agosto 09, 2010

Insiste el PRI en volver al pasado

José Contreras
expedientepolitico@yahoo.com.mx
Expediente político
La Crónica de Hoy

Inexplicable, la actitud de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, de pedir que el presidente Felipe Calderón acuda a San Lázaro a entregar su cuarto informe de gobierno.

No se trata de una simple ocurrencia del diputado Jesús María Rodríguez Hernández, sino de toda una estrategia de los diputados del PRI para abrir el debate sobre el cambio de formato de la presentación del Informe Presidencial.

El cambio de formato para obligar al presidente de la República a que acuda cada 1 de septiembre a San Lázaro forma parte de la propuesta de reforma política de los diputados del PRI, que no es compartida por los senadores.

El buscapiés del diputado Jesús María Rodríguez fue lanzado unos cuantos días después de que el senador Fernando Castro Trenti emitiera un comunicado en el que llama a que se retomen los trabajos de la reforma política. La de los senadores, claro.

El presidente Felipe Calderón no acudirá a San Lázaro a presentar su cuarto informe de gobierno, en primera, porque no está obligado a hacerlo y en segunda, porque no se expondrá a convertirse en rehén de los diputados obradoristas.

Pero la cercanía del 1 de septiembre representa una excelente coyuntura para que los diputados del PRI revivan el debate en torno a reinstaurar el Día del Presidente.

Cuando intentan dar esta vuelta al pasado, los diputados priistas en realidad no piensan en Felipe Calderón, sino en quien ellos creen que podría ser el próximo presidente de la república.

En la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados se discute —aunque no de manera pública— un dictamen de reformas al artículo 69 de la Constitución que contempla reinstaurar el formato del Informe Presidencial con la asistencia del jefe del Ejecutivo a San Lázaro.

Y aunque la propuesta priista pasaba por establecer un diálogo entre el primer mandatario y los legisladores, ahora los diputados tricolores intentan empujar un formato muy parecido al que predominó durante todo el priato, en que el presidente leía su informe, recibía una respuesta del presidente de la Cámara de Diputados y se retiraba.

Los diputados del PRD y del PT que forman parte de la Comisión de Puntos Constitucionales no están de acuerdo con este intento del PRI de regresar al formato rígido que prevaleció durante varias décadas y piden que se promueva en auténtico diálogo entre poderes.

Los diputados incondicionales de Andrés Manuel López Obrador piden que ya se dictamine esa iniciativa, para obligar al presidente Felipe Calderón a asistir a la trampa de San Lázaro.

A los priistas no les urge tanto que se dictamine, pues tienen la mira puesta en el futuro cercano.

El formato del informe presidencial que obligaba al primer mandatario a estar presente en la sesión de Congreso general de cada 1 de septiembre fue eliminado en julio del 2008, cuando fueron reformados los artículos 69 y 93 de la Constitución.

Cuando el dictamen fue aprobado en el Senado, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales de este órgano, Pedro Joaquín Coldwell, celebró el que se diera fin al “evento faraónico” en que se había convertido la ceremonia del Informe Presidencial.

Los diputados del PRI intentan revivir ese “evento faraónico” y reinstaurar la cláusula de gobernabilidad, para garantizar que quien ellos creen será el próximo presidente de la República, cuente con la mayoría absoluta en el Congreso.

Buscan con ello volver al presidencialismo imperial, volver, pues, al pasado.

OFF THE RECORD

**ESPINOSO ASUNTO

Este lunes se reúne el CEN del PAN y uno de los puntos en la agenda es la posible expulsión del ex dirigente nacional, Manuel Espino Barrientos.

César Nava apoya la idea de que Espino sea expulsado, sobre todo a raíz de que comparó al presidente Felipe Calderón con Hugo Chávez.

El asunto no es tan sencillo, pues descalificar al presidente de la república no está entre las causales de expulsión contempladas en los estatutos del PAN.

Un proceso de expulsión mal encauzado podría provocar la intervención del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Espinoso, muy espinoso, el asunto.

**DROGAS…EL DEBATE

Del 2007 a la fecha se registraron 322 mil 572 muertes por consumo de tabaco y alcohol.

Con esta cifra, la presidenta de los Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cáceres, fundamentó su posición en contra de la legalización de las drogas.

Dice la funcionaria que una legalización incrementaría las muertes por consumo de estupefacientes.

Su postura coincide con la del secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, quien sostiene que legalizar las drogas iría en detrimento de la salud de los mexicanos.

El debate sigue y eso es saludable.

**REFORMA DEL DF, YA

No hay que despegar la vista de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

En los próximos días habrá un importante anuncio relacionado con la Reforma Política del Distrito Federal.

Quienes conocen las negociaciones aseguran que la reforma será aprobada por consenso.

Se habla de impulsar la creación de la Ciudad Capital, con autonomía y derechos ciudadanos y políticos plenos.

Este tema ha hecho trabajar horas extra a los operadores políticos de Alejandra Barrales y Marcelo Ebrard.

El resultado, al parecer, será positivo.

No hay comentarios.: