noviembre 07, 2010

'Corte faraónica' y elecciones caras

Francisco Garfias (@panchogarfias)
www.elarsenal.net
Arsenal
Excélsior

En todas las áreas del sector público y en todos los niveles de gobierno se observan gastos injustificados y excesos inexplicables.

Una y otra vez le han pedido audiencia a Luis Videgaray, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. Una y otra vez les dicen sí, pero no les dicen cuándo. Se trata de un grupo de investigadores del CIDE, encabezados por Carlos Elizondo Mayer-Serra y Ana Laura Magaloni, que quieren hacer del conocimiento de los legisladores los resultados de la investigación sobre "El Uso y Abuso de los Recursos Públicos."

Los directores de este proyecto, que abarca dos años de investigación, pretenden que los diputados tengan acceso a los resultados de estos trabajos, que van en su primera etapa, antes de aprobar el Presupuesto 2011.

Pero el tiempo se les vino encima y Videgaray no da color. El gasto debe quedar aprobado antes del 15 de noviembre. Por eso adelantaron a este espacio parte de las conclusiones de las investigaciones. El miércoles próximo darán a conocer los resultados completos -de esa primera etapa- en conferencia de prensa.

Los investigadores del CIDE quieren que los diputados tengan una referencia real de cómo se gastan los recursos públicos que, año con año, reparten. La investigación revela, en palabras de Magaloni, una "corte faraónica"; pero también los "excesos inexplicables" en la CNDH, lo caro que cuesta el IFE; lo mal que se aplican los recursos en las procuradurías estatales; la "opacidad" que prevalece en los municipios.

"En todas las áreas del sector público y en todos los niveles de gobierno se observan gastos injustificados y excesos inexplicables. Esto, cuando la información nos permite saber en que se está gastando. La opacidad o la transparencia simulada impiden realizar un análisis riguroso respecto a donde se están destinando los recursos públicos", dice la introducción de estos "Cuadernos de debate."

Añade: "Algunas instituciones, organismos, partidas concretas o políticas públicas, tienen un elemento en común: son mucho más costosas que sus equivalentes, en términos internacionales".

Otra de las características distintivas es que el número de personas que laboran en esas instituciones es excesivo, creciente, y mucho mayor al de sus equivalentes internacionales.

Van botones de muestra: "El IFE rebasó en 2010, en el concepto sueldos y salarios, el nivel de sus promedios históricos y llegó este año al 50% de su gasto total". Otro: "Un gasto de 15 a 20 mil millones de pesos para sufragar el funcionamiento de nuestras instituciones electorales cada tres años, en un país con niveles de pobreza que ronda sistemáticamente 50% de la población, debe obligar a repensar el tema" .

De la CNDH: "Los datos comparativos a nivel internacional nos indican que tenemos el gasto en comisiones de derechos humanos más alto en términos absolutos. En términos per cápita es el segundo más caro, después del colombiano". Aún así, la CNDH pide, para 2011, un aumento en su presupuesto de 24 por ciento.

Y las procuradurías estatales: "El aumento constante que se observa en sus presupuestos no se ve reflejado, en gran la mayoría de los estados, en prioridades racionales para la resolución de los delitos graves." Es decir, la ineficiencia es mucha en materia de narcotráfico, homicidios, secuestros. Son eficaces, eso sí, en la persecución de delitos menores o administrativos, como robos pequeños o borrachos que se orinan en la calle.

* * *

Liconsa, la empresa que distribuye leche subsidiada a más de seis millones de personas en pobreza, sí anda en severos problemas financieros. El asunto es serio. Para 2011, el Gobierno Federal pretende transferirle recursos fiscales por dos mil 450 millones de pesos, una reducción real superior al 8% respecto a 2010, a pesar de que la Ley General de Desarrollo Social establece que "el presupuesto federal destinado al gasto social no podrá ser inferior, en términos reales al del año fiscal anterior".

Liconsa requiere al menos mil millones de pesos adicionales a los presupuestados por las autoridades hacendarias. Estos se podrían obtener, dicen en la empresa, si la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados autoriza incrementar el precio de la leche Liconsa en un peso por litro. Desde hace más de cuatro años este precio se mantiene en cuatro pesos, a pesar de que el costo de producción es mayor a siete pesos por litro debido al alza en los insumos.

* * *

Moraleja de la semana (cortesía de Bob Dylan) Cuántas muertes más serán necesarias para darnos cuenta de que ya han sido demasiadas.

No hay comentarios.: