agosto 31, 2010

Los cobardes violentos del SME

Ciro Gómez Leyva
gomezleyva@milenio.com
La historia en breve
Milenio

Nadie me lo contó. Bajé de mi oficina en MILENIO unos minutos antes de las siete de la noche, porque me avisaron que un grupo del SME, que acababa de cerrar el cruce de Morelos y Bucareli, había tratado de arrebatarle la cámara a uno de nuestros reporteros. Y que estaban especialmente agresivos, amenazando con golpear a quien se atreviera a hacerles una imagen. ¡Chingada madre, ni que fueran Los Zetas!

Caminé 50 metros, llegué con nuestros camarógrafos a la esquina de Enrico Martínez y Morelos, a 100 metros del bloqueo, en el momento en que una veintena de ellos rompían los vidrios de una destartalada camioneta Nissan y golpeaban al chofer, un tipo al que uno de los del SME acusó de ser un perro traidor de la CFE. La plasticidad perfecta: una horda indignada del pueblo bueno agrediendo a un traidor en proporción de 20 a uno.

Transmitimos la imagen en MILENIO Televisión. Se ve con claridad quiénes rompen los vidrios y golpean. Se ve incluso a uno que roba una maleta, o un bulto, del asiento de la Nissan.

Basta ya de esta impunidad. El SME fue al Congreso y perdió. Fue a la Suprema Corte y perdió. Fue a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y ayer se enteró que había perdido también. Entonces se enojaron y salieron a golpear y a intimidar, sin éxito, a los periodistas a los que, como al pobre hombre de la Nissan, consideran traidores a la causa.

Las autoridades del Distrito Federal no tendrán excusa para no buscar, detener y poner ante un juez a esos cobardes disfrazados de luchadores sociales ofendidos.

Basta ya de creerles cuando dicen que “los medios criminalizamos su protesta”.

Son unos cobardes.

No hay comentarios.: