noviembre 24, 2010

Dos Coreas

Sergio Sarmiento
Jaque Mate
Reforma

"Mira lo que es el poder: tener en tu mano los miedos de alguien más y mostrárselos". Amy Tan

Uno de los experimentos económicos y sociales más interesantes del último medio siglo se ha llevado a cabo en la península de Corea. Después de la Segunda Guerra Mundial, un mismo pueblo quedó dividido en dos zonas de ocupación, una soviética y otra estadounidense, de las que surgieron dos países, Corea del norte y del sur, que pelearon una guerra en la década de 1950 y que desde entonces se han desarrollado con dos sistemas económico-políticos diferentes. Corea del sur tiene una economía de mercado; la del norte, el sistema comunista más cerrado del mundo.

Las dos Coreas se ubicaban en los años cincuenta entre los países más pobres del mundo, con niveles de ingreso similares a los del África subsahariana. Tras la guerra de 1950-1953 Corea del sur empezó un proceso sostenido de desarrollo. Hoy el FMI la clasifica como la 30a economía del mundo por su Producto Interno Bruto per cápita de 27,938 dólares (2009, cifra ajustada por poder de compra). Los sudcoreanos tienen ya un nivel de vida de país desarrollado. Duplican el de México, a pesar de que en los años cincuenta las dos Coreas eran mucho más pobres que nuestro país.

Corea del norte ha permanecido estancada. El World Factbook de la CIA calcula para el país un PIB de 1,900 dólares por persona. Esto lo coloca en el lugar 154 de los 194 de esa lista.

Corea del norte ha sufrido fuertes hambrunas a lo largo de las décadas. Sólo ha podido alimentar a su población gracias a la ayuda recibida de la enemiga Corea del sur y de otros países del mundo. Se ha hecho común, de hecho, que el gobierno norcoreano ataque o amenace a Corea del sur para luego obtener ayuda alimentaria o financiera a cambio de apaciguarse.

Corea del norte parece estar viviendo una crisis política. A pesar de ser un país oficialmente comunista, ha establecido un sistema político monárquico. Kim Il-sung gobernó el país desde 1948 hasta su muerte en 1994 y fue sucedido por su hijo, Kim Jong-il, quien hoy tiene 69 años y aparentemente ha estado enfermo. El actual gobernante ha designado como sucesor a Kim Jong-un, el menor de sus tres hijos, quien debido a su juventud (tiene entre 26 y 27 años) ha sido al parecer cuestionado por la jerarquía militar y política. Kim Il-sung, el fundador de la dinastía, es objeto de una adoración divina similar a la que los antiguos egipcios o romanos les daban a sus faraones o emperadores; la constitución norcoreana, de hecho, lo considera "presidente eterno".

La decisión norcoreana de bombardear la isla de Yeonpyeong, en posesión de Corea del sur pero reclamada por Pyongyang, parecería una forma de unificar a las fuerzas políticas internas y exigir una vez más dádivas de Seúl y otros países.

A pesar de su debilidad económica, Corea del norte es una potencia militar. Según el Departamento de Estado de la Unión Americana el ejército norcoreano cuenta con 1.2 millones de efectivos. Esto lo hace el quinto ejército del mundo en número de tropas. Un 20 por ciento de los hombres norcoreanos de 17 a 51 años son parte de las fuerzas armadas. Corea del norte es el país del mundo con un mayor ejército en comparación con su población. El gobierno dedica un porcentaje muy alto de su presupuesto a las armas y cuenta al parecer con bombas nucleares.

No puede menospreciarse la nueva crisis en la península. Corea del norte tiene las motivaciones para iniciar una guerra y la fuerza para vencer o por lo menos para generar una enorme destrucción en una derrota.

TESTIGO PROTEGIDO

Seguramente tiene razón la PGR al desmentir las declaraciones de su "testigo protegido", Sergio Villarreal Barragán, El Grande, quien dice haber conocido al presidente Calderón y haber tenido apoyo del senador Guillermo Anaya cuando era presidente municipal de Torreón. Pero muchos de los casos de la PGR se basan en estos testigos beneficiados. ¿Cuándo se les debe creer y cuándo no?

No hay comentarios.: