agosto 06, 2010

AMLO candidato

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

Ahora buscará interpretarse a sí mismo. Florestán

Desde la misma noche del 2 de julio de 2006, cuando se retiró a su casa, Andrés Manuel López Obrador decidió volver a buscar la Presidencia de la República en 2012. Y a partir de aquel momento comenzó a trabajar en ello. Tras proclamarse presidente legítimo de México, arrancó su campaña en dos vertientes: afiliación en torno a su persona y trabajo de tierra, además del patronazgo del PT haciéndolo el precandidato con más spots en los medios electrónicos.

Agotado el eufemismo en el que trató de ocultar sus ambiciones de 2000 a 2005, denme por muerto, ahora lo hace a través de otro: será candidato el que esté mejor posicionado en las encuestas, en un claro mensaje que busca tranquilizar a Marcelo Ebrard, quien no ha roto, pero tampoco le ha creído.

Los resultados electorales del 5 de julio fueron su revolvente. A la mañana siguiente, muy temprano, salió a anunciar su candidatura presidencial dejando a un lado discursos y ya inexistentes compromisos de no adelantarse.

Nosotros ya no vamos a esperar, nosotros vamos ya al 2012. ¡Que quede claro! —dijo— buscaremos un partido que nos registre de acuerdo a nuestros principios, el PT o Convergencia.

Tras unos días de críticas salió a decir que había hecho el anuncio de su nominación para impedir la impresión de un bipartidismo tras la derrota electoral del PRD y las victorias del PRI y de las alianzas del PAN.

Pero volvió a relanzar su candidatura diciendo que solo así, arrancando la campaña desde ahora, por encima de lo que diga la ley, alcanzaría a Enrique Peña Nieto, sumándose al destape del priista ya proclamado como tal por el PAN y por el gobierno del presidente Calderón.

En ambos casos, López Obrador anunció su candidatura como una maniobra, primero contra el bipartidismo, y luego contra la ventaja del inalcanzable Peña Nieto.

Pero siempre y en el centro, él, Andrés Manuel; él y su ambición presidencial, en lo que está en su derecho, aunque no lo esté en el de engañar, como ha engañado.

Retales

1. RIGOR. ¿Quién lleva en el gobierno federal la cifra oficial de muertos en la lucha contra el crimen organizado, la PGR, que tiene una; el Cisen, que tiene otra? Y más: ¿a quién le hace caso el Presidente?;

2. JEFES. Manlio Fabio Beltrones, del PRI, presidirá el Senado. En San Lázaro PAN y PRD se han unido para que sea un perredista el que los presida, pero no cuentan con los votos del PRI para elegirlo, se necesita mayoría calificada de dos terceras partes. Beatriz Paredes la quiere y no dará sus votos. Si llega a esa presidencia se quedará 18 meses, como ya lo hizo y el PRI presidirá todo el Congreso; y

3. AZULES. Josefina Vázquez Mota había visto en la dirigencia del PAN su plataforma para su candidatura presidencial de 2012. Lo que pasa es que Francisco Ramírez Acuña también tiene ese proyecto.

Nos vemos el martes, pero en privado.

No hay comentarios.: