septiembre 03, 2010

Presidente descafeinado

Adrian Trejo
atrejo@callemexico.com
Calle Mexico

No hubo, en el mensaje del presidente Felipe Calderón, un nuevo decálogo para sus siguientes dos años ni el mensaje político que generalmente ocurre y es la nota principal de los diarios al día siguiente.

Fue un resumen de lo que antier habían dicho por separado los Secretarios de su Gabinete Legal.

Acaso el anuncio de la mudanza de la televisión análoga a la digital –programada para el 2020 y que mediante un decreto se adelantó- y la enésima petición para que todos, partidos y ciudadanos, respalden la lucha del gobierno federal contra el crimen organizado.

Nadie duda de las intenciones presidenciales a favor de un México mejor, con mayor justicia y menos pobreza; con certeza jurídica y menos corrupción.

Pero tampoco se puede negar que el de ayer fue un mensaje totalmente descafeinado, por decirlo de alguna forma. ¿Estará desanimado el Presidente?

* * *

La senadora priísta Rosario Green, no quiso hablar sobre el veto presidencial a la Ley General de Cooperación Internacional para el Desarrollo, aprobada en la Cámara Alta a propuesta suya.

El presidente Calderón justificó el veto con el argumento de que son responsabilidad y obligación del Ejecutivo federal las directrices de la política exterior.

Calderón acusó al Senado de invadir responsabilidades exclusivas del Ejecutivo Federal.

"En ese sentido, se comparte el criterio de importancia que motiva la presentación de la iniciativa. Sin embargo, éste incorpora diversos elementos que no son congruentes con principios constitucionales de suma relevancia como la división de poderes y particularmente la facultada exclusiva de la división de política exterior, así como el principio de distribución de competencias entre los ordenes de gobierno y órganos constitucionales", establece el Ejecutivo en el documento entregado al Senado.

* * *

Luego de desayunar en un hotel del centro de la ciudad, los gobernadores del PRI –electos y en funciones- decidieron trasladarse todos en un autobús al Palacio Nacional para escuchar el mensaje del presidente Felipe Calderón con motivo de su IV Informe de Gobierno.

Dicen que la decisión fue consensuada y con ella pretendieron enviar un mensaje de unidad al gobierno federal.

Y el que tenga oídos para oír, que oiga porque el mensaje tiene que ver con las discusiones que vienen en materia presupuestal.

Y créalo, eso sí tiene muy preocupados al gobierno federal y su partido.

A ver si a la hora de discutir el reparto de los dineros no se resquebraja la presumida unidad priísta.

* * *

Ahora que estamos tan justos de mentes lúcidas, se le ocurrió morirse a Germán Dehesa.

Escritor, dramaturgo, pero sobre todo un lector feroz, Dehesa tuvo la genialidad de convertir sus tragedias en comedias para divertimento de sus muchos lectores.

Poseedor de una finísima ironía y de un humor negro como pocos, Dehesa deja huérfanos de historias a sus muchos lectores y desamparada a la “Rosachiva’’.

De veras Germán, contigo no se puede. Hasta Montiel te va a extrañar. Nosotros ya lo hacemos.

No hay comentarios.: