carlos Navarrete rebotarán en las paredes del cálculo y la inercia que aíslan a la clase política del resto del país.

No hay por qué pensar que nacerá repentinamente la sensatez, el desprendimiento de las ventajas personales y la altura de miras en esta generación de políticos si no ha sucedido antes. Ni siquiera el desastre fiscal, el desplome petrolero o el atraso de México en el mundo globalizado los ha hecho reflexionar.

Yo incluso ya dejé de creer que la reelección de los legisladores pueda significar un gran paso adelante. Eventualmente, los partidos la aceptarán —y si no, al tiempo—, pero encontrarán la manera de sacarle ventaja, pues sus cúpulas siguen teniendo el monopolio de las candidaturas.

Las buenas noticias tendrán que venir de otro lado. Y, de hecho, eso es lo que está ocurriendo. De manera tímida e incipiente hemos atestiguado en los últimos dos años la emergencia de nuevas ideas y nuevos liderazgos en la sociedad civil, que rebasan a los políticos porque están tan enredados en su red de complicidades que les resulta imposible actuar de otro modo.

De entrada, destaco tres de esos movimientos:

1) El hartazgo social contra la delincuencia y la ineficacia de las autoridades para hacerle frente. Éste dio lugar a una gran movilización, en agosto del año pasado, y sacó a flote a nuevos líderes, como Elías Kuri, surgidos de la sociedad civil.

La reacción de la clase política fue tratar de cooptar a estos líderes o atraerlos a su esfera para ahí neutralizarlos. Probablemente lo lograron con algunos, pero otros —como Kuri—, siguen siendo un referente de los ciudadanos y una instancia de interlocución con un poder que se aleja cada vez más de éstos.

2) El llamado movimiento blanco, que promovió el voto nulo en las elecciones de julio pasado. Sin tener que incurrir en los gastos suntuosos de los partidos, sus promotores lograron convencer de anular sus boletas al doble de los votantes que normalmente hacía esto. En el DF, la cifra llegó a 10% de los sufragios.

Su desventaja era la de ser un movimiento que estaba condenado a tragarse a sí mismo. No había modo de conducir la protesta a nada efectivo y acabó sirviendo a algunos de los partidos, pues terminó con uno de los nuevos —el Socialdemócrata, que buscaba su registro— con lo que dio lugar, sin quererlo, a una mayor exclusividad del club de privilegiados de la política.

3) Apenas la semana pasada, se organizó en Twitter, una red social de internet, una manifestación de protesta contra la decisión del gobierno y los 400 diputados que aprobaron el paquete fiscal de gravar con un impuesto de 3% el servicio de conexión a la llamada supercarretera de la información.

Algunos representantes de este movimiento (#internetnecesario) fueron convocados a un diálogo con senadores, el jueves pasado, lo que representó un hito. Aunque ahora haya quien les reproche haber asistido, pues según su visión no habían desarrollado la fuerza necesaria, yo creo lo contrario: los invitaron justamente porque la tienen. E hicieron muy bien en ir.

La clase política mexicana vio descender a los tuiteros sobre el Senado de la República como si fueran seres venidos de otro mundo, con nombres extraños como @sopitas o @lion05. Así de alejados están de muchas de las cosas que pasan en el país. Algunos políticos descubrieron ese día que hay una cosa que se llama Twitter y se apresuraron a abrir su cuenta.

Insisto, son movimientos aún incipientes y tímidos, pero ahí está una generación de recambio para una clase política cada vez más incapaz de construir un país moderno y viable para todos.

No es casual que surja en Internet. Quizá por ello, el nuevo impuesto y el nulo esfuerzo por aumentar la conectividad del país.

Internet Necesario

@elsamurai