agosto 16, 2010

Parte de guerra

Rubén Aguilar
Consultor y profesor de la Universidad Iberoamericana
ruben@afanconsultores.com
Lo que quiso decir...
El Economista

En México la incidencia de marihuana es de 4%, en Chile es de 27.7%, ¿para qué tantos muertos?

Son 28,000 los asesinados del 1 de diciembre del 2006 al 31 de julio del 2010, en el marco de la estrategia de “guerra” declarada por el presidente Calderón para solucionar el problema del narcotráfico.

Las cifras vienen del Cisen y fueron proporcionadas por su director, Guillermo Valdés, durante su intervención en el Diálogo por la Seguridad, Evaluación y Fortalecimiento, encabezado por el Presidente de la República. Ahora se tiene una cifra oficial unificada de lo que ha costado la estrategia, que de seguir en sus actuales términos podría calcularse que llegaría a los 50,000 asesinatos al final del sexenio.

El Director del Cisen, hombre de principios y formación humanista, dijo también que se había capturado a 59,000 narcotraficantes, e incautado 34,699 vehículos, que equivalen a 600 millones de dólares.

Añadió que se habían decomisado 84,000 armas, entre cortas y largas, y que en estos tres años y medio habían tenido lugar 963 enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y el crimen organizado, que equivale a uno diario.

El Director del Cisen en su presentación, al igual que se hacía en las otras administraciones, comparó los datos con los del gobierno anterior, como prueba de que ahora se hace un mejor trabajo.

La sumatoria, también como en los gobiernos de Zedillo y Fox, para no ir más atrás, no ofrece ninguna evidencia del éxito de la estrategia ni de que las fuerzas del Estado estén ganando la “guerra”.

El parte de guerra leído por el Director del Cisen ofrece números, pero no un análisis sobre si la estrategia, más allá de las sumas, está dando resultado y conduce a la victoria. Eso es lo que se espera.

Dijo también que de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Adicciones, 6.0% de la población, entre 12 y 65 años, dijo haber consumido alguna vez en su vida una droga (índice de incidencia). Es el dato más revelador de todos.

Demuestra que el consumo es un problema marginal en la sociedad mexicana. En 1998, de acuerdo con las mismas fuentes, respondió lo mismo 5.27 por ciento. En 12 años el incremento ha sido sólo de 0.73%, menos de 1 punto.

La OMS establece en 7.8% el índice mundial de incidencia que es 34% superior al de México, y está muy por debajo de Estados Unidos con 42.40% (11 de cada 17 estadounidenses dicen haber consumido drogas alguna vez en su vida). Es el más alto del mundo y no hay “guerra”.

En México la incidencia de marihuana es de sólo 4.4%, en Chile, 27.1%; Argentina, 16.7%; Bolivia, 16.9%, y Uruguay, 14.0 por ciento. La incidencia de cocaína es de sólo 2.5%, en Argentina, 8.25%; Chile, 6.4%; Uruguay, 4.6%, y Bolivia, 4.0 por ciento. El consumo de drogas no es un problema significativo en el país. ¿Para qué tantos muertos?

No hay comentarios.: