octubre 27, 2010

Panistas a navaja libre

Joaquín López-Dóriga
lopezdoriga@milenio.com
En privado
Milenio

Lo que no quieres dar, luego te lo quita el viento. Florestán

El proceso de relevo de la dirigencia nacional del PAN se antoja como el más interesante en la vida de ese partido, pero también como el más virulento.

No hay antecedentes de cinco aspirantes ni del vuelco como el que ha dado el registro de Roberto Gil Zuarth, quien aparece como el candidato del presidente Calderón, llevando como principal operadora a la ex jefa de la Oficina de la Presidencia Patricia Flores y el respaldo de Germán Martínez y de Fernando Gómez Mont, quien en julio renunció a esa militancia y rompió con César Nava.

Desde los destapes se dejó ver el tono de lo que será esta campaña. Un Gustavo Madero quien no consultó con el presidente Calderón, siendo su coordinador en el Senado, y le avisó por teléfono, lo que produjo malestar en Los Pinos; un Francisco Ramírez Acuña que está en este proyecto cambiando la búsqueda de la Presidencia de la República por la de su partido; una Cecilia Romero tocada por la masacre de 72 emigrantes a su paso por la Instituto Nacional de Migración, y una sorpresiva Judith Díaz, de la cultura del esfuerzo panista.

Pero la verdadera sorpresa y factor desequilibrante y hasta punto de fricción en el proceso fue la irrupción de Gil Zuarth, un buen cuadro al que parecen llevar al Calvario a sus 33 años, y que ha dividido el voto de los panistas, calentado a los candidatos y endurecido su discurso.

Los padrinos son representativos: de Madero, don Luis H. Álvarez, y su esposa de Romero; de Ramírez Acuña, Santiago Creel, y de Gil, ya dije, Patricia Flores.

En este caso la ex funcionaria opera con el objetivo de aportarle los votos de los consejeros, sobre todo de los identificados más que con ella, con el presidente Calderón. Sus operadores son Jorge Manzanera, ex secretario de elecciones del PAN, y Rafael Jiménez, encuestador de Los Pinos.

A ver si el esfuerzo, y desgaste, de llevar a un calderonista a la presidencia del PAN para manejar la selección de su candidato presidencial no tiene un costo superior al beneficio, como suele ocurrir.

Porque si Gil Zuarth es un cuadro brillante del panismo, como lo es, ¿para qué lo meten ahora en esa trituradora?

Retales

1. ¡CHIHUAHUA! Preocupantes las declaraciones del gobernador César Duarte en el sentido de que el crimen organizado los ha rebasado en Chihuahua. ¡Qué será más adelante!;

2. COCOA. Parecería un error la candidatura de Luisa María Calderón en Michoacán, porque de perder en noviembre, la derrota sería de su hermano el presidente Calderón. Lo cierto es que Cocoa es la única que pinta allí. Y por eso la comida del cumple-destape con mil invitados; y

3. FUERO. Persiste el malestar entre las fuerzas armadas por el tono de la discusión en torno a la reforma del fuero militar, tema del que se sienten excluidos.

Nos vemos mañana, pero en privado.

No hay comentarios.: