agosto 26, 2010

El Charco

Pablo Hiriart
phl@razon.com.mx
www.twitter.com/phiriart
La Razón

Ahora que el PRD y Ángel Heladio Aguirre Rivero han iniciado un romance para ganar la gubernatura de Guerrero, vale la pena preguntar a los perredistas si se acuerdan del nombre de esta comunidad: El Charco.

El Charco es una comunidad del estado de Guerrero, ubicada en el municipio de Ayutla de los Libres. Ahí ocurrió lo que el PRD llamó una masacre por parte del Ejército, y de la cual culpó al entonces gobernador interino, el priista Aguirre Rivero.

Fue en la madrugada del 7 de junio de 1998, cuando según las versiones de ONG y del PRD en aquel entonces, elementos del Ejército rodearon la escuela primaria Caritino Maldonado donde dormían varios indígenas que tomaban parte de una asamblea para tomar decisiones sobre proyectos productivos en sus ejidos.

De acuerdo con la versión del PRD, el ataque con disparos y granadas a la escuela donde pernoctaban los indígenas causó 11 muertos.

Además, hubo cinco heridos que, junto con 22 personas detenidas, fueron llevadas a la Novena Región Militar, en Cumbres de Llano Largo, donde según denunció el PRD, fueron torturados para declararse miembros de una agrupación guerrillera cercana al EPR.

El gobierno federal, respaldado por el gobierno estatal, informó por conducto del subprocurador José Luis Ramos Rivera que se trató de un encuentro fortuito entre miembros del Ejército y sujetos armados que abrieron fuego contra los uniformados.

Según la versión oficial, el enfrentamiento duró desde las 4:50 de la madrugada hasta las 11:00 de la mañana, y afortunadamente ningún miembro del Ejército resultó herido.

La alcaldesa de Atoyac de Álvarez, la perredista María de la Luz Núñez, envió una enérgica carta de protesta al presidente Ernesto Zedillo en la que rechazaba la versión oficial de un enfrentamiento casual.

El gobierno del estado, por su parte, hizo su tarea.

Cuando los indígenas ya estuvieron en un centro de reclusión y contaron con acceso a defensa jurídica, las autoridades estatales detuvieron al abogado que encabezó la defensa: Jesús Sánchez Sánchez.

Y en Chilpancingo, en el Congreso del estado, el priismo que tenía como líder nato a su gobernador Aguirre Rivero, hizo el siguiente pronunciamiento: “El EPR es el sector guerrillero del PRD, los dirigentes del PRD están al servicio del EPR, son quienes los están subsidiando”.

Bueno, el caso es que ahora el PRD, en su cruzada para “evitar el regreso de los caciques” en Guerrero, tomó la ruta de hacer candidato a gobernador a… Ángel Heladio Aguirre Rivero.

Tal vez la versión del PRD en torno a la llamada “masacre de El Charco” era completamente falsa.

Ahora que los perredistas cortejan a Aguirre, el mismo que gobernaba cuando la “masacre de El Charco”, deberían ofrecer una disculpa pública por haber mentido.

No hay comentarios.: