agosto 28, 2010

El dinosaurio azul

Salvador García Soto
Serpientes y Escaleras
El Universal

Designar a Gustavo Madero al frente del PAN no será problema para el Presidente, que controla a la mayoría de los consejeros nacionales del partido

Si en las pasadas elecciones estatales de julio de este año, el Presidente hizo a un lado su papel de jefe de Estado para asumir el de "jefe de partido", y utilizó el poder y los recursos del Ejecutivo para impulsar las campañas y candidatos del PAN, atropellando y violando la Constitución (Tribunal Electoral Federal dixit), en los comicios que habrá en 2011 en el Estado de México y en su propia sucesión de 2012, que él mismo ya declaró iniciada, Felipe Calderón volverá a hacer a un lado su investidura y la imparcialidad a que lo obliga la ley, para sonar la matraca y echar a andar el aparato de gobierno en busca de evitar a toda costa entregarle el poder al PRI.

En esa lógica es que Calderón ordenó y ejecutó ya el relevo en la dirigencia nacional del PAN que, como lo ha hecho desde el inicio de su gobierno, volverá a ser reducida a una oficina apéndice del despacho presidencial, donde el michoacano colocará a un incondicional que le garantice el control absoluto del proceso para elegir al candidato presidencial de su partido. Ese incondicional ya tiene nombre y ya se apuntó con toda la venia de Los Pinos; se llama Gustavo Madero y será el sucesor de César Nava, quien dejará la presidencia de su partido abandonado de la mano presidencial.

A Nava le negó Calderon el apoyo para que buscara la reelección y cuando acudió a Los Pinos a preguntar si tenía el respaldo para seguir al frente del CEN panista, como respuesta recibió un rotundo “no” y la orden terminante de que anunciara públicamente su renuncia al derecho estatutario que tenía para reelegirse por un periodo más y a cualquier interés en la candidatura presidencial.

Cuando el Presidente decidió retirarle el apoyo a Nava, ya tenía trazado el plan para llevar a la dirigencia al dócil senador Madero, quien será el encargado de dar apariencia estatutaria a la decisión que tome Calderón, llegado el momento, sobre quien será el abanderado panista al 2012.

Procesar la designación ya definida de Madero no será problema para el Presidente, que tiene el pleno control de la mayoría de los consejeros nacionales del PAN que elegirán a su dirigente en noviembre próximo. Así, Calderón, quien ya había tomado el control de su propio relevo con aquella reunión en Los Pinos, en la que convocó a los 11 suspirantes del blanquiazul rumbo al 2012, ocurrida a principios de julio pasado, ahora hace ajustes en el PAN, sacrifica al desgastado Nava y pone a otro incondicional suyo en el CEN para operar lo que viene.

Porque en aquel encuentro no fueron 9 sino 11 los panistas convocados por Calderón: tres gobernadores, Emilio González, Marco Antonio Adame y Juan Manuel Oliva; cinco secretarios deEstado, Ernesto Cordero, Heriberto Felix, Alonso Lujambio, Juan Molinar y Javier Lozano --Fernando Gómez Mont todavía acudió pero sólo en calidad de "testigo"-- y los legisladores panistas Santiago Creel, Francisco Ramírez Acuña y Josefina Vázquez Mota.

Ahí el Presidente les pidió abiertamente que dijeran quiénes tenían la intención de buscar la candidatura. Sólo tres alzaron la mano. A los demás Calderón les dio señales muy claras de por dónde iban sus afectos y proyectos, y les "sugirió", también sutilmente, que deberían mejor enfocarse a buscar la presidencia del PAN. Lo que no les dijo fue que ni siquiera eso soltaría y que el proceso para el relevo panista sería también definido por él.

El "pequeño priísta" que alguna vez Calderón reconoció llevar dentro --como todos los mexicanos, dijo entonces-- ya creció y se ha convertido en un gran dinosaurio panista que, nutrido de los vicios y los modos del más viejo y rancio PRI, hoy tiene garras afiladas, colmillos retorcidos y un grande y vigoroso dedo azul.

NOTAS INDISCRETAS...Si a los panistas les faltaba un motivo para terminar la expulsión del gobernador de Aguascalientes, Armando Reynoso Femat, ahí les va un dato: fue el único panista que asistió a la reunión en McAllen, Texas, en la que un grupo de gobernadores le dio su apoyo abierto a Enrique Peña Nieto y acordó trabajar por la candidatura del mexiquense y "blindarlo" de los ataques del gobierno calderonista. Al todavía mandatario panista lo vieron de lo más contento y entusiasmado en la reunión de "peñistas", en la que incluso fue recibido con un aplauso de sus colegas del PRI que lo recibieron como uno de los suyos. ¿Será que Reynoso ya tiene nueva camiseta ahora que le prohiban usar la blanquiazul?..El grupo parlamentario del PRI aprobó en su reunión plenaria de esta semana la propuesta de pugnar por un nuevo Reglamento de la Cámara de Diputados. La propuesta es del diputado Jesús Rodríguez, presidente de la Comisión de Prácticas y Régimen Parlamentario. En ese reglamento, que será impulsado por el PRI, se fortalecería el trabajo de las comisiones al dotarlas de más facultades para analizar, dictaminar y presentar iniciativas de ley ya consensuadas, listas para que el pleno sólo las apruebe. Para terminar con el rezago legislativo, se establece que las iniciativas que se presenten en una Legislatura sean todas desahogadas en el lapso que dure esa misma Legislatura, por lo que forzosamente tendrán que darles trámite, ya sea para aprobarlas o desecharlas, pero no podrán dejar iniciativas pendientes a la siguiente Legislatura. El tercer tema es entrarle de lleno al formato del Informe de Gobierno, para llegar con una propuesta ya amarrada para que el próximo año el Informe presidencial se realice ya con un nuevo formato y el Presidente acuda personalmente a explicar su documento... El tristemente célebre "gober precioso" se ha convertido en un auténtico acosador político para la alcaldesa de Puebla, Blanca Alcalá. Si ya antes de su estrepitosa derrota en los comicios estatales, en los que perdió la gubernatura, Mario Marín había cercado a la presidenta municipal de su propio partido, ahora ha recrudecido sus ataques, grillas y bloqueos contra la alcaldesa, a la que no le perdona su popularidad y aceptación entre los poblanos. Hoy, cuando ya los dos van de salida --ella seguro a alguna posición futura y él a la ignominia de su vergonzosa historia política y de gobierno--, Marín no le perdona a Alcalá, o tal vez no se perdona a sí mismo, el error de haber elegido mal a su candidato y, como lo hiciera con la periodista Lidia Cacho, quiere someter a la primera alcaldesa en la historia de Puebla, a "coscorrones politicos"... Dos priístas presidirán ambas cámaras del Congreso federal. En el Senado, Manlio Fabio Beltrones está firme en la presidencia y prepara su debut con una iniciativa de ley que enfrente el problema de los jóvenes "ni-nis"´. Mientras, en San Lázaro, Jorge Carlos Ramírez Marín será el priísta que presida la Mesa Directiva, aunque sólo por unos meses, pues el plan de Beatriz Paredes es que en marzo, cuando termine como presidenta del PRI, Ramírez le deje la Mesa Directiva. Se reivindican los dados. Escalera doble.

No hay comentarios.: