agosto 08, 2010

La Reserva del Manantial en medio del desierto

Luis Manuel Guerra
quimicoguerra@gmail.com
La Crónica de Hoy

Existen los milagros. Lo que pasa es que los seres humanos de la época actual somos tan materialistas, que nuestra mente y nuestros sentidos están anquilosados, y ya no tenemos la capacidad de reconocerlos.

El aviario “El Nido”, creado por el Dr. Jesús Estudillo en Acozac, del que he escrito varias veces en este espacio, es uno de esos milagros. Pero el día de ayer, sábado 7 de agosto de este año, en medio del desierto de Mojave, en el estado norteamericano de Nevada, me topé afortunadamente, y causalmente (que no casualmente), con otro milagro: la “Reserva del Manantial”, Spring Preserve, que se encuentra a escasos cuarenta minutos de Las Vegas.

Resulta que este sitio tuvo los únicos manantiales que brotaban espontáneamente a nivel de suelo que permitieron sobrevivir en uno de los ambientes más inhóspitos del planeta a las tribus nómadas originales de los navajos y los apaches. ¡Hace cinco mil años! En los años treinta del siglo pasado, como resultado de las cruentas matanzas entre traficantes de bebidas alcohólicas derivadas de la prohibición (Chicago con Elliot Ness), el gobierno federal de los Estados Unidos levanta esta prohibición y promueve que las grandes fortunas derivadas del tráfico ilegal de bebidas embriagantes se inviertan en negocios lícitos, en los cuales los otrora delincuentes pudieran usufructuar su fortuna, haciéndola productiva en empresas cercanas a su actividad anterior: el espectáculo.

Surgen así Las Vegas, uno de los sitios de mayor crecimiento en la Unión Americana y que mantiene hoy en día un ritmo de progreso impresionante. La última vez que estuve aquí, en 2000, esta ciudad tenía un millón doscientos cincuenta mil habitantes. Hoy tiene dos millones de habitantes. Por cierto, el nombre mismo “Las Vegas”, surge de los humedales que había en ese entonces, y que conformaban las ciénegas que hoy se están rescatando.

Parece increíble, viendo el desierto del Mojave desde el avión, que hubiese existido un oasis en estas enormes extensiones de tierra aparentemente desnudadas de toda vida. El vertiginoso crecimiento de Las Vegas significó una alteración casi irreversible del hábitat natural de estos humedales desérticos. Sin embargo, ya en 1978, conservacionistas de la localidad consiguieron que noventa hectáreas de los humedales originales, se incorporaran al Registro Nacional de Preservación Histórica lo cual le brindaba al sitio protección legal.

Así se evitó que una autopista planeada para pasar por en medio del área de conservación se modificara en su trazo para proteger el hábitat que se considera como el lugar de nacimiento de Las Vegas. Este sitio es propiedad de la autoridad del agua del Valle de las Vegas. Dándose cuenta de que poseían un lugar de gran importancia biológica e histórica, esta autoridad decide compartir esta riqueza con la comunidad, iniciando una serie de consultas de cómo se debía manejar el área. Se decide por parte de todos los involucrados crear “La Reserva del Manantial”.

Este tesoro se administra por la autoridad del agua con una combinación virtuosa de aportaciones estatales, donaciones de corporaciones y de individuos, la consecución de fondos a nivel nacional y de un apoyo anual de la autoridad misma del agua. Esta reserva tiene como objetivo fundamental la educación ambiental, y está cumpliendo muy exitosamente este objetivo en los escasos tres años que lleva operando.

Más allá de las cuestiones puramente ecológicas, y tomando correctamente en cuenta que la sustentabilidad se basa tanto en el medio ambiente como en la responsabilidad social y en la viabilidad económica, esta Reserva instrumenta cursos y programas de arte y cultura, así como talleres en permacultura y manejo armónico de los recursos naturales.

Es un verdadero gusto el visitar y gozar este lugar. Conócelo a través de www. Springpreserve.org

© Algunas de las atracciones educativas

El Springs Preserve es una institución cultural con un área de 180 hectáreas destinadas a conmemorar la historia dinámica de Las Vegas y para proporcionar una visión de un futuro sostenible. Ofrece una serie de museos, galerías, conciertos al aire libre y eventos, coloridos jardines botánicos y un sistema de senderos interpretativos que serpentea a través de un hábitat de humedales escénica.

Esta área fue diseñada para que los visitantes conozcan a los habitantes originarios y que hicieron de los manantiales en el Valle de Las Vegas su hogar.

Así, Natural Mojave Gallery (Galería natural del Mojave) cuenta con exhibiciones interactivas que exploran la historia geológica del desierto del Mojave y la formación del Valle de Las Vegas y los manantiales.

People of the Springs Gallery (Galería de la gente de los manantiales) incluye 33 exhibiciones enfocadas en la historia cultural de Springs Preserve y del desarrollo de Las Vegas. Se exhiben las reconstrucciones de viviendas de los nativos americanos y una recreación en multimedia del remate de tierra de Las Vegas en 1905. La llegada del ferrocarril se destaca con un carro de tren que se puede explorar.

Sobre la conservación ecológica, Springs Preserve cuenta con el Desert Living Center (Centro de vida en el desierto), un complejo de cinco edificios y 43 exhibiciones.

No hay comentarios.: