septiembre 01, 2010

Danzón dedicado a...

Marielena Hoyo Bastien
producciones_serengueti@yahoo.com
Animalidades
La Crónica de Hoy

Refería Juan de Antioquia (347-407), luego santo, pero antes conocido también como Juan Crisóstomo dada su gran elocuencia, que habiendo dotado Dios a los demás animales de la velocidad en la carrera o de la rapidez en el vuelo, y de garras, dientes o cornamenta para su defensa, a los humanos nos había dado como fortaleza la creencia en él, y a ello me atengo… porque de otra forma difícilmente puede sobrevivirse sin esa terrible desolación en que nos dejó una de las más recientes fechorías del “crimen organizado”. Me refiero al asesinato de los 72 transmigrantes cuyo pecado fue simplemente querer salir de la pobreza. Sabrá Dios lo que pasaron antes de morir… las mujeres… Y lo peor es saber que hechos como ese son acciones comunes… ¿qué esperar entonces para la fauna, cada vez más abusada y maltratada?, pero…

Como la vida sigue… permítaseme entonces comenzar mi tema dedicando el primer danzón a Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, que dedicado por entero a la próxima cumbre de Cancún por el cambio climático, debe tocar tierra un momento para decidir definitivamente el asunto CABO CORTÉS-CABO PULMO, si no quiere que le reviente públicamente para diciembre. Pero también se requiere su intervención contra QRR, ante la serie de irresponsabilidades y desconocimientos que terminaron con la vida de 158 polluelos de clarín-jilguero traficados por AUGUSTO RAMÍREZ ROMERO, toda vez que el calvario de los animales comenzó, sí, desde su captura, pero se remató al haber descortinadamente ordenado un Ministerio Público, que las delicadas aves fueran trasladadas a las ¿instalaciones? de la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Pública del D. F., donde tampoco se procedió debidamente, esto es, canalizando las criaturas donde tuvieran al menos una mínima oportunidad de sobrevivir. Lo anterior, sin menoscabo de ordenar a quien se deba, la implementación de recorridos de sensibilización por las Agencias del MP a cargo de la Procuraduría General de la República, ya que aunque supuestamente existe un protocolo para estos casos, tales funcionarios deben entender que el resto de animales son vida, que al igual que nosotros los humanitos también sienten física y emocionalmente, muriendo incluso más fácilmente. De otra manera sólo queda pensar que mejor ventaja hubieran tenido las crías en manos del infractor.

El segundo danzón va dedicado al Dr. Fernando Vargas Pino, titular de la Subdirección de Rabia y otras zoonosis de la Secretaría de Salud, por cuanto a raíz de que fueron ubicados focos rábicos activos en el Estado de México, no se previno al tiempo una posible e infundada reacción agresiva en contra de los perros. O sea, se cumplió, sí, con poner alto inmediato al riesgo, implementando para ello las medidas indicadas por Norma para eventos del tipo, más sabe Dios cómo y de qué forma fue informada o más bien aterrada la población, ya que al menos tengo conocimiento de tres casos, dos en el Municipio de Ecatepec (saludos cordiales a don Eruviel Ávila, su Presidente Municipal), y uno en Nextlalpan, donde se intentó el linchamiento eufórico de los canes. Dos salvaron la vida gracias a la intervención de aguerridas protectoras, pero lamentablemente un pitbuloide residente de Nextlalpan no corrió con la misma suerte y simplemente por salivar, seguramente a causa de su última perrería, fue diagnosticado con rabia por la gente que habiendo “llamado a la camioneta y no llegar el vehículo con el personal a tiempo”, procedió a la ejecución del animal colgándolo de un árbol y eso no se vale, como tampoco pasar por alto que algo o alguien falló en la aplicación del biológico preventivo en la entidad, demeritando así a uno de nuestros más confiables, mejores y reconocidos programas de salud. Por ello, solicito a nuestra máxima autoridad en rabia abrir un espacio de reflexión y análisis, ya que una cosa es proceder como está establecido y otra muy diferente hacerlo provocando una psicosis que está dando como resultado episodios de inmensa crueldad contra los canes.

El tercer danzón lo dedico a la estimada Nora Leticia Frías Melgoza, Subsecretaria de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública del D. F., puesto que corriéndome la amabilidad de informarme sobre la reacción del área a su cargo respecto al CASO CONDESA, me dejó más preocupada. Verán. Comunícame la funcionaria que desde el 10 de agosto del año en curso, o sea, más que inmediato a que nadie interviniera, y tan pronto se supo sobre la pretendida amenaza de darle muerte por medio de salchichas envenenadas a todo perro que osara transitar o permanecer sin correa en los parques México y España, personal operativo de la Brigada de Vigilancia Animal se avocó a realizar recorridos en busca de animales muertos, pero… realmente lo que se espera de una policía preventiva es precisamente que los animales no lleguen a ser cadáver, digo yo, que sigo esperanzada en que se lleve a cabo una acción coordinada entre la BVA y la policía cibernética, hasta dar con el origen del llamado criminal, que por ello mismo no debe ignorarse. Por otro lado, qué bueno saber que hay presencia constante de la BVA en los parques de la Condesa, puesto que son lugares donde a plena luz se imparten clases de adiestramiento canino, práctica que por noble que parezca está prohibida en el Artículo 25, Fracción X de la Ley de Protección a los Animales del D. F. , y hasta la fecha no se sabe de remisiones por el motivo, siendo especial responsabilidad de la Unidad referida conocer puntualmente el ordenamiento y proceder a su estricta vigilancia y cumplimiento, tal como corresponde también contra quienes “olvidan” las excretas de sus guaguás, y que provocaron y seguirán provocando levantamientos contra los animales, tratándose de una situación que si no se combate radicalmente, os lo aseguro, no mejorará, pues… contenedores para los desechos orgánicos los hay de tiempo. Aunado a ello, tenemos que al dejar libres a nuestros amados perros no tomamos en cuenta que hay gente o que no le gustan o que francamente les teme, como suele pasar de común con los niños más pequeños que se asustan tremendamente cuando algún perruno se les iguala, estallando en llanto y por lo tanto provocándose la inmediata y justa reacción de disgusto de los padres. Por cierto, respecto al uso obligatorio de la correa en los perros, la Ley de Cultura Cívica es muy imprecisa. Cita solamente como una infracción transitar libremente con los animales o transitar con ellos “sin adoptar las medidas de seguridad necesarias, de acuerdo con las características particulares del animal…” Algo habrá de hacerse entonces ¿no?

El cuarto y último danzón va dedicado a todos aquellos que como yo, estamos hasta el queque del maltrato a los animales. De ser así, súmense en contra de las “corridas de toros en México” visitando la ciberdirección: http://www.petitiononline.com/55400000/petition-sign.html, donde ya fichamos 23,554 sensibles personas. Para cualquier otro asunto o por el mismo.

Dejo a disposición mi correo electrónico: producciones_serengueti@yahoo.com

No hay comentarios.: